¿Qué significa el interés por mi salud financiera?

Cualquiera que haya pedido un préstamo o haya obtenido una tarjeta de crédito ha tenido que lidiar con los intereses. Aunque es un término común, el interés no siempre es fácil de entender o saber cómo afecta a tu salud financiera. En este artículo, repasaremos qué es el interés, por qué existe y le daremos algunas estrategias tanto para pagar intereses como para ganarlos.

¿Qué significa el interés?

Los intereses son una cantidad de dinero predeterminada que se añade al saldo principal a intervalos regulares, casi siempre mensuales. Cuando este interés se aplica a la deuda que tienes, aumenta la cantidad que tienes que pagar, lo que significa que acabas pagando más que la cantidad que pediste prestada. Cuando el interés se aplica a sus ahorros, bonos o cartera de inversiones, aumenta la cantidad de dinero que tiene. Cuanto más dinero ponga en estas cuentas que generan intereses, más intereses ganará.

Los intereses suelen calcularse como un porcentaje del saldo total de la cuenta. Este porcentaje se compone al final de cada período de tiempo establecido. La capitalización sólo significa calcular la cantidad de intereses que se añaden al saldo.

Por ejemplo, digamos que tiene un préstamo de 1.000 dólares con un tipo de interés del 5%. Después del primer mes, se añadirían 50 dólares, que es el 5% de 1.000 dólares, a la cantidad que debe. El mes siguiente, si no pagas absolutamente nada, los intereses serían el 5% de tu nuevo saldo de 1.050 $, es decir, 52,50 $. Si, por el contrario, hicieras un pago de 100 dólares, al mes siguiente se te cobraría un 5% sobre el nuevo saldo de 950 dólares o 47,50 dólares. Como puede ver, el valor real en dólares de los intereses cambia en función del saldo actual de la cuenta cuando se componen los intereses.

¿Por qué son importantes los intereses para los préstamos?

Los prestamistas cobran intereses por el dinero que los clientes piden prestado por varias razones. La principal es disminuir el riesgo de impago. Si en algún momento de la devolución, el prestatario ya no puede hacer los pagos e incumple su préstamo, el prestamista sólo pierde ese dinero. El cobro de intereses les ayuda a minimizar esa pérdida. Por eso a los prestatarios con baja puntuación crediticia se les suelen aplicar tipos de interés más altos. Se les percibe como prestatarios de mayor riesgo.

Otra razón para cobrar intereses es tener en cuenta la inflación. En los préstamos a largo plazo, como las hipotecas, la cantidad que se pidió prestada inicialmente no tendrá el mismo poder adquisitivo 15 o 20 años después, cuando se termine de pagar. Si el préstamo no tuviera intereses, los prestamistas acabarían perdiendo dinero en el proceso, ya que la tasa de inflación ha disminuido el valor del dinero que prestaron.

¿Por qué es importante el interés para los préstamos?

El interés es muy importante en los préstamos. Es lo que determina cuánto se gasta realmente al final. Cuanto más tiempo tardes en devolver un préstamo o pagar una tarjeta de crédito, más acabarás pagando. Un jersey de 20 dólares que compraste con una tarjeta de crédito puede acabar costándote 30 dólares o más si tienes en cuenta los intereses que se añaden al saldo. Así que cuando pidas dinero prestado, es importante que tengas un plan inteligente para devolverlo de forma que te ayude a evitar pagar demasiado en intereses.

Cómo pagar los intereses

La clave para pagar los intereses es hacerlo lo más rápido posible. He aquí algunos consejos para evitar pagar más de lo necesario:

  • Paga todo el saldo de tu tarjeta de crédito
  • Pagar siempre más del mínimo
  • Dar prioridad a la deuda con mayor interés
  • Evite los préstamos abusivos
  • Salir de un préstamo abusivo lo antes posible

Pagar todo el saldo de su tarjeta de crédito

Si es posible, pague el saldo completo de su tarjeta de crédito cada mes. Esto evita que los intereses se acumulen. También tiene el equilibrio añadido de mejorar su puntuación crediticia al reducir su índice de utilización del crédito (la cantidad de crédito disponible en relación con la cantidad que ha utilizado).

