Cómo desarrollar los rasgos de un mentor

A lo largo de su carrera, los líderes eficaces proporcionan a los miembros de su equipo apoyo y orientación. Al orientar a los que trabajan bajo su mando, puede crear un entorno de trabajo más edificante e inspirador. También puede ayudar a que su propia carrera progrese y a que asuma nuevas funciones de liderazgo demostrando que es un mentor sólido.

En este artículo, explicamos cómo es un mentor eficaz y compartimos cómo desarrollar rasgos de mentor.

Guía para el uso de programas de tutoría en la empresa

¿Cuáles son los rasgos de los mentores?

Las características que le ayudan a proporcionar apoyo y orientación a los demás se conocen como rasgos de mentor. Tu propósito como mentor es inspirar a los demás para que alcancen su máximo potencial. Estas son las cualidades de mentor que pueden ayudar a las personas a crecer en su trabajo:

  • 3. Capacidad de hacer conexiones: Los mentores fuertes tienen el impulso de crear redes y conectar con otros. Si usted se da cuenta de que puede entablar una conversación de forma natural y establecer relaciones profesionales, puede ser un mentor eficaz.
  • La voluntad de dar una retroalimentación honesta: Las personas a las que asesoras pueden beneficiarse de una retroalimentación abierta y honesta. Puedes ayudar a los demás a tener éxito destacando lo que hacen bien y repasando lo que necesitan mejorar.
  • Afán de motivación: Los mentores quieren que los demás se sientan entusiasmados con el trabajo que hacen. Al encontrar formas de motivar a sus alumnos, puede ayudarles a ser más productivos y a tener más éxito en sus funciones.
  • Conocimiento de su sector: Es posible que otros profesionales se sientan atraídos por usted porque tiene la sabiduría y la experiencia que están buscando. Por eso los mentores suelen ser personas a las que les gusta aprender y están dispuestas a sumergirse en un determinado sector o especialidad.
  • Respeto por todos: Los mentores eficaces saben cómo dar a sus alumnos comentarios y consejos sinceros de forma respetuosa. Parte del respeto consiste en mostrar tu admiración por sus esfuerzos y encontrar formas de aumentar su autoestima.
  • 1. Deseo de elevar a los demás: Los mentores pueden ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos presentándoles oportunidades. Los mentores eficaces desean realmente que los demás tengan éxito y saben cómo ayudarles a encontrarlo.

Relacionado: La guía definitiva de la tutoría

Cómo desarrollar los rasgos del mentor

Sigue estos pasos para desarrollar tus rasgos de mentor:

1. Convertirse en un mejor comunicador

Una parte importante de ser un mentor útil es tener buenas habilidades de comunicación. Aunque la comunicación eficaz implica ser capaz de transmitir claramente sus pensamientos e ideas, también implica ser un buen oyente. Cuando se reúna con sus alumnos, esfuércese por comprender realmente lo que están diciendo. Antes de añadir tus propias ideas, deja que terminen sus pensamientos. Haga preguntas de seguimiento bien pensadas para saber más y asegurarse de que les ha entendido bien. Utilice señales no verbales, como el contacto visual y el asentimiento con la cabeza, para demostrar que valora lo que tienen que decir.

2. Centrarse en el establecimiento de objetivos

Como mentor, tienes que hacer hincapié en la importancia de establecer objetivos. Empiece por fijar sus propios objetivos. Al actuar como modelo, sus alumnos pueden decidir establecer sus propios objetivos personales. Ayúdeles en el proceso de fijación de objetivos pidiéndoles que utilicen el método SMART. Esto significa que sus objetivos son específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con un plazo determinado. El uso de este proceso puede ayudarle a usted y a los miembros de su equipo a crear objetivos más realistas.

3. Seguir aprendiendo

Incluso si está en un puesto de alto nivel, hay mucho más que puede aprender a lo largo de su carrera. Si sigue ampliando sus conocimientos y habilidades, podrá seguir dando los mejores consejos a sus alumnos. Demostrar que el aprendizaje permanente es importante es también una forma de inspirar a sus colaboradores a hacer lo mismo. Siga aprendiendo relacionándose con otros profesionales, asistiendo a seminarios educativos, inscribiéndose en cursos en línea o presenciales, escuchando podcasts informativos, viendo documentales relevantes, siguiendo publicaciones que inviten a la reflexión y exponiéndose a diferentes experiencias vitales.

Relacionado: Cómo crear un programa de tutoría en el lugar de trabajo

4. Ayude a su alumno a aprender a través de la experiencia

Aunque es importante ofrecer a los alumnos apoyo y orientación, también es útil animarles a tomar sus propias decisiones. En lugar de decirles lo que tienen que hacer, déjeles crecer a través de sus propios errores, éxitos y experiencias. En lugar de darles todas las respuestas, dales el impulso de confianza que necesitan para asumir nuevos riesgos y tomar decisiones significativas en su carrera.

5. Estar abierto a los comentarios

Además de dar feedback a los demás, intenta buscar feedback sobre ti mismo. Pregunta a tus alumnos cómo puedes convertirte en un mejor mentor para ellos. Trata de aprender lo que haces bien y lo que puedes mejorar. Aunque tiene años de sabiduría y experiencia, recibir comentarios puede ayudarle a ver sus habilidades de mentor de una manera nueva. Además de pedirle a sus alumnos su opinión, vea si alguien en una posición de liderazgo puede darle algún consejo para mejorar sus habilidades de mentor.

Relacionado: Creación de un programa de tutoría en el lugar de trabajo: Pasos clave y consejos

6. Celebrar el éxito y el fracaso

Aprende a ser la persona a la que tu alumno puede acudir tanto si tiene éxito como si fracasa en sus objetivos. Si tienen éxito, elógialos y dales un feedback positivo para animarlos a seguir luchando por sus objetivos. Si fracasan, ayúdales a trabajar en lo que podrían hacer mejor la próxima vez. Al ser el defensor número uno de alguien, puedes ayudarle a seguir esforzándose por crecer.

Relacionado: Cómo sacar el máximo partido a tu relación con el mentor

7. Ayude a los demás a superar las barreras

Tener el deseo de elevar a los demás es uno de los rasgos más importantes del mentor. Cuando se trabaja en un puesto de liderazgo, se tienen las conexiones profesionales y la influencia que necesitan las personas en puestos inferiores para tener éxito. Si sabe que uno de sus alumnos puede ser un buen candidato para una oportunidad de trabajo, intente encontrar la manera de responder por él. Sea la persona que está dispuesta a defender a los que están experimentando desafíos y obstáculos en su carrera. Demuestra a tus alumnos que quieres ayudarles a conseguir grandes cosas presentándoles las oportunidades adecuadas.