6 Requisitos para entrar en la Facultad de Derecho

Ser admitido en la facultad de Derecho es un paso importante para quienes desean recibir una formación jurídica. Independientemente de su formación previa, obtener una educación jurídica certificada tendrá un impacto directo en su carrera como profesional del derecho. Conocer todos los requisitos previos para entrar en la facultad de derecho es importante, pero requiere investigación y dedicación. En este artículo, hablaremos de los pasos necesarios para ingresar en la facultad de Derecho y de las habilidades necesarias para graduarse.

¿Por qué es importante la facultad de Derecho?

Terminar la carrera de Derecho ofrece a los estudiantes la oportunidad de adquirir una sólida comprensión del derecho y su complejidad, así como un conocimiento más profundo de los estudios sociales y las humanidades. Los estudiantes de Derecho también suelen desarrollar su pensamiento abstracto y su capacidad de resolución de problemas durante sus estudios. Aunque el objetivo principal de la facultad de Derecho es enseñar a los estudiantes las habilidades y los conocimientos necesarios para trabajar en el ámbito jurídico, hay muchos otros campos profesionales que incluyen a los graduados de la facultad de Derecho.

Relacionado: ¿Qué se puede hacer con un título de Derecho? Los 12 mejores trabajos para licenciados en Derecho

Requisitos para entrar en la facultad de Derecho y actividades a realizar durante la misma

Aquí están los principales requisitos de las cosas que normalmente debes hacer antes de entrar en la facultad de derecho, así como las actividades que pueden aumentar tus probabilidades de graduarte:

3. Obtener una licenciatura's

Como título de postgrado, el primero de los requisitos para acceder a la facultad de Derecho es obtener una licenciatura de cuatro años. No hay una formación de grado específica necesaria para aumentar tus posibilidades de ser admitido en la facultad de derecho, ya que el derecho es un campo multidisciplinar. Aunque los estudiantes que saben que quieren entrar en la facultad de Derecho después de sus estudios de licenciatura suelen especializarse en lo que tradicionalmente se conoce como campos previos al Derecho, como los negocios, las ciencias políticas, la economía, la filosofía, el inglés o la historia, no es un requisito previo. Muchos estudiantes de derecho con éxito tienen estudios universitarios en campos aparentemente no relacionados, como las matemáticas, la informática, el arte o la ingeniería.

Es importante saber que, independientemente de los estudios universitarios elegidos, la media de notas suele ser una parte importante del proceso de selección de aspirantes de una facultad de Derecho.

Aprueba el examen de admisión a la Facultad de Derecho

La mayoría de las facultades de Derecho exigen a los aspirantes que hagan el LSAT, que es un examen estandarizado que consta de dos partes:

  • Un examen de opción múltiple con 175 preguntas
  • Un ensayo escrito que puede realizarse hasta ocho días antes del examen tipo test

El objetivo del test es evaluar las habilidades de razonamiento, análisis, lectura y escritura de los candidatos, por lo que no se requieren conocimientos jurídicos previos. El examen se realiza cuatro veces al año en varios lugares del país y a nivel internacional. La puntuación del LSAT suele oscilar entre 120 y 180, siendo 150 la puntuación media. Cuanto más competitiva sea una facultad de derecho, mayor deberá ser la puntuación de admisión requerida.

En muchas facultades de Derecho aprobadas por el Colegio de Abogados de EE.UU., la puntuación del LSAT es el factor más importante para la admisión, junto con el GPA de la licenciatura del estudiante. Alternativamente, los solicitantes pueden necesitar el resultado del Graduate Record Examination, que proviene del examen estandarizado administrado y propiedad del Educational Testing Service.

Relacionado: 17 áreas del derecho en las que trabajar

Consigue cartas de recomendación

Aunque suelen ser menos importantes que la media de las notas y los resultados de los exámenes, las cartas de recomendación de un estudiante suelen ser importantes y pueden aumentar las probabilidades de entrar en la facultad de Derecho. Las cartas de recomendación mejor recibidas suelen provenir de los supervisores del trabajo o de los profesores anteriores. Una carta de recomendación eficaz suele ser precisa y concisa, evitando los elogios generales y comparando al aspirante con sus compañeros académicos mediante medidas objetivas.

Saber que quieres entrar en la facultad de Derecho mientras aún estás cursando la licenciatura es útil, ya que puedes entablar relaciones con varios profesores con el fin de que te escriban cartas de recomendación. Si has empezado a trabajar después de la universidad y hay un intervalo importante entre la finalización de la licenciatura y la solicitud de ingreso en la facultad de Derecho, una carta de un jefe o supervisor puede ser igual de importante.

