Requisitos del puesto de director de proyectos

Los gestores de proyectos ayudan a concebir, llevar a cabo y finalizar tareas que son fundamentales para el éxito de la empresa. Desempeñan diversos cargos a lo largo del proyecto para garantizar que la empresa y las partes interesadas estén satisfechas. La gestión de proyectos es un trabajo que requiere una variedad de conocimientos, educación, experiencia y otros factores.

En este artículo, examinamos lo que hacen los gestores de proyectos y analizamos 11 requisitos de los gestores de proyectos.

Aprenda a ser un director de proyectos

¿Qué hace un gestor de proyectos?

Los gestores de proyectos desempeñan un papel fundamental en la propuesta de una organización para garantizar su éxito. Están presentes en todo el proceso de desarrollo del proyecto. Definen el objetivo de un proyecto, crean una estrategia para lograrlo, delimitan los resultados y las tareas del proyecto, distribuyen el trabajo y garantizan su correcta realización, supervisan y controlan la progresión del proyecto y firman el logro una vez que el trabajo está terminado. Los gestores de proyectos son responsables de garantizar que sus proyectos se completen a tiempo y dentro del presupuesto como líderes de equipos de proyectos.

Los gestores de proyectos pueden realizar diversas tareas en cada etapa del ciclo de vida del proyecto, como por ejemplo:

  • Iniciación: Determinar la finalidad del proyecto, los criterios y el resultado deseado, las partes interesadas y la financiación

  • Planificación: Crear un plan de proyecto completo que incluya el coste, el calendario y los riesgos del proyecto, y determinar las fechas previstas de los hitos del proyecto y las actividades necesarias para cumplir cada uno de ellos

  • Ejecución: Asignar y garantizar la finalización de las tareas y resolver los problemas que obstaculizan la finalización

  • Seguimiento y control: Evaluar el progreso y asegurarse de que el personal cumple los hitos y se mantiene dentro del presupuesto

  • Cierre: Garantizar el pago a terceros contratistas o proveedores, liberar recursos, revisar el trabajo y evaluar el rendimiento para su futura aplicación

Otras funciones que realizan los gestores de proyectos a lo largo del ciclo de vida de los mismos son mantener la comunicación entre las partes implicadas, conservar la documentación, coordinar los recursos y dirigir las reuniones.

Relacionado: 5 fases del ciclo de vida de la gestión de proyectos

Requisitos de los gestores de proyectos

Ser gestor de proyectos requiere una combinación de habilidades, rasgos, educación y otras cualificaciones. Estos son algunos de los requisitos para ser gestor de proyectos:

Habilidades

Los gestores de proyectos pueden beneficiarse de tener una serie de habilidades. Las principales habilidades de gestión de proyectos son

  • Programación: La planificación de un proyecto requiere que el gestor de proyectos cree un calendario general y que también divida ese calendario en componentes más pequeños puntuados con hitos. Los gestores de proyectos exitosos pueden crear calendarios realistas, que utilicen los recursos de forma inteligente y que apunten a una fecha de finalización aceptable.

  • Elaboración de presupuestos: Los gestores de proyectos también deben asegurarse de que el proyecto se mantiene dentro de las limitaciones financieras. Esta habilidad implica tener la previsión de determinar un coste global razonable que pueda proporcionar suficientes recursos financieros para completar el trabajo y controlar el gasto a lo largo del proyecto para mantenerse por debajo del presupuesto.

  • Gestión de tareas: Los proyectos suelen incluir muchos trabajos pequeños y grandes, que el gestor de proyectos crea y asigna. Esta habilidad requiere conocer las tareas que conlleva completar un proyecto y reconocer quién es el adecuado para completar esas tareas.

  • Liderazgo: Al estar a cargo de un equipo reunido para completar el proyecto, un gestor de proyectos debe mantener a los miembros individuales del equipo encaminados y motivados, mediar y resolver conflictos entre el personal e inspirar al equipo para que trabaje como una unidad.

  • Comunicación: Una responsabilidad clave del gestor de proyectos es proporcionar información a todas las partes implicadas, incluidos los interesados, los contratistas, el personal y los clientes. A lo largo del ciclo de vida de un proyecto, el director del proyecto debe transmitir instrucciones precisas al personal e informar del progreso a la alta dirección.

  • Negociación: Un director de proyecto puede experimentar demandas cambiantes por parte de los clientes o de las partes interesadas mientras un proyecto está en marcha, o pueden surgir conflictos entre el personal u otras partes. Las habilidades de negociación pueden ayudar al director de proyecto a mantener alineadas tanto las demandas como las personalidades de forma eficaz y diplomática.

  • Informar: La recopilación y documentación de la información para su futura evaluación es una de las principales responsabilidades de los gestores de proyectos, por lo que es esencial contar con una gran capacidad de elaboración de informes. La elaboración de informes también se aplica a otras fases del ciclo de vida del proyecto, incluida la iniciación, cuando el director de proyecto ayuda a establecer los objetivos.

  • Solución de problemas: A menudo surgen obstáculos durante la vida de los proyectos. Una de las principales responsabilidades del gestor de proyectos es resolver los obstáculos, conflictos y desafíos que impiden la finalización del proyecto en tiempo y forma.

  • Adaptabilidad: Pueden surgir factores que afecten al proyecto, como las exigencias de las partes interesadas y los cambios en el presupuesto, y que supongan retos importantes para el gestor de proyectos y su equipo. Ser adaptable puede ayudar a gestionar el propio estrés y a mantener la moral del equipo.

