¿Qué significa horario flexible?

Muchas empresas ofrecen un horario de trabajo flexible para ayudar a los empleados a equilibrar mejor su vida personal y profesional. Tener un horario flexible ayuda a mejorar la productividad y tiene el potencial de aumentar la satisfacción laboral de un empleado. Entender lo que implica el horario flexible puede ayudarte a determinar si este tipo de horario se adapta a ti y a tu vida laboral y personal. En este artículo, definimos el horario flexible, explicamos cómo varía según el sector y le ofrecemos una lista de los pros y los contras de este tipo de horario.

¿Qué es el horario flexible?

También conocido como horario flexible o un horario de trabajo flexible, el horario flexible significa que se tiene un horario de inicio y finalización de la jornada laboral diferente al estándar de 9 a.m. a 5 p.m. Esencialmente, tener un horario de trabajo flexible significa que los empleados pueden comenzar su trabajo más temprano en el día o más tarde de la hora originalmente establecida.

La flexibilidad horaria suele variar en función de los requisitos del puesto de trabajo, del funcionamiento de la empresa en su sector y de las preferencias o necesidades particulares del empleado. Por ejemplo, un empleado puede establecer su jornada laboral de 8 a 16 horas, de 11 a 19 horas, de 10 a 18 horas o cualquier otro horario que le convenga. Tenga en cuenta que las horas que trabaja son un acuerdo entre usted y su empleador.

Relacionado: Tiempo flexible: Definición y ejemplos

¿Cómo varía el horario flexible según el sector?

Algunas industrias utilizan horarios flexibles en función de la naturaleza del negocio y de sus necesidades particulares. Mientras que algunas empresas permiten un horario muy flexible, otras son más restrictivas y limitan el horario flexible a las horas en las que opera la empresa.

Por ejemplo, en el sector de los servicios, la flexibilidad de los horarios depende a menudo del número de ventas durante el horario de funcionamiento de la empresa. Los empleados de este sector pueden coordinar o negociar con otros empleados los días que trabajan y su horario particular para satisfacer el horario de funcionamiento de la empresa. En comparación, una empresa de tecnología de la información puede permitir a los empleados más flexibilidad, siempre que terminen sus proyectos a tiempo.

He aquí algunos sectores y tipos de trabajo que pueden ofrecer un horario flexible:

  • Trabajos técnicos: Diseñador gráfico, gestor de proyectos, administrador de tecnologías de la información, diseñador web
  • Los medios y los trabajos de comunicación: Redactor, traductor, bloguero, consultor de marketing, relaciones públicas
  • Cambia de trabajo: Electricista, mecánico, guardia de seguridad, repartidor, carpintero
  • Trabajos de educación en línea: Tutor, profesor en línea, profesor sustituto, logopeda
  • Trabajos médicos: Entrenador personal, enfermero a distancia, proveedor de servicios sanitarios a domicilio, telefarmacéutico
  • Trabajos empresariales: Consultor de marketing, representante de ventas, asistente virtual, analista de negocios, representante de servicio al cliente

Relacionado: ¿Qué es un horario flexible? Definición y funcionamiento

¿Con qué frecuencia trabajan los empleados con horario flexible?

Cuando los empleados tienen un horario de trabajo flexible, sus empleadores esperan que trabajen durante una serie de horas requeridas o, en algunos casos, más. A continuación se presentan dos tipos de semanas de trabajo que siguen un horario flexible:

Semana laboral comprimida

En lugar de una semana laboral estándar de cinco días, este horario alternativo reduce el número de días que un empleado trabaja a la semana. Durante una semana laboral comprimida, los empleados suelen trabajar cuatro días de 10 horas. De este modo, los empleados disponen de un día libre adicional para lograr un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Por ejemplo, los empleados pueden tomarse el domingo, el lunes y el martes libres, o cualquier otro conjunto de tres días que mejor se ajuste a sus necesidades o preferencias. Los empresarios permiten esta flexibilidad siempre que el empleado cumpla con su trabajo.

Horario flexible diario

Con un horario flexible diario, los empleados pueden empezar a trabajar temprano y terminar su turno antes. También pueden quedarse hasta tarde y empezar más tarde, o tomar tiempo extra durante la pausa del almuerzo para recuperar el tiempo. Los empresarios y los empleados acuerdan este tipo de horario.

