Reclutador interno vs. Agencia de reclutamiento: Similitudes, diferencias y consejos

La elección de las personas adecuadas para unirse a su empresa puede tener un impacto significativo en la productividad, la satisfacción laboral y el compañerismo de los empleados. A la hora de contratar, puede elegir entre una variedad de métodos, incluidos los reclutadores internos y las empresas de personal. Hay que tener en cuenta los objetivos de la empresa, el presupuesto y las metas futuras.

En este artículo, analizamos qué es un reclutador interno, qué es una agencia de reclutamiento, las similitudes y diferencias entre ambos y los consejos para elegir lo mejor para su empresa.

¿Qué es un reclutador interno?

Un reclutador interno es responsable de buscar, seleccionar y comunicarse con posibles empleados en nombre de una organización. La alta dirección y las partes interesadas de la empresa proporcionan información a los reclutadores internos. Se dedican a cubrir una amplia gama de puestos en diversos departamentos.

Relacionado: ¿Qué es el reclutamiento de ciclo completo? Y 6 pasos para hacerlo con éxito

¿Qué es una agencia de contratación?

Una agencia de reclutamiento es una empresa que gestiona todas las funciones de reclutamiento y contratación para otra empresa. Estas organizaciones se centran únicamente en la búsqueda de candidatos, la elaboración de bases de datos de candidatos y la adecuación de estos candidatos a los puestos disponibles en las empresas con las que trabajan. Las agencias de contratación pueden trabajar con muchos clientes simultáneamente y pueden especializarse en un campo específico, como por ejemplo:

  • Sanidad
  • Personal ejecutivo
  • Marketing
  • Ley
  • Tecnología de la información
  • Veteranos

Relacionado: Por qué utilizar una agencia de empleo: Beneficios y ejemplos

¿Cuáles son las similitudes entre un reclutador interno y una agencia de reclutamiento?

Las similitudes entre los reclutadores internos y los de las agencias son:

  • Deberes: Las responsabilidades diarias de los reclutadores internos y de los reclutadores de agencias son similares y a menudo incluyen la redacción de descripciones de puestos de trabajo, la actualización de los clientes o empleadores sobre el proceso de contratación, la realización de llamadas de selección para los solicitantes y la programación de entrevistas.
  • Esfuerzos de búsqueda: Todos los reclutadores deben buscar candidatos de alta calidad a través de diversos canales, como las redes sociales, los sitios de búsqueda de empleo y otras empresas.
  • 9. Tecnología: Los reclutadores internos y de agencias utilizan la tecnología para gestionar proyectos, mantener bases de datos de solicitantes, hacer un seguimiento de los estados de los candidatos, comunicarse con los clientes y los solicitantes y buscar candidatos cualificados.

¿Cuáles son las diferencias entre un reclutador interno y una agencia de reclutamiento?

Las principales diferencias entre la contratación interna y la de una agencia de contratación son:

Centrarse en la venta

Los reclutadores de las agencias deben ser vendedores eficaces. Como empleados de una agencia de contratación, quieren aportar dinero a su empresa a través de la colocación de candidatos, que es también la forma en que suelen ganar sus salarios. Esto implica múltiples capas de persuasión, entre ellas:

  • Vender sus servicios a clientes potenciales
  • Vender los puestos disponibles a los candidatos
  • Vender candidatos a sus clientes

Las agencias de contratación se interesan menos por su empresa porque trabajan con varios clientes. Se centran menos en el ajuste a largo plazo y más en conseguir que se cubra el puesto de trabajo.

Los reclutadores internos pueden estar menos inclinados a utilizar técnicas de venta en su función. Se fijan en una gama más amplia de intereses, ya que conocen la empresa mejor que una persona ajena a ella. Los reclutadores internos pueden evaluar cómo encajan los candidatos en la cultura y los planes a largo plazo de la empresa. Esto puede dar lugar a conversaciones más abiertas y honestas con los directores de contratación y los solicitantes, ya que sus trabajos dependen de la calidad y la longevidad de los candidatos que traen a la empresa.

