¿Qué es un programa de comunicación de riesgos?

Los empleados que trabajan con productos químicos pueden enfrentarse a varios riesgos para la salud. Por ello, se ha desarrollado un programa de comunicación de riesgos (HazCom) para mantener la seguridad y minimizar los daños. El programa es una guía de procesos y protocolos que los empleadores e importadores deben adoptar para comunicar sobre los peligros químicos de manera eficiente durante la manipulación, el envío y cualquier otro tipo de exposición. Esto incluye la normativa, las etiquetas, la gestión y el mantenimiento de las Fichas de Datos de Seguridad (FDS) de los productos químicos y la formación de los empleados. En este artículo, describimos qué es un programa de comunicación de riesgos, cómo funciona y los distintos elementos de los programas de comunicación de riesgos.

¿Qué es un programa de comunicación de riesgos?

La comunicación de riesgos es un conjunto de procesos establecidos para comunicar los riesgos laborales asociados a los productos químicos a todas las partes implicadas en su manipulación. La función principal de un programa de comunicación de riesgos es aumentar la concienciación sobre los productos químicos peligrosos para que los empleados sepan cómo reconocer, gestionar y manipular los productos químicos de forma adecuada y evitar o gestionar los riesgos potenciales.

Los empleados no sólo tienen acceso a esa información, sino que también pueden participar en programas de formación para protegerse mejor. El objetivo principal de estas iniciativas es proporcionar a los empleados la información y las habilidades que necesitan para mantener la seguridad para ellos mismos, sus compañeros y la comunidad. El éxito de un programa de comunicación de riesgos depende de la colaboración de la administración, los supervisores, los directivos y los empleados para minimizar los riesgos en la medida de lo posible.

Relacionado: La Jerarquía de Controles y las 5 Etapas de los Controles de Seguridad

¿Cómo funciona un programa de comunicación de riesgos?

Los programas de comunicación de riesgos tienen como objetivo concienciar a los empleados sobre las sustancias químicas utilizadas en el lugar de trabajo, proporcionando información sobre las mismas, identificando los peligros asociados y los efectos nocivos y proporcionando métodos de protección. En cuanto a los peligros químicos potenciales, hay dos tipos principales de riesgos: los riesgos ambientales en un entorno típico y durante calamidades previsibles. La información sobre estos riesgos se suele proporcionar en un programa estándar y se comunica de tres maneras:

Hoja de datos de seguridad del material o ficha de seguridad del producto

Estas fichas son documentos de síntesis que proporcionan información y consejos sobre las precauciones de seguridad. El fabricante o proveedor suele redactarlas en relación con un producto químico concreto para garantizar que las personas que manipulan sustancias químicas tengan la información necesaria para utilizarlas, gestionarlas y almacenarlas de forma segura. Los documentos suelen ajustarse al Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (SGA) de la ONU.

Etiquetas y señales de advertencia

Son dispositivos de comunicación visual que pueden incluir más de una imagen para alertar a las personas que manipulan los productos químicos. Estas señales están diseñadas para identificar correctamente los productos químicos y garantizar su manipulación segura. Estas señales incluyen comunicaciones como "Peligro," "Precaución" y "Advertencia," con diferentes colores que significan diferentes significados. He aquí algunos ejemplos:

  • Señales obligatorias: Suelen ser de color azul y transmiten la información que deben cumplir los empleados, normalmente para los equipos de protección individual (EPI). Por ejemplo, muchos lugares de trabajo pueden incluir una señal de «zona de cascos».
  • Señales de seguridad contra incendios: Estas señales, normalmente de color rojo, proporcionan la información necesaria en caso de incendio o de zonas susceptibles de sufrirlo.
  • Señales de prohibición: Se utilizan para indicar que un determinado acto o acontecimiento está prohibido. Estas señales suelen ser un símbolo de seguridad negro dentro de un círculo rojo cruzado. Por ejemplo, algunos lugares de trabajo pueden incluir una señal de "no fumar".

Programas de formación para empleados sobre los riesgos químicos en el lugar de trabajo

La formación proporciona más información a los empleados sobre los productos químicos. Los empleados no sólo deben aprender a identificar correctamente los productos químicos, sino que también deben formarse para manejarlos de la manera más segura posible para evitar cualquier accidente y gestionar adecuadamente las posibles lesiones.

Los empresarios suelen poner en marcha estos programas tras una evaluación adecuada de los productos químicos presentes en su empresa. Los empresarios formulan un plan por escrito sobre cómo se gestionará la comunicación de riesgos y proporcionan una lista o inventario de todas las sustancias químicas presentes en la empresa.