Otros lugares de trabajo ofrecen a sus empleados una mayor flexibilidad en cuanto a su horario de trabajo. Esto significa que los empleados pueden, por lo general, empezar y terminar su turno cuando quieran, siempre que realicen la totalidad de las tareas de su trabajo y alcancen sus objetivos.

Relacionado: Guía de horarios de trabajo flexibles

¿Cómo funcionan los horarios flexibles?

Una vez que decidas un horario flexible con tu jefe, se espera que sigas un conjunto de horas flexibles como tu horario normal. Si trabajas fuera de tu horario flexible, tienes que informar a tu jefe. Para que este acuerdo funcione, los empleados tienen que dedicar el tiempo y el esfuerzo necesarios para ayudar a cumplir sus objetivos. También tienen que ofrecer la misma calidad y cantidad de trabajo que cualquier otro empleado a tiempo completo.

Para asegurarse de que esto se consigue, los empresarios pueden implantar objetivos medibles y asegurarse de que los empleados entienden lo que se espera de ellos. En general, los empleados y los directivos deben desarrollar un cierto nivel de confianza para que el horario flexible funcione.

¿Cuáles son las ventajas de trabajar con un horario flexible?

Dependiendo de su perspectiva, el horario flexible tiene el potencial de ofrecer varios beneficios a los empleados. Cuando entiendas estos beneficios, estarás mejor equipado para determinar si este horario es propicio para tus hábitos y productividad. Estos son los beneficios que se derivan del trabajo en horario flexible:

Mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal:

Cuando los empleados tienen un horario de trabajo flexible, tienen un mayor control de su jornada laboral y pueden empezarla y terminarla cuando quieran. Esto les permite coordinar su jornada laboral con sus otros compromisos, como las citas con el médico o recoger a sus hijos del colegio. En otras palabras, permite a los empleados encontrar un horario que se adapte a su vida personal o a sus necesidades familiares.

aumento de la productividad

Cuando estableces tu propio horario, puedes optar por trabajar durante las horas más tranquilas del día. Esto puede mejorar tu productividad y concentración mientras trabajas en tus diversas tareas y objetivos.

Mayor satisfacción en el trabajo

Tener la posibilidad de establecer tu propio horario de trabajo puede ayudarte a sentir que tienes algo de control. Sentirse al mando puede ayudarle a sentirse más inspirado y valorado en su empresa. También puede conducir a una mayor satisfacción en el trabajo, lo que puede dar lugar a una menor rotación de los empleados en la empresa.

Capacidad para evitar el tráfico

Con un horario de trabajo flexible, puedes elegir tus horas de inicio y fin en torno al tráfico de hora punta. Esto puede evitar la pérdida de tiempo en los desplazamientos hacia y desde el trabajo. Si trabajas desde casa, puedes evitar el tráfico por completo.

¿Cuáles son las desventajas del horario flexible?

Aunque tener un horario de trabajo flexible presenta muchas ventajas para los empleados, también tiene varios inconvenientes. Entender ambos puede ayudarte a tomar una decisión más informada sobre si este estilo de trabajo te conviene más. Considere las siguientes desventajas del horario flexible:

Dificultad para organizar reuniones

Si muchos empleados tienen un horario de trabajo flexible, lo más probable es que tengan horarios de trabajo diferentes. Cuando tenga que fijar una hora de reunión, puede ser difícil determinar la disponibilidad de todos. Por ejemplo, si quiere celebrar una reunión a las 9 de la mañana, pero otros empleados no empiezan su jornada laboral hasta las 11, tendrá que hacer los arreglos pertinentes. Si tiene empleados en otras partes del mundo, es aún más difícil programar las reuniones de la empresa con diferentes zonas horarias.

Falta de límites

Aunque un horario de trabajo flexible te proporciona un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal, es posible que te encuentres con situaciones en las que tu vida intervenga más de lo que esperabas. Por ejemplo, sus hijos pueden interrumpir sus reuniones o un amigo puede pedirle que vaya a comer durante el día. Aunque pueda disponer de algo de tiempo para ambas ocasiones, si pospone el trabajo durante demasiado tiempo, puede disminuir su productividad y el rendimiento general del trabajo.

Menos estructura

Es posible que el trabajo desde casa con un horario flexible requiera más disciplina que la que se necesita en una oficina. Por ejemplo, sin un espacio de trabajo designado o con las tareas que se acumulan en tu casa, puedes enfrentarte a más distracciones que pueden restar tiempo a tu trabajo. Ten en cuenta que, aunque puedes crear una oficina en casa y establecer límites para combatir esto, es importante encontrar el estilo de trabajo que más favorezca tu productividad.

