Resiliencia en el trabajo: Definición y consejos

Tener resiliencia en el lugar de trabajo contribuye al éxito al animar a los empleados a enfrentarse a los retos con confianza y a aprender de sus errores. Es importante promover la resiliencia en el trabajo ofreciendo recursos para desarrollar habilidades de resiliencia y proporcionando ejemplos de líderes resilientes. Aprender lo que significa la resiliencia en el trabajo puede ayudar a mejorar la productividad y la moral de los empleados. En este artículo, analizamos este rasgo y su importancia, junto con consejos que puede utilizar para potenciar la resiliencia en el lugar de trabajo.

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es la capacidad de recuperarse de un reto y de utilizar ese reto como una oportunidad de aprendizaje. En el lugar de trabajo, la resiliencia puede significar resolver problemas, enfrentarse a retos y recuperarse de los errores. Por ejemplo, un empleado puede mostrar resiliencia cuando experimenta un acontecimiento traumático y luego tiene que volver al trabajo, o si alguien tiene dificultades para completar un proyecto y aun así consigue cumplir el plazo. Los directores pueden ofrecer recursos que mejoren la resiliencia en el lugar de trabajo y protejan su salud mental y la de sus empleados, como tiempo libre remunerado y seminarios sobre cómo fomentar la resiliencia.

¿Por qué es importante la resiliencia en el trabajo?

La resiliencia puede ayudar a los empleados a gestionar el estrés y motivarlos para afrontar los retos con determinación. He aquí varias razones que ponen de manifiesto la importancia de la resiliencia en el lugar de trabajo:

  • Ayuda a la satisfacción laboral: La resiliencia puede ayudar a los empleados a sentirse más satisfechos con su trabajo porque les proporciona métodos para afrontar el estrés y aliviar la ansiedad relacionada con el trabajo.
  • Mejora la autoestima de los empleados: Los empleados resilientes pueden tener una mejor autoestima porque pueden manejar los desafíos que enfrentan en el trabajo con confianza y positividad.
  • Aumenta el compromiso de los empleados: Los empleados resilientes saben que enfrentarse a los retos en el trabajo puede ser más fácil cuando pueden apoyarse en sus compañeros. Construir relaciones positivas en el lugar de trabajo puede ayudar a los empleados en momentos de estrés.
  • Considera los desafíos como lecciones: Los empleados resilientes ven los retos como lecciones que pueden utilizar para desarrollar sus habilidades y reducir sus errores. Estos empleados pueden reconocer que los retos en el lugar de trabajo sirven como oportunidades de crecimiento.
  • Mejora la comunicación: Los empleados con capacidad de recuperación pueden aceptar los comentarios abiertamente y trabajar para superar los conflictos con sus compañeros de trabajo. La resiliencia fomenta un entorno que favorece el diálogo abierto, lo que puede ayudar a reducir los conflictos.
  • Apoya la innovación: Los empleados resistentes se sienten más cómodos con la idea del fracaso. Como resultado, estos empleados pueden estar dispuestos a asumir riesgos bien informados en el lugar de trabajo, probando cosas nuevas, compartiendo nuevas ideas y liderando proyectos en equipo.

¿Cómo afecta la resiliencia al lugar de trabajo?

La resiliencia en el lugar de trabajo puede fomentar un entorno laboral saludable y permitir que los empleados se sientan más seguros y resistentes mentalmente. He aquí varias formas en las que la resiliencia puede tener un impacto positivo en el lugar de trabajo:

Aumentar la productividad

Los empleados resistentes pueden ayudar a sus compañeros de trabajo, lo que permite a los equipos alcanzar el éxito en el lugar de trabajo. La productividad general de una organización o equipo puede aumentar cuando los empleados se apoyan mutuamente. Por ejemplo, un empleado que tiene dificultades para completar un proyecto difícil puede apoyarse en sus compañeros de trabajo para obtener ayuda. Cuando los compañeros trabajan juntos, pueden ayudar al equipo a terminar sus proyectos o tareas más rápidamente.

Relacionado: Cómo medir la productividad y aumentar la eficiencia en el trabajo

Crea líderes

La resiliencia es un rasgo que se encuentra habitualmente entre los líderes fuertes porque les permite superar los retos con eficacia. Cuando un lugar de trabajo fomenta la resiliencia en sus líderes, puede crear ejemplos positivos para que los empleados los sigan. Estos líderes se recuperan rápidamente de los errores y desafíos, lo que ayuda a mantener a los empleados motivados.

Relacionado: Valores fundamentales de un gran líder

Fomenta la adaptabilidad

La resiliencia anima a las personas a aceptar y adaptarse a los cambios. Esta habilidad es esencial porque permite a los empleados adaptarse rápidamente a los cambios en el lugar de trabajo y volver a trabajar con una interrupción limitada. Por ejemplo, un lugar de trabajo puede pasar de trabajar en persona a trabajar a distancia. Los empleados resilientes pueden ajustar sus estilos o comportamientos para demostrar su capacidad de adaptación. Esta flexibilidad les permite adaptarse rápidamente, sin que la calidad de su trabajo se vea afectada.

Relacionado: La adaptabilidad en el trabajo: Beneficios e importancia

Consejos para potenciar la resiliencia en el trabajo

Puede utilizar los siguientes consejos para ayudar a potenciar la resiliencia en el lugar de trabajo:

6. Dar un ejemplo positivo

En un lugar de trabajo que fomente la resiliencia puede ser útil contar con líderes fuertes que puedan demostrarla a sus empleados. Un empleado que sea testigo de este rasgo a diario puede aprender de este ejemplo positivo. Como resultado, pueden sentirse más motivados para fortalecer su resiliencia en el trabajo. Cuando dirijas o trabajes con otros, puedes demostrar una fuerte capacidad de liderazgo y resiliencia estableciendo las prioridades del lugar de trabajo, afrontando los retos con confianza y gestionando el estrés de forma constructiva.

