Mejores Prácticas para Resolver Conflictos en el Lugar de Trabajo

El conflicto en el lugar de trabajo es algo común en todos los sectores. Cuando personas con ideas y métodos diferentes trabajan juntas en proyectos o tareas, es normal que surja algún conflicto saludable. Saber cómo resolver los conflictos en el lugar de trabajo es una habilidad vital para cualquiera que desee trabajar en estrecha colaboración con otros y mantener relaciones profesionales positivas. En este artículo, explicamos por qué es vital resolver los conflictos, proporcionamos los pasos para hacerlo y ofrecemos consejos para una resolución eficaz de los mismos.

5 estrategias efectivas de resolución de conflictos

¿Por qué es importante resolver los conflictos laborales?

Además del evidente malestar que pueden causar los conflictos, hay otras razones por las que es necesario mediar y resolver lo antes posible cualquier conflicto en el lugar de trabajo:

  • Identifica los grandes problemas: A veces, un pequeño desacuerdo es en realidad un síntoma de un problema mayor y más generalizado. Trabajar para identificar los grandes conflictos puede ayudar a que todos en el trabajo se lleven mejor.
  • Mejorar la resolución de problemas: Algunos conflictos requieren un compromiso creativo que mejore tu capacidad general de resolución de problemas.
  • Construya relaciones sanas: Aprender a defenderte a ti mismo y a los demás resolviendo el malestar o abordando el conflicto debería conducir a unas relaciones más sólidas y saludables.
  • Maximizar la productividad: Cuando resuelve un problema con un colega, puede volver a centrarse en su trabajo en lugar de darle vueltas a cómo gestionar su problema.
  • Entiéndase a sí mismo: Cuanto más tiempo te tomes para considerar tu propio papel en el conflicto, mejor te conocerás a ti mismo y mejor podrás gestionar otros conflictos más adelante.
  • 1. Desarrollar habilidades de liderazgo: Tomar la iniciativa, ya sea en un nuevo proyecto o facilitando la resolución de conflictos, es una habilidad de liderazgo, y vale la pena desarrollarla si aspira a trabajar en un puesto de dirección o supervisión.

Relacionado: PREGUNTAS FRECUENTES: Resolución de conflictos en el trabajo

Cómo resolver los conflictos laborales

Es probable que todo el mundo se enfrente a un conflicto en el trabajo en algún momento de su carrera. Puede tratarse de un pequeño desacuerdo sobre dónde pedir el almuerzo o de un gran conflicto sobre la mejor manera de estructurar un gran proyecto. Sea cual sea la causa, la resolución eficaz de conflictos es imprescindible. Utiliza estos pasos para ayudarte a resolver cualquier problema que puedas tener en el trabajo:

1. Evaluar la situación

Empieza por evaluar la situación por ti mismo. Considera si tus acciones o tu comportamiento podrían estar causando alguno de los conflictos. Haz una lista de lo que te molesta, incluyendo, si procede, tus propias acciones. Trata de ver la situación de forma objetiva y piensa en lo que debes tratar específicamente con la otra parte y que esperas cambiar.

2. Abordar el conflicto con antelación

Una vez que te hayas dado cuenta del problema y te hayas tomado el tiempo de examinarlo por tu cuenta, ponte en contacto con la otra parte para conversar. Cuanto antes discutáis y resolváis el problema, menos probabilidades habrá de que se convierta en una cuestión importante que afecte a vuestra productividad o bienestar.

3. Fijar una reunión privada

Siempre que sea posible, celebra la reunión de resolución de conflictos en un lugar privado. Si cree que ambos se beneficiarían de un mediador externo, invítelo a unirse a usted. Cuanto más privada sea la reunión, más sinceros y abiertos sobre sus sentimientos podrán ser todos los implicados sin temor a ser juzgados por una multitud que los observe.

4. Cuide su lenguaje corporal

Tu lenguaje corporal suele decir tanto a la persona con la que conversas como tus palabras. Asegúrese de que su lenguaje corporal es positivo y abierto centrándose en estos elementos:

  • Mantener el contacto visual
  • Con los brazos a los lados o sin cruzar y
  • Mantener una expresión facial neutra o relajada

5. Exprese sus sentimientos

En muchos casos, los conflictos surgen de sentimientos heridos más que de un desacuerdo sobre hechos o cifras. En la reunión de resolución de conflictos, utilice un lenguaje «yo» que describa cómo se siente, como «me sentí avergonzado cuando me señalaste el error que cometí en la hoja de cálculo», en lugar de «tú», que podría hacer que la otra parte se sintiera criticada. Siempre que sea posible, utilízate a ti mismo como sujeto de la frase para evitar que la otra parte se sienta como si la estuvieras atacando.

