¿Qué es un médico? Su guía para las carreras de médico

Ser médico es una carrera gratificante que te da la oportunidad de trabajar en un campo que ayuda directamente a las personas. Hay muchos tipos diferentes de médicos especialistas, lo que supone varias opciones profesionales gratificantes para usted. En este artículo, hablamos de los tipos de carreras que puedes elegir como médico y de cómo llegar a serlo.

¿Qué es un médico?

Un médico es una persona cualificada para ejercer la medicina. Un médico también se llama doctor o practicante médico y atiende a los pacientes de diversas maneras. Los diferentes tipos de médicos tienen especialidades y subespecialidades, pero todos los médicos se ocupan de mantener y restaurar la salud de los pacientes mediante el diagnóstico y el tratamiento. Un médico puede trabajar en un hospital, en un centro ambulatorio, en un centro de hospitalización o en su propia consulta.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar la carrera profesional

Tipos de médicos

Hay una variedad de médicos que poseen especialidades en determinados aspectos de la medicina y la atención sanitaria. Aunque la principal responsabilidad de todo médico es el bienestar de sus pacientes, cada uno tiene su propia especialidad y tipo de trabajo que realiza. A continuación se presentan algunos de los tipos de médicos más populares y en qué se especializa cada uno de ellos:

Relacionado: Trabajos bien pagados

Médico de atención primaria

Un médico de atención primaria es el primer médico que suele conocer cuando recibe atención médica. Antes de ser derivado a un especialista, un médico de atención primaria diagnosticará a los pacientes en función de sus síntomas y su historial clínico. Algunas de sus responsabilidades son el mantenimiento de la salud, la prevención de enfermedades y el diagnóstico y tratamiento de las mismas. Un médico de atención primaria puede ayudar con muchas preocupaciones médicas antes de que se conviertan en problemas, pero también puede remitir siempre a un paciente a un especialista cuando sea necesario. Tras una residencia de tres años, un médico de atención primaria tiene muchas oportunidades de subespecializarse en campos como la pediatría, la geriatría, la medicina interna y otros.

Médico de familia

Al igual que un médico de atención primaria, un médico de familia es un médico que diagnostica y trata a los pacientes basándose en los síntomas y el historial clínico. Un médico de familia también está capacitado para tratar a todos los miembros de la familia. Un médico de familia se encarga del diagnóstico y la prevención de las afecciones médicas generales. Realizan pruebas diagnósticas, como pruebas de colesterol para la prevención de la hipercolesterolemia, pruebas de azúcar en sangre para la prevención de la diabetes, asesoramiento para la pérdida de peso para la prevención de la obesidad y para dejar de fumar para reducir el riesgo de cáncer y enfermedades. Tras una residencia que puede durar entre tres y siete años, un médico de familia puede decidir subespecializarse en medicina de adolescentes, medicina geriátrica y medicina de hospicios, entre otras.

Pediatra

Un pediatra es un médico que se ocupa del bienestar de los niños. Los niños requieren cuidados especiales, y el trabajo de un pediatra consiste en atender los problemas de salud física y mental de los niños. Los pediatras pueden actuar como médicos de cabecera de los niños o pueden especializarse en otros campos específicos de los niños. La atención preventiva en forma de asesoramiento sanitario y vacunas es una de las principales preocupaciones de los pediatras, pero también pueden diagnosticar enfermedades y dolencias agudas y crónicas. Tras una residencia de tres años, un pediatra puede optar por subespecializarse en campos como la cirugía pediátrica, la neumología pediátrica o la cardiología pediátrica, entre otros.

Cirujano

La cirugía general es una especialidad que suele requerir un programa de residencia más largo. Los cirujanos diagnostican y tratan con cirugía a los pacientes que padecen una enfermedad o dolencia aguda. Durante su residencia, los cirujanos realizan procedimientos mínimamente invasivos mientras aprenden cirugías más invasivas a medida que progresan. Cuando un cirujano termina su residencia, puede subespecializarse en una cirugía específica, como el trasplante de órganos o la cirugía vascular.

Internista general

Un internista general es un médico de atención primaria que trata a pacientes adultos en régimen de hospitalización y ambulatorio. Después de una residencia de tres años, este tipo de médicos pueden continuar su práctica como internistas o seguir especializándose. Los internistas generales pueden diagnosticar y tratar una variedad de enfermedades y afecciones con medicamentos y asesoramiento. Tras completar un programa de residencia, un internista general puede decidir subespecializarse como inmunólogo, oncólogo, nefrólogo, reumatólogo, cardiólogo y neumólogo, entre otros.

Ginecólogo-obstetra

Un ginecólogo-obstetra es un médico que atiende las necesidades reproductivas de las mujeres, incluyendo el embarazo y el parto. Esta especialidad médica trabaja tanto desde el punto de vista médico como quirúrgico. Tras una residencia de cuatro años, un ginecólogo-obstetra puede especializarse en medicina materno-fetal, fertilidad, endocrinología reproductiva, etc.

Psiquiatra

Un psiquiatra es un médico que diagnostica y trata los trastornos mentales y del comportamiento. A diferencia de un psicólogo, un psiquiatra puede recetar medicamentos como antidepresivos y ansiolíticos. Tras completar una residencia de cuatro años, un psiquiatra puede especializarse en psiquiatría de adolescentes, psiquiatría de adicciones, etc.

