¿Qué es una correlación positiva en finanzas?

La correlación positiva puede notarse y analizarse en diversas situaciones de la vida. Sin embargo, la correlación positiva es importante para que los asesores y analistas financieros presten atención a las inversiones financieras, ya que pueden utilizarla en los modelos financieros para identificar tendencias y relaciones entre variables. Si está interesado en desarrollar sus habilidades en la gestión avanzada de carteras, entonces es posible que quiera entender las correlaciones positivas y cómo identificarlas bien. En este artículo, discutimos qué es una correlación positiva, la diferencia entre correlación positiva y negativa, y cómo funciona la correlación con la beta, junto con ejemplos.

¿Qué es una correlación positiva?

La correlación positiva representa una relación entre dos variables que se mueven juntas en la misma dirección. Una correlación positiva se produce cuando una variable aumenta cuando la otra variable aumenta, y disminuye cuando la otra variable disminuye. Una correlación positiva en economía o finanzas puede reconocerse entre el precio asociado a un producto y la demanda del mismo.

La correlación positiva significa que una inversión suele subir cuando el mercado sube y bajar cuando el mercado baja. No mide la similitud de los rendimientos, sino la dirección del movimiento en el tiempo. Hay algunas situaciones en las que el precio subirá si aumenta la demanda, aunque la oferta disponible siga siendo la misma. Los inversores y los analistas se fijan en cómo se correlacionan los movimientos de las acciones dentro del mercado general y entre sí.

Las correlaciones positivas se mueven en las mismas direcciones y algunos ejemplos de ello son:

  • Aumentar tus horas de trabajo hará que aumente el importe de tu sueldo.
  • Una empresa gasta más dinero en publicidad y los clientes empiezan a comprar más productos o servicios de esa empresa.

¿Qué es la correlación negativa?

La correlación negativa también se conoce como correlación inversa y representa dos variables que se mueven en direcciones opuestas. Una correlación positiva perfecta puede representarse con este valor beta de +1,0 en estadística, mientras que 0 representa la ausencia de correlación y -1,0 representa una correlación inversa o negativa.

Las correlaciones inversas se mueven en direcciones opuestas y algunos ejemplos de ello son:

  • El saldo bancario disminuye debido al aumento de los hábitos de gasto de un individuo.
  • Un conductor aumenta la velocidad de su conducción diaria y su consumo de gasolina disminuye.
  • El mercado de bonos baja cuando las acciones empiezan a subir y el mercado de bonos va bien cuando las acciones no tienen un buen rendimiento.

¿Cómo funciona la correlación con la beta?

La correlación entre ciertas variables en el mercado de valores es importante de analizar para entender el riesgo y el rendimiento de algunas carteras de valores en las finanzas. La beta representa la medida más común de cómo se correlaciona el precio de las acciones de un individuo con el mercado más amplio de la bolsa.

Una acción está fuertemente correlacionada con el mercado si tiene una beta de 1,0. No hay riesgo sistemático cuando se añade una beta de 1,0 a una cartera de valores, pero tampoco hay garantía de que la cartera vaya a desarrollar más rentabilidad. El valor es teóricamente menos volátil que el mercado si se añade una beta de menos de 1,0 a una cartera, lo que significa que tener la acción en la cartera es menos arriesgado que no tenerla.

Un ejemplo de ello serían las acciones de servicios públicos, que suelen tener betas bajas porque suelen moverse más lentamente que algunas medias del mercado. Esto representa una correlación entre el riesgo de la acción con una beta baja y la lentitud de la rentabilidad basada en las medias del mercado. Cada variable se mueve en la misma dirección.

La seguridad de una acción será teóricamente más volátil cuando la beta sea superior a 1,0. Por ejemplo, si la beta de una acción es de 1,4, es probable que sea un 40% más volátil que el mercado. Los valores tecnológicos suelen tener betas más altas que la media del mercado o el índice de referencia. Si se añade una acción tecnológica a una cartera, significaría que la cartera es más arriesgada, pero también ha ganado la posibilidad de obtener más rentabilidad. Esto representa una correlación positiva entre las variables de riesgo y rendimiento cuando la beta es superior a 1,0.

Relacionado: Cómo utilizar los indicadores clave de rendimiento (KPI) para alcanzar los objetivos

Ejemplos de correlación positiva en las finanzas

He aquí algunos ejemplos comunes de cómo operan las correlaciones positivas en el mundo financiero:

Ejemplo: Imagina que utilizas una cuenta de ahorro con intereses que tiene un tipo de interés establecido. Se pueden acumular más intereses cuando se añade más dinero a la cuenta, tanto si se deposita más dinero como si se ganan intereses. Una subida del tipo de interés tendrá un efecto similar porque se correlacionará con un aumento de la cantidad de intereses acumulados, mientras que una bajada del tipo de interés provocará una disminución de la cantidad de intereses acumulados.

Ejemplo: Una empresa automovilística observa un aumento del 20% en la demanda de sus vehículos entre el año pasado y este. La empresa puede esperar vender más vehículos, lo que llevaría a una mayor demanda de servicios de mantenimiento de automóviles. El aumento de la demanda de un sector puede afectar a otros similares, como la relación y correlación positiva de las ventas de coches y el mantenimiento de vehículos.

Ejemplo: Pensemos en los precios de los billetes de avión. Si el coste del combustible aumenta, es probable que los precios de los billetes de avión también aumenten para los consumidores, porque los aviones no pueden funcionar sin combustible. Esto crea una correlación positiva entre los precios de las aerolíneas y los del combustible, ya que ambas variables aumentan juntas, independientemente de que las cifras financieras reales coincidan.

Ejemplo: Muchos economistas se han dado cuenta de que se suelen vender más coches y electrodomésticos cuando la economía va bien. Esto significa que cuantas más personas tienen empleo, más coches y electrodomésticos se venden. Esto también significa que cuando la economía mejora, entonces los negocios de venta de coches y electrodomésticos mejorarán ya que más gente compra sus productos. Esto representa una correlación positiva porque una variable aumenta y la otra también.

Te recomendamos

Cómo escribir títulos en los ensayos (con consejos)

Habilidades fotográficas: Definición, consejos y ejemplos

Cómo hacer una anotación en el diario

Cómo hacer una conversación trivial

¿Qué es la adquisición estratégica? (Definición, beneficios y consejos)

Cómo convertirse en un traductor