10 cosas que debes hacer antes de dejar tu trabajo

Decidir dejar tu trabajo es una gran decisión y exige una cuidadosa reflexión para asegurarte de que estás tomando la decisión correcta. Sin embargo, si has decidido presentar tu dimisión, es importante que te prepares para tu partida, de modo que puedas dejar a tu empleador con una nota positiva y desarrollar un plan para tu próximo paso profesional.

En este artículo, exponemos las ventajas de prepararse antes de dejar el trabajo actual y enumeramos 10 consejos para prepararse para un cambio de carrera.

¿Cuáles son los beneficios de prepararse antes de renunciar a su trabajo?

Dado que renunciar a su trabajo puede ser una tarea desafiante que requiere una consideración profunda, puede ser muy beneficioso preparar su renuncia antes de presentarla formalmente. Estos son algunos de los beneficios que puede obtener si se prepara cuidadosamente antes de dejar su puesto:

  • Seguridad en sí mismo: Al renunciar a su puesto, es importante que esté seguro de que la decisión es la mejor para usted tanto a nivel personal como profesional. Al considerar detenidamente la posibilidad de dejar su trabajo, puede comprender mejor sus motivos para hacerlo y desarrollar un nivel de certeza que puede ayudarle a navegar por el proceso de dimisión con más confianza.
  • Relaciones profesionales intactas: Cuando deja su puesto, también deja atrás las importantes relaciones profesionales que ha construido con sus colegas y supervisores a través del contacto regular. Preparar su salida puede permitirle mantener el respeto y terminar su empleo en buenos términos para poder irse con las relaciones intactas.
  • Planes para el futuro: Uno de los aspectos más difíciles de dejar su trabajo es desarrollar un plan de carrera para el futuro. Al prepararlo, puede evaluar cuáles son sus necesidades profesionales, qué aspira a hacer, cómo piensa mantenerse y cómo quiere enfocar el proceso de búsqueda de empleo después de la dimisión.
  • Transición fluida: Cuando deje su puesto, puede sentir un cierto nivel de responsabilidad para ofrecer a sus colegas y a su supervisor una transición fluida que evite cualquier impacto negativo en relación con la carga de trabajo o la productividad. Al preparar su salida, puede ayudar a encontrar a su sustituto, ofrecerle recursos y asegurarse de que está preparado para asumir sus responsabilidades.

Relacionado: Cómo presentar su dimisión (con ejemplos de cartas)

Qué hacer antes de dejar su trabajo

Al dejar su trabajo, hay algunas acciones esenciales que puede tomar para preparar su salida. Estas acciones pueden ayudarle a evaluar su decisión, a elaborar un plan para sus futuras actividades profesionales, a mantener sus relaciones profesionales y a facilitar al máximo los cambios organizativos:

Evaluar si éste es el camino correcto para usted

Si aún no ha presentado su renuncia a su empresario, es importante que primero evalúe cuidadosamente si renunciar es lo correcto para usted. Es posible que quiera determinar si ha agotado todas las opciones internas para un cambio de carrera, como cambiar de función, buscar una mayor compensación o pedir un nuevo horario. Estas soluciones suelen requerir mucho menos esfuerzo que la renuncia y pueden permitirle encontrar la satisfacción renovada que busca al dejar su puesto. Después de evaluar sus opciones, si cree que renunciar es lo correcto para usted en este momento, este proceso puede ayudarle a encontrar una mayor seguridad en sí mismo.

Relacionado: Cómo saber cuándo es el momento de renunciar a su trabajo (con consejos)

Entender sus necesidades profesionales

Al renunciar a su trabajo, puede ser útil evaluar sus necesidades profesionales y lo que espera lograr al dejar su papel. Tal vez busque más tiempo libre, un trabajo en un sector diferente o un cambio de ubicación debido a necesidades particulares. Al tratar de identificar las necesidades que motivan su decisión de abandonar el trabajo, podrá comprender mejor lo que quiere de su carrera y cuáles son sus aspiraciones. A partir de aquí, podrá forjar más fácilmente un plan para su futura búsqueda de empleo.

