Cómo convertirse en tutor

La tutoría es una opción profesional interesante para cualquiera que disfrute aprendiendo y enseñando a otros. Los tutores instruyen a sus alumnos en disciplinas académicas en una variedad de entornos, muchos de los cuales están fuera de un aula tradicional. Si te gusta enseñar y tienes un diploma de secundaria o un título asociado, trabajar como tutor podría ser una excelente opción profesional para ti. En este artículo, analizamos las responsabilidades de un tutor, su potencial de ingresos y cómo desempeñar esta función.

¿Qué hace un tutor?

Los tutores proporcionan a los estudiantes una instrucción académica adicional a la que aprenden de sus profesores principales. Se reúnen individualmente o en pequeños grupos para ofrecer enseñanza y tutoría personalizadas. Pueden ayudar a los estudiantes a mejorar sus notas, a ponerse al día con el resto de la clase o a mejorar su comprensión de ciertas materias. Algunos tutores también se especializan en ayudar a los estudiantes a prepararse para los exámenes de acceso a la universidad, como el ACT, el SAT y el PSAT. Otras tareas de los tutores son:

  • Creación de un plan de clases detallado y personalizado para cada uno de sus alumnos
  • Enseñar a sus clientes a mejorar sus habilidades de estudio y aprendizaje independiente
  • Averiguar el origen de las dificultades académicas de un estudiante y ayudarle a encontrar una solución al problema
  • Comunicarse con el alumno, su familia y sus profesores para asegurarse de que el plan de clases del tutor' es suficiente y que sus métodos son eficaces

Relacionado: Buscar trabajos de tutor

Salario medio

Los salarios de los tutores varían en función de las materias en las que se especializan, su nivel de estudios y su ubicación geográfica. Para obtener la información salarial más actualizada de Indeed, haga clic en el enlace de salarios.

  • Salario común en EE.UU: 25,05 dólares por hora
  • Algunos salarios oscilan entre De 7,25 a 43,40 dólares por hora

Requisitos del tutor

Las personas deben cumplir requisitos educativos específicos para trabajar como tutores y pueden necesitar formación y certificaciones adicionales para trabajar en determinados estados o para ciertos empleadores.

Educación

Los tutores deben tener un título de secundaria antes de poder empezar a dar clases particulares a los alumnos. Algunos estudiantes universitarios encuentran trabajo como tutores de estudiantes de secundaria o de bachillerato mientras siguen trabajando para obtener una licenciatura o un máster. Si un tutor ha obtenido un título de cuatro años, está cualificado para dar clases particulares en su campo de estudio. Algunos tutores pueden obtener un título en educación si están interesados en enseñar en un aula tradicional.

Formación

Los tutores que deseen impartir clases particulares no necesitan más formación que una licenciatura y/o un certificado de tutoría. Sin embargo, si quieren trabajar en un aula, tendrán que seguir una formación educativa formal, como un certificado de ayudante de profesor o un título de asociado para la preparación de profesores. Si quieren trabajar para una agencia u organización de tutoría, es posible que también tengan que completar la formación adicional exigida por su empleador específico.

Relacionado: Carta de presentación de auxiliar de enseñanza

Certificaciones

Las certificaciones de tutoría no son obligatorias para los tutores, pero pueden mejorar las posibilidades de una persona de conseguir un trabajo bien remunerado. Las certificaciones proporcionan conocimientos avanzados sobre técnicas y métodos de enseñanza y hacen que un tutor sea un candidato más atractivo para el trabajo. La certificación la proporcionan la Asociación Nacional de Tutores, la Asociación Americana de Tutores y otras organizaciones cualificadas.

Habilidades

Los tutores necesitan varias habilidades específicas para orientar eficazmente a sus alumnos, abordar los retos académicos y fomentar la pasión por el aprendizaje. Estas son algunas de las habilidades clave que se utilizan en las tutorías:

  • Comunicación: Los tutores deben ser capaces de explicar conceptos y teorías a una variedad de edades y a estudiantes con una amplia gama de estilos de aprendizaje. Deben ser capaces de entablar una conversación con sus alumnos, provocar su participación en el debate y animarles a interactuar con el material de la lección. También deben ser capaces de comunicarse con los padres, los profesores y otras personas para asegurarse de que están satisfaciendo las necesidades de los alumnos.
  • Organización: Los tutores suelen recopilar y organizar sus propios materiales para las clases. También deben ser capaces de gestionar eficazmente una agenda que implica a múltiples clientes. Tendrán que llevar registros precisos para impartir las lecciones adecuadas a cada alumno y llevar un control de qué alumnos están aprendiendo qué materias.
  • Escuchar: Los tutores deben ser capaces de escuchar atentamente a cada estudiante para entender sus necesidades. Deben estar dispuestos a dedicar tiempo individual a un estudiante si éste considera que necesita privacidad para expresarse. Los tutores también deben estar dispuestos a escuchar a los profesores y a los familiares y a poner en práctica sus sugerencias para poder formular el mejor plan de enseñanza posible para un alumno concreto.
  • Creatividad: Los tutores tienen que ser capaces de mantener a sus alumnos comprometidos durante largos periodos de tiempo. Tendrán que utilizar su innovación y su pensamiento creativo para presentar el material de las lecciones de forma interesante y memorable. Algunos estudiantes buscan un tutor precisamente porque les resulta difícil aprender en un aula. Por lo tanto, los tutores pueden tener que utilizar técnicas poco ortodoxas para ayudar a los estudiantes a aprender el material.
  • Paciencia: La paciencia es una habilidad crucial para un tutor. A menudo, los estudiantes que necesitan tutores tienen dificultades para cumplir los estándares educativos. Algunos pueden incluso tener problemas de aprendizaje u otros desafíos. Un buen tutor puede tomarse su tiempo y dedicar el esfuerzo necesario para ayudar a sus alumnos a aprender y comprender. Los tutores saben que no todos los estudiantes pueden aprender al mismo ritmo y permitir que un estudiante aprenda en su propio tiempo podría ser exactamente lo que necesita para tener éxito.
  • Adaptabilidad: Los tutores eficaces pueden ajustar sus materiales a las necesidades específicas de cada estudiante. Si pueden adaptar su enfoque y sus métodos para ajustarse a diferentes situaciones, serán un activo para sus estudiantes. Los tutores que están dispuestos a comprometerse y a trabajar de acuerdo con las necesidades del estudiante tienen más posibilidades de tener un impacto positivo en él.

