Qué hacer cuando dejas tu trabajo: 15 pasos

A veces puede ser necesario dejar el trabajo si estás preparado para cambiar de función, de empresa o de carrera. Sin embargo, después de completar la difícil tarea de renunciar, comienza la búsqueda o el inicio de tu nuevo trabajo. Organízate y prepárate para el siguiente paso en tu carrera.

En este artículo, enumeramos 15 cosas que debes hacer después de dejar tu trabajo.

¿Por qué es importante saber qué hacer cuando dejas tu trabajo?

Cuando dejas tu trabajo, es importante estar preparado para lo que viene después, de manera que puedas prepararte para el éxito en tu nuevo trabajo. Los pasos que dé pueden afectar a:

  • Su estabilidad financiera
  • Su nivel de estrés
  • Su reputación en el sector
  • La rapidez con la que encuentre un nuevo trabajo
    • Planificar con antelación puede ayudarle a estar satisfecho con su decisión de dejar el trabajo y permitirle estar relajado y confiado en las entrevistas de trabajo o en su nuevo empleo.

      Relacionado: Cómo dejar un trabajo de la manera correcta

      15 cosas que hacer después de dejar un trabajo

      Aquí hay 15 cosas inteligentes que hacer inmediatamente y en los días y semanas después de dejar un trabajo:

      1. Limpia tu ordenador

      Si no limpiaste toda la información personal de tu ordenador del trabajo antes de renunciar, recuerda hacerlo antes de irte. Transfiere todos tus archivos personales, contactos, informes de rendimiento u otros documentos importantes fuera del ordenador utilizando un dispositivo de almacenamiento externo, unidades flash o una opción de almacenamiento en la nube. No sólo querrás eliminar toda la información personal del ordenador, sino que también podrías necesitar ciertos documentos para tu nueva búsqueda de empleo.

      2. Haz que tu transición sea suave

      Si no vas a dejar la empresa inmediatamente, haz que tu salida sea más fácil para tu jefe y tus compañeros documentando tus funciones y flujos de trabajo. Enumere sus tareas diarias, los proyectos en curso o existentes, la información de acceso, los contactos importantes y los consejos. Ofrézcase para ayudar a formar a su sustituto o a la persona que absorba sus funciones.

      3. Pida una recomendación

      Si deja el trabajo en términos positivos y tiene una buena relación con su jefe o sus compañeros, pregunte si puede incluirlos como referencias en las solicitudes de empleo. Si dicen que sí, confirme sus datos de contacto personales.

      4. Envíe una carta de agradecimiento

      En un plazo de una semana tras su renuncia, envíe a su antiguo jefe una carta formal agradeciéndole su orientación y apoyo durante su empleo. Sea genuino y proporcione ejemplos de situaciones significativas, como cuando su empresario le enseñó una habilidad importante o mostró generosidad. Si sigues teniendo una buena relación con tu antiguo jefe, puedes incluso invitarle a comer para darle las gracias. En cualquier caso, un agradecimiento formal es un gesto profesional que puede ayudarle a mantener las buenas relaciones con su anterior empresario o a obtener una recomendación de éste en el futuro.

      Relacionado: Cómo escribir una carta de agradecimiento profesional (con ejemplos)

      5. Actúa con profesionalidad

      Evita decir algo negativo sobre tus antiguos compañeros después de haber dejado la empresa. Incluso si dejas la organización porque no estabas de acuerdo con tu jefe o con las políticas de la empresa, guarda esta información para ti. Es probable que vuelvas a trabajar o a encontrarte con esas personas si sigues en el sector, así que mantén una actitud positiva. Si mantiene una relación profesional, es posible que le proporcionen referencias y recomendaciones en el futuro.

      6. Tenga una explicación

      Después de dejar un trabajo, su antiguo empresario, sus colegas, sus amigos, su familia y los jefes de contratación podrían preguntarle por qué lo dejó. Sepa cómo va a responder a estas preguntas para que su respuesta sea positiva. Las posibles razones para renunciar pueden ser:

      • Deseo de avanzar en su carrera
      • Necesidad de un nuevo reto
      • Cambio de carrera
      • Cambio de funciones
        • Estas son razones aceptables y comprensibles para renunciar a un trabajo.