Pague siempre más que el mínimo

Es posible que aún no disponga del dinero necesario para pagar la totalidad de sus saldos. Aun así, al menos deberías intentar pagar ligeramente por encima del pago mínimo cada mes. Puede que no lo parezca, pero incluso 5 o 10 dólares más por encima del mínimo le ahorrará dinero a largo plazo al ayudarle a saldar su deuda un poco antes.

Dar prioridad a la deuda con mayor interés

Si tiene varias fuentes de deuda, destine todo el dinero que pueda a la que tenga el tipo de interés más alto y pague sólo el mínimo por el resto. Cuando esta deuda de alto interés esté pagada, repite la operación con la siguiente deuda de mayor interés.

No es necesario hacer esto si toda su deuda tiene aproximadamente el mismo interés. En ese caso, puede repartir sus fondos disponibles de forma más uniforme para pagar lo máximo posible por encima de cada uno de los pagos mínimos.

Evite los préstamos abusivos

Uno de los tipos de deuda más difíciles de saldar son los préstamos abusivos. Se trata de préstamos diseñados específicamente para que sea difícil pagarlos por completo. El objetivo de un prestamista depredador es mantenerte atrapado en ese préstamo durante el mayor tiempo posible para que estés atascado pagando intereses durante más tiempo del que lo harías en un préstamo con condiciones razonables.

Existe un número sorprendente de préstamos abusivos y algunos de ellos proceden incluso de instituciones aparentemente reputadas. Incluso si está en un banco establecido, debe comprobar las condiciones específicas del préstamo que le ofrecen para asegurarse de que no le están ofreciendo un préstamo abusivo.

Para evitar los préstamos abusivos, estas son las señales de alarma a las que hay que prestar atención antes de aceptar cualquier préstamo:

  • Tipos de interés excesivos: La mayoría de los préstamos tienen un tipo de interés que oscila entre el 5% y el 30%, en función de la puntuación crediticia y algunos otros factores. Si el tipo de interés es más alto, deberías sospechar.
  • Tipos de interés ajustables: Muchos préstamos, especialmente los que se ofrecen a personas con un crédito pobre o justo, tienen tipos de interés ajustables. Sin embargo, se convierte en un préstamo abusivo cuando ese tipo ajustable puede explotar hasta triplicar o incluso cuadruplicar el tipo inicial y, sobre todo, cuando el tipo de interés no puede bajar. Un tipo de interés ajustable normal le dará un rango fijo, como por ejemplo del 4% al 9%, y tiene el potencial de bajar y subir con el tiempo.
  • Anuncios dirigidos: Pueden ser difíciles de identificar, pero en general, si el anuncio se empeña en afirmar que “el mal crédito no importa,” es muy probable que se trate de un préstamo abusivo. Existen opciones de préstamo para las personas que luchan contra el mal crédito, pero suelen ser préstamos muy pequeños, respaldados por garantías o tarjetas de crédito prepagadas. Debe desconfiar especialmente de los prestamistas que intentan apresurarle para que firme con ofertas por tiempo limitado o que se ponen en contacto con usted aunque nunca haya solicitado un préstamo con ellos.
  • Penalización por pago anticipado: Los prestamistas reputados no castigan a los prestatarios por pagar su préstamo antes de lo previsto. Sin embargo, los prestamistas depredadores quieren que usted permanezca en el préstamo el mayor tiempo posible para poder sacarle todos los intereses posibles. Si existe una penalización por cancelar el préstamo antes de tiempo, se trata sin duda de un préstamo abusivo y debe evitarse.

Salir de un préstamo abusivo lo antes posible

Si ya estás atrapado en un préstamo abusivo, tu máxima prioridad debe ser salir de él. Aunque haya una penalización por cancelación anticipada, merece la pena pagarla para evitar todos los intereses que acabaría pagando si siguiera en él.

Comience a investigar las opciones de refinanciación de inmediato. Incluso si su crédito no ha mejorado sustancialmente desde que aceptó el préstamo predatorio, debería poder encontrar un préstamo con condiciones más razonables.

Cómo ganar intereses

Ganar intereses es una de las mejores maneras de hacer crecer sus finanzas. Hay una gran variedad de formas de hacerlo. Sin embargo, todas se reducen a qué equilibrio entre bajo riesgo, bajo interés y alto riesgo, alto interés tiene sentido para sus objetivos de ganancia.