Relacionado: Ejemplos y muestras de tutor

Entorno laboral de los tutores

Los tutores pueden encontrar trabajo en diversos entornos, como colegios, sus casas, las residencias de sus alumnos, centros de aprendizaje y zonas de reunión neutrales. Los tutores suelen crear o proporcionar su propio material de estudio, que tendrán que transportar a los lugares de reunión y viceversa. Los tutores pueden enseñar a los estudiantes de forma individual o en pequeños grupos, dependiendo de la situación específica.

Relacionado: Aprende a ser profesor

Cómo ser tutor

Estos son los pasos más comunes necesarios para convertirse en tutor:

1. Obtenga un título

Los tutores necesitan al menos un título de bachillerato antes de buscar una certificación o empezar a dar clases particulares a estudiantes más jóvenes. Necesitarán una licenciatura antes de estar cualificados para encontrar trabajo en una agencia u organización de tutoría.

2. Obtener la certificación.

Los tutores pueden certificarse a través de asociaciones de tutoría acreditadas, como la American Tutoring Association, la Association for Tutoring Professionals, la College Reading and Learning Association y la National Tutoring Association. Los tutores tendrán que investigar qué certificación les conviene más, ya que cada asociación tiene diferentes requisitos para el nivel de experiencia y educación de un tutor.

3. Elegir una especialidad

La mayoría de los tutores se especializan en la enseñanza de determinadas materias. Entre ellas están el inglés, las matemáticas, las ciencias u otros cursos comunes. También pueden decidir especializarse en la preparación de aspirantes a la universidad para los exámenes de acceso a la misma, como el SAT y el ACT.

4. Fijar las tarifas y hacer publicidad

Si un tutor planea trabajar de forma independiente, puede establecer sus propias tarifas y es responsable de hacer sus propios anuncios. Los tutores tendrán que investigar el salario medio de tutores similares en su zona, así como la oferta y la demanda locales para fijar una tarifa adecuada. Los tutores pueden anunciarse en bolsas de trabajo en línea, publicar folletos en escuelas o bibliotecas o registrarse en sitios web de tutoría en línea para encontrar clientes.

Ejemplo de descripción del puesto de tutor

La Agencia de Tutoría de la Manzana Verde está buscando un tutor experimentado y fiable para unirse a nuestro equipo. El tutor será responsable de ayudar a los estudiantes a mejorar su rendimiento académico utilizando lecciones interactivas, métodos de enseñanza creativos y materiales atractivos. El candidato ideal tiene varios años de experiencia trabajando tanto con niños como con adultos jóvenes y puede proporcionar la instrucción especializada y la atención necesaria para materias específicas y la preparación de exámenes estandarizados. El tutor debe ser capaz de trabajar individualmente o con un pequeño grupo de estudiantes y será responsable de documentar su progreso y discutir los resultados con los padres, tutores y profesores.

Las funciones principales también incluyen:

  • Establezca objetivos personalizados para cada alumno
  • Colaborar con el sistema de apoyo del estudiante para evaluar con precisión sus necesidades.
  • Crean lecciones que abordan las necesidades específicas del estudiante y que se adaptan a su estilo de aprendizaje
  • Ajustar las lecciones para que se adapten al nivel de experiencia del alumno o los alumnos
  • Revisar los deberes diarios y ayudar a los estudiantes a completar tareas y proyectos

Carreras relacionadas

Las personas interesadas en dar clases particulares también podrían considerar las siguientes profesiones:

  • Profesor
  • Principal
  • Profesor

Te recomendamos

Cómo crear una estrategia a largo plazo en 8 pasos

Su guía para contratar un coach ejecutivo

Comprender los pasos del ciclo contable

ENCUESTA: Las 8 principales preocupaciones de la gente en torno al impacto de COVID-19

Cómo crear una base de conocimientos en 5 pasos (con consejos para su mantenimiento)

7 Ejemplos de procedimientos analíticos utilizados en auditoría