4 cosas que puede hacer con el 401(k) después de dejar su trabajo

Muchas empresas ofrecen planes 401(k) como forma de ayudar a los empleados a ahorrar para la jubilación. Cuando dejes tu trabajo, tendrás que decidir qué hacer con tu 401(k). Dependiendo de lo que hagas una vez que dejes tu trabajo, tienes varias opciones.

En este artículo, describimos cuatro opciones que tienes al decidir qué hacer con el 401(k) cuando dejas un trabajo.

¿Qué es un 401(k)?

Un 401(k) es un tipo de plan de jubilación que las empresas ofrecen a sus empleados. Se contribuye a la cuenta 401(k) mensualmente hasta un límite determinado. La cantidad que los empleados aportan a la cuenta 401(k) está limitada a un máximo de 19.500 dólares para el ejercicio 2020-2021. Para los empleados de 50 años o más, se les permite invertir 6.500 dólares más como «aportaciones de recuperación». Por este motivo, las aportaciones del empresario tienen el límite de deducibilidad del 25%. Sin embargo, los aplazamientos salariales están libres de este límite. En las últimas décadas, el plan de jubilación 401(k) ha ganado popularidad tanto entre los empresarios como entre los empleados. Se trata de un plan de jubilación cualificado en el que los empleados aportan parte de su salario y eligen si debe tributar antes de impuestos o al retirarlo.

El empleado también puede elegir el plan Roth 401(k), en el que la empresa financia la cuenta de inversión con dinero después de impuestos (hasta el límite de aportación). Este plan es ideal para quienes probablemente paguen más impuestos en la jubilación. No se cobran impuestos cuando se retira dinero de un Roth 401(k).

¿Qué pasa con su 401(k) después de dejar un trabajo?

Es cada vez más común que los profesionales cambien de trabajo varias veces a lo largo de su carrera laboral, lo que significa que la mayoría de la gente tiene que decidir qué hacer con el 401(k) después de dejar el trabajo. Al cambiar de trabajo o ser despedido, tiene que evaluar sus opciones sobre lo que hace con su cuenta 401(k).

Después de dejar su trabajo actual, tiene hasta 60 días para decidir qué pasa con sus ahorros para la jubilación. De lo contrario, sus ahorros se transferirán automáticamente a otra cuenta de jubilación. En la mayoría de los casos, las empresas tienen directrices claras que indican lo que puede hacer con su 401(k).

Qué hacer con su 401(k) después de dejar su trabajo

Antes de cambiar de trabajo, es útil saber qué puede hacer con su 401(k). Técnicamente, tiene cuatro opciones de 401(k):

Dejar su dinero con su antiguo empresario

Para algunas personas, la opción más plausible es dejar su inversión con su antiguo empresario. Esta opción le permite seguir haciendo inversiones con el dinero aunque no esté trabajando con ese empresario. En la mayoría de los casos, las antiguas empresas le permiten dejar su inversión si tiene más de 5.000 dólares en su cuenta de ahorro para la jubilación 401(k). Si su cuenta tiene menos de esta cantidad, su antiguo empresario puede decidir cobrar su plan y enviarle un cheque por el saldo.

La ventaja de esta opción es que le permite dejar su 401(k) con su antiguo empresario si éste le ofrece buenas condiciones. Dejar su cuenta de jubilación con su anterior empresario le permite esperar a que se abra el registro con su nuevo empresario.

Cuando deja sus ahorros 401(k) con su anterior empresario, el acceso a su dinero puede ser limitado. Algunos empresarioes pueden cobrar enormes comisiones de mantenimiento, aplicar restricciones a las opciones de inversión e impedir el acceso a sus ahorros hasta que alcance la edad de jubilación. A menos que esté a punto de jubilarse y sepa que no va a cambiar de trabajo con frecuencia, evite dejar su plan 401(k) con su antigua empresa.