Formar un plan de acción para después de la renuncia

Puede valer la pena que considere cuáles son sus planes después de dejar su trabajo. Es importante que comprenda sus necesidades profesionales, identifique la trayectoria profesional que le gustaría seguir, piense en cómo se va a mantener económicamente mientras tanto y desarrolle una idea de cómo será su búsqueda de empleo. Para ello, evalúe sus preferencias para un nuevo puesto y si le gustaría tomarse un tiempo libre entre los dos puestos, incluyendo cómo podría permitirse hacerlo.

Documente sus logros

Mientras sigue desempeñando su función, puede ser útil documentar sus funciones y logros en tiempo real para tener una representación precisa de su experiencia. A veces puede resultar difícil recordar todos los logros una vez que se ha dejado el puesto, por lo que hacerlo mientras se está trabajando puede evitar incertidumbres en el futuro. A partir de aquí, tendrá una lista completa de logros que podrá incluir en su currículum cuando solicite nuevos puestos de trabajo.

Pida recomendaciones o avales

En algunos sectores, es posible que necesite recomendaciones profesionales o avales de sus habilidades cuando solicite nuevos puestos. Por eso, antes de dejar tu trabajo, pide recomendaciones a tus compañeros o supervisores. Es más probable que le proporcionen un aval mientras esté trabajando activamente con ellos que después de haberse enterado de su dimisión.

Siga el protocolo de dimisión

El protocolo de dimisión en el lugar de trabajo puede variar según las organizaciones. Por lo tanto, es importante revisar el protocolo de renuncia que se indica en el manual del empleado o en el contrato. Es posible que tengas que avisar en un plazo determinado o presentar una carta formal en la que expreses tu intención de dejar tu puesto. Sea cual sea el protocolo, asegúrate de seguirlo para cumplir con la normativa y mostrar tu respeto por tus compañeros y tu supervisor durante todo el proceso de renuncia.

Relacionado: Cómo decirle a tu jefe que dejas el trabajo

Ofrece facilitar el proceso de transición

Una vez que tu supervisor y tus compañeros conozcan tu intención de dejar tu puesto, ofrece facilitar el proceso de transición buscando a tu sustituto, creando guías o recopilando recursos. Estas acciones pueden ayudar a garantizar que su sustituto comprenda el alcance de su nueva función y las estrategias que usted utilizó para lograr el éxito. Además, puede ayudar a evitar que sus colegas tengan que asumir una responsabilidad adicional que pueda afectar a su flujo de trabajo o a su productividad.

Guarde sus muestras de trabajo y cualquier archivo que no sea de su propiedad

Muchas organizaciones bloquean su acceso a las cuentas de correo electrónico y a los servidores en el momento de su dimisión para asegurar sus plataformas informáticas. Por lo tanto, antes de dejar tu trabajo, intenta guardar las muestras de trabajo, la información personal o los archivos no protegidos de tu época. Guardar estos elementos puede garantizar que no pierdas el acceso a ninguno de tus trabajos y ayudarte una vez que empieces a buscar trabajo. Esto es especialmente importante para los profesionales que necesitan crear carteras de su trabajo para mostrar sus habilidades y capacidades.

Exprese su gratitud y ofrézcase a seguir conectado

Cuando se prepare para dejar su trabajo, trate de expresar su gratitud a sus colegas o a su supervisor, especialmente si le ayudaron a crecer o a ser productivo en su puesto. Es un paso amable y profesional en el proceso de renuncia y puede ayudar a preservar tus relaciones más allá de tu permanencia en la organización. Además, si quiere seguir en contacto con sus compañeros de trabajo, considere la posibilidad de enviarles un correo electrónico con su información de contacto personal para que sepan cómo ponerse en contacto con usted una vez que se vaya.

Relacionado: Qué hacer cuando renuncie a su trabajo: 15 pasos

Reunirse con recursos humanos para evaluar su salida

Algunas organizaciones requieren que los empleados se sometan a procesos de renuncia específicos, como entrevistas de salida o evaluaciones organizativas. Por lo tanto, asegúrese de reunirse con un representante de recursos humanos (RRHH) para asegurarse de que cumple con todas las políticas mientras prepara su salida. Además, cuando se reúna con un representante de RRHH, puede pedir más información sobre cualquier prestación a la que pueda tener acceso como exempleado, incluida la indemnización por despido, la cobertura sanitaria limitada o la compensación por el tiempo libre remunerado no utilizado.