P&R: ¿Qué significa ser un profesional silencioso? (Con consejos)

Existen diversos métodos y enfoques que pueden ayudarle a convertirse en un miembro del equipo y empleado productivo y colaborador. La cohesión empresarial y el éxito interfuncional pueden lograrse mediante el concepto de profesional silencioso.

Comprender las cualidades y los valores de un profesional tranquilo puede ayudarle a determinar si ésta es una mentalidad y una estrategia profesional que le interesa adoptar.

En este artículo, repasamos lo que significa ser un profesional tranquilo, discutimos cuáles son los rasgos que comparten estas personas y ofrecemos una lista de consejos para guiarte si estás interesado en convertirte en uno de ellos.

Relacionado: Tipos de valores en el trabajo (y cómo determinar los suyos)

¿Qué significa ser un profesional tranquilo?

Los logros profesionales de un individuo deben estar subordinados a la misión y los logros de la empresa, según el entrenador de fuerza y acondicionamiento Rob Shaul. A pesar de su origen en las Fuerzas Especiales de Estados Unidos y los Boinas Verdes, el «profesional silencioso» se ha transformado en una mentalidad y un marco de referencia para una variedad de profesiones por parte de otros profesionales.

Encarnar el marco profesional tranquilo y la forma de implicar el sentido del deber y la abnegación en las tareas profesionales de un individuo' y los objetivos ocupacionales generales, permitiéndole mantenerse motivado, dedicado e inspirado.

Relacionado: Grupos de fuerzas especiales: ¿Quiénes son y qué hacen?

¿Cuáles son los rasgos de un profesional tranquilo?

Aunque los individuos pueden variar y sus atributos personales pueden diferir según su carrera, los profesionales tranquilos pueden compartir algunas cualidades comunes. Estos son algunos rasgos de carácter que pueden poseer los profesionales tranquilos:

Humilde

Mantener la humildad es un aspecto importante de este estilo de vida y enfoque profesional. El profesional tranquilo puede restar importancia a sus logros individuales y, en su lugar, dirigir la atención de su audiencia al éxito o la cohesión del grupo o equipo.

Estas personas dan prioridad a los requisitos de la misión o a los esfuerzos de su equipo por encima de su propio crecimiento individual o avance profesional. Esto significa que pueden confiar en su propia humildad para dedicarse al éxito de una tarea o asignación.

Orientado al equipo

Además de por su humildad, se puede reconocer a un profesional tranquilo por su mentalidad de que el equipo es lo primero, y por su capacidad para priorizar los deseos y el éxito de su grupo sobre los suyos propios. Pueden encontrar su motivación y satisfacción en el cumplimiento de los objetivos de su grupo.

En lugar de dejarse llevar por la competencia y el deseo de recibir reconocimiento por ser el mejor vendedor o el diseñador más innovador, un profesional tranquilo encuentra gratificación en la ejecución de una tarea por parte de todo su equipo o en el logro de un hito importante.

Trabajar duro:

El hecho de que no se sientan inspirados por el reconocimiento personal y la recepción de elogios por sus esfuerzos no significa que los profesionales silenciosos no sean trabajadores o dedicados. Por el contrario, el compromiso con sus metas y objetivos y el deseo de seguir siendo diligente durante la ejecución de una tarea profesional forman parte del enfoque de un profesional tranquilo. Parte de su trabajo duro y su determinación provienen de su capacidad para centrarse en el crecimiento a largo plazo de su equipo en lugar de la gratificación inmediata.

Escucha activa

Los profesionales silenciosos pueden escuchar más de lo que hablan, y valoran las opiniones, los puntos de vista y las perspectivas de los demás. La escucha activa puede permitirles seguir aprendiendo con avidez y continuar mejorando su rendimiento y sus estrategias al estar dispuestos a observar las técnicas de los demás y a seguir sus orientaciones o consejos.

En lugar de dejarse llevar por la competencia y su deseo de superar a sus colegas, estas personas se dejan llevar por el aprecio a su profesión y a su función y por su compromiso de aprender y mejorar.