Escribir una declaración personal

La mayoría de las facultades de Derecho exigen a los solicitantes que escriban una declaración personal. Dependiendo de las preferencias de cada escuela, la declaración puede ser una respuesta a un conjunto predeterminado de preguntas o un ensayo abierto. La declaración personal es una oportunidad para que los solicitantes muestren los logros y las experiencias vitales que los distinguen de los demás, al tiempo que destacan sus habilidades de redacción.

Tu declaración personal debe ser muy personal y tratar de contextualizar tanto tu decisión de ingresar en la facultad de Derecho como tu determinación de graduarte. Debe resaltar cómo has desarrollado tu fuerza de carácter, por lo que es muy recomendable cualquier historia personal de superación de grandes retos personales y profesionales a lo largo de tu vida.

Elige la facultad de Derecho adecuada

Hay varios factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una facultad de Derecho. Los más importantes son:

  • 2. Las puntuaciones requeridas en el LSAT y el GPA : La mayoría de las facultades de Derecho publican sus requisitos mínimos previstos para las puntuaciones del LSAT y el GPA junto con el porcentaje de estudiantes admitidos en años anteriores. Basándose en sus propias puntuaciones, puede crear una lista de las facultades de Derecho en las que tiene más posibilidades de ser admitido.
  • Investigar los costes de la matrícula: A menos que tengas una beca, la matrícula es una parte importante de la decisión a la hora de elegir la facultad de Derecho adecuada. Saber cuánto deberás después de graduarte puede ayudarte a determinar qué escuela elegir.
  • Especialización: Algunos estudiantes saben en qué rama del derecho quieren especializarse. Algunas de las posibles especializaciones son el derecho penal, el derecho medioambiental, el derecho constitucional, el derecho de la propiedad intelectual y el derecho empresarial. Si sabes que quieres dedicarte a una determinada rama del derecho, debes buscar una facultad de derecho con trayectoria en ese campo específico.
  • Sus circunstancias personales: Antes de elegir una facultad de Derecho, es importante que evalúes tu situación vital y tomes una decisión en consecuencia. Si tienes responsabilidades profesionales o personales adicionales que te ocuparán gran parte de tu tiempo, un programa a tiempo parcial o una facultad de derecho online acreditada pueden ser la mejor opción.

Relacionado: Cómo convertirse en abogado en su línea de tiempo

Trabaja en tus habilidades relevantes

Debes trabajar para mejorar tus conocimientos y habilidades tanto antes como durante la carrera de Derecho para tener éxito en la misma. Esto puede hacerse a través de diversas experiencias extracurriculares y educativas. Algunas de las habilidades más importantes para los estudiantes y profesionales del derecho son:

  • Comunicación y escucha: La capacidad de comunicar tu mensaje de forma clara y concisa es una habilidad fundamental tanto para la facultad de derecho como para la práctica jurídica. Participar en grupos de debate y buscar oportunidades para hablar puede mejorar sus habilidades de comunicación verbal. Del mismo modo, las habilidades de escucha son importantes para entender correctamente a los profesores, clientes y cualquier otra persona en tus interacciones profesionales.
  • Escribir y editar: Ser capaz de explicar adecuadamente los mensajes por escrito es tan importante como ser capaz de hacerlo verbalmente. Es recomendable que desarrolles una buena capacidad de redacción y de lectura crítica antes de estudiar derecho.
  • Investiga: Una parte importante tanto de la facultad de Derecho como de la mayoría de los trabajos jurídicos es la realización de investigaciones. Tener una amplia experiencia en investigación antes de entrar en la facultad de Derecho puede ser una ventaja, pero es una habilidad que se puede mejorar a medida que se estudia Derecho.
  • Red de contactos y colaboración: Saber establecer relaciones es una habilidad crucial para los profesionales del derecho, ya que la mayor parte del trabajo jurídico requiere colaboración. Algunas de tus habilidades interpersonales son innatas, pero también pueden mejorarse con la práctica.
  • Conocimientos en otros campos: Para ejercer con éxito la abogacía es necesario tener conocimientos en otros campos. La preparación para la carrera de Derecho debe incluir estudios de ciencias políticas, historia, matemáticas, finanzas, sociología y antropología, entre otros.

Te recomendamos

¿Qué es un embudo de conversión?

Cómo crear sinergias

Coaching de habilidades blandas: qué es y cómo hacerlo eficazmente

¿Qué es una empresa privada?

¿Qué es un mentor empresarial y cómo encontrarlo?

Cómo convertirse en un funcionario del servicio exterior