Activos en un balance: Qué son, por qué son importantes y ejemplos

Las personas interesadas en una empresa necesitan poder saber de un vistazo qué tal le va a la empresa. Hay muchas maneras de comprobar la salud financiera de una empresa. Una de ellas es examinar su balance.

En este artículo, definimos los balances y sus componentes, enumeramos ejemplos de lo que encontrará en ellos y analizamos la importancia de los activos que figuran en un balance.

¿Qué es un balance?

Un balance es uno de los tres documentos principales que una empresa utiliza para medir su estabilidad fiscal. Los otros informes relacionados son la cuenta de resultados de una empresa y su estado de flujo de caja.

Relacionado: B** Balance de situación vs. Cuenta de resultados: Definiciones y ejemplos**

¿Cuáles son los componentes del balance de una empresa?

Los balances contienen tres conjuntos de datos o grupos de información. Lo que lo convierte en un balance es que representa dos lados de una ecuación, por lo que los datos deben estar literalmente equilibrados o ser iguales. Los tres componentes de un balance son el activo, el pasivo y el patrimonio de los propietarios o accionistas.

Relacionado: Cómo crear un balance general (con ejemplos y consejos)

¿Qué son los activos de la empresa?

Los activos de una empresa son las cosas que posee y que tienen un valor en dólares. Las empresas consideran los activos como recursos que pueden generar flujo de caja, mejorar las ventas o reducir los gastos en el futuro. Las empresas registran los activos en sus balances valorados por su coste original ajustado por el envejecimiento o las mejoras.

¿Qué activos empresariales aparecen en un balance?

Hay dos tipos de activos en el balance. Los activos a corto plazo, también llamados activos corrientes, son activos que la empresa podría convertir en efectivo dentro de un año de funcionamiento. Los activos fijos o tangibles—conocidos como PPE por sus siglas en inglés de propiedad, planta y equipo—son activos que la empresa necesitaría más de un año para convertir en efectivo. Dado que los activos pueden ser liquidados en efectivo, también se denominan activos líquidos. Éstos son los activos que suelen figurar en un balance:

  • Cuentas por cobrar: Pagos previstos por bienes o servicios, incluyendo cualquier compra realizada a la empresa con condiciones de crédito
  • Edificios: Todas las instalaciones, incluidas las plantas de fabricación, los aparcamientos y las oficinas que posee la empresa de forma directa
  • Capital social: Acciones de la empresa adquiridas con capital de inversión
  • Efectivo y equivalentes de efectivo: Todos los activos líquidos a los que se puede acceder para devolver la deuda, pagar a los accionistas o comprar nuevos recursos
  • Certificados de depósito: CDs emitidos por el banco o la cooperativa de crédito
  • Vehículos de propiedad de la empresa: Coches, camiones, furgonetas de flota y otros vehículos homologados para la calle que se utilizan para los negocios.
  • Equipamiento: Maquinaria de fabricación, ordenadores y otros dispositivos utilizados en las operaciones diarias de la empresa
  • Las instalaciones: Iluminación, pantallas, cableado y similares que contribuyen a las operaciones diarias de la empresa
  • Muebles: Todo el mobiliario de oficina, ya sea utilizado por los clientes o el personal y los empleados
  • Propiedad intelectual: Marcas, derechos de autor y patentes
  • Inventarios: Toda la mercancía terminada que la empresa planea vender, ya sea fabricada o comprada a un proveedor y las materias primas que la empresa utiliza en la fabricación de los productos
  • Tierra: Todos los terrenos que la empresa posee en propiedad
  • Inversiones: Acciones, bonos, valores y otros instrumentos de inversión
  • Suministros y accesorios: Los componentes necesarios para las operaciones diarias de la empresa

¿Por qué incluir los activos de la empresa en un balance?

Sin activos, no hay balance. Lo mismo puede decirse de los otros dos elementos del balance. Si no se informa de los activos, no se enumeran los pasivos o no se contabilizan los fondos propios, el balance no sólo está desequilibrado, sino que está incompleto. No se puede completar una fórmula sin todos sus términos.

¿Qué importancia tienen los activos en el balance de una empresa?

Poder ver los activos en un balance permite a una empresa conocer su liquidez inmediata o la cantidad de efectivo que podría obtener si necesitara transformar todos los activos en moneda. El balance en sí mismo no proporciona una imagen completa de la situación fiscal de la empresa, pero le permite conocer día a día el valor combinado de sus activos. Los activos del balance también proporcionan a las personas ajenas a la empresa—a quienes pueden estar considerando invertir en una empresa o comprarla—una idea del valor real con el que se cuenta. Dado que los balances son comparables a las comprobaciones por muestreo del bienestar de una empresa, los activos son una parte vital de esa comprobación.

¿Hay activos que no aparecen en el balance de la empresa?

Es posible que una empresa tenga activos valiosos que no aparecen en su balance. Si la empresa no adquirió el activo en una transacción, por ejemplo, no aparecerá en el balance de la empresa. Esos activos intangibles son cosas como una reputación estelar en su campo, una patente valiosa que la empresa posee, su respectiva cultura empresarial, un nombre comercial o una marca bien conocidos o un equipo de liderazgo muy eficaz o un modelo de negocio innovador.

¿Cuáles son las responsabilidades de la empresa?

El pasivo de una empresa es la expresión de lo que debe a otros. En la fórmula del balance, Pasivo = Activo – Patrimonio.

¿Qué pasivos de la empresa figuran en el balance de una empresa?

Estos son los tipos de pasivos de un balance:

  • Cuentas por pagar: Sumas pendientes de pago por parte de la empresa
  • Bonos: Bonos emitidos por la empresa como inversión en la misma
  • Préstamos: Prestar fondos a la empresa para que los devuelva
  • Impuestos: La responsabilidad fiscal que la empresa debe
  • Salarios: Salarios y otros pagos que se deben a los empleados por el trabajo ya realizado

Relacionado: Su guía de responsabilidades actuales

¿Qué es el patrimonio empresarial?

El patrimonio neto del balance se define como el dinero que una empresa posee actualmente. Este valor puede estar en manos de uno o varios propietarios o controlado por los accionistas de una empresa. La fórmula del balance lo define así Patrimonio = Activo – Pasivo.

Relacionado: Capital propio: Definición y ejemplos

¿Cómo aparece el patrimonio de la empresa en el balance de la misma?

El patrimonio del propietario o accionista en un balance incluye:

  • Capital: Dinero invertido en el negocio por los propietarios
  • Stock: Acciones de empresas privadas o públicas
  • Retención de ganancias: Ingresos menos todos los gastos desde el lanzamiento del negocio

¿Por qué son importantes los balances?

Los balances son importantes porque proporcionan una visión general de la salud financiera de una empresa desde el primer día de actividad hasta el día actual. Un balance hace un seguimiento de todas las transacciones, positivas y negativas, para presentar un informe equilibrado. Los balances reflejan cómo cambian las finanzas de una empresa a lo largo del tiempo y proporcionan una herramienta de predicción para hacer coincidir los activos actuales con los próximos gastos.