Cómo presentar una reclamación a la oficina de desempleo

¿Ha perdido recientemente su trabajo o le han despedido? Si es así, es posible que quiera solicitar la prestación por desempleo. Si nunca ha acudido a una oficina de desempleo, quizá se pregunte por dónde empezar.

En este artículo, le explicaremos el proceso de desempleo, hablaremos de todo lo que debe llevar a su oficina de desempleo local y responderemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el desempleo.

¿Qué es el desempleo?

Perder un empleo es un acontecimiento financiera y emocionalmente doloroso. El Departamento de Trabajo mantiene un programa de seguro de desempleo en Estados Unidos, financiado con los impuestos sobre las nóminas de los empresarios. Las personas son atendidas si pierden su empleo.

La cantidad que paga cada empleador se basa en el número de solicitudes presentadas por los antiguos empleados de esa empresa. De este modo, el gobierno incentiva a los empresarios a evitar los despidos. Las personas pueden presentar una solicitud de prestaciones de este programa cuando pierden un empleo por una razón que reúna los requisitos necesarios.

Relacionado: Guía de las prestaciones de desempleo

¿Qué tengo que llevar a la oficina de desempleo para presentar una reclamación?

Antes de presentar una solicitud de prestaciones por desempleo, necesitará los siguientes documentos importantes:

Prueba de identificación

El procedimiento puede variar según el estado, pero la oficina local del seguro de desempleo suele necesitar su número de la Seguridad Social para presentar su solicitud. Debe llevar su tarjeta de la Seguridad Social como prueba de identificación. Los representantes del seguro de desempleo utilizan su número de la Seguridad Social para coordinar el pago de las prestaciones con otras agencias gubernamentales y con sus antiguos empleadores.

Su identidad y sus ingresos se verifican a través de este número. Si no tiene una tarjeta de la Seguridad Social, puede presentar una tarjeta de registro de extranjeros. También es buena idea llevar una segunda forma de identificación, como el carné de conducir, por si acaso.

Prueba de residencia

Además de la prueba de identidad, tendrá que presentar documentos que demuestren su residencia. Esto forma parte de la demostración de su derecho a las prestaciones por desempleo. Si vive en un estado que no envía las prestaciones mediante depósito directo, su cheque se enviará a la dirección que figura en su documento de identidad.

En lugar de un permiso de conducir, puede utilizar una factura de servicios públicos con su nombre como prueba de residencia. Prepárese para dar al representante un número de teléfono operativo en el que se le pueda localizar. Algunas jurisdicciones exigen una entrevista telefónica tras la presentación de la reclamación inicial.

Historial de ingresos

Tendrá que enumerar los nombres y direcciones de todos sus empleadores desde hace al menos 18 meses y hasta 24 meses en algunas jurisdicciones. Algunos estados exigen que incluya esta información en el formulario de reclamación inicial. Los formularios W2 también pueden ser útiles, ya que enumeran el número de identificación del empleador federal (EIN) de sus lugares de trabajo.

También son útiles los documentos que indican la fecha de inicio y fin de su empleo. Estos documentos ayudan a establecer que usted era un empleado y no un contratista independiente (IC). Un CI no tiene derecho a la indemnización por desempleo.

Documentación sobre la terminación

También tendrá que aportar documentos que demuestren que ha perdido su empleo por un motivo que reúna los requisitos necesarios. Por lo general, tendrá derecho a las prestaciones si ha sido despedido o se ha quedado sin empleo por causas ajenas a su voluntad. Sin embargo, puede que se le deniegue si fue despedido por mala conducta. En algunos estados, la empresa está obligada a proporcionar un formulario de notificación de despido cuando se termina su empleo.

El representante verificará la información del formulario con su empleador antes de aprobar su solicitud. El gobierno permite a su empleador impugnar su reclamación si no está de acuerdo con las razones que usted ha enumerado.