Relacionado: 20 habilidades que todo director de proyectos debe tener

Rasgos de personalidad

Los gestores de proyectos con éxito suelen tener ciertos rasgos de personalidad, entre ellos

  • Simpatía y carisma: El gestor de proyectos supervisa equipos de personal y también interactúa con la alta dirección, los accionistas y otras partes implicadas en el proyecto, y una personalidad amable y carismática puede contribuir a mantener a todos contentos y receptivos a la comunicación.

  • Firmeza: Como líder, el director del proyecto también debe imponer su autoridad para que las partes implicadas respeten su posición. El equipo, los accionistas y otras partes implicadas deben sentirse seguros de que las decisiones y la visión del director del proyecto son acertadas.

  • Pragmatismo: El director del proyecto debe tener un sentido realista de lo que puede conseguir con los recursos disponibles para mantener el proyecto dentro del presupuesto y el alcance. El pragmatismo puede ayudar a la capacidad del gestor de proyectos para considerar las posibilidades de forma realista, lo que resulta beneficioso cuando se trata de anticipar los posibles obstáculos que podrían dificultar la finalización del proyecto.

  • Organizarse: Los proyectos suelen tener muchas facetas, grandes y pequeñas, que incluyen tareas, personal y plazos distintos. La capacidad de mantenerse organizado puede ayudar al gestor de proyectos a no sentirse abrumado por el reto de hacer un seguimiento de todos los componentes.

  • Positividad: Una actitud positiva puede hacernos creer que los objetivos del proyecto son alcanzables y también motivar a los demás para que se sientan optimistas sobre la capacidad del equipo para tener éxito. Esto puede ser especialmente importante a la hora de afrontar cambios en las expectativas del proyecto, retrasos y otros retos que suelen surgir en el ciclo de vida de un proyecto.

Relacionado: 14 rasgos de personalidad útiles

Educación

Las empresas suelen exigir a los gestores de proyectos que tengan al menos una licenciatura. Las instituciones ofrecen títulos en gestión de proyectos, pero este título específico no es necesario para convertirse en gestor de proyectos. Más bien, el título puede variar en función de su campo o nivel de experiencia. Por ejemplo, para un proyecto de arquitectura, un título en arquitectura puede ser tan útil como un título en gestión de proyectos. Otras titulaciones habituales de los gestores de proyectos son las de empresariales o de gestión. También puede ser útil una formación complementaria, como un máster en gestión de proyectos o en un campo relacionado con su sector.

Certificaciones

Una alternativa o complemento a la formación es la certificación en gestión de proyectos de instituciones reconocidas. El Project Management Institute, o PMI, ofrece certificaciones por niveles. Otros organismos certificadores son la American Society for the Advancement of Project Management, el International Institute for Learning y la International Association of Project and Program Management. Algunas de las certificaciones más comunes de los gestores de proyectos son

  • Certified Associate in Project Management, o CAPM: El CAPM certifica que el titular tiene conocimientos de los fundamentos de la gestión de proyectos. Los requisitos de elegibilidad incluyen un diploma de escuela secundaria o grado asociado más 23 horas de educación en gestión de proyectos.
  • Profesional de la gestión de proyectos, o PMP: Ofrecido por el PMI, el programa de certificación PMP proporciona una formación completa sobre todas las facetas de la gestión de proyectos. Para obtener la certificación es necesario aprobar un examen de 200 preguntas, tener de tres a cinco años de experiencia en gestión de proyectos, dependiendo de la formación recibida, un número determinado de horas dedicadas a la gestión de proyectos y 35 horas de formación en gestión de proyectos.
  • Scrum Master: Scrum es una metodología de gestión de proyectos basada en los principios ágiles, y la certificación de Scrum Master demuestra que el titular entiende Scrum y los marcos ágiles. Los requisitos de certificación incluyen la realización de un curso de certificación de 16 horas y la aprobación de un examen de certificación.

Relacionado: Guía de certificaciones para directores de proyectos (con las mejores certificaciones)

Experiencia

Para los puestos de gestión de proyectos, los empleadores suelen exigir tres o más años de experiencia en una función de liderazgo. Esto puede incluir funciones anteriores de gestión de proyectos, funciones de supervisión u otras funciones de gestión. Los candidatos también pueden necesitar experiencia laboral en sectores o campos específicos en función de los tipos de proyectos. Por ejemplo, la gestión de proyectos de construcción es probable que requiera que los candidatos tengan una experiencia laboral significativa en la construcción o en una industria relacionada.

Hay varias formas en las que un candidato puede ganar experiencia relevante, entre ellas:

  • Puestos de nivel inicial: Los puestos de entrada que implican tareas de gestión pueden ser valiosas experiencias de aprendizaje para futuras funciones de gestión de proyectos.
  • Prácticas: Hacer una pasantía en una organización que necesita ayuda en los proyectos te permite aprender bajo la dirección de un gestor de proyectos experimentado.
  • Voluntariado: Si actualmente está empleado en una organización, intente ofrecerse como voluntario para tareas que incluyan una función directiva.

Relacionado: Cómo conseguir experiencia laboral (con consejos)

Formación

Hay muchas oportunidades de formación para los gestores de proyectos. Instituciones como el PMI imparten cursos para el desarrollo profesional, centrándose en su conjunto ideal de habilidades de gestión técnica de proyectos, cualidades de liderazgo y gestión estratégica y empresarial. El PMI también imparte cursos de formación para diferentes estilos de liderazgo o gestión.

Por lo demás, gran parte de la formación en gestión de proyectos procede de la experiencia laboral o de programas informales. Algunos gestores de proyectos acceden a la función por asignación, sin haber dirigido previamente la educación o la formación sobre el tema. Los empleadores también pueden ofrecer programas de formación interna que proporcionan educación en gestión de proyectos u oportunidades para aprender bajo la dirección de un mentor.