¿Qué significa exento de impuestos?

La exención fiscal, que también puede denominarse exención de impuestos, se refiere al derecho a excluir una parte o la totalidad de los ingresos de ser gravados por el gobierno estatal y federal. Muchos contribuyentes pueden incorporar una serie de exenciones a sus impuestos para reducir la parte de sus ingresos que se grava. Además, algunas personas, empresas y organizaciones pueden optar a una exención total de impuestos. Algunos ejemplos de organizaciones e individuos exentos de impuestos son las organizaciones benéficas y los veteranos.

¿Qué personas están exentas de impuestos?

Relacionado:

No todo el mundo puede solicitar la exención de impuestos en sus retenciones fiscales federales. Deben cumplirse ciertos requisitos para que los empleados sean considerados exentos de impuestos. Estas calificaciones incluyen:

  • Los trabajadores tienen derecho a la devolución íntegra de los impuestos retenidos el año anterior por no tener obligación tributaria, y
  • Los empleados esperan un reembolso completo en el año próximo o en el actual debido a que no tienen que pagar impuestos.

Si usted o sus empleados no están seguros de estar exentos de impuestos, puede utilizar esta tabla del IRS para determinar la elegibilidad para la exención de impuestos sobre los salarios. Cuando los empleados están exentos de impuestos, su empleador no les retiene ningún impuesto federal sobre la renta.

Ejemplos de personas que pueden estar exentas de impuestos

  • Ciudadanos extranjeros
  • Contribuyentes que tienen varias personas a su cargo
  • Contribuyentes que tienen varias deducciones
  • Contribuyentes de bajos ingresos
  • Hijos y otras personas dependientes
  • Contribuyentes con ingresos insuficientes

Es importante tener en cuenta que, en años anteriores, todas las personas podían solicitar una exención de impuestos personales de hasta 4.050 dólares. Esto significa que una persona podía restar 4.050 dólares de sus ingresos anuales para reducir la renta imponible total. Sin embargo, desde 2018, esto ya no es una opción y no es reconocido como una exención fiscal viable por el IRS.

¿Qué organizaciones están exentas de impuestos?

Las organizaciones que sirven al bien público suelen estar exentas de impuestos por el gobierno y se consideran corporaciones sin ánimo de lucro 501(c)(3). Ejemplos de este tipo de organizaciones son las benéficas, las sin ánimo de lucro y las religiosas, como las iglesias. El gobierno elimina los impuestos de estas organizaciones para que puedan seguir sirviendo al público y promoviendo el bienestar. No todos estos tipos de organizaciones están completamente exentos de impuestos, y cada organización será considerada para la exención de impuestos en base a una serie de factores. Además, algunas organizaciones pueden estar obligadas a pagar impuestos estatales.

Las corporaciones sin ánimo de lucro comunes 501(c)(3) que están exentas de impuestos incluyen:

  • Organizaciones que trabajan para prevenir la crueldad contra los animales y los niños
  • Organizaciones de competiciones deportivas locales e internacionales amateur
  • Instituciones educativas
  • Organizaciones literarias
  • Iglesias y otras organizaciones religiosas
  • Organizaciones que realizan pruebas para la seguridad pública
  • Organizaciones benéficas
  • Planes de pensiones
  • Entidades gubernamentales

Relacionado: Aprende a ser contable

¿Por qué es importante la exención fiscal?

El gobierno permite que ciertas organizaciones e individuos estén exentos de impuestos por algunas de las siguientes razones importantes:

Las organizaciones sin ánimo de lucro benefician a la sociedad

Muchas organizaciones sin ánimo de lucro contribuyen en gran medida a la vitalidad y productividad general de la sociedad. Al no gravarlas, el gobierno permite a las organizaciones sin ánimo de lucro mantener fondos que contribuyen al bienestar de la comunidad.

Las organizaciones sin ánimo de lucro ayudan a aliviar la carga de la Administración

Por ejemplo, un centro de acogida para personas sin hogar ayuda a sacarlas de la calle y llevarlas a un lugar seguro donde puedan recibir atención y alimentos. Los hospitales proporcionan atención sanitaria a personas que, de otro modo, el gobierno tendría que proporcionar por sí mismo. Al permitir que las organizaciones sin ánimo de lucro estén exentas de impuestos, el gobierno da a estas corporaciones más dinero para que sigan prestando servicios importantes y necesarios para la sociedad.

La exención fiscal da un respiro a las personas con bajos ingresos

Las personas con ingresos bajos o insuficientes no suelen estar obligadas a pagar impuestos. Esto les da un respiro muy necesario y les permite conservar y utilizar los ingresos que sí aportan.

Los propietarios de negocios no rentables reciben un alivio

Los propietarios de negocios que no obtienen beneficios en un año determinado no deben ningún impuesto al gobierno. Esto suele ser lo más habitual para los propietarios de nuevas empresas que no consiguen obtener beneficios durante el primer o segundo año de su negocio.

La exención fiscal para las organizaciones religiosas preserva la separación de la Iglesia y el Estado

Al no exigir que las iglesias y otras organizaciones religiosas paguen impuestos, los gobiernos tienen menos capacidad para influir en la religión y en las opciones religiosas de los ciudadanos.

Relacionado: Aprender a ser un preparador de impuestos

La diferencia entre las exenciones fiscales, los créditos fiscales y las deducciones fiscales

Las deducciones fiscales, los créditos fiscales y las exenciones fiscales pueden parecer similares, pero en realidad son muy diferentes. A continuación se explica la diferencia entre estos tres términos relacionados con los impuestos:

Exenciones fiscales

Las exenciones fiscales se refieren a lo que se considera renta imponible por el gobierno. Estar exento de impuestos significa que una parte o la totalidad de los ingresos de una persona u organización no están gravados por el estado y/o el gobierno.

Deducciones fiscales

Una deducción fiscal es una deducción específica que puede reducir la renta imponible total de alguien. Algunos ejemplos de deducciones son los impuestos sobre la propiedad, los gastos sanitarios y los gastos relacionados con el trabajo, como la oficina en casa y los intereses hipotecarios. Estas deducciones suelen producirse a lo largo de un año y se suman en la declaración de la renta de una persona para determinar la cantidad de impuestos que ésta debe después de las deducciones.

Créditos fiscales

Un crédito fiscal es un dinero que los contribuyentes pueden restar de los impuestos que deben pagar en su declaración de la renta. Mientras que las exenciones y deducciones fiscales afectan a la renta imponible de una persona, los créditos fiscales reducen directamente los impuestos reales que se deben al gobierno. Algunos ejemplos de créditos fiscales son los créditos por adopción de hijos, los créditos por intereses hipotecarios y los créditos por financiación de cuentas de jubilación.

Te recomendamos

Cómo recuperar tu puesto después de ser degradado

Cómo determinar el valor de las partes interesadas

15 maneras de mejorar su proceso de incorporación

7 mejores escuelas inmobiliarias online y preguntas frecuentes

Guía Completa De Marketing B2B: Definición y Ejemplos

5 Modelos de cambio en el liderazgo