7 consejos para volver al trabajo después de una baja por maternidad o paternidad

La vuelta al trabajo después de la baja por maternidad puede ser tanto un regalo como un reto. Muchos padres se enfrentan a una serie de emociones mientras tratan de encontrar el equilibrio entre la vida laboral y la vida en el hogar con un nuevo hijo. Todos estos complicados sentimientos y responsabilidades pueden hacer que la transición parezca abrumadora, pero no tiene por qué serlo;

En este artículo, hablaremos de estrategias prácticas para facilitar la transición de vuelta al trabajo tras la baja por maternidad.

Relacionado: Baja por maternidad: Esto es lo que hay que saber

Consejos para volver a trabajar tras la baja por maternidad

Si usted’ha estado de baja por maternidad y se está preparando para volver al trabajo, la idea de trabajar puede venir acompañada de una serie de emociones complicadas al comenzar a navegar por todas las cosas que tiene que hacer antes de su regreso 

Al fin y al cabo, el objetivo principal de muchas madres primerizas es crear un entorno en el que el nuevo bebé pueda prosperar, proporcionándole nutrición, higiene y otras necesidades. Puede ser un reto ceder esas responsabilidades a otro cuidador y volver al trabajo en el que se espera que funcione con eficacia y tenga todas las habilidades necesarias para que el trabajo sea tan fresco como el día en que lo dejó.

Encontrar el equilibrio entre el cuidado del bebé y la vuelta al trabajo tras la maternidad no tiene por qué ser abrumador. Aquí tienes algunas sugerencias para la vuelta al trabajo que pueden hacer tu camino un poco más fácil:

  1. Haz planes formales para volver.
  2. Vuelva a conectar con su oficina y presente a su bebé.
  3. Anticipe sus necesidades de cuidado de niños y haga una prueba.
  4. Volver gradualmente o trabajar desde casa.
  5. Encuentra el apoyo de otros padres trabajadores.
  6. Reservar una pausa para el check-in.
  7. Prepárese mentalmente con estas estrategias para el pensamiento positivo.

1. Hacer planes formales para volver

Entre los factores estresantes de la vuelta al trabajo está el reconocer que tus rutinas matutinas y nocturnas serán nuevas y diferentes a las que tenías antes de irte de baja por maternidad. La vida con un nuevo bebé requiere a veces un sinfín de planificaciones logísticas que incluyen no sólo despertarse y atender sus necesidades, sino ocuparse de las del bebé’mientras se prepara simultáneamente para la jornada laboral.

Puede eliminar este factor de estrés planificando por adelantado los detalles de su nueva rutina. Las cosas que debes tener en cuenta son:

  • ¿Qué requiere el cuidado de los niños por la mañana y por la noche?  Por ejemplo, si tiene previsto llevar a su bebé a una guardería a la que se tarda 20 minutos en llegar, debe tener en cuenta ese tiempo en su viaje matutino.
  • ¿Qué cosas hay que hacer antes de irse? Puede tratarse de cualquier cosa, desde alimentar a su bebé hasta sacarse la leche, pasando por preparar una bolsa de pañales para la guardería y asegurarse de incluir un par de ropa extra y muchos pañales. Todas estas cosas llevan su tiempo y crear un horario matutino puede ayudarte a quitarte parte de la presión de volver al trabajo tras la baja por maternidad.
  • ¿Cómo se gestionarán las cenas durante la semana? Si normalmente es usted el responsable de preparar la cena para el resto de la familia, puede ser el momento de reclutar la ayuda de otro miembro de la familia. Otras opciones son planificar las comidas y organizar una noche de pizza o de comida para llevar para eliminar parte del estrés.
  • ¿Dónde y cuándo va a bombear? Si tiene previsto amamantar a su hijo durante su vuelta al trabajo, intente ponerse en contacto con su empresa para asegurarse de que dispone de una zona de extracción de leche antes de su regreso.

Abordar algunas de estas cuestiones, que de otro modo quedarían abiertas, puede resultar tranquilizador y fortalecedor para una nueva madre que se reincorpora al trabajo.

Relacionado: Las mejores excusas para dejar el trabajo antes de tiempo

2. Vuelva a conectar con su oficina y presente su

Antes de volver al trabajo, es una buena idea reconectar con la oficina y darles la oportunidad de conocer al nuevo miembro de la familia. Puede reconectar de varias maneras:

  • Correo electrónico:  Pide a un directivo que envíe un correo electrónico al equipo, incluyendo una foto tuya con tu bebé, y cualquier información que quieras incluir para presentar a tu hijo y preparar una cálida bienvenida.
  • Videochat:  A menor escala, puedes hacer un videochat con tu jefe o con un pequeño grupo de empleados seleccionados para que conozcan a tu bebé.
  • En persona: Por último, si es posible, considere la posibilidad de llevar a su bebé a la oficina durante unos minutos en un día de trabajo. Póngase en contacto con su jefe y vea si le parece bien que ambos pasen unos minutos antes de volver para familiarizarse con la oficina.

Realizar estas acciones introduce a sus compañeros de trabajo en una nueva parte de su vida y les recuerda a todos que pronto volverá a su puesto.

3. Anticipe sus necesidades de cuidado de niños y haga una prueba

El cuidado de los niños es uno de los retos más difíciles para quienes se reincorporan al trabajo. Los nuevos padres tienen que tener en cuenta una serie de factores como la calidad, el coste, el horario y si quieren recurrir a una guardería, a una guardería en casa o dejar a su hijo al cuidado de un familiar o amigo.

