Cómo dejar un trabajo con confianza

Decisiones como la de renunciar a tu trabajo pueden conllevar a veces desafíos emocionales, dependiendo de la situación. En algunos casos, puedes sentirte culpable por dejar tu trabajo y tu equipo; tal vez disfrutes personalmente de tus compañeros o te preocupe que se enfrenten a retos si te vas. Estos sentimientos son una forma común de experimentar la empatía. Sin embargo, la buena noticia es que casi siempre puedes dejar tu trabajo con la conciencia tranquila.

En este artículo, explicamos por qué no debes sentirte culpable cuando dejes tu trabajo, con pasos que te ayudarán a renunciar con confianza y tranquilidad.

Razones para no sentirte culpable cuando dejas un trabajo

Si quieres dejar tu trabajo, pero te sientes culpable por ello, aquí tienes algunas razones por las que puedes dejarlo con confianza:

El empleo es un acuerdo comercial

En última instancia, la relación entre un empleado y un empresario suele ser un acuerdo comercial. Aunque las amistades y las interacciones positivas que pueda desarrollar con sus compañeros y supervisores pueden ser muy reales y significativas, se entiende que ambas partes implicadas probablemente tomen decisiones que les beneficien. Por ejemplo, si una empresa necesitara llevar a cabo despidos para responder a un déficit presupuestario, probablemente lo haría sin problemas. Recuerde que las relaciones personales que desarrolle son distintas de su acuerdo de empleo profesional, y que es apropiado tomar decisiones empresariales personales para avanzar en su carrera.

Su propio crecimiento y desarrollo son importantes

A menudo, dejar un trabajo significa que ha aprendido habilidades y ha desarrollado capacidades que pueden ayudarle a prosperar en otro papel. Para hacer realidad estas habilidades, a menudo hay que cambiar de función o de empresa. Intenta ver tu transición como un motivo de orgullo y un resultado de tu gran capacidad para progresar en tu carrera. Recuerde que es normal, e incluso alentador, que los profesionales avancen en su línea de trabajo, a menudo optando por dejar un trabajo y dedicarse a otro.

Relacionado: Q –>&A: ¿Cuánto tiempo debe permanecer en un trabajo?

Quedarse puede plantear otros retos

Quedarse en un trabajo más tiempo del que es adecuado para sus necesidades personales, profesionales, financieras o de otro tipo, podría en realidad plantear retos adicionales para su equipo. Tus compañeros pueden percibir que te has quedado con ellos porque te sientes demasiado culpable para marcharte, lo que puede hacer que se preocupen por tu bienestar. Si desarrolla sentimientos menos positivos, como el resentimiento, puede afectar a su rendimiento y a su disposición en el trabajo. Irse cuando esté preparado puede ayudar a crear un ambiente de trabajo positivo para su equipo anterior.

Su bienestar puede ayudar a sus colegas

El tiempo que le queda con su equipo actual puede ser un período muy especial de reflexión y celebración. Esto es especialmente cierto si ha desarrollado buenas relaciones personales con sus colegas además de sus colaboraciones profesionales. Sentirse culpable puede restarle valor a una experiencia por lo demás agradable para usted y su equipo al final de su permanencia en la empresa. Sin embargo, sentirse confiado y en paz puede ayudar a todos los implicados a disfrutar del tiempo que les queda juntos.

Relacionado: Q&A: ¿Debo dejar mi trabajo? 10 razones aceptables para renunciar

Cómo sentirse seguro al dejar un trabajo

Si quieres sentirte más seguro al dejar un trabajo, aquí tienes algunos pasos que puedes seguir:

1. Tomar la decisión de forma consciente

Tomar la decisión de dejar el trabajo prestando atención a todos los factores implicados puede ser el primer paso para sentirse seguro de esa elección. Asegúrese de pensar cuidadosamente en su empleo actual y futuro como parte del proceso de decisión. Considera la posibilidad de utilizar una herramienta como una lista de pros y contras para ayudarte a organizar tus ideas. Considera la posibilidad de discutir tus opciones con un amigo o mentor de confianza para obtener una perspectiva y una validación adicionales. Saber que has tomado una decisión meditada puede ayudarte a sentirte seguro de ti mismo cuando renuncies a tu trabajo.

Relacionado: ¿Deberías renunciar a un trabajo antes de encontrar uno nuevo?

2. Articula tus razones

Escribe tus razones para dejar tu trabajo de forma meditada. Esto puede ser una herramienta útil para ti personalmente, ya que escribir tus ideas a menudo puede ayudarte a entenderlas más claramente. Esto también puede ayudarte a escribir tu carta de dimisión, si es necesario para tu situación. Ver tus razones por escrito a veces puede ayudarte a sentirte más seguro al separarte de tus pensamientos y proporcionarte una perspectiva adicional.

3. Practica una respuesta breve

Es probable que tus compañeros te hagan preguntas sobre tu marcha. Tener preparada una respuesta breve puede ayudarte a sentirte seguro y empoderado en estas conversaciones. Piensa en la cantidad de información que te gustaría compartir sobre las razones y condiciones de tu dimisión e intenta preparar una o dos frases que puedas utilizar. Esto puede ayudarte a sentirte más tranquilo cuando te encuentres con discusiones que, de otro modo, podrían provocar sentimientos de culpa.

4. Recuerda tu valor

A medida que avanzas en el final de tu tiempo en tu empresa actual, recuérdate a ti mismo tu valor personal y profesional para reforzar tu confianza. Intenta pensar en los beneficios o mejoras que disfrutarás gracias a tu transición. Recuerde que vale la pena tomar las mejores decisiones para usted en su situación, dondequiera que esas decisiones le lleven.

5. Manténgase positivo

Mantener una actitud positiva durante todo el proceso de dejar su trabajo puede ayudarle a sentirse más seguro. También puede apoyar a sus colegas y supervisores y asegurar un final suave de su tiempo con ellos. Intenta replantear los retos como oportunidades de aprendizaje y crecimiento, incluso al final de tu trabajo actual. Céntrese en los beneficios de su cambio de carrera e intente reflejar esa positividad en su comunicación en el lugar de trabajo.

Relacionado: Cómo ser positivo en el trabajo (P&A)

6. Apoye la transición

Ayudar a su empresario a realizar la transición de su función a un nuevo empleado puede ayudarle a sentirse más confiado y seguro de sí mismo, sabiendo que está haciendo todo lo posible para facilitar el proceso de su salida. Si tiene sentido para su situación, considere la posibilidad de proporcionar a los nuevos contratados referencias de contactos de confianza en su red profesional. También podría ayudar a preparar cualquier documentación necesaria y proporcionar formación a su sustituto, si es posible.