Sentido de la urgencia

Los reclutadores de las agencias pueden ganar más si cubren más puestos. Por lo tanto, están motivados para cubrir sus puestos vacantes rápidamente. Para agilizar el proceso, es posible que saquen candidatos de su base de datos en lugar de buscar nuevos candidatos. Como profesionales que trabajan a diario con los candidatos, también pueden tener en mente a las personas cuando discuten las necesidades de su empresa, lo que puede ahorrar tiempo en los esfuerzos de contratación.

Los reclutadores internos suelen dedicar más tiempo a la búsqueda, revisión y evaluación de los candidatos. Tienen un mayor interés en la empresa y en el éxito de las nuevas contrataciones. Los reclutadores internos pueden seguir una estrategia más profunda para cubrir los puestos que incluye:

  • Reunirse con los directores de contratación y otros miembros clave del departamento para hablar del papel
  • Redactar una descripción detallada del trabajo y conseguir que se apruebe
  • Buscar candidatos en varios puntos de venta
  • Realización de llamadas de selección para conocer mejor a cada candidato
  • Seleccionar a los mejores candidatos para que el equipo de contratación los examine

Dado que están menos motivados por llenar los puestos de trabajo rápidamente, los reclutadores internos pueden incluso volver a publicar los puestos de trabajo si sus selecciones iniciales no son un buen partido.

Conocimientos técnicos

Dado que muchas agencias de contratación se especializan en un determinado tipo de puesto o industria, sus reclutadores suelen tener un gran conocimiento de las habilidades y requisitos laborales para este tipo de funciones. Con este nivel de familiaridad, es posible que no necesiten discutir las complejidades del papel con los directores de contratación y otras partes interesadas.

Por el contrario, los reclutadores internos deben reclutar candidatos para cualquier puesto disponible en su organización. Esto puede dar lugar a menudo a un conocimiento más general sobre las prácticas de contratación sin un conocimiento tan especializado para cada puesto. Sin embargo, los reclutadores internos conocen los valores de su empresa y los tipos de personalidades y antecedentes que funcionarán mejor con su equipo.

Relacionado: ¿Qué hace un reclutador técnico?

Gasto

En general, recurrir a una agencia de contratación es menos costoso que contratar a un reclutador interno a tiempo completo. Muchas agencias de contratación cobran a los clientes un porcentaje del salario del nuevo empleado. No tiene que pagar a una agencia de contratación hasta que tenga un puesto que cubrir.

Contratar a un reclutador interno requiere los mismos gastos que un empleado, incluyendo un salario y un paquete de beneficios. Hay que pagar a los reclutadores internos incluso cuando no hay puestos vacantes.

Consejos para elegir un método de contratación

Estos son los consejos que pueden ayudarle a elegir entre utilizar una agencia de contratación o un reclutador interno:

Defina las necesidades de su empresa

Considere qué necesidades de contratación tiene su empresa para ayudar a decidir qué estrategia de contratación es la mejor. Por ejemplo, si necesita que se cubra un único puesto especializado, que puede ser más adecuado para una agencia. Si busca un director de relaciones con los empleados, es posible que un reclutador interno tenga mejores conocimientos sobre la persona adecuada para el puesto.

Relacionado: Relacionado: 30 ideas creativas de contratación que puedes probar

Determine su presupuesto

Establezca un presupuesto de contratación antes de firmar un contrato con una agencia o hacer una oferta para un reclutador interno. Su presupuesto puede determinar lo que es posible actualmente. Es posible que sólo pueda permitirse trabajar con una agencia de contratación durante tres meses. O puede que tenga que buscar un reclutador interno a tiempo parcial.

Piense en el futuro de su empresa

Hable con la dirección de su empresa sobre la dirección de la misma para tener una mejor idea de cuáles pueden ser las necesidades de contratación en el futuro. Esto puede ayudarle a adoptar una estrategia que funcione ahora y en los próximos años. Por ejemplo, si su empresa planea expandirse en los próximos dos años, es probable que haya muchos puestos que cubrir y mucho trabajo que justifique un reclutador interno.