Relacionado: Cómo convertirse en un especialista en seguridad y salud laboral

5 elementos de un programa de comunicación de riesgos

Los programas de comunicación de riesgos contienen cinco elementos principales que se abordan en la Norma de Comunicación de Peligros (HCS), descrita por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del departamento de Estados Unidos. Entre ellos se encuentran el inventario de productos químicos, el programa escrito, las etiquetas, las hojas de datos de seguridad (anteriormente hojas de datos de seguridad de los materiales) y la formación. A continuación se explican en profundidad cada uno de los elementos y por qué cada uno de ellos es vital para el programa de comunicación de riesgos:

Inventario químico

Es esencial disponer de una lista exhaustiva y completa de todos los productos químicos peligrosos que se manejan en el trabajo. La creación de una lista es el primer paso para abordar cada uno de los peligros potenciales a los que pueden enfrentarse los empleados. Al hacerlo, se garantiza que no se pase por alto ningún producto químico ni ninguna información vital.

Fichas de datos de seguridad (FDS)

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) desarrolló un conjunto de directrices, el Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (SGA). Estas directrices definen los peligros, los clasifican y comunican la información sobre cada peligro y medida de protección en una FDS. Cada material peligroso identificado en el inventario de materiales del lugar de trabajo debe tener una explicación exhaustiva en la FDS. Las hojas de datos deben constar de 16 partes (cuatro de las cuales son opcionales) y la OSHA estipula que deben incluir detalles específicos, como la propiedad de cada producto químico, los peligros que plantea, el impacto medioambiental, las medidas de protección y las precauciones de seguridad para la manipulación, el almacenamiento y el transporte del producto químico.

La información de una FDS debe aparecer en este orden:

  1. Identificación de riesgos
  2. Información sobre los ingredientes
  3. Procedimientos de primeros auxilios
  4. Procedimientos de extinción de incendios
  5. Medidas de liberación accidental
  6. Almacenamiento y manipulación
  7. Equipo de protección personal (EPP)
  8. Características físicas y químicas
  9. Reactividad y estabilidad
  10. Información toxicológica
  11. Datos sobre el entorno
  12. Aspectos de la eliminación
  13. Información sobre el transporte
  14. Datos normativos
  15. Otros datos

Relacionado: Q&A: Todo lo que necesita saber sobre una carrera como especialista en seguridad

Etiquetar los materiales peligrosos

Los contenedores de materiales peligrosos deben tener etiquetas que describan la sustancia y adviertan de sus posibles peligros. Todos los materiales peligrosos deben estar etiquetados de acuerdo con la HCS, ya sea en la botella, en el ticket del lote, en el rótulo o en los papeles del proceso. La única excepción es el uso de contenedores portátiles para uso inmediato por parte del empleado que realiza el trasvase de productos químicos. Estas etiquetas deben tener el nombre del producto, la palabra de señalización, la declaración de peligro con un pictograma, la declaración de precaución y el nombre y la dirección de la empresa fabricante.

En algunos casos, se acepta el etiquetado diferente del Sistema Diamante de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA) y del Sistema de Información sobre Materiales Peligrosos (HMIS).

Relacionado: 25 Trabajos de seguridad y salud ambiental

Programa de comunicación de riesgos por escrito

Si una empresa concreta utiliza o fabrica productos químicos peligrosos, es necesario contar con un programa escrito de comunicación de riesgos. La estrategia debe proporcionar procedimientos para garantizar que todos los empleados conozcan los riesgos de la manipulación de productos químicos y estén familiarizados con las etiquetas y los símbolos asociados a cada forma de riesgo químico.

El etiquetado, el inventario de materiales, las hojas de datos de protección y las instrucciones suelen estar recogidos en el plan de estudios escrito. Los empleados deben poder acceder al plan porque debe ser adoptado, gestionado y actualizado. Además, son necesarias revisiones frecuentes para resolver condiciones cambiantes, como nuevos productos químicos o EPI.

Formación sobre el programa de comunicación de riesgos

Los empleados suelen recibir formación para identificar y trabajar de forma segura con productos químicos peligrosos. Un supervisor suele coordinar esta formación, mantiene registros de los esfuerzos de cada empleado y se encarga de que los nuevos empleados reciban la formación. La formación de los empleados debe abarcar los requisitos del programa, la ubicación de los productos químicos y el programa escrito preparado, incluida la hoja de datos de seguridad y una lista de los productos químicos.

Los empleados deben aprender a leer las hojas de datos de seguridad y a tratar habitualmente con materiales peligrosos. También deben saber qué hacer si se encuentran en una situación insegura o imprevista en la que podrían estar expuestos a sustancias químicas peligrosas. La formación periódica de actualización podría ayudar a mantener los conocimientos de los empleados al día.

Te recomendamos

Cómo convertirse en un BCBA en 2021

Los fundamentos de las opciones sobre acciones con incentivo

SaaS vs. PaaS vs. IaaS vs. DaaS: ¿Cuál es la diferencia?

Lema y eslogan: ¿Cuál es la diferencia y por qué son importantes?

4 tipos de espacios confinados que puede encontrar en el trabajo

Una visión de la organización centralizada