¿Cuáles son las responsabilidades de un directivo?

Los gestores existen en muchos niveles diferentes de una organización, desde el director general hasta un gestor de una iniciativa o un pequeño equipo dentro de un departamento. El término «gestor» puede referirse a la gestión de personas en un papel de liderazgo o a la gestión de proyectos y tareas.

Ya sea que usted’esté haciendo una entrevista para el puesto de gerente o simplemente se pregunte qué implica un puesto de gerente, es útil comprender el alcance de esta función. En este artículo, analizamos las responsabilidades de gestión más comunes y el papel de un directivo dentro de una empresa.

 

Responsabilidades de liderazgo de un gerente

Una de las funciones más evidentes de un gestor de personal es la de liderar a los empleados que supervisa. Ser un buen líder es una tarea compleja, y es fundamental que los profesionales que desempeñan estas funciones den un ejemplo positivo.

Por ejemplo, un gestor de personal no debería esperar que los demás sean puntuales cuando él mismo llega constantemente tarde a las reuniones. En cambio, debería cumplir las expectativas de la organización e inspirar a sus subordinados directos para que den lo mejor de sí mismos.

Los buenos líderes también deben ser comunicadores eficaces. No puedes guiar a los demás con éxito si no entienden tus expectativas. Los mejores líderes saben comunicarse de forma clara, concisa y respetuosa.

Además, los directivos también suelen ser responsables de la delegación. El directivo no puede’asumir todas las responsabilidades del personal, por lo que es fundamental que sepa identificar quién está mejor preparado para cada tarea y delegarla adecuadamente.

He aquí varias responsabilidades adicionales que suelen corresponder a las funciones de gestión:

  1. Establecer objetivos
  2. Formación y desarrollo
  3. Tareas administrativas
  4. Organización del equipo y del individuo

Veamos con más detalle cada una de estas responsabilidades:

Responsabilidades para fijar objetivos

Los gestores son responsables de establecer metas que se alineen con los objetivos de la organización. Estos profesionales también deben desarrollar y poner en práctica estrategias accionables para ayudar a su equipo a cumplir esos objetivos.

Para asegurarse de que su equipo alcanza con éxito sus objetivos, los directivos deberían hacer lo siguiente:

  • Comunique claramente el objetivo a los empleados.
  • Seleccione a las personas adecuadas para cada tarea
  • Motivar a los empleados para alcanzar cada objetivo.
  • Establecer los plazos adecuados.
  • Compruebe que los empleados progresan.
  • Establezca indicadores clave de rendimiento para medir el éxito.
  • Revisar periódicamente las métricas de rendimiento.
  • Haz los ajustes de estrategia que sean necesarios.

Los mejores directivos reevalúan continuamente sus estrategias de fijación de objetivos y buscan formas de asegurarse de que los empleados trabajan de la mejor manera posible y con la mayor eficiencia.

Los directivos eficaces son proactivos, no reactivos, a la hora de fijar objetivos. Buscan oportunidades para ajustar sus tareas y objetivos, evaluando y ajustando con frecuencia.

Relacionado: Guía de OKRs

Formación y desarrollo

Los gerentes suelen ser responsables de la formación de los nuevos empleados, así como de los empleados que han sido ascendidos a un nuevo puesto. También suelen encargarse de formar a su equipo en nuevos procesos y procedimientos. Independientemente del tipo de formación, los mejores gerentes suelen ser los que se comprometen personalmente con el proceso de formación.

Los grandes directivos encuentran formas de incorporar la formación continua a lo largo de la permanencia del empleado en la empresa, siempre desafiando y motivando a los empleados para que aumenten sus habilidades. Esto incluye ofrecer estímulos, proporcionar comentarios constructivos y realizar evaluaciones periódicas. Los directivos que se comprometen estrechamente con sus empleados tendrán un conocimiento más profundo de los aspectos en los que pueden mejorar y podrán identificar oportunidades de educación, formación y desarrollo adicionales.

Relacionado: La importancia del feedback positivo

Tareas administrativas

Los directivos suelen ser responsables de gestionar varias tareas administrativas. Este tipo de responsabilidades suele variar en función del trabajo. Por ejemplo, el gerente de un restaurante puede tener que planificar los menús, gestionar las reservas y completar la documentación sobre los requisitos de higiene y salud. Los directores de hotel suelen encargarse de las reservas de habitaciones y de los correos electrónicos de los clientes.

Dependiendo de la organización y del puesto, estas funciones podrían incluir:

  • Rellenar los horarios
  • Completando y archivando el papeleo de las nuevas contrataciones
  • Procesamiento de la nómina
  • Planificación de eventos
  • Preparar el material de formación
  • Crear o distribuir material de marketing
  • Completar el papeleo apropiado para las licencias o los requisitos legales
  • Registro de los logros de los empleados
  • Manejo de gastos y gestión de presupuestos
  • Pedir suministros

Los directivos deben ser organizados y orientados a las tareas. Y aunque los directivos suelen delegar muchas de sus responsabilidades administrativas en otros empleados, deben entender cómo realizar estas tareas para poder desarrollar procedimientos eficaces.

