5 Requisitos ágiles para el éxito de la gestión de proyectos

El trabajo en equipo con sistemas ágiles de gestión de proyectos puede ayudar a las empresas a desarrollar productos y servicios de alta calidad, acelerar la penetración en el mercado y fomentar la colaboración. Si va a implantar un sistema de gestión de proyectos ágil para su equipo, es posible que pueda alcanzar sus objetivos y mejorar la satisfacción de los clientes si comprende cuáles son los requisitos ágiles.

En este artículo, definimos qué son los requisitos ágiles, compartimos por qué son beneficiosos y exploramos los requisitos clave de un sistema de gestión de proyectos ágil de éxito.

¿Qué es la gestión ágil de proyectos?

Los sistemas ágiles de gestión de proyectos son procesos rápidos, flexibles y repetibles para gestionar grandes proyectos. El enfoque de gestión ágil de proyectos divide los grandes proyectos en tareas más pequeñas y manejables. Los profesionales de la empresa que utilizan sistemas ágiles de gestión de proyectos determinan qué elementos necesitan los clientes en un producto. Los miembros del equipo seleccionan las tareas que se van a realizar en un plazo breve, que suele denominarse sprint.

Al final de cada sprint, los miembros del equipo comparten su opinión sobre el progreso del proyecto antes de elegir en qué tareas van a trabajar a continuación. Este tipo de gestión de proyectos requiere una colaboración continua entre los miembros del equipo y los clientes para garantizar la finalización con éxito de un proyecto. Algunas de las metodologías de gestión de proyectos ágiles más comunes son:

  • Scrum
  • Crystal
  • Híbrido
  • Desarrollo orientado a las características (FDD)
  • Programación eXtrema (XP)
  • Kanban
  • Desarrollo de software adaptable (ASD)
  • Lean Software Development (LSD)

Los equipos suelen optar por adoptar sólo una de estas metodologías como marco de gestión ágil de proyectos. Las metodologías de gestión de proyectos ágiles más populares en la actualidad son Scrum, eXtreme Programming y Kanban.

Relacionado: 13 tipos de gestión de proyectos que puede aplicar

¿Qué son los requisitos ágiles?

Los requisitos ágiles, como las funciones, los servicios y las características, son los elementos clave que debe incluir un producto para tener éxito. Los equipos pueden desarrollar requisitos ágiles como reglas de negocio, funciones o restricciones para guiarlos a través del proceso de producción. El producto o servicio final debe superar los criterios de cada requisito ágil para satisfacer las necesidades de sus usuarios.

Beneficios de los requisitos ágiles

Muchos gestores de proyectos implementan requisitos ágiles para proporcionar a sus equipos un marco y unas directrices más estructurados durante el desarrollo del producto. Incorporar estos requisitos a su sistema de gestión de proyectos ágiles puede ayudarle a

  • Definir claramente los objetivos: Los requisitos ágiles identifican las características o funciones más importantes de un producto. A continuación, los equipos disponen de una lista de comprobación de los elementos que deben incluir para definir claramente sus objetivos para cada proyecto.

  • Fomente la colaboración: Establecer requisitos ágiles puede aumentar la colaboración entre los miembros del equipo y garantizar que todos trabajen por los mismos objetivos.

  • Mejorar la calidad y la satisfacción del cliente: Los requisitos ágiles identifican los elementos clave que un cliente o usuario final quiere de un producto. Al centrarse en las necesidades y deseos del usuario final durante el desarrollo del producto, los equipos pueden mejorar la calidad general del producto y aumentar la satisfacción del cliente.

  • Mida el éxito: A los equipos que utilizan requisitos ágiles les resulta más fácil medir el éxito de un proyecto porque cuentan con indicadores clave de rendimiento (KPI). Estos KPI permiten a los miembros del equipo y a los clientes identificar si el producto final cumple los criterios.

Relacionado: Cómo utilizar la metodología ágil de gestión de proyectos

5 tipos de requisitos ágiles para la gestión de proyectos

Identificar los requisitos ágiles de un proyecto puede ayudar a los equipos a entender qué funciones y características debe tener el producto final. También puede ayudar a establecer puntos de referencia de rendimiento para que puedan determinar lo bien que funciona el producto. Estos son algunos de los requisitos más comunes de la gestión ágil de proyectos:

1. Requisitos funcionales (RF)

Un requisito funcional ágil identifica una función o características que debe tener el producto final. Los equipos utilizan esta información para determinar los pasos que deben dar para producir el producto deseado. También pueden utilizar esta información para establecer objetivos y puntos de referencia para la producción que les ayuden a seguir su progreso. He aquí algunos ejemplos de requisitos funcionales:

  • Una página de aterrizaje con un formulario de comentarios de los clientes
  • Una función de búsqueda que permite a los usuarios encontrar facturas anteriores
  • Un foro que los miembros pueden utilizar para comunicarse entre sí