Relacionado: Qué hacer después de ser despedido

Documentos federales del empleado para el desempleo

Por último, los empleados federales tendrán que proporcionar copias de algunos documentos adicionales—los formularios SF8 y SF50, que muestran los detalles de su empleo federal durante los últimos 18 meses. Los miembros o ex miembros del servicio también necesitan proporcionar el formulario DD 214 para presentar una reclamación relacionada con el servicio militar.

Preguntas frecuentes sobre el desempleo

Una vez que haya reunido los documentos necesarios, tendrá que seguir algunos pasos más. Aquí están las respuestas a algunas preguntas comunes que la gente hace sobre el proceso de desempleo en los Estados Unidos:

¿Dónde debo presentar la solicitud de desempleo?

La mayoría de los estados permiten presentar una solicitud de desempleo por Internet. Algunos todavía permiten la presentación por teléfono y por correo, y en la mayoría de los estados, todavía se puede presentar en persona. Si vives en un estado pero has trabajado en otro, tendrás que presentar la solicitud de desempleo en el estado donde has trabajado y se aplicarán las normas del estado donde has trabajado. En algunos estados, se le pedirá que demuestre por qué se ha trasladado a una nueva zona. También debe poder demostrar que tenía una expectativa razonable de encontrar trabajo allí.

¿Cuándo puedo empezar a cobrar el paro?

Cuando presente su solicitud de prestaciones por desempleo, el representante aplicará los criterios de elegibilidad de su estado y tomará una determinación. La fecha de entrada en vigor de sus prestaciones es el primer día en que puede empezar a recibir la compensación por desempleo. Esta es también la fecha que determinará cuántas semanas puede recibir las prestaciones. Puede esperar de dos a tres semanas antes de ver el dinero en su cuenta.

Algunos estados tienen un período de espera, también conocido como semana de espera. Esto significa que tiene una semana sin cobrar antes de empezar a recibir la compensación por desempleo. En algunos estados, recibirá el pago por la semana de espera, pero no hasta el final del período de reclamación. Dado que hay una gran variación según el estado, infórmate en la oficina de desempleo de tu estado para saber cuál es la normativa local.

¿Cuánto puedo recibir de prestación por desempleo?

Para calcular la cuantía de su prestación, la oficina de desempleo examina cuántas horas ha trabajado y cuánto ha ganado durante un periodo de tiempo determinado conocido como periodo base. Sus prestaciones serán un porcentaje de sus ingresos hasta un máximo establecido por el Estado.

El periodo base suele ser el más reciente de los cuatro últimos trimestres naturales completos anteriores a su solicitud. Por ejemplo, si solicita el desempleo en abril del año en curso, su periodo base sería de enero a diciembre del año anterior.

Si sigue trabajando pero gana bastante menos que sus ingresos habituales, puede tener derecho a las prestaciones parciales por desempleo como subempleado. Esto puede ocurrir si:

  • Tu horario se redujo sin culpa alguna.
  • Te han cambiado de un trabajo a tiempo completo a un puesto a tiempo parcial.
  • Tenía más de un trabajo a tiempo parcial y ha perdido uno. Esto sólo está disponible en algunos estados.
  • Cumple con el mínimo de ingresos y horas durante el periodo base. En el cálculo no se tiene en cuenta si se solicita el paro ordinario o parcial.
  • Estás disponible y dispuesto a trabajar más, y buscas activamente un trabajo a tiempo completo.

En la mayoría de los estados, las prestaciones por desempleo se calculan sobre la base de lo que le correspondería si tuviera un empleo completo. A continuación, se resta de esa cantidad la obtenida por el trabajo a tiempo parcial. Algunos estados reducen los ingresos a tiempo parcial en un 25% antes de restarlos de la cifra a tiempo completo. Esto es un incentivo para que trabaje a tiempo parcial si tiene esa opción.

¿Qué tengo que hacer para que continúen mis prestaciones de desempleo?

En la mayoría de los estados, puede recibir hasta 26 semanas de indemnización por desempleo. Algunos estados permiten menos semanas y otros más. Después de presentar su solicitud inicial, debe registrarse cada semana para indicar si ha encontrado o no trabajo esa semana. En la mayoría de los estados, puede hacerlo por Internet o por teléfono.

