¿Qué son las participaciones en acciones y cómo funcionan?

Las acciones son certificados que representan la propiedad parcial de una empresa. Al poseer acciones, puede obtener beneficios monetarios y también tener voz en la gestión de la empresa. Si usted es un profesional de las finanzas o de otro campo que trabaja con acciones, es importante que entienda cómo las acciones, junto con otros productos de inversión, pueden beneficiarle a usted, a su empresa o a sus clientes. En este artículo, definimos las participaciones en acciones y los profesionales que las utilizan, examinamos los tipos de participaciones en acciones que existen, explicamos su funcionamiento y analizamos su relación con los holdings.

¿Qué son las existencias?

Las participaciones bursátiles son el número de acciones, o participaciones, que una persona o institución posee en una empresa. Constituyen una parte de la cartera de inversiones, junto con los futuros, los bonos, los fondos de inversión y otros activos. Cada uno de ellos es una inversión que puede aumentar su valor, generando un beneficio para el titular.

Una cartera diversificada contiene una variedad de inversiones en múltiples sectores. En lugar de poner todo su dinero en una sola acción, lo reparte entre productos de inversión que pueden revalorizarse de diferentes maneras. Una cartera bien diversificada puede tener partes de inversiones en valores, bonos del Estado y fondos inmobiliarios, así como acciones nacionales e internacionales de diferentes sectores. La idea que subyace a la diversificación es que el rendimiento positivo de algunas inversiones puede compensar las pérdidas de otras.

Relacionado: Cómo iniciar una cartera de clientes

¿Quién utiliza las existencias?

Las entidades que utilizan acciones, llamadas accionistas, pueden ser individuos o instituciones. Los accionistas individuales pueden ser personas que compran acciones con su propio dinero. Normalmente, el comercio de acciones no forma parte de su profesión, y se dedican a esta práctica por diversas razones personales, como la inversión para la jubilación. Entre las instituciones que recurren a la tenencia de acciones se encuentran:

Empresas de inversión

Una sociedad de inversión es una entidad que reúne los fondos aportados por múltiples inversores y los invierte en activos, como acciones, en función de los objetivos especificados por los inversores. La empresa mantiene las acciones pero proporciona rendimientos a los inversores en forma de intereses, revalorización del capital y dividendos. La cantidad que reciben los inversores depende de la cantidad que hayan invertido.

Compañías de seguros

Las compañías de seguros ganan dinero recibiendo los pagos de las primas de los asegurados e invirtiendo esos pagos en activos. Invierten principalmente en activos de bajo riesgo y a largo plazo, como acciones y bonos. Los rendimientos de estas inversiones pueden destinarse a pagar futuros siniestros.

Bancos

Los bancos generan ingresos de varias maneras, incluida la tenencia de acciones. Para minimizar el posible efecto financiero sobre los depositantes, existen normas que limitan la cantidad que los bancos pueden invertir y el tipo de acciones en las que invierten. Por lo tanto, los bancos tratan de invertir en acciones de bajo riesgo que puedan diversificar su forma de ganar dinero.

Fondos de pensiones

Un fondo de pensiones es un régimen o plan que proporciona ingresos para la jubilación. La financiación de los fondos de pensiones procede principalmente de los empresarios, aunque los empleados pueden contribuir en algunos casos. El dinero aportado se invierte en activos como acciones, bonos y bienes inmuebles comerciales. Los rendimientos de estas inversiones ayudan a asignar los pagos a los empleados tras la jubilación.

Relacionado: ¿Qué es un plan de pensiones y cómo funciona una pensión?

¿Cuáles son los tipos de participaciones?

Hay dos grandes clasificaciones de existencias:

Acciones comunes

Este es el tipo de acciones más común. Los poseedores de acciones ordinarias tienen la propiedad parcial de una empresa, lo que les permite recibir beneficios como las ganancias comunes, el derecho a votar sobre diversos temas en las juntas de accionistas anuales o extraordinarias y la recepción de los ingresos de los activos liquidados. Sin embargo, es probable que los dividendos de las acciones comunes varíen en su cuantía en función de los resultados de la empresa. Además, en caso de quiebra y/o liquidación de la empresa, los titulares de acciones ordinarias no reciben dinero hasta que otras partes—los acreedores, los tenedores de bonos y los que tienen acciones preferentes—reciban el suyo.

Relacionado: Estrategia de salida del negocio: Definición, tipos y cuándo utilizarlas

Acciones preferentes

Los que tienen acciones preferentes suelen recibir un dividendo fijo, que es una cantidad de dinero establecida a intervalos regulares. Así, la cantidad que reciben se mantiene igual incluso en casos de malos resultados de la empresa. Las acciones preferentes dan al titular un trato preferente también en otros aspectos. Por ejemplo, en caso de liquidación, tienen derecho a los activos de la empresa antes que los demás accionistas. Sin embargo, no tienen derecho a votar en los asuntos de la empresa.

¿Cómo funcionan las participaciones?

Las participaciones en acciones dividen la propiedad entre numerosas personas y entidades, lo que les permite disfrutar de beneficios financieros cuando la empresa obtiene buenos resultados. Una empresa ofrece acciones al público para financiar su crecimiento y sus proyectos. Los individuos y grupos que compran y venden acciones se llaman inversores. Estas operaciones con acciones se realizan a través de una bolsa de valores, un mercado que facilita dichas transacciones. Cada inversor tiene representación a través de un agente de bolsa que gana una comisión por cada acción vendida.

Las participaciones en acciones de una empresa reflejan el grado de propiedad que una persona o institución tiene en ella. Como propietarios parciales, pueden recibir beneficios financieros cuando la empresa funciona bien, como dividendos periódicos e ingresos por liquidación de activos. Tener acciones en una empresa también permite tener derecho a voto en las juntas de accionistas, lo que da al titular cierta influencia en la dirección de la empresa. Poseer más del 50% de las acciones de una empresa da lugar a la propiedad mayoritaria, en la que el titular adquiere el control de la organización.

Relacionado: ¿Qué es un accionista?

Participaciones en acciones frente a sociedades de cartera

Un holding es una entidad empresarial que tiene una participación de control en una o varias empresas. Las sociedades holding establecen este control al poseer la mayoría de las acciones. Por lo tanto, es la tenencia de acciones, y no la producción de bienes o servicios, la forma en que generan ingresos. A menudo, la sociedad de cartera se conoce como sociedad matriz, mientras que las empresas que controla son filiales. Las sociedades holding también poseen otros activos, como bienes inmuebles, bonos y marcas de patentes.

Los holdings controlan otras empresas pero no gestionan sus operaciones diarias. En términos de gestión empresarial, las filiales suelen funcionar como instituciones independientes. Sin embargo, las acciones mayoritarias permiten a un holding evaluar el rendimiento de cada filial y determinar quién ocupa sus funciones de gestión.

Te recomendamos

Cestas de mercado: Qué son y cómo utilizarlas

Vestirse con ropa formal de negocios

Guía de marketing interactivo (con ejemplos)

¿Qué es el proceso de cumplimentación de pedidos? Definición, pasos y consejos

Cómo preparar un presupuesto para una organización (con consejos)

Cómo ser atractivo en las conversaciones en el trabajo