Relacionado: La importancia de saber escuchar y cómo hacerlo eficazmente

Motivado

Estas personas permanecen motivadas y dispuestas a esforzarse al máximo para lograr sus objetivos y ayudar a quienes les rodean a trabajar por el éxito general de la empresa o institución.

Esto puede incluir abordar cada tarea profesional, independientemente de su tamaño, con dignidad y dedicación. Aunque pueda parecer un reto estar motivado para asumir determinadas tareas laborales, los profesionales tranquilos abordan todas sus responsabilidades con entusiasmo. Para mejorar continuamente, pueden requerir paciencia y compromiso, normalmente sin grandes elogios ni reconocimiento y, en cambio, impulsados por el respeto a su función.

Ética

Los profesionales tranquilos mantienen sus valores y principios éticos al frente de su trabajo, permitiendo que sus normas morales guíen su comportamiento. Esto puede incluir la realización de una tarea o el uso de un enfoque particular que puede ser más desafiante que una alternativa más simple. En última instancia, el objetivo de este enfoque es hacer lo correcto para beneficiar a los demás o a la empresa, independientemente de que haya opciones más fáciles o rápidas.

Mantener un comportamiento ético en todo momento puede implicar también asumir la responsabilidad de sus errores o equivocaciones y realizar las gestiones necesarias para corregir o mejorar sus acciones. Su conciencia puede llevar a un profesional tranquilo a desempeñar sus funciones laborales con integridad y perseverancia, incluso cuando se enfrenta a la adversidad.

Relacionado: Ejemplos de rasgos de carácter: Los mejores rasgos para el trabajo y el currículum

Consejos para ser un profesional tranquilo

Tenga en cuenta estos consejos para convertirse en un profesional tranquilo:

Concéntrese en los objetivos de su equipo

En lugar de destacar sus objetivos e hitos personales, considere la posibilidad de centrarse en los objetivos de su grupo o equipo. Esto puede ayudarle a trasladar su compromiso profesional a algo más grande que usted mismo y ayudarle a invertir en el éxito de sus colegas y de la empresa.

Tener paciencia

Permanecer dedicado a sus obligaciones laborales y a la mejora estratégica continua puede requerir que tenga paciencia y recuerde que el éxito suele requerir tiempo y compromiso. Puede que haya días de trabajo que presenten obstáculos y retos que pongan a prueba su paciencia, pero un profesional tranquilo los utiliza como oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Reflexione sobre sus puntos fuertes y débiles

Para servir a su grupo, a su empleador o a otras personas, puede beneficiarse de reflexionar sobre sus puntos fuertes y débiles, y tomar nota de las áreas en las que puede mejorar sus métodos, estrategias o perspectiva. Esto puede ayudarle a asegurarse de que está logrando el mayor impacto positivo en su equipo.

2. Concéntrese en su objetivo

Los profesionales tranquilos pueden encontrar que su trabajo se relaciona con el propósito de su vida y consideran que su carrera es un compromiso significativo. Estas personas pueden elegir carreras que les permitan servir a los demás y afectar a su comunidad, como ser bombero, lo que les permite obtener satisfacción de su impacto positivo.

Distinguir la sabiduría del conocimiento

Aunque las personas pueden adquirir conocimientos a partir de la experiencia y la ejecución satisfactoria de tareas, la adquisición de sabiduría requiere una reflexión continua y el conocimiento de uno mismo. Esto significa que, para llegar a ser sabios, las personas deben dedicarse a la consideración continua de sus acciones y hábitos.

6. Ser agradecido

Ser agradecido es un aspecto integral del enfoque profesional tranquilo y de la forma de vida. La gratitud requiere que las personas examinen su vida y sus circunstancias con objetividad, dándose cuenta de las oportunidades que tienen y de las capacidades que poseen, lo que les permite recuperar una perspectiva positiva y centrarse en el momento presente.

Manténgase resistente

Comprometerse con su profesión puede implicar cometer errores o enfrentarse a la adversidad y recuperarse rápida y eficazmente. Esto puede requerir humildad, voluntad de aprender y la capacidad de perdonarse a sí mismo o a los miembros de su equipo por los errores que se produzcan a lo largo de la ejecución de una tarea o la aplicación de una estrategia profesional.