Dificultad para conectar con otros empleados

Cuando los empleados tienen diferentes horarios de trabajo, les resulta más difícil conectar y colaborar con sus compañeros. A menos que tengan el mismo horario de trabajo, esto puede repercutir negativamente en su capacidad de trabajo en equipo y dificultar que se sientan unidos como empresa.

¿Cómo se puede pedir un horario flexible en el trabajo?

Si estás interesado en seguir un horario de trabajo flexible, es importante que hables con tu jefe con antelación y que elabores un planteamiento eficaz. Conocer los pasos adecuados para pedir a tu empleador este tipo de horario de trabajo puede mejorar tus posibilidades de obtener su aprobación. Utiliza los siguientes pasos para pedir un horario flexible en el trabajo:

1. Determine su motivación

Antes de pedirle a su jefe o a su gerente un horario de trabajo flexible, asegúrese de saber por qué quiere cambiar su horario en primer lugar. Por ejemplo, puede decidir que quiere evitar los desplazamientos al trabajo o que quiere trabajar desde casa algunos días a la semana para ayudar a un familiar.

2. Investiga

Es posible que tu empresa ya cuente con una política de trabajo flexible. Para comprobarlo, consulte con su departamento de recursos humanos. Si ya existe una política de trabajo flexible, averigüe qué implica y determine los pros y los contras que presenta.

3. Elaborar un plan

Considere lo que su empleador puede preguntarle en relación con su deseo de tener un horario flexible. Asegúrese de que es capaz de explicar las ventajas que un horario de trabajo flexible presenta tanto para usted como para la empresa en general. Considera la situación desde su perspectiva y dales respuestas eficaces que les muestren los beneficios que puede aportar este tipo de horario de trabajo.

También es importante tener en cuenta tus respuestas a las preguntas que puedan tener y darles un formato que presente este horario de trabajo de forma positiva. Además, determina las razones por las que pides este tipo de horario y cómo te conviene. Por ejemplo, puede informar a su empleador sobre su oficina en casa y sobre cómo tiene menos distracciones cuando trabaja desde casa o cuando puede establecer su propio horario. También puede informarles de cómo piensa seguir colaborando o comunicándose con los empleados a pesar de su desviación del horario de trabajo habitual.

4. Concierte una reunión o una cita con su jefe

Concierte una cita o una reunión con su empleador para hablar de su deseo de tener un horario flexible. Hágalo con antelación y hágales saber lo que desea discutir.

5. Pida un periodo de prueba

Si su empresa no tiene una política de horario flexible, considere la posibilidad de pedirles una prueba antes de hacer oficial este tipo de horario. Por ejemplo, puede sugerir un período de prueba de 90 días. Al final de este periodo de prueba, tú y tu jefe podréis reevaluar si el acuerdo ha funcionado bien y determinar si merece la pena continuar de forma más permanente.

6. Sobresalir en su trabajo

Una vez que su jefe apruebe su horario de trabajo flexible, siga haciendo su trabajo lo mejor posible. Asegúrate de mantener e incluso aumentar tu productividad con tu nuevo horario. Completa todas tus tareas a tiempo, cumple los plazos y alcanza tus objetivos tal y como lo harías si tuvieras un horario de trabajo regular.

7. Seguimiento de su jefe

A medida que te adaptes a un horario flexible, trabaja para introducir mejoras. Informa a tu jefe de lo que ha funcionado y lo que no. Demuestra tu transparencia y tu voluntad de hacer que esto funcione o de realizar los ajustes necesarios en tu horario.

Si tu jefe no aprueba tu horario de trabajo flexible, agradécele el tiempo que ha dedicado a hablar contigo sobre ello. Si te sientes cómodo, piensa en la mejor manera de abordar sus preocupaciones y vuelve a hablar con ellos.

Te recomendamos

¿Qué son los microinfluenciadores?

FAQ: ¿QUÉ TIPOS DE TÍTULOS INTERNACIONALES DE NEGOCIOS SE PUEDEN OBTENER? ¿Qué tipos de títulos de negocios internacionales puedo cursar?

20 Consejos para trabajar desde casa: cómo ser productivo fuera de la oficina

Guía de los documentos a pagar en los estados de flujo de caja

17 Herramientas para Ingenieros Mecánicos

Cómo crear una marca propia en 7 pasos