Relacionado: 50 términos de gestión de proyectos que hay que conocer

2. Requisitos no funcionales (NFR)

Los requisitos no funcionales definen el rendimiento que debe tener una solución. También conocidos como atributos de calidad, los requisitos no funcionales describen las características generales de un producto o sistema. Describen cómo debe comportarse y establecen restricciones a su funcionalidad. Estos son algunos ejemplos de áreas en las que pueden centrarse los requisitos no funcionales:

  • Usabilidad: Los equipos pueden utilizar los requisitos no funcionales para evaluar la usabilidad de un producto midiendo la rapidez con la que un usuario puede aprender a manejar el sistema o producto. Pueden centrarse en la eficiencia de uso, la intuitividad del diseño o el número de intentos que tarda un usuario en completar la tarea deseada.

  • Seguridad: Los requisitos de seguridad garantizan la protección del producto, servicio o sistema contra el acceso no autorizado. Por ejemplo, los requisitos de seguridad de un software pueden incluir la protección contra el malware y los ciberataques.

  • Fiabilidad: Los equipos pueden establecer requisitos de fiabilidad para controlar el porcentaje de operaciones que se completan correctamente y la probabilidad de que el producto funcione sin problemas.

  • Rendimiento: Los requisitos de rendimiento miden la satisfacción general del usuario final con el producto. También pueden medir la capacidad de respuesta del sistema a las distintas peticiones de los usuarios.

Relacionado: Guía completa de indicadores clave de rendimiento (KPI)

3. Historias de usuario

Los equipos ágiles desarrollan historias de usuario para expresar los requisitos desde la perspectiva de un usuario final. Identificar las historias de usuario al principio de un proyecto puede ayudar a los miembros del equipo a evaluar qué características son las más importantes y a desarrollar productos o servicios que satisfagan las necesidades de la persona que los recibe. También pueden ayudar a los miembros del equipo a dividir las características específicas del producto en tareas más pequeñas y manejables.

Cada historia de usuario tiene unas pocas frases y utiliza un lenguaje claro para describir el resultado deseado. Las historias de usuario deben incluir quién es la parte interesada principal o el usuario final, qué función quieren que tenga el producto o servicio y qué valor o beneficio obtendrán de él. Puede utilizar el siguiente marco para crear una historia de usuario:

Como [rol identificador], quiero [hacer algo] para poder [recibir un beneficio].

Aquí hay tres ejemplos de diferentes historias de usuario:

  • Como usuario, me gustaría recibir un correo electrónico después del registro para poder confirmar mi dirección de correo electrónico.
  • Como representante del servicio de atención al cliente, tengo que mejorar el tiempo de respuesta a los clientes para poder retenerlos.
  • Como inversor, necesito ver un resumen diario de mis cuentas de inversión para poder centrarme en la que necesita mi atención inmediata.

Estas historias de usuario definen claramente qué características pueden querer y por qué. Al identificar las necesidades de los usuarios con historias de usuario, los equipos pueden centrarse en producir productos y servicios de mayor calidad.

Relacionado: Cómo crear un mapa de historias de usuario (más los principales beneficios)

4. Criterios de aceptación

Los criterios de aceptación definen el modo en que un equipo puede probar o medir una historia de usuario para determinar su funcionamiento. Los equipos utilizan los criterios de aceptación para identificar las métricas que pueden utilizar para evaluar el éxito de un proyecto. Estos son algunos ejemplos de criterios de aceptación:

  • ¿Ha mejorado la retención de clientes en un 15% durante el último año?
  • ¿La velocidad de envío de los productos es inferior a 24 horas?
  • ¿La gama de productos ha aumentado un 20% en los dos últimos años?

Para desarrollar los criterios de aceptación, asegúrate de que los requisitos siguen la metodología de los objetivos SMART. Los objetivos SMART son objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y basados en el tiempo.

5. Pruebas de aceptación del usuario

Las pruebas de aceptación del usuario identifican un conjunto real de escenarios por los que un probador podría pasar para evaluar que una característica específica de un producto o servicio está completa. Esto puede ayudar a los equipos y a los clientes a entender cómo funciona una característica y a verificar si una solución satisface las necesidades de sus clientes. Por ejemplo, si un equipo quiere crear una prueba de aceptación del usuario para asegurarse de que los consumidores reciben un correo electrónico de confirmación después de registrarse para descargar su software, podrían implementar la siguiente prueba de aceptación del usuario:

  • Primer paso: Visite el sitio web www.softwaretest.com/register
  • Segundo paso: Inscríbete en el programa rellenando el formulario con tu dirección de correo electrónico.
  • Paso 3: Abra su dirección de correo electrónico y localice el mensaje de confirmación.

Si un usuario completa todos los pasos de una prueba de aceptación del usuario, el equipo puede determinar que el producto cumple los criterios de aceptación.