¿Cuáles son las responsabilidades de un supervisor?

Este artículo ha sido aprobado por un Career Coach de Indeed.

Relacionado:


Tanto si está considerando la posibilidad de ocupar un puesto de supervisor como si simplemente siente curiosidad por conocer las responsabilidades de su jefe en relación con su función, es importante comprender la función de los supervisores en el lugar de trabajo. Un supervisor es cualquier persona que supervisa y dirige a un equipo o a un individuo para asegurarse de que se desempeñan con eficacia y satisfacción en su función. El término «supervisor» suele referirse a los puestos directivos de menor nivel, y estos profesionales suelen comunicar la información de sus subordinados directos al personal de alta dirección.

Aunque ser supervisor tiene sus retos, también es un puesto gratificante en el que puede ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos profesionales personales. A continuación, le presentamos algunos antecedentes que le ayudarán a comprender mejor lo que implica esta función.

¿Qué hace un supervisor?

Un supervisor supervisa el rendimiento diario de los empleados. Dependiendo de la empresa, un supervisor puede dirigir un equipo, un turno o un departamento entero.

Los supervisores de éxito tienen una excelente capacidad de organización y comunicación. Estas habilidades les ayudan a transferir información de la alta dirección a los empleados y a comunicar el rendimiento o las necesidades de sus equipos a los directivos de alto nivel. En la mayoría de los casos, los supervisores son expertos en su campo y pueden gestionar eficazmente las operaciones diarias como resultado.

Relacionado: Cómo ser un buen gestor

¿Cuáles son las responsabilidades de un supervisor en el lugar de trabajo?

Los supervisores asumen varias funciones en el lugar de trabajo. Son esenciales para gestionar la eficiencia de un equipo y crear un ambiente de equipo positivo, pero los detalles de estas tareas pueden variar en función de la empresa.

Las responsabilidades de un supervisor’suelen incluir:

1. Gestionar el flujo de trabajo

Una de las responsabilidades más importantes de un supervisor es gestionar un equipo. A menudo, los supervisores crean y supervisan el flujo de trabajo de su equipo, o las tareas necesarias para completar un trabajo. Los supervisores deben definir las metas, comunicar los objetivos y controlar el rendimiento del equipo.

2. Formar a los nuevos empleados

Cuando un nuevo empleado se incorpora al equipo, su supervisor debe ayudarle a entender su papel y apoyarle durante su transición. Esto puede incluir la orientación en el lugar de trabajo y la explicación de las políticas de la empresa o de las funciones del puesto. El supervisor puede gestionar todas las actividades de incorporación, o puede trabajar con el departamento de recursos humanos para asegurarse de que el nuevo empleado recibe la orientación y la información que necesita.

3. Crear y gestionar los horarios del equipo

En algunos casos, las organizaciones han establecido horarios para toda su plantilla, y los supervisores no tendrán que ajustarlos. Sin embargo, cuando los miembros del equipo trabajan por turnos, los supervisores suelen ser los responsables de crear los horarios.

Por ejemplo, si es supervisor del personal de sala de un restaurante, querrá asegurarse de tener un número adecuado de camareros programados para cada turno. Esto suele significar programar más personal durante las horas de mayor actividad del día y equilibrar los turnos para que el personal no se sienta sobrecargado de trabajo. Gestionar los horarios de los empleados también significa ser flexible y estar preparado para cuando los empleados necesiten hacer cambios, como pedir un día libre, llamar para decir que están enfermos o atender una emergencia familiar.

Relacionado: Cómo responder: ¿Por qué quieres ser supervisor?

4. Informar a RRHH y a la alta dirección

Como supervisor, a menudo será responsable de informar sobre el rendimiento individual y del equipo a recursos humanos y a la dirección. Es posible que tenga que evaluar a cada uno de los miembros de su equipo y registrar la puntualidad de los empleados, el cumplimiento de los objetivos, la profesionalidad, las cuestiones disciplinarias, el cumplimiento de las políticas de la empresa, etc. También se le puede pedir que desarrolle y administre planes de mejora del rendimiento.

5. Evaluar el rendimiento y proporcionar retroalimentación

Los supervisores a menudo tienen la tarea de desarrollar o ejecutar programas de retroalimentación y reconocimiento de los empleados. Esta responsabilidad puede incluir el establecimiento de los objetivos de los empleados y del equipo y la elección de las recompensas adecuadas para los logros. Por ejemplo, si un vendedor supera su cuota mensual, puede optar a una bonificación. Este tiempo debe aprovecharse también para proporcionar un feedback tanto positivo como constructivo.

Relacionado: Cómo utilizar la gestión del rendimiento en el trabajo

6. Identificar y aplicar las oportunidades de promoción profesional

Dado que los supervisores trabajan estrechamente con los empleados, a menudo ayudan a decidir quién puede ser promovido. En algunos casos, los supervisores pueden conceder directamente los ascensos. Sin embargo, incluso cuando los supervisores no tienen autoridad para promocionar directamente a los empleados, los profesionales de la alta dirección suelen consultar a los supervisores durante el proceso de promoción.

7. Ayudar a resolver los problemas y disputas de los empleados

Cuando los empleados no están contentos con su experiencia en el lugar de trabajo, pueden dirigirse a su supervisor antes de hablar con RRHH. Los supervisores deben utilizar la capacidad de escucha activa para entender las quejas de los empleados y trabajar con ellos para alcanzar una solución.

Si un empleado se queja de que otro empleado o miembro de la dirección ha violado las políticas de la empresa, es probable que el supervisor tenga que informar del asunto a RRHH para que lo investigue. En el caso de desacuerdos menores entre empleados, los supervisores pueden actuar como mediadores y ayudar a las dos partes a llegar a una resolución.