          7. Desestresarse

          Después de haber completado la desafiante tarea de renunciar a su trabajo, permítase relajarse. Realice actividades para aliviar el estrés como meditar, tomar una clase de yoga, salir a caminar, practicar la respiración profunda o encontrar un lugar tranquilo para estar solo. Tómese un día o una semana para desestresarse antes de tomar grandes decisiones o de iniciar su nueva búsqueda de empleo.

          8. Cree un presupuesto

          Revalúe sus finanzas después de dejar su trabajo. Puede que tengas que vivir con menos dinero hasta que encuentres o empieces tu próximo trabajo. Reduzca los gastos caminando a los lugares en lugar de tomar taxis, cocinando las comidas en lugar de salir a cenar y pausando las suscripciones y membresías hasta que vuelva a ganar un salario.

          9. Permítete desahogarte

          Si dejas tu trabajo por un ambiente laboral o un liderazgo negativo, puede que necesites expresar tus sentimientos y desahogarte de forma saludable. Confía en un amigo cercano o en un familiar que no trabaje en el sector ni conozca a tus antiguos compañeros. Escribe tus pensamientos en un diario sobre el que puedas reflexionar en el futuro. Desahogarse puede ser bueno para su salud mental después de dejar un trabajo difícil o estresante.

          10. Mantén el contacto

          Comunícate de vez en cuando con tu antiguo jefe o compañeros para mantener esa conexión profesional. Recoge sus datos personales de contacto antes de dejar la empresa y diles que quieres seguir en contacto. Envía una carta de felicitación si un antiguo colega se casa o tiene un bebé. Deséales un feliz cumpleaños cada año. Reconecta con tus compañeros de trabajo más cercanos tomando un café. Uno de estos profesionales podría ayudar a tu carrera en el futuro.

          11. Tómate unas vacaciones

          El periodo entre trabajos puede ser el momento perfecto para viajar o irse de vacaciones. Tómate una o dos semanas para descomprimirte e ir a algún lugar que hayas querido visitar. Tus vacaciones pueden ser simplemente una noche con amigos, un fin de semana tranquilo de camping o un viaje de una semana con la familia. Aproveche este tiempo para dejar su antiguo trabajo en el pasado, evaluar sus prioridades y volver renovado y listo para empezar un nuevo trabajo.

          Si unas vacaciones no están actualmente en su presupuesto, disfrute de su afición favorita, trabaje en un proyecto casero o realice otra actividad personal para la que podría tener menos tiempo una vez que empiece su nuevo trabajo.

          12. Crea un plan

          Después de dejar tu trabajo, diseña un plan que te dé un propósito mientras estás temporalmente desempleado. Establece metas diarias, semanales y mensuales que incluyan objetivos a corto plazo, como solicitar un trabajo al día, y a largo plazo, como desarrollar nuevas habilidades. Elabore una lista de las cosas que quiere lograr y establezca plazos que le ayuden a conseguirlas.

          13. Actualice su currículum

          Si no ha revisado su currículum en años, actualice su formato y los detalles para incluir sus años de experiencia, logros y habilidades actuales. Cuando encuentre ofertas de trabajo que le interesen, edite su currículum para incluir palabras clave relacionadas con ese puesto. Las palabras clave del currículum utilizadas correctamente pueden ayudar a los sistemas de seguimiento de candidatos a recoger su currículum y a captar la atención de los responsables de la contratación.

          Relacionado: Cómo utilizar palabras clave y frases en su currículum y carta de presentación (con consejos y ejemplos)

          14. Sé productivo

          Mientras estés entre trabajos, mantén un horario y trata de ser productivo. Pon el despertador cada mañana para levantarte a una hora razonable, como las 8. En lugar de ver la televisión o dormir la siesta durante el día, asígnate tareas como limpiar la casa, hacer recados, hacer ejercicio o leer un libro. Estructure su día para poder adaptarse fácilmente a su nuevo trabajo. Empieza un blog, crea una página web o prueba un nuevo pasatiempo. Mientras tanto, solicita puestos de trabajo y practica para las entrevistas.

          Relacionado: Cómo preparar una entrevista

          15. Ten paciencia

          Si no has aceptado un nuevo trabajo antes de dejar el anterior, debes buscar y solicitar las vacantes. Encontrar un nuevo trabajo puede llevar tiempo, sobre todo si quieres cambiar de profesión. Sé paciente y mantén el optimismo si no encuentras un nuevo trabajo de inmediato. Supervisa las listas de empleo, y solicita varios trabajos al día o a la semana para maximizar tus posibilidades de conseguir entrevistas.