Ratio de retención: Definición, usos y beneficios en la empresa

Hay muchas formas de evaluar el crecimiento de una empresa y prever su futuro financiero. Una métrica financiera que puede considerar utilizar es el ratio de retención, que muestra cuánto dinero está reinvirtiendo una empresa en el negocio. Si usted es responsable de medir este ratio para su empresa, puede ser útil entender algunos conceptos clave para asegurarse de que está calculando esta métrica correctamente. En este artículo, definimos el ratio de retención, proporcionamos fórmulas que puede utilizar para calcular esta métrica, describimos cómo lo utilizan las empresas y exponemos algunas ventajas de su uso.

13 puestos de trabajo en el sector financiero para empezar tu carrera profesional

¿Qué es un ratio de retención?

Un ratio de retención, también conocido como ratio de recuperación, es el porcentaje de los beneficios de una empresa que ésta mantiene como beneficios retenidos al final de un periodo fiscal. Las ganancias retenidas se refieren a la cantidad de beneficios que quedan después de que una empresa pague dividendos, que son los pagos que una empresa hace a sus accionistas. Las empresas suelen utilizar sus beneficios retenidos para reinvertir en operaciones y hacer crecer sus negocios.

El ratio de retención es lo contrario del ratio de reparto, que es la parte de los beneficios que una empresa paga a sus accionistas en forma de dividendos. Las empresas que obtienen beneficios al final de un periodo fiscal pueden utilizarlos para reinvertir en operaciones, pagar dividendos a los accionistas o distribuir una combinación de ambos. El ratio de retención de una empresa es importante porque muestra la eficacia con la que una empresa utiliza sus beneficios retenidos, y un ratio más alto puede indicar que una empresa está acumulando menos deuda.

Relacionado: PREGUNTAS FRECUENTES: ¿Qué son los beneficios retenidos y la fórmula de los beneficios retenidos?

¿Cuáles son las fórmulas del coeficiente de retención?

Estas son las dos fórmulas para calcular el ratio de retención de una empresa:

Fórmula de balance

Para calcular el índice de retención de una empresa, es posible que tenga acceso a su balance, en el que se enumeran los activos, los pasivos y el patrimonio neto de la empresa. En este caso, puede localizar las ganancias retenidas de la empresa en el balance y encontrar su cifra de ingresos netos en la cuenta de resultados, que muestra los ingresos y gastos de una empresa. Cuando tengas ambas cifras, puedes dividir las ganancias retenidas entre los ingresos netos. La fórmula es la siguiente:

Ratio de retención = beneficios retenidos / ingresos netos

Por ejemplo, si quiere encontrar el ratio de retención de una empresa con 200.000 dólares de ingresos netos y 150.000 dólares de beneficios retenidos, calcularía lo siguiente:

Ratio de retención = 150.000 $ / 200.000 $ = 0,75 = 75%.

En este caso, el ratio de retención de la empresa es del 75%.

Relacionado: Balance de situación: Plantilla y ejemplo

Fórmula sin balance

Para encontrar el ratio de retención de una empresa sin un balance, primero hay que calcular los beneficios retenidos de la empresa. Para ello, hay que restar los dividendos que una empresa distribuye durante un período fiscal de sus ingresos netos totales. A continuación, divida esa cifra entre los ingresos netos totales. La fórmula es la siguiente:

Ratio de retención = (ingresos netos – dividendos) / ingresos netos

Por ejemplo, si está determinando el ratio de retención para una empresa con 500.000 dólares de ingresos netos y 350.000 dólares de dividendos, calcularía lo siguiente:

Ratio de retención = (500.000 $ – 350.000 $) / 500.000 $ = 150.000 $ / 500.000 $ = 0,30 = 30%.

En este caso, el ratio de retención de la empresa es del 30%.

¿Cómo se utiliza el ratio de retención en las empresas?

Las empresas pueden utilizar los ratios de retención de forma diferente, en función de su sector y su antigüedad. Por ejemplo, las empresas de nuevas tecnologías pueden tener ratios más altos si priorizan el gasto en investigación y desarrollo sobre el pago de dividendos a los accionistas. Estas empresas también pueden tener menores beneficios al principio. Sin embargo, las empresas más antiguas y consolidadas suelen tener ratios más bajos porque necesitan menos inversión en investigación y desarrollo para tener éxito. A estas empresas les puede resultar más beneficioso pagar mayores dividendos a los accionistas, que son los propietarios de las acciones de la empresa.

Muchas empresas utilizan su índice de retención como una métrica dentro de una serie de otros cálculos financieros para ayudarles a definir las tendencias de la empresa y predecir el crecimiento futuro. En algunos casos, es útil para las empresas considerar este ratio en combinación con el ratio de pago de dividendos para planificar el crecimiento futuro.

Relacionado: Stakeholder vs. Accionista: Definición, intereses y diferencias

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un ratio de retención?

El uso de un ratio de retención en las empresas tiene muchas ventajas. Esta métrica financiera puede ayudar a lo siguiente

Evaluar el crecimiento de una empresa

Un ratio de retención más alto puede indicar un crecimiento sustancial de una empresa. Las empresas con ratios más elevados, en particular las más pequeñas y nuevas, pueden experimentar un rápido aumento de los ingresos y los beneficios al principio. Dado que el ratio de una empresa puede fluctuar de un año a otro, es importante tener en cuenta otros parámetros financieros, además de este ratio, para tener una comprensión completa de la evolución de una empresa a largo plazo.

Relacionado: Cómo realizar un análisis de los estados financieros

Comprender los cambios y las tendencias anuales

Al calcular su ratio de retención cada año, las empresas pueden determinar cualquier tendencia en su crecimiento general. También permite a una empresa ver cómo los cambios que implementa a lo largo del año afectan a su rendimiento anual. Esta información puede ayudar a la empresa a evaluar si está utilizando las estrategias adecuadas para alcanzar sus objetivos financieros.

Medir la reinversión de una empresa

El ratio de retención de una empresa puede mostrar la cantidad de dinero que una empresa está reinvirtiendo en sus operaciones. Una mayor reinversión puede ser un signo de estabilidad financiera para las empresas. Esta métrica puede mostrar que una empresa obtiene suficientes beneficios para reinvertir en el negocio una cantidad sustancial de ganancias retenidas, además de cualquier financiación que reciba de acreedores o inversores.

Previsión del futuro de la empresa

El ratio de retención puede ser útil para anticipar la rapidez con la que una empresa puede crecer en el futuro. Para que las empresas funcionen y crezcan, deben retener una parte de los beneficios cada año. Un ratio elevado puede ayudar a las empresas a animar a los inversores a invertir dinero u otro capital en el negocio con la expectativa de obtener beneficios en el futuro.

Comparar los resultados financieros de una empresa.

A una empresa le puede resultar útil comparar sus ratios de retención con los de otras empresas de su sector para medir su propia situación financiera. Pueden supervisar estos ratios a lo largo de varios trimestres fiscales para obtener una comprensión más completa de cómo se comparan con sus competidores en términos de crecimiento financiero. Esta evaluación puede ayudar a los líderes de la empresa a decidir si se realizan cambios significativos que podrían mejorar las perspectivas competitivas de la empresa.

Te recomendamos

5 pasos para entrar en un programa de enfermería

Etiqueta empresarial adecuada (con consejos de comunicación)

Variables Extrínsecas: Qué son y cómo controlarlas

10 Consejos para gestionar dos trabajos a tiempo completo

22 Consejos para escribir una novela

Tomar descansos mientras se hace trabajo a distancia durante COVID-19