6. Encontrar el problema

Mientras que algunos conflictos son cuestión de un solo incidente, otros son continuos y a menudo implican indiscreciones de todas las partes implicadas. Independientemente de la intensidad del conflicto, tómate el tiempo necesario para preguntar a las otras personas implicadas cómo se sienten. Asegúrate de que todos tengan la oportunidad de compartir cómo se sienten para identificar la verdadera causa del conflicto.

7. Escuchar a la otra parte

Cuando la otra parte esté compartiendo, utiliza las habilidades de escucha activa para asegurarte de que realmente le escuchas y procesas lo que está diciendo. Cuando escuches activamente, lo harás:

  • Proporcionar información que escuche a la otra persona manteniendo el contacto visual y asintiendo con la cabeza,
  • Negarse a hablar hasta que ellos' hayan concluido,
  • Reiterar lo que han dicho una vez que han terminado para asegurarse de que entiende su significado y
  • Pedir aclaraciones cuando sea necesario.

8. Buscar una solución

Después de que todos los implicados en el conflicto hayan tenido la oportunidad de compartir sus sentimientos y comentar el problema, trabajen juntos para encontrar una solución al conflicto. En algunos casos, una disculpa sincera es todo lo que se necesita. En otros, tendrás que colaborar para encontrar una solución creativa que satisfaga a todas las partes.

9. Establezca un plan

Si es necesario, crea un plan de acción para evitar las continuas interrupciones y el malestar por el conflicto. Si tienes problemas para crear un plan por tu cuenta, considera la posibilidad de pedir a un tercero que te ayude a estructurar una serie de pasos de acción que ayuden a ambas partes a sentirse escuchadas y comprendidas.

Relacionado: 9 Pasos clave para la resolución de conflictos en el trabajo

Consejos para la resolución eficaz de conflictos

Utiliza estos consejos para ayudarte a gestionar eficazmente los conflictos con tus compañeros de trabajo:

  • Declare la normalidad: El conflicto es una parte normal de cualquier relación. Antes de embarcarse en una conversación sobre la resolución, tómese un momento para reconocer que enfrentarse a un conflicto no es inusual.
  • Tenga la conversación: Abordar los conflictos directamente puede ser un reto para las personas, sobre todo para las que se consideran introvertidas o no les gusta la confrontación. Sin embargo, la resolución de conflictos es una habilidad importante que vale la pena desarrollar.
  • Dirigir las acciones: En su sesión de resolución de conflictos, céntrese en las acciones de la otra parte y no en su persona. Por ejemplo, pruebe a decir: "Me disgusta que te cortes las uñas en tu escritorio" en lugar de: "Eres un asco por cortarte las uñas en tu escritorio";
  • Fija un objetivo: Empieza la conversación con un objetivo común. Esto te recordará que estáis trabajando juntos y no en contra del otro mientras resolvéis el conflicto.
  • Busca la concordancia: Encuentra algo en lo que ambos estéis de acuerdo en el transcurso de la conversación para resolver el conflicto. Puede ser algo tan sencillo como reconocer que ambos queréis encontrar una solución al problema para ayudaros a trabajar en equipo.
  • Encuentra el perdón: Después de la reunión, haz lo posible por perdonar las indiscreciones del pasado y seguir adelante con la relación en positivo.
  • Sepa lo que' es aceptable: A veces, ciertas acciones o comportamientos son simplemente inaceptables. Si te enfrentas a este tipo de indiscreción por parte de un compañero de trabajo, involucra a recursos humanos y busca orientación sobre la mejor manera de proceder.
  • Considera el valor: No todas las acciones o comportamientos de un colega merecen ser tratados en una reunión de resolución de conflictos. Por ejemplo, si a tu compañero de trabajo le gusta comer sándwiches de atún para el almuerzo, y a ti te desagrada el olor, considera la posibilidad de encontrar otro lugar para comer tu almuerzo para resolver el problema.

Te recomendamos

¿Qué es la investigación de la evaluación en las empresas? (Más tipos)

Recompra de acciones: ¿Por qué las empresas recompran acciones?

Los 5 contratos de construcción más comunes

BATNA: ¿Cuál es su mejor alternativa a un acuerdo negociado?

Análisis DuPont: Componentes, fórmula y ejemplo

Cómo desarrollar las habilidades de la gente