Radiólogo

Un radiólogo es un médico que suele diagnosticar lesiones, enfermedades, dolencias y cáncer con el uso de ecografías, resonancias magnéticas y radiografías. Un radiólogo realiza una pasantía de un año y una residencia de cuatro años antes de especializarse en campos como la radiología nuclear, la radiología pediátrica y la radiología vascular, entre otros.

Oftalmólogo

Un oftalmólogo es un médico especialista que diagnostica y trata las enfermedades de los ojos. Un oftalmólogo es un cirujano ocular que puede realizar operaciones de córnea y cataratas. Un residente de oftalmología completará un año de prácticas y tres años de residencia antes de poder elegir una subespecialidad como neurooftalmología, cataratas y cirugía refractiva, patología oftálmica y oncología ocular, entre otras.

Anestesista

Un anestesista es un médico especialista que administra sedación o anestesia durante los procedimientos quirúrgicos. También puede mantener la gestión de las vías respiratorias y el soporte vital. Tras cuatro años de residencia, un anestesista puede subespecializarse en campos como la anestesia de cuidados críticos, la anestesia ortopédica, la anestesia cardiotorácica y la anestesia obstétrica.

Patólogo

Un patólogo es un médico especialista que estudia el desarrollo de las enfermedades. Estos médicos diagnostican enfermedades examinando tejidos, células y fluidos corporales. Los patólogos pueden realizar autopsias para determinar la causa de la muerte, pero también pueden determinar si es necesario un trasplante de órganos. Tras completar con éxito un programa de residencia, un patólogo puede especializarse en campos como la patología forense, la patología anatómica y la patología clínica.

Dermatólogo

Un dermatólogo es un médico que diagnostica y trata los trastornos relacionados con la piel, el cabello y las uñas. Los dermatólogos pueden realizar biopsias y otros procedimientos quirúrgicos. Un dermatólogo también puede diagnosticar enfermedades como tumores, enfermedades infecciosas, cáncer de piel y otras. Tras una residencia media de tres años, un dermatólogo puede especializarse en campos como la dermatología pediátrica, la dermatología cosmética y la dermatopatología, entre otros.

Cómo convertirse en médico

Estos son los pasos para convertirse en médico, antes de la posible especialidad:

1. Consigue una licenciatura's

El primer paso en su camino para convertirse en médico es asistir a un colegio o universidad y obtener una licenciatura. Una titulación relacionada con las ciencias y las matemáticas puede ayudarte a superar los futuros exámenes, y el voluntariado en hospitales o instituciones sanitarias puede proporcionarte experiencia antes de estudiar medicina.

2. Aprobar el examen de admisión a la universidad de medicina

Después de recibir tu licenciatura, el siguiente paso para convertirte en médico es entrar en la facultad de medicina. Para entrar en la facultad de medicina, debes aprobar el examen de admisión a la facultad de medicina. El MCAT te mide en una serie de conocimientos científicos, resolución de problemas y habilidades de razonamiento verbal.

3. Obtener un título de médico

Las buenas calificaciones y la aprobación del MCAT pueden ayudarte a ingresar a la escuela de medicina. Debes pasar cuatro años en la escuela de medicina, que consiste en cursos, más exámenes importantes y experiencias clínicas que pueden ayudarte a determinar qué especialidad o residencia quieres seguir. Obtendrás tu título de médico cuando te gradúes en la facultad de medicina.

4. Completar un programa de residencia

Dependiendo de la residencia o especialidad que estés considerando, podrías pasar tu primer año como interno en un hospital antes de que comience tu residencia. Los programas de residencia permiten a los aspirantes a médicos desarrollar sus habilidades en la especialidad de su elección mientras trabajan con pacientes. Las residencias pueden durar entre dos y siete años.

5. Conseguir una licencia médica

Todos los estados exigen que los aspirantes a médicos obtengan una licencia médica estatal antes de ejercer la medicina. Para recibir la licencia médica, debes aprobar un examen, entre otros requisitos, que varían según el estado. En el caso de los doctores, es necesario aprobar el examen USMLE. Si quieres convertirte en un D.O., tendrás que aprobar el COMLEX-USA. Después de pasar el examen requerido y ser aprobado por la junta médica de tu estado, lograrás tu licencia médica y podrás practicar la medicina.

6. Conseguir la certificación

Los que consiguen una licencia médica pueden solicitar un puesto de trabajo en una institución médica, un hospital u otra organización sanitaria. Algunos siguen trabajando en el centro donde completaron su programa de residencia. Si desea especializarse o subespecializarse en un campo concreto, es habitual que se requiera formación continua, capacitación, evaluaciones y valoraciones para recibir la certificación en su especialidad.

Te recomendamos

¿Cuántas horas trabaja la persona media a la semana?

8 maneras de mejorar las habilidades de conversación en el lugar de trabajo

Cómo estructurar un argumento eficaz en 5 pasos

Cómo encontrar valores atípicos

Cómo convertirse en un conductor de línea de transporte

¿Qué son los silos organizativos? Ventajas y desventajas y cómo romperlos