¿Qué es el ratio de prueba ácida y cómo se calcula?

El ratio de prueba ácida, también conocido como ratio rápido, se utiliza para determinar si una empresa tiene suficientes activos corrientes para pagar sus pasivos a corto plazo. El ratio de prueba ácida puede estimarse observando el balance más reciente de la empresa y calculando el ratio.

En este artículo, explicamos qué es el ratio de prueba ácida, cómo se calcula, cómo interpretar los resultados e incluimos un ejemplo.

¿Qué es el ratio de prueba ácida?

Una empresa puede determinar su liquidez inmediata examinando las cifras de su balance actual y calculando el ratio de prueba ácida.

El ratio de prueba ácida suele ser más preciso que las cifras del capital circulante, ya que muestra únicamente los activos que pueden convertirse en efectivo en el plazo de un trimestre, excluyendo todos los demás activos, como las existencias.

Para determinar el ratio de prueba ácida de su empresa’consulte lo siguiente del balance actual de su empresa:

  • Efectivo y equivalentes de efectivo: Son los activos considerados más líquidos y pueden incluir el efectivo en cuentas bancarias, los depósitos a corto plazo (con vencimiento inferior a tres meses) y las letras del tesoro.
  • Valores negociables: Estos son técnicamente deudas, pero son capaces de convertirse en efectivo rápidamente e incluyen artículos tales como certificados de depósito, bonos del gobierno y acciones comunes.
  • Cuentas por cobrar: Son las facturas pendientes, o el dinero que deben los clientes.
  • Pasivo corriente. Las deudas a corto plazo de la empresa (las que vencen en un año).

Relacionado: Relacionado: Aprenda a ser gerente de finanzas

Cómo calcular el ratio de la prueba ácida

El ratio de prueba ácida puede calcularse mediante la siguiente fórmula:

(efectivo + inversiones a corto plazo + créditos corrientes) / pasivo corriente = ratio de prueba ácida

1. Sume el efectivo + las inversiones a corto plazo + los créditos corrientes

El efectivo también incluye los activos de fácil liquidación. Las cuentas por cobrar se incluyen a veces con las cuentas por cobrar corrientes, dependiendo del sector de la empresa. Por ejemplo, las empresas de construcción pueden excluir las cuentas por cobrar porque pueden tardar más en cobrar que en otros sectores. Es importante tenerlo en cuenta porque estas cifras pueden hacer que la empresa parezca más segura financieramente de lo que realmente es.

Los activos que no pueden considerarse para determinar la liquidez a corto plazo deben restarse del total de activos corrientes. Por ejemplo, la liquidez de las existencias disponibles es imprevisible y no debería considerarse un activo líquido ni formar parte del cálculo de la prueba del ácido.

Otros activos que deben quedar fuera de este cálculo pueden ser los pagos anticipados, los activos por impuestos diferidos y los anticipos a proveedores, ya que pueden distorsionar la liquidez real de la empresa.

2. Dividir la suma del paso 1 entre el pasivo corriente

Esta fórmula debe incluir todos los pasivos que vencen en un año o antes. No debe incluirse ningún otro pasivo en esta fórmula, ya que daría un resultado inexacto. Una vez que haya dividido la suma del paso 1 entre todos sus pasivos corrientes, tendrá su ratio de prueba ácida.

Una última nota: el tiempo no se tiene en cuenta en el cálculo de este ratio. Esto es importante porque si la empresa tiene cuentas por pagar que vencen pronto, pero sus cuentas por cobrar no se recuperarán hasta dentro de varios meses, el ratio de prueba ácida podría omitir engañosamente los problemas financieros que la empresa podría estar afrontando a corto plazo.

También puede ocurrir lo contrario. Si las cuentas por cobrar de la empresa llegan todas a la vez y las cuentas por pagar no vencen hasta dentro de un tiempo, la empresa podría parecer engañosamente sólida.

Relacionado: Examen CFA: Cómo avanzar en su carrera financiera

3. ¿Qué significan los resultados del ratio de la prueba ácida?

La cifra proporcionada por el ratio de prueba ácida es una estimación conservadora de la capacidad de una empresa para pagar su pasivo corriente sin tratar de obtener financiación adicional. La salud financiera de la empresa viene determinada por este ratio rápido, ya que una cifra más alta indica más liquidez y una cifra más baja (menos de uno) implica problemas financieros inminentes.

