6 Consejos para establecer una relación con un empleador

Una parte importante del crecimiento de tu carrera es construir una relación significativa con tu empleador. Si te esfuerzas por conectar con ellos, puedes crear una mejor relación y mostrarles tus puntos fuertes como empleado. Esto puede llevar a oportunidades de progreso, como el aumento de responsabilidades o los ascensos. En este artículo, hablamos de la importancia de tener una relación con tu empleador y compartimos consejos para ayudarte a empezar.

Relacionado: Pregunta de la entrevista: "¿Está dispuesto a trasladarse?" Guía completa para establecer relaciones en el trabajo

¿Qué significa tener una relación con su empleador?

Tener una relación con su empleador significa que ha llegado a conocerlo a un nivel más personal. Ambos se muestran respeto mutuo y pueden mantener conversaciones productivas. Dado que usted y su empleador pueden trabajar juntos, puede llegar a conocer su estilo de trabajo y su forma de operar. Hacer un esfuerzo por conocer su papel en la empresa y su vida fuera del trabajo puede ayudaros a estrechar lazos. En última instancia, esto puede conducir a una mejor camaradería y colaboración entre usted y su empleador.

Relacionado: 8 formas de establecer relaciones en el lugar de trabajo

Ventajas de tener una relación con su empresa

Estas son algunas de las principales ventajas de tener una relación profesional con su empresa:

  • Mejor colaboración: Cuando usted y su empleador conocen los estilos de trabajo del otro, pueden anticipar mejor las necesidades y los puntos fuertes de cada uno. Esto podría conducir a un mejor trabajo si tuvierais que colaborar en un proyecto o tarea.

  • Más oportunidades de promoción profesional: Construir una relación con tu empleador te da la oportunidad de demostrar tu valor en la empresa. Cuando llegue el momento de conceder un aumento de sueldo o un ascenso, es más probable que piensen en ti.

  • Aumento de la fidelidad a la empresa: Conocer a su empleador puede ayudarle a sentirse más comprometido con su trabajo. Esto puede aumentar sus sentimientos de motivación y concentración, ayudándole a sentirse más satisfecho con su papel.

  • Mejora de la delegación de tareas: Cuando tu empleador conoce tus puntos fuertes y débiles, puede asignarte tareas que se ajusten mejor a tus capacidades e intereses.

Relacionado: Habilidades para establecer relaciones: Definiciones y ejemplos

Características de una relación sólida con un empleador

Una relación sólida con su empleador suele incluir las siguientes características:

  • Respeto: La clave para construir una relación sólida con tu empleador es mostrarle respeto. Tu relación puede prosperar si ellos también te muestran respeto. Esto significa mostrar al otro que sus pensamientos y opiniones importan.

  • Empatía: Como en cualquier tipo de relación, ser empático con la otra persona puede ayudar a crear un vínculo. La empatía significa que puedes entender cómo se siente la otra persona y responder en consecuencia.

  • Agradecimiento: Cuando tú y tu jefe mostráis aprecio por los esfuerzos del otro, esto puede ayudaros a estrechar lazos. Reconocer su duro trabajo y ofrecerle elogios puede animarle a hacer lo mismo.

  • Confianza: Tú y tu jefe confiáis el uno en el otro para cumplir vuestras promesas y estar al día con vuestras responsabilidades personales. A medida que desarrolléis vuestra relación, es posible que acaben confiando en ti para trabajos más importantes.

  • Sea servicial: Querer ayudar a tu empleador puede conducir a una mayor productividad en el trabajo. Del mismo modo, es importante que te den suficiente orientación y apoyo.

Relacionado: 10 tipos de relaciones laborales y cómo mejorarlas

Consejos para mantener una relación sólida con los empresarios

Utiliza estos consejos para construir una mejor relación con tu empresa:

Muestre algo de personalidad

Aunque quiera mostrar a su empleador que es profesional, también puede mostrar un poco de personalidad en el trabajo. Comience por mantener algunas conversaciones desenfadadas con ellos, preguntándoles por temas como los viajes o los planes de fin de semana. Considere la posibilidad de compartir con ellos una anécdota divertida relacionada con el trabajo o incluso simplemente preguntarles cómo les va. Esta pequeña charla puede evolucionar hacia conversaciones más largas y ayudar a tu empleador a conocerte a un nivel más personal.

Crear una presencia positiva

Acudir al trabajo con una actitud positiva puede ayudarle a fortalecer su relación con su empleador. Pueden apreciar su presencia positiva, ya que puede influir en el resto de su equipo para que actúe de la misma manera. Demuestre a su empleador que está dispuesto a ayudar y a asumir nuevos retos. En lugar de ver una nueva tarea como un obstáculo, replantearla como una oportunidad para desarrollar tus habilidades y experiencia. De este modo, tu empleador sabe que eres alguien en quien puede confiar cuando necesita ayuda.

Demuestre su valor

Actuar como un miembro valioso de tu equipo puede facilitar la jornada laboral de tu empleador, lo que te permitirá obtener más aprecio por su parte. Además de ofrecerte como voluntario para proyectos más desafiantes, considera la posibilidad de mostrar algo de iniciativa en el trabajo aportando tus propias ideas y soluciones innovadoras. Sé el empleado que es proactivo en su trabajo, encontrando soluciones antes de acudir a su empleador. Utiliza tu tiempo libre para aportar nuevas ideas que puedan ser rentables para tu empresa. Es probable que su empleador se dé cuenta y aprecie sus esfuerzos adicionales.

Haga tiempo para reunirse

Aunque tu horario de trabajo esté muy ocupado, es importante que pases algún tiempo a solas con tu jefe. Esto te da la oportunidad de saber cómo te va en el trabajo mientras le conoces mejor. Si hace tiempo que no tienes una evaluación del rendimiento, pregunta a tu jefe si podéis quedar para una. Durante esta reunión, puedes hablar de cualquier objetivo o preocupación que puedas tener. También puedes conocer tus áreas de mejora y desarrollar un plan para el éxito.

Relacionado: 10 consejos para dar lo mejor de ti en las evaluaciones de rendimiento

Muestre su aprecio

Si admira el trabajo que hace su empleador, hágaselo saber. Puede hacerlo dándoles comentarios favorables o elogios. Además de ayudarles a identificar sus puntos fuertes, tus elogios pueden reforzar vuestra relación. Hazle saber que disfrutas trabajando para él, compartiendo algunas razones específicas de por qué.

Establecer una mejor comunicación

En lugar de acudir a un compañero de trabajo para exponer sus preocupaciones, considere la posibilidad de plantearlas a su empleador de inmediato. Esto puede ayudar a ambos a establecer una comunicación más abierta en el lugar de trabajo y a encontrar soluciones mucho más rápidamente. Incluso puedes acostumbrarte a compartir con tu jefe las actualizaciones de los proyectos o a contarle cómo va el equipo. Si tu jefe necesita una segunda opinión, sé la persona a la que puede acudir para pedir consejo. Incluso el mero hecho de escuchar sus opiniones demuestra que le apoyas.

Te recomendamos

Cómo escribir títulos en los ensayos (con consejos)

Habilidades fotográficas: Definición, consejos y ejemplos

Cómo hacer una anotación en el diario

Cómo hacer una conversación trivial

¿Qué es la adquisición estratégica? (Definición, beneficios y consejos)

Cómo convertirse en un traductor