¿Qué hace una editorial musical?

Los compositores que quieran promocionar su música pueden beneficiarse de trabajar con un editor musical. Hay varios tipos de acuerdos de publicación, cada uno con distintos niveles de apoyo e instrucción. Al conocer las diferentes obligaciones de los editores de música, puedes decidir si contratar sus servicios y en qué grado.

En este artículo, hablamos de lo que hacen las editoriales musicales, examinamos los diferentes tipos de editoriales musicales, entendemos cómo funcionan y hablamos de cómo puedes permitir tu música para utilizarla en los medios de comunicación y en el cine.

Relacionado: Cómo convertirse en letrista

¿A qué se dedica una academia de música?

Cuando una obra se utiliza comercialmente, el editor musical se encarga de que los compositores y letristas reciban los derechos que les corresponden. A cambio de gestionar las canciones y garantizar el pago de los derechos, el editor musical se lleva una parte de las ganancias. El editor musical se encarga de las siguientes tareas:

Hacer tratos con los compositores

  • Promover las canciones para publicidad, películas o campañas promocionales
  • La concesión de licencias para las canciones que gestionan
  • El cobro de los derechos de licencia en nombre del compositor
  • Dar feedback a los compositores sobre su música y hacer sugerencias de cambios
  • Poner en contacto a los compositores para que colaboren en las canciones

Algunas editoriales se implican muy activamente en el trabajo de los compositores a los que representan, ofreciéndoles orientación y apoyo a lo largo del proceso creativo y promocionando en gran medida la música cuando está terminada. Otras editoriales se implican menos y sólo evalúan la composición terminada del compositor, tomando decisiones sobre la rentabilidad que creen que puede tener y comprando después parte de sus derechos. Las editoriales musicales menos implicadas ofrecen un apoyo creativo muy limitado. También tienden a ofrecer una promoción más limitada, generalmente respondiendo a las ofertas en lugar de generarlas.

Relacionadas: Cómo entrar en la industria musical

Tipos de editoriales musicales

Existen diferentes tipos de empresas editoriales, muchas de las cuales son sellos discográficos en sí mismos o están asociados a ellos. Normalmente se dividen en cuatro categorías diferentes:

  • Mayor: Estas son las mayores empresas editoriales y están asociadas a los principales sellos discográficos.
  • Afiliados mayores: Las grandes editoriales afiliadas son editoriales independientes que tienen acuerdos con grandes empresas editoriales para encargarse de la administración de las licencias.
  • Independiente: Estas editoriales autofinanciadas son responsables de su propia administración. No están afiliadas a ninguna gran discográfica.
  • Escritor-editor : Algunos compositores se encargan de su propia publicación. Pueden optar por contratar a alguien que se encargue de la administración de las canciones. Sin embargo, esta persona cobra por el trabajo que realiza, no por los ingresos que genera la canción.

Relacionado: 57 trabajos flexibles muy bien pagados para músicos

¿Cómo funcionan las editoriales de música?

Las empresas editoras de música obtienen ingresos a través de los derechos de autor y las tasas de licencia. La editorial musical suele obtener una participación del 50% por los derechos de autor de la canción. Sin embargo, el reparto entre el compositor y la editorial puede depender del tipo de acuerdo de publicación. Hay tres tipos principales de acuerdos de publicación de música:

1. Tratos de publicación completa

Este tipo de acuerdo de publicación se produce cuando un compositor cede el 100% de los derechos de una canción al editor. Cubre todo el contenido que el compositor crea dentro de la duración del contrato y, en muchos casos, se espera que el compositor produzca un número mínimo de canciones. Se espera que el compositor ceda los derechos de autor de por vida y el editor será el propietario de esa parte para siempre.

La ventaja de este tipo de acuerdo de publicación es que el editor promocionará de forma proactiva el material publicado por el compositor y lo promocionará en la industria. El editor también ofrece al compositor un anticipo que se recupera con el tiempo.

Aunque este tipo de acuerdo de publicación solía ser muy común en una época, hoy en día lo es menos. No obstante, sigue ocurriendo, sobre todo si el compositor es desconocido pero la editorial cree que tiene potencial. En esta situación, es probable que la editorial tenga que invertir una cantidad significativa de recursos para ayudar al compositor a desarrollar su carrera, lo que significa que la empresa está aceptando una mayor cantidad de riesgo. Por lo tanto, es habitual que pidan al compositor todos los derechos de publicación a cambio de ese riesgo.

2. Co-publicación

Este es el tipo de acuerdo de publicación más común que ofrecen las editoriales de música. Con este acuerdo de publicación, la editorial y la microempresa del compositor coeditan, dividiendo las acciones al 50%. Este tipo de acuerdo de publicación es particularmente común para los compositores que tienen algo de experiencia pero que todavía quieren el apoyo promocional que ofrece una editorial.

Este tipo de acuerdos también tienen una cierta duración de los derechos. Es decir, el compositor acabará recuperando todos los derechos de su música, aunque la duración de los derechos puede oscilar entre dos y hasta 20 años o más.

3. Acuerdos de administración

Con este tipo de acuerdo de publicación, el editor sólo es responsable de recaudar y auditar los derechos de autor para los compositores. En esta situación, el compositor mantiene el control total de los derechos de autor. Pagan al editor una tasa de administración, que suele ser del 10 al 25% de los ingresos que produce la canción. Un acuerdo de publicación como éste puede durar hasta cinco años.

Relacionado: Cómo convertirse en músico: Pasos y preguntas frecuentes

Cómo autorizar su música para utilizarla en el cine y los medios de comunicación

Conseguir que su música aparezca en los medios de comunicación y el cine no sólo puede ayudar a los compositores y músicos a ganar nuevos fans, sino que también puede permitirles generar ingresos. Para asegurarse de que se le compensa por el uso de su obra, tiene que asegurarse de que la música tiene licencia. La concesión de licencias de música es la principal forma en que los músicos reciben derechos por su trabajo. Hay tres estrategias principales que puede utilizar para licenciar su música para el cine y los medios de comunicación:

  • Coloca tu propio catálogo de música en bibliotecas musicales donde puedan encontrarlo las personas que buscan música para películas y medios de comunicación.
  • Lleve a cabo un acuerdo con una empresa de edición musical que busque, negocie y firme acuerdos de licencia por usted.
  • Establecer relaciones con los directores de música, los supervisores musicales y otros responsables de la selección de la música que se utiliza en las películas y los medios de comunicación.