Por ejemplo, si el ratio de prueba ácida de una empresa es de 2, la cifra indica que la empresa tiene el doble de valor en dólares de los activos líquidos que de los pasivos corrientes. Así, si el pasivo corriente es de 100.000 dólares y el ratio de prueba ácida es de 2, los activos líquidos serían de 200.000 dólares. Este ratio es indicativo de una buena salud financiera.

Es importante tener en cuenta que un ratio excesivamente alto puede implicar que la empresa no está utilizando sus recursos de forma inteligente. Por ejemplo, un exceso de efectivo significa que no se está invirtiendo en el crecimiento del negocio, mientras que una cifra desproporcionada de cuentas por cobrar puede indicar que la empresa no está haciendo un buen trabajo para cobrar lo que se le debe.

Por otro lado, se considera que las empresas con un ratio de prueba ácida bajo (inferior a 1) no tienen suficiente acceso a los activos líquidos para pagar sus pasivos corrientes. La empresa podría tener problemas financieros. Sin embargo, un ratio de prueba ácida bajo no es necesariamente malo en todos los casos.

Por ejemplo, una cadena de tiendas al por menor depende de la circulación de las existencias, por lo que podría tener un ratio de prueba ácida bajo. Como el ratio de prueba ácida es sólo una estimación, sólo considera la salud a corto plazo del negocio.

Relacionado: ¿Qué es un ratio financiero? (Definición, tipos y ejemplos)

Preguntas sobre la prueba del ácido

He aquí las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los ratios de prueba ácida:

¿Existe un resultado ideal para la prueba del ácido?

No existe un número o rango de ratio universalmente ideal que se aplique a todos los sectores, pero en general, el ratio debe ser mayor que uno. El número óptimo fluctuará en función del sector, el mercado y el tamaño y la estabilidad financiera de la empresa.

El ratio de prueba ácida puede tener poca importancia para una empresa establecida de cierto tamaño, ya que la empresa puede operar con ingresos a largo plazo o tener una excelente situación crediticia, lo que permite acceder a la financiación a corto plazo, si es necesario.

¿Existe algún inconveniente en el uso de la relación de prueba ácida?

Aunque la utilización de la contabilidad por el principio de devengo tiene muchas ventajas, también existen algunos inconvenientes potenciales, como por ejemplo

  • La prueba del ácido suele considerar que las cuentas por cobrar son un activo fácil de liquidar, pero eso no siempre es cierto.
  • Este método no suele ser suficiente por sí solo para calcular con precisión la situación financiera general de una empresa, por lo que las empresas lo combinan con otro método—como los ratios de corriente o de flujo de caja—para obtener una imagen general más precisa de las finanzas de la empresa.
  • El ratio no tiene en cuenta las existencias disponibles en el cálculo debido a la suposición de que el inventario no es un activo líquido. Sin embargo, en algunos sectores, las existencias pueden convertirse rápidamente en efectivo a su valor de mercado.
  • Este ratio no tiene en cuenta el tiempo, que puede ser un factor importante a la hora de estimar la capacidad de la empresa para pagar sus deudas al vencimiento.

Relacionado: Relacionado: Aprenda a ser un analista financiero

Ejemplo de ratio de prueba ácida

El ratio de prueba ácida se calcula utilizando las cifras del balance de la empresa para el periodo deseado. He aquí un ejemplo de cálculo del ratio de prueba ácida del balance:

BALANCE AL 30 DE SEPTIEMBRE DE 2019
Efectivo y equivalentes de efectivo $25,912 Cuentas por pagar $55,988
Valores negociables a corto plazo $40,385 Deuda a largo plazo $93,740
Cuentas por cobrar $23,191 Total del pasivo corriente $149,728
Inventarios $3,957
Otras cuentas por cobrar $25,808
Otros activos corrientes $12,086
Total de activos corrientes $131,339 Total del pasivo corriente $149,728

Divida los activos líquidos actuales (menos el inventario) entre el total de los pasivos corrientes para calcular el ratio de prueba ácida: (131.339-3957 dólares) / (149.728 dólares) = 0,85Un ratio de prueba ácida superior a uno indica estabilidad financiera actual. Sin embargo, esta cifra es sólo una estimación de la liquidez inmediata de la empresa y no es necesariamente una representación exacta de la salud financiera general de la empresa.

Relacionado: ¿Qué es el Quick Ratio?