FAQ: ¿QUÉ ES LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA DE LA MATRIZ EMPRESARIAL? ¿Qué son los ingresos por servicios? (Con definición y tipos)

La contabilidad incluye un balance de todos los ingresos y beneficios que genera una empresa. Los ingresos por servicios son una partida de la cuenta de resultados que contabiliza los ingresos procedentes de los servicios que presta una empresa. Entender cómo registrarlos y cómo funcionan los créditos y débitos es importante para el proceso contable general. En este artículo, analizamos la definición de ingresos por servicios junto con algunas preguntas comunes.

¿Qué son los ingresos por servicios?

Los ingresos por servicios son los que genera una empresa a cambio de la realización de un servicio. Incluye cualquier servicio que la empresa preste, tanto si el cliente paga como si no. Los ingresos por servicios no incluyen cosas como el envío de mercancías o los intereses. Se centra principalmente en los servicios de la empresa.

Los ingresos por servicios indican al propietario de una empresa cuántos ingresos genera por la venta de servicios en un periodo determinado. Sin embargo, no les dice cuántos ingresos obtienen. Esto requiere más cálculos, ya que para determinar los beneficios y los ingresos hay que saber cuántos ingresos por servicios se reinvierten en el negocio junto con otros costes empresariales.

Relacionado: Ingresos totales vs. ingresos marginales: ¿Cuál es la diferencia?

¿Cuáles son los tipos de ingresos por servicios?

Hay dos tipos principales de ingresos por servicios:

Ingresos de explotación

Los ingresos de explotación se refieren a los ingresos de una empresa que constituyen su objetivo principal. Incluye todos los ingresos procedentes de los servicios que constituyen una parte primordial del negocio. Además de calcular los ingresos de explotación, también se pueden catalogar como basados en transacciones, en tiempo, por proyecto o recurrentes. Esto ayuda a las empresas a contabilizar todos los tipos de ingresos de explotación, independientemente del método en que reciban el pago por sus servicios.

Relacionado: Ingresos de explotación, ingresos netos e ingresos netos de explotación: Definiciones

Ingresos no operativos

Los ingresos no operativos se refieren a cualquier otro servicio que la empresa pueda ofrecer. Si una empresa genera algún ingreso de estos servicios alternativos, el contable puede registrarlo como ingresos no operativos. Esto puede incluir los ingresos por dividendos, las inversiones, las amortizaciones de divisas o cualquier pérdida de valor de los activos de la empresa.

¿Por qué son importantes los ingresos por servicios?

Aunque los ingresos por servicios no se traducen en ingresos o beneficios, siguen siendo un cálculo importante. Ofrece los siguientes usos:

  • It's un indicador de rendimiento: Los ingresos por servicios son un indicador clave de rendimiento. Esto significa que puede utilizarlo para analizar el rendimiento o los ingresos de una empresa en un periodo de tiempo determinado.
  • Ayuda a distinguir los flujos de ingresos: Categorizar los ingresos por servicios puede ayudarte a determinar cuántos ingresos provienen de cada fuente.
  • Se adapta a diferentes modelos de previsión: Los diferentes modelos de previsión pueden ayudar a predecir los ingresos y los beneficios. Enumerar los ingresos por servicios por separado puede ayudar a las empresas a predecir tanto los ingresos recurrentes como los basados en proyectos.

3. ¿Son los ingresos por servicios un activo?

A efectos contables, los ingresos por servicios no son un activo. Un activo se refiere a un elemento que proporciona valor económico en un año o menos. Los ingresos son los que provienen del servicio principal de una empresa y la mayoría de las empresas los utilizan para reinvertir en la compañía, lo que significa que no son un activo.

Aunque los ingresos por servicios no son un activo en la contabilidad por devengo, las cuentas por cobrar o los pagos en efectivo que provienen de los servicios son activos en un balance.

Relacionado: ¿Qué es un activo?

¿Por qué se acreditan los ingresos por servicios?