Mientras esté recibiendo la compensación por desempleo, debe estar «activamente dispuesto a trabajar» y «buscando activamente trabajo». Es posible que se le pida que se reúna en persona con un representante del departamento de desempleo periódicamente para que le ayude a encontrar un nuevo trabajo. Puede ser una reunión individual o en grupo. Deberá llevar toda su documentación a esta reunión para demostrar dónde ha solicitado trabajo. En algunos estados, se le exige que solicite un determinado número de empleos a la semana.

Aunque la normativa puede exigirte que solicites un empleo y lo busques, no puede obligarte a aceptar un trabajo muy diferente a tu tipo de trabajo y salario habituales. Solicita sólo los trabajos que normalmente considerarías aceptar.

Relacionado: Guía esencial para la búsqueda de empleo

7. ¿Qué opciones tengo si me deniegan la demanda inicial?

Las solicitudes de prestaciones por desempleo pueden ser denegadas por varios motivos:

  • Si renuncia voluntariamente a su trabajo, es probable que le denieguen la solicitud. En algunos estados, puedes recibir prestaciones después de renunciar si puedes demostrar una «causa justa» para dejarlo, pero estos casos son raros.
  • Si le despiden por mala conducta o bajo rendimiento, su demanda puede ser denegada.
  • La indemnización por despido puede descalificarle para recibir prestaciones por desempleo, al menos temporalmente. Es probable que tenga que esperar a recibir toda la indemnización por despido antes de poder empezar a cobrar las prestaciones por desempleo.
  • Si no puede trabajar, se le denegará la solicitud hasta que pueda volver a trabajar. Algunos motivos típicos son la enfermedad o los problemas familiares.
  • Si no es sincero sobre su situación laboral, su solicitud puede ser rechazada. Por ejemplo, si consigue un nuevo empleo pero no lo comunica, se considera fraude. Si encuentra trabajo como contratista independiente y no informa de los ingresos, también se considera fraude. Se le puede obligar a devolver prestaciones a las que no tenía derecho, o incluso podría enfrentarse a la cárcel.
  • Si no tuvo suficientes ingresos durante el periodo base o el periodo base alternativo, su solicitud puede ser denegada.

Si su reclamación inicial es denegada, tiene una vía de recurso. El proceso varía según el estado, pero debe ser informado de su derecho a apelar cuando reciba la notificación de que su reclamación ha sido denegada.

Otras consideraciones relacionadas con las prestaciones por desempleo

Cuando presente su solicitud inicial, el representante puede preguntarle si desea que le retengan impuestos de sus prestaciones por desempleo. Consulte a su asesor fiscal para determinar la mejor opción en función de su situación económica. Asegúrese de conservar toda la documentación para poder incluir los ingresos en su declaración de impuestos de ese año. Al final del año debe recibir un formulario 1099-G (Determinados pagos del Gobierno) que refleja las prestaciones que ha recibido.

Los estafadores suelen dirigirse a quienes solicitan o reciben una indemnización por desempleo. Los estafadores crean sitios web que ofrecen presentar su solicitud por usted a cambio de una cuota. También pueden llamarle o enviarle un correo electrónico fingiendo ser de la oficina de desempleo para obtener su información personal. Nadie puede presentar su solicitud por usted. Debe hacerlo usted mismo y presentarlo directamente en la agencia estatal correspondiente. Asegúrese de que utiliza el sitio web del Estado antes de introducir sus datos. Busque la extensión “.gov” para asegurarse de que está en la página correcta.

La indemnización por desempleo puede aportarle cierta comodidad financiera en un momento de incertidumbre. En cuanto se entere de que va a perder su empleo, inicie el proceso de solicitud de sus prestaciones al mismo tiempo que comienza la búsqueda de una nueva oportunidad de empleo. Recuerde que la oficina de desempleo está diseñada para ayudarle. Si se prepara bien de antemano, su experiencia puede ser muy beneficiosa.