Pasar a una cuenta de jubilación individual

Si no puede encontrar una nueva empresa o sus ahorros son inferiores a 5.000 dólares, es posible que quiera pasar su dinero a una cuenta de jubilación individual (IRA). Esta es también una opción ideal si su nuevo empresario no ofrece un plan de jubilación o las condiciones no son las que usted desea. A diferencia de las cuentas 401(k), las cuentas individuales de jubilación ofrecen un número ilimitado de opciones de inversión, como ETFs, bonos, acciones y fondos de inversión.

Una cuenta individual de jubilación tiene impuestos diferidos, lo que significa que usted pagará sus impuestos al retirarlos cuando tenga 59 años y medio. Una vez que alcance los 70 años y medio, estará sujeto a las distribuciones mínimas requeridas. Si realiza alguna retirada antes de cumplir los 59 años y medio, tendrá que pagar una penalización del 10%. También puede optar por una cuenta IRA Roth, en la que las distribuciones están libres de impuestos al 100%. Usted paga impuestos sobre la cantidad que ingresa en la cuenta.

Puede aprovechar los fondos de inversión de bajo coste en una IRA, lo que le permitirá ahorrar miles de dólares con el tiempo. Una vez que traslada su dinero, usted gestiona su cuenta IRA por su cuenta.

Relacionado: La guía completa para investigar una empresa

Transfiera su 401(k) a su nuevo empresario

Si cambia de trabajo y su nuevo empresario ofrece un 401(k), no tiene que preocuparse por lo que ocurre con el 401(k) si deja su trabajo — puede crear una nueva cuenta y transferir sus fondos a ella.

El plan 401(k) de su nuevo empresario puede ser flexible y ajustarse a sus opciones de inversión y objetivos financieros. Además, como es más fácil hacer un seguimiento de sus cuentas de inversión cuando están en un solo lugar, trasladar su dinero a su nueva cuenta 401(k) puede ser una buena opción. Los traspasos de 401(k) a 401(k) son sencillos y no incluyen impuestos ni penalizaciones.

Aprenda a transferir su antiguo 401(k) al nuevo antes de dejar su trabajo. Si recibe los ingresos de su antiguo empresario a través de un cheque o en efectivo, se aplica un impuesto obligatorio del 20% a los ahorros. Si no deposita el dinero en su nueva cuenta de jubilación en un plazo de 60 días, estará sujeto a multas e impuestos.

Retirar el dinero

Si no tiene otras opciones para su 401(k), puede optar por retirarlo. Al retirar el dinero, su empresa le enviará todo el saldo mediante un cheque o una transferencia bancaria. El cobro está sujeto a penalizaciones y a un tipo impositivo del 20%, que es mucho más alto que los impuestos medios. Si puede, considere la posibilidad de abrir una cuenta IRA en lugar de cobrar.

Cómo decidir cuál es la mejor opción para usted

Cuando decida qué hacer con su 401(k), considere estas opciones:

Tome nota de los préstamos existentes sobre su 401(k)

Si pidió un préstamo sobre su 401(k), se considerará impagado y tendrá que pagar impuestos sobre el saldo pendiente si decide cobrarlo.

Considere la posibilidad de realizar una transferencia directa de 401(k) a 401(k)

Si desea realizar una renovación, una transferencia directa de 401(k) a 401(k) podría ser ideal, ya que no conlleva costes adicionales. El traspaso a una cuenta IRA significa que tendrá que gestionar sus inversiones por su cuenta o contratar a un gestor financiero.

Busque empresas IRA con amplias opciones de inversión

Algunas cuentas IRA ofrecen oportunidades de inversión limitadas y tienen un coste bastante elevado. Tómese su tiempo cuando busque una cuenta que se adapte a sus objetivos de inversión.

Consolide sus ahorros

Si sabe que va a cambiar de trabajo a lo largo de su carrera, consolide sus ahorros en una cuenta 401(k) o IRA para facilitar su gestión.

Evite las penalizaciones y los impuestos

Puede beneficiarse de exenciones fiscales cuando ahorra en un plan 401(k). Sin embargo, evite penalizaciones e impuestos innecesarios no retirando su dinero antes de los 59 años y medio. Además, evite un cheque directo de su empresa porque le retendrán el 20% en concepto de impuesto sobre la renta.