Consejos para cuando te obligan a dimitir

Durante tu empleo, puede haber momentos en los que una empresa te ofrezca una renuncia forzosa. Puede que decidan que ya no te necesitan para el puesto, o que ya no requieran el puesto. Este proceso puede ser un reto, pero es importante mantener la profesionalidad y la amabilidad en todo momento para mantener una conexión positiva. En este artículo, analizamos qué es una dimisión forzada, por qué puede verse obligado a dimitir y los consejos que puede utilizar cuando se vea obligado a dimitir.

¿Qué es una renuncia forzada?

Una renuncia forzada es cuando una empresa te pide que renuncies. La empresa puede darle la opción de dimitir o ser despedido. En otros casos, la empresa puede pedirle que dimita sin otra opción.

Hay muchas razones por las que una empresa puede pedirle que pase por una renuncia forzada. No todas las empresas ofrecen una dimisión forzosa al finalizar las condiciones de empleo, pero puede ser una opción beneficiosa para usted. A continuación, te presentamos algunos casos en los que puedes pasar por una dimisión forzosa:

  • Es posible que la empresa no pueda permitirse el puesto: Las empresas pueden ofrecer una dimisión forzosa cuando se elimina la función. Esto puede deberse a recortes presupuestarios u otras eliminaciones dentro del departamento.
  • El papel puede dejar de ser necesario: Una empresa puede eliminar un papel basado en un proyecto cuando éste termina y ofrecer una renuncia forzada después.
  • La empresa quiere beneficiar al empleado: Una empresa puede ofrecer una dimisión forzada en lugar de un despido para beneficiar al empleado. Un director de contratación podría ver con mejores ojos una dimisión que otras formas de despido.
  • Evento o eventos específicos: Una empresa puede ofrecer una dimisión forzosa si un empleado forma parte de un evento que normalmente se desaconseja.
  • Resultado del rendimiento: Un patrón repetido en los resultados de rendimiento o en las revisiones podría llevar a una dimisión forzada.

**Relacionado: Cómo presentar una carta de dimisión (con consejos y ejemplos) **

Consejos para cuando se vea obligado a dimitir

Puede seguir estos consejos en caso de que se vea obligado a renunciar a un puesto:

Pregunte a las fuentes profesionales

Una dimisión forzosa puede ser un reto, pero a menudo puedes confiar en un profesional de recursos humanos para que te guíe en el proceso. Pueden explicarle los siguientes pasos y ayudarle en la transición de su puesto. Un profesional de recursos humanos también puede ayudarle si tiene alguna prestación pendiente con la empresa, como tiempo libre pagado o baja por enfermedad. También deberían poder ayudarte con la transición de cualquier cuenta de jubilación o de acciones, si procede.

También puede obtener ayuda de fuera de la empresa si tiene más dudas sobre su dimisión forzosa. Los abogados laboralistas y el Departamento de Trabajo de EE.UU. son recursos adicionales para las preguntas.

Relacionado: Cómo escribir una carta de renuncia forzada (con una plantilla y ejemplos)

Acuerde los términos de su salida

Puedes preguntar a tu equipo directivo sobre la logística de tu último día y cuándo será. Esta información será útil si decide escribir una carta de dimisión forzosa. También puedes preguntar sobre la devolución de equipos y otros bienes de la empresa, como las tarjetas de identificación. Es útil tener por escrito a quién hay que devolver estos objetos y cuándo. Si tienes que entregar bienes de la empresa, como un ordenador portátil, asegúrate de que no tiene documentos o carpetas personales y de que has guardado los elementos que necesitas de él.

Una parte del proceso logístico debe consistir en reunirse con tu jefe para hablar de los proyectos pendientes y sus fechas de finalización. Si no puede terminarlos, elabore un plan o un calendario para su finalización tras su marcha con su equipo directivo.