Relacionado: La importancia y las cualidades de un buen líder

Considere la posibilidad de formar a la resiliencia

Ofrecer formación sobre resiliencia en el lugar de trabajo puede enseñarle a usted y a su equipo a manejar el estrés de forma saludable, a enfrentarse a los retos de forma profesional y a volver al trabajo después de pasar por dificultades. Busque ponentes profesionales que puedan inspirar a su equipo y enseñarles a desarrollar la resiliencia, o considere la posibilidad de que sus colegas y miembros del equipo creen presentaciones sobre cómo utilizan esta habilidad en el trabajo. Durante la formación, asegúrese de hablar de la resiliencia, de su necesidad en el trabajo y de cómo los miembros del equipo pueden desarrollarla.

Conozca mejor las necesidades de los empleados'.

Los directivos pueden ayudar a los miembros del equipo a desarrollar la resiliencia comprendiendo sus necesidades y áreas de lucha. Aprender sobre estas luchas es esencial porque la resiliencia tiene como objetivo hacer a los individuos más fuertes ayudándoles a enfrentarse a los retos. Cuando un directivo entiende los obstáculos, las distracciones o los retos de sus empleados, puede aprender a ayudarles a superar esos problemas. Puede conocer las necesidades de los empleados pidiéndoles que rellenen encuestas en las que se detallen sus retos. Una vez que disponga de la información necesaria, podrá empezar a desarrollar planes para fomentar la resiliencia y promover un entorno de trabajo saludable para todos los miembros del equipo.

Reconocer los fracasos

Al reconocer los fallos en el trabajo, los directivos pueden ayudar a su equipo a reconocer y aceptar los errores o problemas. Esta táctica puede ayudar a promover la resiliencia porque proporciona apoyo a los empleados en los momentos difíciles. Los directivos pueden abordar los fracasos animando a los empleados a aprender de sus errores y a utilizar cualquier decepción que puedan sentir como motivación. Esta motivación les permite superar sus errores y hacer mejoras para el éxito futuro. Animar a los empleados a aceptar y superar sus fracasos puede ayudar a fomentar la resiliencia en el lugar de trabajo.

Relacionado: 5 formas productivas de afrontar el fracaso

Ofrecer incentivos para el voluntariado

El voluntariado en el lugar de trabajo es una oportunidad para que los empleados se desafíen a sí mismos y salgan de su zona de confort. Asumir proyectos o tareas nuevas o difíciles puede ayudar a desarrollar su capacidad de recuperación. Los empleados pueden sentirse más obligados a aprovechar estas oportunidades cuando sus jefes o líderes de equipo les ofrecen incentivos. Por ejemplo, los gerentes pueden considerar la posibilidad de ofrecer un día extra de tiempo libre remunerado a las personas que se ofrezcan para completar un proyecto que requiera que den un paso adelante como líderes y organicen una línea de tiempo del proyecto.

Relacionado: 19 Formas de incentivar a los empleados

Proporciona salidas para el estrés

Ofrecer oportunidades para aliviar el estrés a los empleados puede ayudar a crear resiliencia porque les da tiempo para recuperarse entre proyectos. He aquí algunas salidas del estrés que los jefes de equipo o los directivos pueden incorporar al lugar de trabajo:

  • Ofrezca formación sobre el bienestar: Los directivos pueden considerar la posibilidad de organizar clases de ejercicio o bienestar para enseñar a los miembros de su equipo formas saludables de aliviar el estrés. Pueden fomentar estos hábitos programando las clases antes o después del trabajo o durante las pausas para comer.
  • Coordinar los grupos de apoyo: Un grupo de apoyo permite a los empleados compartir sus retos y darse ánimos mutuamente en el lugar de trabajo. Cuando los empleados se sienten apoyados por sus colegas, esto puede ayudarles a afrontar los retos del lugar de trabajo con más confianza.
  • 6. Permitir la flexibilidad en el lugar de trabajo Cuando sea posible, los gerentes pueden implementar acuerdos de trabajo más flexibles. Por ejemplo, pueden ofrecer oportunidades para trabajar desde casa o tomar media jornada. También pueden animar a los empleados a utilizar sus beneficios de PTO según sea necesario. Proporcionar a los empleados más flexibilidad o apoyar su capacidad para tomar descansos puede ayudar a reducir el estrés y el agotamiento.
  • Poner música relajante Poner música relajante en el lugar de trabajo puede ayudar a crear un ambiente más tranquilo para los empleados. Cuando los empleados se sienten relajados, puede ayudar a reducir su estrés. Dependiendo del lugar de trabajo, los gerentes pueden poner música en los comedores, salas de descanso o vestíbulos.
  • Fomente las afirmaciones: Los empleados y los directivos pueden animarse a utilizar afirmaciones para promover la resiliencia. Las afirmaciones pueden ayudar a aumentar la confianza de una persona y fomentar el pensamiento positivo en el lugar de trabajo. Por ejemplo, los directivos pueden colocar carteles o pósteres en la oficina con afirmaciones útiles y positivas o enviarlas por correo electrónico a los miembros de su equipo.

Te recomendamos

Cómo ser un buen director general

10 formas de implementar un servicio de atención al cliente proactivo (y por qué es importante)

¿Qué es el análisis de sensibilidad? (con ejemplos)

Marketing de un Webinar: 11 maneras de hacerlo con eficacia

Cómo convertirse en un piloto de la Fuerza Aérea

8 Beneficios de la toma de decisiones creativa (con ejemplos y consejos)