El ratio de gasto variable explicado

El principal objetivo de las empresas es maximizar los beneficios y cumplir las expectativas de los accionistas. Los distintos departamentos deben establecer objetivos y trabajar para conseguirlos. Los contables deben asegurarse de que los costes se minimizan y los beneficios se maximizan. El ratio de costes variables, también llamado ratio de gastos variables, trata de ayudar a las empresas a alcanzar este objetivo.

Ratio de gasto variable

El ratio de gastos variables es una fórmula contable que se utiliza para calcular los gastos incurridos en comparación con el aumento de los beneficios. Esta aproximación de los gastos variables ayuda a las empresas a conocer sus beneficios reales. Las empresas también conocen el equilibrio entre el crecimiento de los beneficios y el aumento de los costes de producción.

El ratio de gastos variables se utiliza en contabilidad para representar los costes de una organización durante la producción como porcentaje de las ventas netas. El ratio consiste en el análisis de los costes, el volumen y los beneficios, que es crucial para realizar deducciones empresariales. En el análisis de costes, volumen y beneficios, también llamado análisis CVP, se aplica la cuenta de resultados. Esta cuenta de resultados diferencia los costes globales como variables y fijos.

Los costes fijos en el ratio de gastos variables se utilizan para calcular los ingresos netos cuando

Margen de contribución-costes fijos= ingresos netos

Relacionado: Cómo Calcular los Gastos Variables (Con Ejemplos)

Implicación en los beneficios

El ratio de gastos variables revela el aumento de los costes que se derivan del crecimiento de la producción. Una cifra alta revela que la empresa obtendrá beneficios con una cantidad menor de ventas porque los costes fijos no son excesivos. Una cifra baja muestra que los costes fijos son desorbitados y debe cubrir los costes antes de obtener beneficios.

Costes fijos y costes variables

Son costes asociados a la producción de bienes y servicios. Los costes fijos no cambian con los cambios en el nivel de producción. Los gastos variables varían en función de los cambios en los volúmenes de producción. Un ejemplo de coste fijo es el alquiler que se paga por los locales de la empresa. Los costes variables pueden ser el coste de los materiales de embalaje de los productos o los costes de entrega de los productos.

Es evidente que cuando una empresa aumenta la producción, está gestionando los costes fijos, como el alquiler, de forma óptima. Esto se debe a que pagará la misma cantidad de alquiler cuando produzca 1.000 unidades de un producto, o 10.000 unidades. Sin embargo, en cuanto a los gastos variables, tendrá que comprar más materiales de embalaje para envasar más productos. Por tanto, los gastos variables aumentan el coste de producción.

Estos dos términos se entienden mejor con una explicación más detallada. Tras los términos fundamentales de costes fijos y costes variables, se comprende su relación con los ingresos y la rentabilidad global. Los costes variables tenderán a crecer con el crecimiento de la producción y a disminuir con la disminución de la misma. Los costes fijos no varían con el volumen de producción. Los gastos fijos son costes globales que no varían con las fluctuaciones de la producción, por ejemplo, los salarios o el alquiler. Estos costes suelen verse afectados por las acciones de gestión de la empresa.

Relacionado: ¿Qué es el coste variable? (Con ejemplos)

Una relación de gastos baja

Los altos costes fijos provocan un bajo ratio de gastos. Esto significa que la empresa tiene que realizar ventas que cubran los costes fijos antes de obtener beneficios. Si los gastos variables son mayores en comparación con las ventas netas, la empresa puede tener menos costes fijos. Por lo tanto, la empresa seguirá siendo rentable con una cantidad menor de ventas.

Calcular el coste variable

El coste variable puede determinarse para cada producto. Un coste variable de unos 10 dólares para cada producto con un precio de venta de 1.000 dólares dará un gasto variable de 0,01, es decir, un 1%. Por lo tanto, el coste variable también puede calcularse utilizando cifras de un periodo determinado, como el mensual. Por ejemplo, 10 dólares es el coste variable global en un mes. Los ingresos globales en ese mes serán de 1.000 dólares, lo que da un ratio de gasto variable de 0,01, o el 1%.

Cómo calcular el ratio de costes variables

  1. El ratio de costes variables puede determinarse como uno menos el margen de contribución. Se trata de la diferencia representada en porcentaje entre los costes variables globales y el volumen de ventas global. Además, el ratio de gastos variables se determina mediante una fórmula de división en la que se toman los costes variables y se dividen por los ingresos netos.
  2. Ratio de costes variables= costes variables/ventas netas
  3. Para llegar a la cifra de ingresos netos, se suman las asignaciones, descuentos y devoluciones que se deducen de las ventas totales.
  4. Ratio de costes variables= 1-margen de contención
  5. He aquí una ilustración que ayuda a visualizarlo. Tomemos los costes variables totales como 100 dólares, y los ingresos totales como 1000. Se obtiene un ratio de gastos variables de 0,1, es decir, el 10%. Para calcular el margen de contribución, tomemos un ratio de gastos variables de 1 para obtener 0,9, es decir, el 90%.

Relacionado: Cómo Calcular el Coste Variable Total

El margen de contribución

El margen de contribución muestra si una organización está alcanzando el equilibrio deseado en el que los ingresos crecen más rápido que los costes. El término margen de contribución muestra que éste nunca revela la cantidad de ingresos que queda por añadir a los costes fijos, y el beneficio probable.

Cuando las empresas producen un solo tipo de producto, el ratio de costes variables está relacionado con el importe global de las ventas. Además, puede relacionarse con las ventas por producto y el margen de contribución. Para las organizaciones que fabrican varios tipos de productos, cada producto tiene su ratio de margen de contribución específico determinado.

Para obtener un margen de contribución para el número total de productos de la organización, se toma sólo el margen de contribución global como porcentaje de las ventas totales.

La importancia del ratio de costes variables

El ratio de gastos variables representa la relación entre las ventas realizadas por una empresa y los gastos en los que se incurre para aumentar los ingresos. Es una comprobación importante para identificar los márgenes cruciales de los beneficios óptimos. Además, es útil para medir correctamente los beneficios esperados y establecer el precio de venta adecuado que maximice los beneficios.

El ratio de gastos variables ayuda a mostrar si una empresa es rentable o no. También ayuda a la empresa a obtener una imagen real de su rendimiento. Como se ha demostrado, el ratio de gastos variables es una fórmula sencilla que cualquier empresa puede aplicar. Además, los términos utilizados en la fórmula del ratio de gastos variables son fáciles de entender. Toda empresa necesita conocer su ratio de gastos variables para saber qué medidas tomar para maximizar los beneficios.

Te recomendamos

Cómo escribir una propuesta de proyecto (con ejemplo)

Cómo mantenerse al día con las tendencias tecnológicas

Cómo establecer objetivos de marketing

¿Qué es la econometría? Definición, tipos y usos

Cómo manejar a los compañeros de trabajo inmaduros (más consejos)

10 mejores prácticas de negocios virtuales (y por qué son importantes)