Asegúrese de que está de acuerdo con la empresa sobre el motivo de su marcha. Esta pregunta podría surgir en futuras entrevistas, y si los nuevos empleadores consultan a su antigua empresa, considere la posibilidad de confirmar que tanto usted como su empresa tienen la misma respuesta sobre el motivo de su marcha.

Relacionado: Cómo renunciar a un trabajo de forma correcta

Infórmese sobre las indemnizaciones por despido

A veces, una empresa puede ofrecer una indemnización por despido en el momento de la dimisión forzosa, que puede depender de la razón por la que te han obligado a dimitir. El paquete de indemnización puede incluir una paga por despido, un seguro médico, dental y de visión u otros beneficios continuados durante un periodo posterior a tu salida. Puedes pedir información a tu jefe o a un profesional de recursos humanos para saber si esto se aplica a tu caso concreto.

Conozca el proceso de desempleo

Puede que tengas derecho a cobrar el paro con una dimisión forzosa. Un representante de RRHH podría decirte si tu caso cumple los requisitos. Si su oficina no puede ayudarte, entonces puedes trabajar con la oficina de desempleo de tu estado para conocer el proceso. Ellos pueden decirle si su caso cumple los requisitos y ayudarle a solicitar las prestaciones.

Obtenga referencias y recomendaciones para los puestos de trabajo

Con una dimisión forzada, puede ser incierto el modo en que su empresa podría manejar una referencia si un empleador potencial se pone en contacto con ellos. En la mayoría de los casos, las empresas sólo pueden confirmar las fechas de inicio y fin de la relación laboral, pero no la razón por la que te fuiste. En lugar de pedir referencias a tu jefe o al representante de RRHH, puedes hablar con tus compañeros para ver si están dispuestos a dar referencias si las necesitas. Los colegas también podrían darte una referencia o una pista sobre otros empleos de los que hayan oído hablar.

Relacionado: Cómo escribir un correo electrónico de referencia: Plantilla de correo electrónico de remisión incluida

Redactar una carta de dimisión forzosa

Una carta de dimisión forzada explica por qué dejas la empresa y también por qué la empresa te ha obligado a dimitir. Escribir una carta de dimisión forzada te permite compartir tu perspectiva con la empresa mientras atraviesas una situación difícil. Es importante que la carta sea profesional, clara y concisa.

Puedes cubrir la logística como cualquier trabajo que le debas a la empresa, como informes o papeles. También puedes incluir cualquier cosa que la empresa te deba, como el tiempo libre pagado o la baja por enfermedad. Explica por qué la empresa te obligó a dimitir de forma directa.

Relacionado: Cómo redactar una carta de dimisión: Consejos y ejemplos

Actualizar el currículum y la carta de presentación

Actualiza tu currículum y tu carta de presentación mientras tu actual puesto de trabajo esté todavía reciente en tu memoria. Tu currículum es el primer documento profesional que un reclutador o director de contratación ve cuando considera las solicitudes, y asegurarte de que está actualizado con nuevos proyectos y responsabilidades puede convertirte en un candidato viable para tu próximo trabajo.

Relacionado: Muestras y plantillas de cartas de presentación para inspirar su próxima solicitud.

Considere lo positivo

En algunos casos, la dimisión forzosa puede deberse a que la empresa no puede permitirse seguir ocupando el puesto o ya no lo necesita. Independientemente de las circunstancias de la dimisión forzada, es importante no culparse a sí mismo. Considera una dimisión forzada como un paso adelante en tu carrera, utilizándola como una oportunidad para pasar a un papel diferente o a una empresa que podría ser más adecuada para ti.

Te recomendamos

Medios tradicionales frente a medios digitales en el marketing

Habilidades de gestión de conflictos: Definición y ejemplos

¿Qué es FF&E? (con definición y ejemplos)

Modelos de servicio al cliente: Definición, Tipos y Cómo Implementar

8 Funciones esenciales de los proyectos

¿Qué son los artefactos de Scrum? Definición y Beneficios