Ratio de Corriente vs. Capital de Trabajo: ¿Cuáles son las diferencias?

«Capital circulante» y «ratio de solvencia» son dos términos que se utilizan con frecuencia para describir las finanzas de una empresa y su comparación con otras. La definición de capital circulante y la forma en que afecta a una empresa, en particular, es diferente del ratio de solvencia. Es posible que obtenga una nueva visión de la conciencia financiera si comprende sus distinciones.

En este artículo, enumeramos las diferencias entre el ratio actual y el capital circulante y analizamos por qué cada uno de ellos es importante para el funcionamiento de su empresa.

¿Qué es el ratio actual? Definición y ejemplos

¿Qué es el capital circulante?

El capital circulante de una empresa se calcula restando su pasivo corriente de su activo corriente. El capital circulante es una medida de la liquidez actual de una empresa. Si el activo corriente es menor que el pasivo corriente, la empresa tiene un déficit de capital.

Una empresa que tiene más activos que liquidez no puede convertir fácilmente todos los activos en efectivo, lo que la hace indeseable en términos de versatilidad en un mercado empresarial en constante cambio. Los inversores pueden buscar empresas con un capital circulante positivo que garantice que la empresa pueda seguir operando en caso de deudas a corto y largo plazo, gastos de funcionamiento continuos y desafíos inesperados relacionados con la empresa.

¿Qué es el ratio de liquidez?

El ratio actual mide la responsabilidad de una empresa a la hora de realizar pagos, grandes o pequeños, a lo largo de un año. El ratio actual existe para informar a los inversores potenciales y actuales de la capacidad de una empresa para mantener un ratio de liquidez positivo. Un ratio actual aceptable es siempre igual o un poco más alto que la media del sector. Los ratios corrientes que caen por debajo de la media del sector pueden mostrar a los inversores que la empresa corre un mayor riesgo de impago o de inestabilidad financiera general.

Si una empresa tiene un ratio corriente demasiado alto, o muy alto en comparación con otras empresas similares, los inversores pueden creer que la empresa no está gastando sus activos de forma eficiente. Un ratio actual adecuado se mantiene lo más cerca posible del estándar del sector para mantener un buen negocio.

2. ¿Cuál es la diferencia entre el coeficiente corriente y el capital circulante?

La diferencia entre el coeficiente de solvencia y el capital circulante es que el coeficiente de solvencia es la proporción del activo circulante dividida por el importe del pasivo circulante. La fórmula para hallar el ratio actual es:

Activo corriente / Pasivo corriente = Ratio de corriente

El capital circulante es la cantidad que queda después de restar el pasivo corriente del activo corriente. El coeficiente de solvencia es un ratio más que una cantidad. El fondo de maniobra es una cantidad resultante. La fórmula utilizada para hallar el fondo de maniobra es:

Activo corriente – Pasivo corriente = Capital circulante

¿Por qué es importante conocer tu ratio de corriente?

Dado que el ratio actual es de conocimiento público tanto para los inversores como para los miembros de una empresa, ser consciente de su ratio actual ayuda a ver su empresa desde el punto de vista de un inversor. Si un inversor potencial observa que una empresa tiene un coeficiente de solvencia deficiente, puede pensar que la empresa a veces deja deudas a corto plazo sin cubrir. El conocimiento del ratio actual también informa a la empresa de una opción de comparación que puede marcar el progreso junto a otras empresas de la competencia.

¿Por qué es importante conocer su capital circulante?

Las empresas necesitan conocer su capital circulante para ser conscientes de sus finanzas, y ser conscientes de cómo está una empresa desde el punto de vista financiero puede ayudar a respaldar sus objetivos a corto plazo, como el pago de facturas y el reconocimiento de responsabilidades. Pueden asegurarse de que pueden guardar reservas para los desafíos imprevisibles o no previstos en relación con la economía y el entorno empresarial.

Relacionado: Cómo calcular el capital circulante

¿Qué factores influyen en el capital circulante?

Son múltiples los factores que pueden influir en el capital circulante de una empresa, algunos de los cuales pueden cambiar. Otros son factores permanentes que se pueden tener en cuenta al intentar ajustar el capital circulante. Los factores que pueden afectar al capital circulante son

Tamaño

Uno de los mayores efectos sobre el capital circulante de una empresa es su tamaño. La naturaleza de la empresa también puede afectar significativamente al capital circulante, tanto en volumen como en contenido. Las empresas más grandes pueden no necesitar tanto dinero para invertir en activos fijos. Sin embargo, las grandes empresas también pueden necesitar una cantidad considerable de fondos para mantener un capital circulante aceptable. Los comercios minoristas, en cambio, deben mantener una gran cantidad de activos para las necesidades de sus clientes y de su negocio.

Ciclo

Si una empresa tiene una temporada más ocupada que otra, esa empresa necesitaría un mayor capital circulante. Durante las temporadas bajas, no importa el negocio, hay un período que requiere menos capital de trabajo que el negocio' estándar. Esto se debe a que más ventas y cobros requieren más capital de trabajo para mantener durante los inevitables períodos de espera que existen entre ellos. El aumento de los salarios y de las materias primas debido a un ciclo comercial también puede afectar al capital circulante necesario de una empresa.

Relacionado: Cómo afecta el ciclo económico a su búsqueda de empleo

Eficiencia

Los distintos elementos de la eficiencia empresarial afectan al capital circulante necesario de distintas maneras. Cuanto más corto sea el ciclo de producción, más rápidas sean las ventas y más corto sea el cobro de la deuda, menor será el capital circulante de una empresa. Las empresas que son menos eficientes por su naturaleza requerirán un capital circulante más elevado debido a estos factores.

Inflación

Un aumento del precio de las materias primas debido a la inflación afectará a la cantidad necesaria para el capital circulante. El coste de la mano de obra también puede aumentar la necesidad de capital de trabajo, a menos que la empresa pueda aumentar también el precio de los bienes. Si una empresa puede contrarrestar la inflación con un aumento de los precios, la necesidad de capital circulante puede seguir siendo la misma. Sin embargo, en función de las prácticas empresariales específicas, los cambios de precios también pueden afectar al capital circulante en determinadas circunstancias.

Relacionado: Cómo calcular la inflación

Crecimiento

Una empresa en crecimiento puede requerir una mayor inversión en capital circulante cada mes porque puede tener que invertir en más cuentas por cobrar o en inventario. Por ejemplo, una empresa de venta al por menor que se está expandiendo necesitará invertir en más capital circulante para adaptarse a su crecimiento. Si una empresa no está creciendo rápidamente o se está contrayendo, es posible que tenga que considerar la posibilidad de reducir su inversión en capital circulante.