Sea cual sea su elección, programe una prueba. Es decir, un día completo de guardería para tu bebé antes de que tengas que volver al trabajo. De este modo, se quita la ansiedad inicial de dejar a su bebé antes de su primer día de vuelta al trabajo, y puede asegurarse de que la guardería que ha elegido tiene sentido tanto desde el punto de vista práctico como logístico.

Considere también la posibilidad de utilizar ese «día libre» para dedicarse al cuidado personal. Puedes arreglarte el pelo y las uñas antes de volver al trabajo tras la baja por maternidad o simplemente tomarte una taza de café en silencio meditabundo. Comprar ropa nueva que te haga sentir bien después de los cambios corporales tras el embarazo es también una forma de inspirar confianza en ti misma en tu primer día de vuelta al trabajo. Dedicar ese tiempo a mimarte puede hacer que te sientas más relajada en tu regreso.

4. Volver gradualmente o trabajar desde casa

Si su trabajo ofrece opciones flexibles para volver poco a poco o para trabajar desde casa, eso es algo a tener en cuenta 

Algunos trabajos que son en gran medida digitales pueden realizarse a distancia. Pueden ofrecerte la oportunidad de volver a tiempo parcial, al principio, con una responsabilidad cada vez mayor a medida que te incorporas a la rutina de trabajo habitual. Otros trabajos pueden tener la infraestructura necesaria para que te conviertas en un empleado totalmente a distancia.

Si eso’es algo que le interesa, piense en hablar con su gerente. Para preparar esta conversación, investiga las ventajas del trabajo a distancia y ofrécete a empezar a trabajar a distancia en pequeños intervalos mientras estés de baja por maternidad, hasta que estés preparada para volver completamente a trabajar a distancia.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué es el trabajo a distancia?

5. Encontrar el apoyo de otros padres trabajadores

A veces, entre el cuidado de la familia y ser un empleado eficaz, encontrar apoyo puede parecer un verdadero desafío porque resulta difícil relacionarse con personas que no están pasando por el mismo tipo de cosas que tú. Cuando esto ocurre, puede ser el momento de ampliar tu red de contactos acercándote a otros padres trabajadores.

Hay varias formas de hacerlo con éxito 

Una forma de hacerlo es preguntar a otros padres trabajadores de su oficina si les gustaría crear un grupo de padres trabajadores que se reúna para comer (si es que no existe ya algo así en su lugar de trabajo). Otra opción es utilizar recursos en línea, como las redes sociales y los sitios web de búsqueda de grupos, para ver si otros padres de tu zona también buscan apoyo. Los recursos locales, como los hospitales, las consultas médicas y las organizaciones sin ánimo de lucro, también pueden tener información sobre grupos de apoyo para padres trabajadores.

6. Reservar una pausa para el check-in

Un comportamiento que puede ayudar a facilitar el periodo de transición tras la vuelta es reservar un tiempo específico cada día para tomarse un descanso y ver cómo está el cuidador de su hijo. Algunas guarderías incluso le enviarán fotos de su hijo por mensaje de texto a lo largo de su jornada laboral. Hable con el cuidador de su hijo&#x2019 y vea qué opciones tiene.

7. Prepárate mentalmente con estas estrategias de pensamiento positivo

Estar preparada mentalmente para volver al trabajo después de la baja por maternidad es un reto difícil, pero los padres pueden superarlo haciendo algunos ajustes en sus pensamientos y comportamientos. En primer lugar, una vez que se vuelve a la mesa, es natural tener momentos en los que se piensa: «Tengo que dejarlo»;

Sin embargo, para muchos padres trabajadores, dejar su trabajo no es una opción. Supera esos momentos enumerando los beneficios de tu trabajo (y no te olvides de incluir tu sueldo como principal pro).

Elabore otra lista de lo que aporta al lugar de trabajo que sea distinto y único. Esto te ayudará a darte cuenta de tu propio valor en el trabajo. Comprenda que está atravesando un período de transición en la vida, y que estos sentimientos se desvanecerán. Considere la posibilidad de celebrar todos los pequeños hitos laborales. Esto puede incluir el envío de su primera propuesta tras su regreso o la creación de una nueva idea para una campaña de marketing.

Otra táctica para disipar los pensamientos negativos sobre el trabajo es considerar la vuelta a la carrera profesional como una oportunidad y no como un problema. Como padre o madre, has empezado a desarrollar un nuevo conjunto de habilidades que seguramente te ayudarán en el trabajo. Estas habilidades blandas incluyen la organización, la planificación, la multitarea y la dedicación al servicio, por nombrar algunas. La vuelta al trabajo te ofrece la oportunidad de mostrar tus nuevas habilidades en tu antiguo puesto.

Recuerda ser amable contigo mismo durante este proceso. La crianza de los hijos y el trabajo son retos gratificantes que exigen mucho de ti. Ser amable con uno mismo cuando las exigencias se hacen más duras es una excelente manera de cambiar la mentalidad.

Te recomendamos

Cómo escribir una carta ofreciendo tus servicios a un cliente

Cómo encontrar empleados para trabajos abiertos (con importancia y consejos)

Habilidades de comunicación verbal: Ejemplos y consejos para mejorar la suya

19 Técnicas para aplicar una gestión eficaz del inventario

Consejos para la entrevista: Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer

Cómo crear un programa de tutoría en el lugar de trabajo