En otras palabras, cuanto más riesgo esté dispuesto a asumir, más podrá ganar potencialmente en intereses. Sin embargo, asumir un riesgo significa exponerse a la posibilidad de perder ese dinero. Si no está dispuesto a exponer su dinero a este riesgo, un enfoque de menor interés pero más seguro puede ser mejor para usted.

Una vez que haya establecido sus objetivos, puede elegir entre las siguientes opciones para ganar intereses:

  • Cuenta corriente con intereses: Aunque no es común, algunos bancos ofrecen cuentas corrientes que te pagan intereses sobre el saldo que mantienes en tu cuenta. El interés suele ser muy bajo, pero como de todos modos necesitas una cuenta corriente para tu dinero, también podrías ganar algo con ella.
  • Cuenta de ahorros: Una cuenta de ahorro es una buena manera de empezar a ganar intereses y hacerse cargo de sus finanzas. La mayoría de las cuentas de ahorro sólo ofrecen entre un 1% y un 2% de interés, pero si haces aportaciones constantes y no sacas dinero a menudo, con el tiempo puedes ganar dinero.
  • Certificado de Depósito (CD): Un CD es similar a una cuenta de ahorro pero con más reglas. Ofrecen unos tipos de interés ligeramente superiores a cambio de comprometerse a no retirar el dinero durante un periodo de tiempo determinado, por ejemplo un año. Si retiras dinero del CD antes de que termine el plazo, perderás los intereses que haya generado la cuenta. Sin embargo, puede añadir más dinero. Los tipos de interés pueden variar considerablemente, pero suelen oscilar entre el 1% y el 3%. En general, cuanto más tiempo aceptes no retirar dinero de la cuenta, mayor será el tipo de interés que te ofrecerán.
  • Cuenta de jubilación: Hay una variedad de cuentas de jubilación, siendo la más conocida la IRA o la Roth-IRA. También existen las cuentas 401(k) que ofrecen muchas empresas. Estas cuentas no sólo le permiten ganar intereses, sino que suelen tener la ventaja añadida de no tener que pagar impuestos por el dinero de esas cuentas, mientras no las retire. La cantidad de intereses que gana no es fija porque, a diferencia de una cuenta de ahorro o un CD, se trata de cuentas de inversión, por lo que la rentabilidad varía con el mercado de valores y depende de la cartera de valores específica en la que esté colocando su dinero.
  • Bonos: Los bonos son una especie de “pagaré” del gobierno. Pagas al gobierno federal una determinada cantidad de dinero y, a cambio, el gobierno se compromete a devolvértela en una fecha concreta en el futuro con una cantidad fija de intereses por encima. Se consideran muy seguros y tienen tipos de interés que oscilan entre el 2% y el 5%.
  • Bienes inmuebles: Comprar una propiedad puede ser una inversión inteligente, ya que se puede ganar dinero no sólo vendiéndola cuando el valor de la misma aumente, sino también alquilándola potencialmente. Sin embargo, poseer una propiedad requiere mucho más trabajo que una cuenta de ahorros o un bono. También existe el riesgo que conllevan las fluctuaciones periódicas del mercado inmobiliario. Cuando esté listo para cobrar, el mercado puede estar de capa caída, lo que significa que puede no ganar tanto como había previsto.
  • Fondos del mercado monetario: Similar a una IRA pero sin los beneficios fiscales, un fondo de mercado monetario es básicamente una cuenta financiera que se abre con un fondo de inversión. Un fondo de inversión es básicamente un grupo de inversores con objetivos de inversión similares que invierten su dinero en la misma cartera de valores y luego se reparten los intereses obtenidos en función de la cantidad que cada uno haya aportado. La ventaja de esto sobre la inversión por cuenta propia es que las carteras son gestionadas a tiempo completo por gestores de fondos capacitados.

Te recomendamos

Las 4 técnicas de venta más efectivas con consejos sobre cómo utilizarlas

Cómo convertirse en director de obra

¿Qué es el RevPAR? (Con fórmulas y consejos para mejorar)

Habilidades del peluquero: Definición y ejemplos

Qué es la fórmula de las exportaciones netas y cómo utilizarla

Las 20 certificaciones más solicitadas por los empleadores en 2020