En una configuración de contabilidad tradicional, un sistema de doble entrada requiere débitos y créditos. Con este sistema, los contables colocan los débitos en un lado del balance y los créditos en el otro, lo que garantiza el cálculo de todos los ingresos.

En este caso, hay un débito a la caja y un crédito a los ingresos por servicios. La introducción de cada uno de ellos en el sistema garantiza el equilibrio de todos los ingresos y costes, lo cual es importante porque una cuenta de resultados completa debe cuadrar en ambos lados. Dado que los ingresos por servicios aumentan el patrimonio de la empresa, deben actuar como un crédito para equilibrar las cuentas al final del periodo contable de cobro. Puede ser beneficioso tener en cuenta la fórmula de los ingresos por servicios, que significa que los activos de la empresa deben equilibrarse con la suma de los pasivos y el patrimonio de los propietarios.

Activo = pasivo + capital del propietario

Relacionado: Cómo encontrar los ingresos

¿Cómo se registran los ingresos por servicios?

La mayoría de las empresas registran los ingresos por servicios utilizando el método de contabilidad de devengo. Esto significa que se registran los ingresos cuando se produce la transacción y no cuando el cliente paga. También significa que las cuentas de resultados pueden mostrar los ingresos por servicios, incluso antes de que el cliente pague la totalidad del saldo.

Sin embargo, para gestionar la finalización de un servicio pendiente de pago, se archiva en la categoría de cuentas por cobrar. Una vez completado el pago, puede emitir un crédito a las cuentas por cobrar y hacer un débito a las cuentas por pagar, equilibrando ambas partes.

1. ¿Dónde se anotan los ingresos por servicios?

Los contables sitúan los ingresos por servicios en la parte superior de la cuenta de resultados. Van en una partida separada que es específica de los ingresos, por debajo de la línea de ingresos por ventas. Los ingresos por servicios siempre van en la cuenta de resultados y no en el balance, independientemente de si el servicio está pendiente o pagado. Todos los servicios completados deben ir en la línea de ingresos por servicios.

¿Cuáles son los ejemplos de ingresos por servicios?

Los ingresos por servicios pueden incluir cualquiera de los siguientes:

Ingresos recurrentes

Los ingresos recurrentes se refieren a un servicio continuo que hace que una empresa reciba un pago recurrente. Esto puede incluir cosas como un servicio de suscripción, un alquiler mensual, derechos de licencia o un anticipo mensual. Las empresas pueden utilizar los ingresos recurrentes para predecir las próximas ventas en función del valor de los pagos continuos.

Ingresos por servicios

Los ingresos por servicios se refieren a los ingresos generados por un servicio específico. Pueden incluir un número determinado de horas de consulta o una combinación de varias horas a lo largo de un mes. Los ingresos por servicios pueden ser recurrentes o no, dependiendo del tipo de negocio y de los servicios que ofrezca.

Servicio basado en transacciones

Los ingresos por servicios basados en transacciones incluyen pagos únicos. Puede tratarse de una única cita de consulta o de un servicio que la empresa realiza para un cliente una sola vez. En la mayoría de los casos, los ingresos basados en transacciones no son continuos.

Ingresos por proyectos

Los ingresos por proyectos incluyen los ingresos que una empresa obtiene de un solo proyecto. Estos ingresos suelen ser una estimación desde antes del inicio del proyecto, y pueden abarcar muchas semanas o meses. Si un proyecto abarca varios periodos contables, el equipo de contabilidad puede dividir los pagos en diferentes trimestres para contabilizar los servicios que se completan dentro de ese periodo.

Te recomendamos

Una guía completa sobre la remuneración competitiva

Guía para los equipos de gestión del talento

¿Qué es el modelo V? Definición, etapas y beneficios

12 certificaciones de la cadena de suministro para avanzar en su carrera

Visión vs. Estrategia: ¿Cuál es la diferencia?

9 pasos para construir una cultura de colaboración exitosa