Requisitos funcionales y no funcionales: ¿Cuál es la diferencia?

Al construir sitios, componentes y aplicaciones para los clientes, es importante entender sus necesidades y expectativas. Definir claramente lo que esperan obtener de un programa puede ayudarle a cumplir los plazos, a satisfacer los deseos del cliente y a alcanzar sus objetivos de desarrollo conjunto. Un paso crucial para satisfacer las expectativas del cliente es esbozar los requisitos funcionales y no funcionales del sistema. En este artículo, explicamos la diferencia entre los dos tipos de requisitos, aclaramos por qué es importante entender la diferencia, definimos los requisitos funcionales frente a los no funcionales y ofrecemos ejemplos de cada uno.

¿Qué son los requisitos funcionales frente a los no funcionales?

Los requisitos funcionales y no funcionales son términos que los desarrolladores de software y los ingenieros de sistemas utilizan para describir características importantes de los sistemas y componentes. Los dos tipos de requisitos difieren en varios aspectos clave:

Valor

Las funciones obligatorias y no obligatorias difieren en el valor que aportan a un sistema o componente. Cuando las características no funcionales no son necesarias para el funcionamiento de un sistema, las características obligatorias sí lo son. Sin embargo, las características no obligatorias siguen siendo importantes para la funcionalidad de un sistema y para cumplir las expectativas del cliente. Las características obligatorias definen los requisitos básicos de rendimiento de un sistema, pero las no obligatorias pueden ayudar a diferenciar el componente o la aplicación de otros productos similares del mercado.

Funcionalidad

Otra área clave en la que difieren los dos tipos de características es en la funcionalidad que aportan a un sistema. Los requisitos funcionales se centran en lo que hace un sistema. En cambio, los requisitos no funcionales definen cómo lo completa el sistema. Por ejemplo, el cometido funcional de una tostadora es tostar el pan. Hacer que el pan salga cuando haya terminado para que los usuarios no se quemen las manos es un deber no funcional.

Experiencia

Un último aspecto clave en el que se diferencian es en la experiencia y la funcionalidad que ofrecen a los usuarios. Los requisitos funcionales ayudan a garantizar que el sistema cumpla su objetivo. Los no funcionales se centran más en la experiencia del usuario y en asegurarse de que el rendimiento del producto se ajusta a las expectativas del usuario.

Relacionado: ¿Qué es una interfaz de usuario? (Definición, tipos y ejemplos)

¿Por qué es necesario conocer la diferencia?

Es importante conocer la diferencia entre requisitos funcionales y no funcionales porque puede ayudarle a saber a qué dar prioridad como desarrollador o ingeniero. Si se trata de una empresa, también puede ser importante clasificar los requisitos funcionales según su funcionalidad. Sin requisitos funcionales, el sistema no cumplirá con lo que necesita y no cumplirá con el alcance predefinido del proyecto. Algunos requisitos no funcionales también pueden interferir con el acceso de los usuarios, pero otros pueden omitirse si hay limitaciones de tiempo o de presupuesto.

Los requisitos funcionales suelen tener sus correspondientes requisitos no funcionales que pueden ayudar a crear los comportamientos deseados del sistema. Entender la diferencia puede ayudar tanto a los clientes como a los proveedores a crear requisitos completos del sistema que satisfagan las necesidades del usuario. Esto puede conducir a un mejor refinamiento del alcance, a la optimización de los precios y a una mayor satisfacción de los clientes.

Relacionado: ¿Qué es la ingeniería de sistemas?

¿Qué son los requisitos funcionales?

Los requisitos funcionales son características o componentes del sistema que son necesarios para que éste funcione. Definen lo que el sistema ofrece porque, sin ellos, el sistema no puede funcionar con éxito. Para utilizar ejemplos no relacionados con el software, el requisito funcional de un casco de bicicleta es proteger la cabeza del ciclista. El requisito funcional de una cámara es hacer fotos. Aunque los requisitos funcionales de un sistema pueden ser únicos dependiendo de los servicios que ofrezca el sistema, son parte integrante del rendimiento y la funcionalidad específica de su programa.

¿Qué son las necesidades no funcionales?

Los requisitos no funcionales son los procesos que utilizan los sistemas para ofrecer requisitos funcionales a los usuarios. También pueden ser necesarios para el rendimiento del sistema, pero se refieren más a la experiencia del usuario que a la funcionalidad real que define un programa.

De los ejemplos anteriores, una hebilla para sujetar el casco a la cabeza del piloto es un requisito no funcional, y la capacidad de una cámara para enfocar y almacenar imágenes es otro. Estas características forman parte del sistema, pero no están relacionadas específicamente con las funciones principales del sistema. En los procesos de software y aplicaciones, los requisitos no funcionales ayudan a que los sistemas funcionen de forma más eficiente y pueden ayudar a mostrar la calidad del sistema.

