Qué esperar al volver al trabajo durante la COVID-19

A medida que se reabren más negocios, los empresarios siguen tomando decisiones operativas basadas en los mandatos estatales y locales relacionados con el COVID-19, así como en la preparación para proteger la salud y la seguridad de sus empleados y clientes.

En este artículo, cubriremos las actualizaciones del funcionamiento de la empresa que podrías experimentar, los cambios probables en tu entorno de trabajo, cómo puedes esperar trabajar con otros y sugerencias sobre cómo puedes sentirte protegido al volver al trabajo.

Cambios en las operaciones de la empresa

Aquí tiene algunos cambios operativos comunes que puede esperar al volver al trabajo:

Exámenes de salud diarios antes de empezar a trabajar

Si trabaja en el lugar de trabajo, podría notar nuevos procedimientos para evaluar su salud antes de empezar la jornada laboral. Los CDC recomiendan a los empresarioes que lleven a cabo controles de salud privados y diarios antes de que el empleado llegue al lugar de trabajo o al llegar a él. Estos controles de salud pueden ser presenciales o virtuales y deben realizarse de acuerdo con las autoridades sanitarias estatales y locales.

Los exámenes de salud diarios pueden comprobar la existencia de una serie de síntomas compatibles con la presencia del COVID-19, como la fiebre alta. El proceso de detección puede incluir que se le pida que confirme que su temperatura es inferior a 100,4°F o 38,0°C y que no está tosiendo o experimentando dificultad para respirar. También pueden comprobar si tiene las mejillas enrojecidas o está cansado. Si la revisión se realiza en persona, el personal de la revisión no tiene que llevar equipo de protección personal, también llamado EPP, si puede mantener una distancia de 1,80 metros.

Mayor comunicación sobre su salud

La comunicación sobre su salud y la exposición a otras personas enfermas puede ser cada vez más importante. Al volver al lugar de trabajo también cabe esperar que los empresarios estén más atentos para animar a los empleados enfermos a quedarse en casa. Se recomienda que los empleados que muestren síntomas de COVID-19 (entre otros, fiebre, tos, dificultad para respirar y dolor de garganta) lo notifiquen a su empresario, se queden en casa y no vuelvan al trabajo hasta que se cumplan los criterios para suspender el aislamiento en casa. Debe informar a su empresario inmediatamente si descubre que ha estado expuesto a alguien que ha sido diagnosticado con COVID-19, incluso si no presenta síntomas.

Cómo ser proactivo

Puede ser proactivo preguntando a su empresario qué esfuerzos está haciendo para garantizar la salud y la seguridad de su equipo cuando se reincorpore al lugar de trabajo. Pregunte qué procedimientos existen si alguien se pone enfermo en el trabajo o si usted está expuesto a alguien que se pone enfermo mientras está en el trabajo.

Si utiliza el transporte público para ir al trabajo, pregunte a su empresario si puede ofrecerle alternativas para reducir el riesgo de exposición, como cambiar su horario de trabajo para que pueda desplazarse durante las horas menos concurridas o asegurarse de que tiene la oportunidad de lavarse las manos lo antes posible al llegar al trabajo.

Cambios en el entorno de trabajo

Cubiertas faciales obligatorias

Al volver al trabajo también se le puede animar o incluso exigir que lleve cubiertas faciales de tela. Dependiendo del tipo de trabajo que realices, la OSHA puede exigirte que lleves un EPI después de realizar una evaluación de riesgos. Si este es el caso, puede esperar que se le proporcione el EPP adecuado y que se le enseñe a utilizarlo correctamente.

Atención al lavado de manos

El lavado de manos sigue siendo recomendado como una de las mejores prácticas para reducir su riesgo de exposición. Los CDC recomiendan lavarse las manos durante al menos 20 segundos en momentos clave como:

  • Antes y después de los turnos de trabajo y de las pausas laborales
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar
  • Después de ir al baño
  • Antes de comer o preparar alimentos
  • Y después de ponerse, tocar o quitarse coberturas faciales de tela

Limpieza e higienización

Cuando’ Cuando vuelva al lugar de trabajo, considere la posibilidad de realizar una limpieza rutinaria de los objetos que se tocan con frecuencia, como los puestos de trabajo, los teclados, los teléfonos, los teclados biométricos y los sistemas de punto de venta. Para limitar la posible exposición, evite utilizar los teléfonos, escritorios, oficinas y equipos de trabajo de otros empleados siempre que sea posible. Si no puede’evitarse, límpielos y desinféctelos antes y después de su uso.

Trabajo a distancia

Otro cambio en el entorno de trabajo que puede esperar es la ampliación a opciones de trabajo semipermanente desde casa, cuando sea posible. Los CDC han recomendado que los empresarioes ofrezcan trabajo a distancia para las funciones que puedan realizarse de forma virtual.

Cómo ser proactivo

Si el trabajo a distancia no es una opción para usted, pregunte a su empresario qué otras opciones están disponibles. Si está inmunodeprimido o tiene un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave, pregunte a su jefe si hay otras oportunidades o tareas disponibles que puedan limitar su contacto con los clientes u otros empleados. Por ejemplo, si trabaja en el sector minorista, esto podría incluir el abastecimiento de estantes en lugar de trabajar como cajero.

Cambios en la forma de trabajar con los demás

Es probable que note cambios aconsejados en la forma de trabajar con los demás cuando vuelva al trabajo con un énfasis continuo en el distanciamiento social. He aquí otras formas en que los empresarioes pueden aplicar el distanciamiento social en el lugar de trabajo:

Creación de la distancia física

Puede esperar que se tome un cuidado adicional para mantener a los trabajadores y a los clientes a distancia o separados físicamente. Además del trabajo a distancia, algunas de las estrategias que han sido recomendadas por el CDC incluyen:

  • Ofrecer horarios de trabajo flexibles, como la rotación o el escalonamiento de los turnos para limitar el número de trabajadores en el edificio al mismo tiempo
  • Modificar los espacios de trabajo para aumentar el espacio físico entre los puestos de trabajo
  • Crear espacio entre el personal y los clientes ofreciendo “ drive-thru” opciones de servicio, añadiendo tabiques entre los clientes y los empleados, o prestando servicios virtualmente por teléfono o vídeo

También puede esperar ver un aumento de los marcadores visuales que fomentan la distancia y la limpieza. Mientras que todos estamos acostumbrados a ver carteles que animan al personal a lavarse las manos antes de volver al trabajo, ahora puede esperar ver calcomanías o marcas de cinta adhesiva que indican dónde situarse para permanecer a 1,80 metros de distancia.

Puede que ya esté experimentando cambios en su forma de reunirse y colaborar con los demás, y debe esperar que esto continúe. Es probable que las reuniones en persona se celebren de acuerdo con las normativas y orientaciones estatales y locales, y es posible que se restrinjan los viajes relacionados con el trabajo.

Otro cambio que podría ver es el acceso limitado o cerrado a las zonas comunes de reunión, como las salas de descanso, las cocinas o las salas de estar.

Cómo ser proactivo

Pregunte si hay nuevas políticas de la empresa relacionadas con el tiempo de enfermedad, la limpieza y la higienización de su área de trabajo y las reuniones y viajes de trabajo.