Qué saber sobre las cuentas de resultados

Las cuentas de resultados son uno de los tres documentos financieros cruciales que se utilizan para calcular e informar de los resultados financieros de una empresa en un periodo determinado. Esta información se comunica a la Comisión del Mercado de Valores y es una indicación de los resultados de una empresa para los inversores. Las cuentas de resultados son la base del cálculo del valor de una empresa y determinan el beneficio total de un período determinado. En este artículo, repasaremos qué es una cuenta de resultados, qué se incluye en ella, por qué es importante y cómo se calcula el beneficio neto.

¿Qué es una cuenta de resultados?

Una cuenta de resultados es un informe que indica los beneficios globales de una empresa y se utiliza para calcular el valor global de una empresa y el precio por acción. También puede denominarse cuenta de resultados, cuenta de pérdidas y ganancias o cuenta de explotación. Ofrece un resumen de los resultados de una empresa a los inversores. La cuenta de resultados se centra en los ingresos, las ganancias, los gastos y las pérdidas para registrar e informar de los ingresos de una empresa durante un periodo específico que va de tres a doce meses.

Relacionado: El valor de aumentar el vocabulario de tu negocio

¿Por qué es importante una cuenta de resultados?

La cuenta de resultados es importante porque este documento único sirve como actualización del progreso y el valor de una empresa para los inversores, los inversores potenciales y la dirección de la empresa. Funciona para indicar tres aspectos principales de un negocio:

1. Rentabilidad

La cuenta de resultados indica de forma clara y concisa si una empresa está obteniendo beneficios. Los gastos totales de la empresa se restan de los ingresos totales y se indican en la cuenta de resultados, que se genera anual o trimestralmente. Una empresa debe obtener beneficios de forma constante para ser considerada una buena opción para los inversores. Esta información totalizada sólo puede encontrarse en una cuenta de resultados.

2. Actualizaciones de las operaciones

Dado que la cuenta de resultados ofrece una imagen tan clara de la marcha de una empresa, la dirección suele utilizarla como herramienta para la toma de decisiones de la compañía y se revisa periódicamente.

3. Aclara los ingresos y los gastos

En la cuenta de resultados, los ingresos y los gastos se enumeran según su clasificación. Esto proporciona documentación y sirve como resumen general de cómo funciona cada departamento. Este análisis financiero detallado ayuda a la dirección a centrarse en las áreas de mejora y destaca para los inversores las ganancias de la inversión y los ingresos de la empresa.

Relacionado: Habilidades de desarrollo empresarial: Definiciones y ejemplos

Formatos básicos

Hay dos formatos típicos para una cuenta de resultados.

  1. Formato de varios pasos: El formato de la cuenta de resultados en varios pasos toma cuatro medidas distintas de rentabilidad y las calcula en cuatro momentos diferentes durante las operaciones de una empresa. En este formato, los ingresos brutos, los ingresos de explotación, los ingresos antes de impuestos y los ingresos después de impuestos de una empresa se calculan por separado y se indican.
  2. Formato de un solo paso: El formato de cuenta de resultados de un solo paso resta los materiales y los gastos de producción de las ventas para calcular el ingreso bruto.

¿Qué se incluye en una declaración de ingresos?

Aunque el aspecto general y la organización de las cuentas de resultados varían, todas las cuentas de resultados incluyen la siguiente información básica:

  • Ingresos o ventas: Esto suele estar en la parte superior del documento y es el valor de los bienes o servicios de una empresa para el cliente. Esto marca el inicio del proceso de ingresos y es un indicador de la rapidez con la que una empresa puede crecer. Cuando los ingresos o las ventas se estancan, el crecimiento de la empresa se resiente.
  • Coste de los bienes o servicios: Es el gasto en que incurre una empresa por la mano de obra, los bienes y las materias primas y la fabricación. Suele denominarse coste directo y es el precio base que paga una empresa para generar cualquier tipo de ingresos.
  • Beneficio bruto: El beneficio bruto o margen bruto es la diferencia entre las ventas netas y el coste de las ventas. Cuanto mayor sea el beneficio bruto, mayor será el ingreso neto, que a veces también se conoce como el resultado final.
  • Gastos de marketing: Los gastos de marketing incluyen el coste en que debe incurrir una empresa o negocio para comercializar o publicitar sus bienes y servicios. Las publicaciones o el material promocional se enumeran aquí, así como cualquier folleto informativo o educativo o los programas de acercamiento a los clientes.
  • 5. Gastos administrativos: Los gastos administrativos son los gastos enumerados que se pagan para dirigir un negocio de forma eficaz. Pueden incluir, entre otros, los sueldos y salarios de los empleados, los seguros, los gastos de viaje, el alquiler y los servicios públicos, además de otros gastos operativos.
  • Ingresos de explotación: Esto incluye el beneficio de las operaciones regulares del negocio, sin incluir los ingresos no operativos o el dinero generado por los intereses. Esta cifra se acepta como indicador y medida fiable de la rentabilidad (no del flujo de caja) de una empresa.
  • Interés: El interés es la cantidad que paga una empresa por sus préstamos, si los hay.
  • Investigación y desarrollo: Dependiendo de los productos o servicios ofrecidos, una empresa puede tener que incurrir en otros gastos para la investigación o el desarrollo de bienes y servicios. Esto puede incluir tecnología, licencias y otros gastos específicos de la empresa o relacionados con el sector.
  • Impuesto sobre la renta: El impuesto sobre la renta es la obligación financiera del negocio o la empresa que se carga sobre los ingresos obtenidos antes de impuestos. Esta cifra también puede incluir los impuestos futuros previstos.
  • Ingresos netos: Los ingresos netos también se denominan ganancias netas o beneficios netos. Es el resultado final de una empresa y se utiliza para evaluar la rentabilidad global. Sin embargo, si hay un déficit, esta última línea es representativa de la pérdida neta.

Relacionado: Relacionado: 4 tipos de comunicación (con ejemplos)

Cómo calcular los ingresos netos

Los ingresos netos son importantes porque las empresas los utilizan para hacer cálculos como los beneficios por acción, y se utilizan como guía para el estado de flujos de caja. Los ingresos netos suelen calcularse mediante la fórmula de ingresos netos, que es ingresos netos = ingresos totales – gastos totales. Los ingresos totales menos los gastos totales equivalen a los ingresos netos. Siga estos pasos para calcular los ingresos netos de su organización.

  1. Identificar los ingresos totales: Los ingresos totales son todas las ganancias procedentes de las ventas de bienes y servicios, cualquier ingreso por intereses y el valor de los activos.
  2. Determine los gastos totales: Los gastos totales incluyen el coste bruto en que incurre la empresa por los bienes, incluidos los sueldos, los salarios, la fabricación, los gastos de envío de los productos, los servicios públicos, los impuestos y otros gastos pagados para mantener el negocio en funcionamiento.
  3. Reste los gastos totales de los ingresos totales: La diferencia resultante entre el total de gastos y el total de ingresos es el ingreso neto.

Te recomendamos

Cómo calcular los días de inventario (con ejemplos)

31 Carreras con excelente seguridad laboral (con funciones)

Cómo convertirse en un ecografista cardíaco

¿Qué es un plan de trabajo?

26 reglas de etiqueta en la oficina

Insourcing vs. Outsourcing: Definiciones y diferencias