Tipos de requisitos funcionales

Los requisitos funcionales suelen ser de las siguientes categorías:

Requisitos del sistema

Los requisitos del sistema son los recursos de hardware o software que deben estar presentes para que un sistema funcione eficazmente. Algunos ejemplos de requisitos funcionales para diferentes recursos del sistema son:

  • Especificaciones de software y hardware: El sistema debe cumplir una velocidad mínima de CPU o de procesamiento de 2,8 GHz.
  • Acciones del sistema: El sistema debe tener conectividad inalámbrica.
  • Respuestas programadas: El servidor debe hacer una copia de seguridad automática de la base de datos 24 horas después de la última copia de seguridad.

Relacionado: Relacionado: 6 tipos de sistemas operativos (con ejemplos)

Necesidades empresariales

Los requisitos funcionales de esta categoría trabajan para cumplir el objetivo final del sistema. En resumen, satisfacen la razón por la que la empresa quiere el sistema y el servicio que espera proporcionar a sus usuarios. A continuación se presentan algunos requisitos funcionales que satisfacen diversas necesidades empresariales:

  • Objetivo principal: El sistema debe proporcionar un catálogo en línea accesible de todos los productos de nuestra empresa'.
  • Flujos de trabajo de aprobación: Cuando un usuario envía su información, el sistema debe generar una solicitud de aprobación.
  • Niveles de autorización: Sólo los directivos pueden ver la información bancaria de los clientes en línea.

Funciones administrativas

Las funciones administrativas son las tareas rutinarias que realiza un sistema. Los informes automatizados son un ejemplo de función administrativa. Una empresa puede pedir que el servidor envíe por correo electrónico un resumen diario a una hora determinada cada día.

Ejemplo: El sistema debe enviar un informe de ventas a todos los gestores de la lista cada día laborable a las 17:00 horas.

Requisitos de los usuarios

Por último, los requisitos del usuario se refieren a lo que puede hacer el sistema. Los requisitos funcionales de esta categoría podrían referirse a:

  • 1. Interacciones del usuario: Los usuarios deben poder hacer un pedido en el sitio web para comprar artículos.
  • Vistas del usuario: Los usuarios deben poder ver nuestros productos y sus correspondientes imágenes para poder ver los artículos que tenemos en stock.

Tipos de requisitos no funcionales

Los requisitos no funcionales suelen ser de las siguientes categorías:

Accesibilidad

Los requisitos de accesibilidad se refieren a la apariencia de la interfaz de usuario y a la facilidad con la que los usuarios pueden interactuar con ella. Los requisitos pueden incluir el tamaño de los botones o las fuentes de un sitio web o una aplicación. Estos requisitos pueden ayudar a los usuarios a interactuar con el contenido y a navegar por los sitios de forma eficaz. Algunos ejemplos de cómo los ingenieros de sistemas pueden cumplir con los requisitos de accesibilidad no funcionales son:

  • Tamaño de los botones: El botón 'completar mi pedido' debe ser grande y estar situado en el centro de la pantalla.
  • Color de la pantalla: Todo el texto debe estar perfilado en blanco para que los usuarios puedan leer el contenido sobre cualquier fondo fotográfico.

Relacionado: 9 Ejemplos de requisitos no funcionales

Fiabilidad del sistema

La fiabilidad del sistema es otro requisito no funcional. Puede referirse a la frecuencia con la que el sistema está en funcionamiento. Algunos sistemas deben funcionar los 365 días del año y durante las 24 horas del día. Otros pueden tener que cerrar para un servicio periódico. Definir la fiabilidad del sistema para satisfacer las necesidades de los usuarios puede tener un efecto importante en sus interacciones con el servicio.

Ejemplo: El sistema debe estar operativo de lunes a viernes de 7 a 23 horas M.S.T.

Expansibilidad

La capacidad de expansión se refiere a la capacidad de un sistema para escalar a medida que una organización o sus necesidades crecen. Esto podría incluir categorías como el espacio de memoria, la velocidad de procesamiento y los servicios de almacenamiento de datos. El establecimiento de requisitos para la capacidad del sistema puede permitir a los usuarios personalizar la configuración, almacenar archivos de gran tamaño y realizar un seguimiento de los cambios del sistema.

Ejemplo: El sistema debe ser capaz de acoger a 1.000 usuarios simultáneos y registrar sus preferencias.

Te recomendamos

Cómo crear un consejo asesor

¿Qué es el marketing de guerrilla? (y cómo utilizarlo para ampliar su negocio)

7 partes de la gestión de la cadena de suministro para un proceso de distribución exitoso

9 Habilidades Paraprofesionales (más 3 consejos para mejorarlas)

6 Ejemplos de habilidades de pensamiento crítico

10 escuelas de programadores informáticos