Organización de equipos e individuos

Los gerentes tienen la tarea de mantener el lugar de trabajo organizado y eficiente tanto para ellos como para su equipo. Esto puede incluir tareas como:

  • Organizar los horarios y las asignaciones de los empleados
  • Mantener el calendario de formación
  • Mantener los recursos correctamente archivados
  • Seguimiento de objetivos y logros
  • Asegurarse de que las herramientas y el equipo esenciales están bien organizados y son fácilmente accesibles

Los directivos son los responsables de configurar el espacio de trabajo y agilizar los procesos de los empleados para promover una mayor eficiencia. Si su equipo o departamento rinde al máximo, depende del directivo identificar los retos y desarrollar soluciones eficaces.

El papel del gerente en la jerarquía del negocio

Por lo general, un director general o un presidente se sitúa en la cima de una empresa y es el principal responsable de las cuestiones de alto nivel y amplio alcance, como la estrategia corporativa y la política de la empresa. Puede haber un equipo completo que apoye al director general, con funciones como las de director financiero, director de marketing, director técnico, etc. Los profesionales de nivel de vicepresidente y director suelen depender de la cúpula directiva, y puede haber gerentes adicionales que supervisen varios equipos o proyectos dentro de cada departamento.

Dependiendo de la organización, los mandos intermedios suelen ser responsables no sólo de la gestión de los empleados, sino que a veces se encargan de las mismas tareas que los miembros de su equipo. Por ejemplo, mientras que un representante de atención al cliente puede interactuar con los clientes de forma más habitual, un gestor de atención al cliente puede ser llamado para resolver una disputa o preocupación del cliente. Los gestores también pueden actuar como puente entre los empleados y la alta dirección. A menudo son responsables de informar sobre el rendimiento de su equipo y abogan por él para conseguir los recursos y el apoyo que necesita.

Habilidades esenciales para los directivos

Los directivos deben ser responsables, profesionales y capaces de motivar a los demás para que trabajen juntos hacia un objetivo común. He aquí varias habilidades de gestión esenciales:

1. Liderazgo

El liderazgo es una de las habilidades más importantes para tener éxito como directivo. Las personas que ocupan puestos de dirección deben ser capaces de ayudar a impulsar a los empleados a cumplir los objetivos, motivarlos a través de los desafíos y asegurarse de que tienen todo el apoyo que necesitan para sobresalir en su trabajo.

2. Comunicación

Un líder no puede tener éxito si no tiene una buena capacidad de comunicación. Los directivos deben ser capaces de comunicar claramente las tareas, las metas, las expectativas y los objetivos de la empresa. Los gerentes también deben dominar la habilidad de la crítica constructiva para alentar a los empleados a abordar las áreas de oportunidad.

3. Gestión del tiempo

Los directivos deben ser capaces de gestionar eficazmente su tiempo y el de su equipo. Como a menudo se les encarga la gestión de muchas responsabilidades a la vez, deben ser muy organizados. Los directivos deben evaluar todas las tareas de su agenda, priorizarlas adecuadamente y elaborar una estrategia eficaz para llevarlas a cabo. Entender cómo aprovechar al máximo el tiempo del que dispone le ayudará a destacar en cualquier puesto directivo.

4. Fiabilidad

Los empleados deben saber que pueden acudir a sus jefes en busca de ayuda. Los directivos deben ponerse a disposición de los empleados y proporcionarles el apoyo que necesitan. Cuando los directivos son fiables y fáciles de localizar, los miembros de su equipo se sienten más seguros y confiados. También es esencial que los directivos mantengan la cordura y la profesionalidad, incluso ante los retos más estresantes.

5. Decisión:

Los directivos son responsables de tomar muchas decisiones, tanto pequeñas como importantes. Como gestor, es posible que tenga que tomar decisiones importantes con poca antelación, y es su responsabilidad determinar el mejor curso de acción para su equipo y la organización en su conjunto. Debe actuar con confianza durante el proceso de toma de decisiones. La decisión en los momentos críticos es clave para un liderazgo eficaz.

6. Experiencia

Los directivos de éxito son expertos en el sector que tienen los conocimientos y habilidades necesarios para ayudar a sus empleados en lo que sea necesario. Por ejemplo, un gerente de un comercio minorista debe ser capaz de manejar con confianza la caja registradora, abastecer el piso y asumir las tareas de custodia cuando una tienda tiene poco personal.

Ser capaz de intervenir y ayudar a sus empleados también le ayudará a ganarse su respeto. Dedicar tiempo a conocer los trabajos de los demás también le dotará de empatía con sus empleados para poder responder eficazmente a sus problemas y ayudarles a encontrar soluciones.

Si está interesado en un trabajo como directivo, perfeccionar estas habilidades le ayudará a prepararse para las responsabilidades de este puesto. Aunque la gestión puede ser un reto, también es una carrera gratificante en la que disfrutarás de muchas oportunidades para tener un impacto en la organización y en aquellos a los que diriges.

Te recomendamos

8 Consejos para practicar la empatía como profesional de la salud

Señales de agotamiento en el trabajo (con consejos para afrontarlo)

Gestión de riesgos y problemas: Estrategias y consejos clave

10 pasos para tratar con un compañero de trabajo grosero

¿Qué es una fusión vertical?

Guía de estimaciones de construcción