Relacionado: Habilidades de resolución de conflictos

¿Qué se necesita para convertirse en supervisor?

En muchos casos, las empresas ascienden a personas de funciones no directivas después de que hayan demostrado ser capaces de dirigir bien a otros. A la hora de decidir a quién ascender a un puesto de supervisor, las empresas suelen buscar empleados que demuestren lo siguiente:

  • Excelentes habilidades de comunicación
  • Experiencia en el equipo o en el departamento
  • Capacidad para mantener la calma bajo presión
  • Dominio firme de las políticas de la empresa
  • Una fuerte ética de trabajo
  • Puntualidad y capacidad de gestión del tiempo
  • 2. Profesionalidad y actitud positiva
  • Capacidades organizativas
  • Interés por las oportunidades de liderazgo

Para aumentar las probabilidades de ascender a un puesto de supervisor, es importante centrarse en el desarrollo de las habilidades y los conocimientos necesarios. Considere la posibilidad de asistir a seminarios, conferencias, talleres y clases en línea pertinentes o de obtener un título o certificación avanzados.

Lo más importante es ser profesional y dar ejemplo a los demás tomando la iniciativa en las tareas difíciles. Cuando surjan oportunidades de ascenso, haz saber a tu jefe que te interesa que las tenga en cuenta.

Relacionado: Cómo crear un currículum de supervisor

¿Qué debo esperar de una entrevista con un supervisor?

Las entrevistas de trabajo pueden ser estresantes. Sin embargo, si prepara respuestas bien pensadas a las preguntas más comunes, puede sentirse más seguro en la sala de entrevistas.

Estas son algunas de las preguntas que deberías preparar para responder:

  • ¿Qué crees que hace a un buen supervisor?” En su respuesta, considere la posibilidad de explicar su perspectiva sobre la importancia de la capacidad de organización, la comunicación eficaz, la decisión y la capacidad de motivar a los demás o de gestionar los conflictos.
  • “Describa su estilo de gestión.” Los entrevistadores suelen plantear esta pregunta para determinar la capacidad de adaptación a diferentes situaciones, aplicar habilidades de pensamiento estratégico y mantener la calma bajo presión.
  • Comparta algunas formas en las que motivaría a los empleados y mejoraría el trabajo en equipo; Cuando responda a esta pregunta, piense en dar ejemplos concretos de cómo podría ayudar a los empleados a mejorar su rendimiento, a ser positivos y a cooperar entre sí. Por ejemplo, podría hablar de su proceso de fijación de objetivos o de cómo podría recompensar a un equipo por cumplir los objetivos de la empresa.
  • ¿Cómo entrenaría a un miembro del equipo o a un empleado para que realice un trabajo específico? La orientación de los empleados es una responsabilidad esencial del supervisor. Al responder a esta pregunta, es inteligente demostrar su voluntad de ayudar a los empleados a mejorar sus habilidades. Esta es una buena oportunidad para dar ejemplos de sus puntos fuertes, como la paciencia o la capacidad de proporcionar comentarios constructivos.
  • ¿Cómo resolverías un conflicto entre miembros del equipo? Al responder a esta pregunta, es conveniente que proporcione un ejemplo de una ocasión en la que haya ayudado a dos partes a llegar a una resolución en un entorno laboral o de equipo. Asegúrese de describir cómo medió en la conversación y el resultado de su resolución.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué es la relación subordinado-supervisor en el lugar de trabajo?

¿Cómo puedo ser un buen supervisor?

Informarse sobre cómo tener éxito en un nuevo puesto es un proceso importante. He aquí algunos consejos que pueden ayudarle a convertirse en un supervisor más exitoso:

1. Apoye siempre a su equipo

Asegúrate de estar disponible para los miembros de tu equipo y esfuérzate por ofrecer el mejor entorno de trabajo posible. Organice actividades de creación de equipos para favorecer la unión de los empleados y la cooperación en equipo.

2. Ayudar a los empleados a progresar en su carrera profesional

Anime a su equipo a buscar formación en el campo sugiriendo clases o seminarios en línea que puedan ayudar a su desarrollo profesional.

3. Asume la responsabilidad de tu equipo

Si el equipo comete un error, hágase responsable. Una de las principales responsabilidades del supervisor es supervisar el flujo de trabajo y controlar el rendimiento, por lo que debe ser capaz de detectar los problemas y resolverlos antes de que afecten a los resultados.

4. Crear una cultura de equipo positiva

Dé un buen ejemplo evitando los chismes en el lugar de trabajo y manteniendo el control de sus emociones. Ofrezca una política de puertas abiertas para que los empleados se expresen y aborde activamente las disputas.

5. Proporcionar una retroalimentación consistente

Los comentarios positivos son esenciales para el rendimiento del equipo y la satisfacción laboral de los empleados. Practique la entrega de revisiones útiles y constructivas que beneficien a los empleados y a la empresa en su conjunto.

Trabajar como supervisor te permite contribuir a tu lugar de trabajo mientras ayudas a los empleados a avanzar en sus carreras. Tanto si está considerando solicitar un puesto de supervisor como si está interesado en desempeñar otras funciones de liderazgo en el futuro, estos consejos pueden ayudarle a desarrollar las habilidades necesarias para ganarse el respeto de su empleador y de su equipo.

Te recomendamos

Cómo Calcular la Ganancia: Fórmula y Pasos

¿Qué es la teoría del conflicto? Definición y ejemplos

Factura Pro Forma vs. Factura Comercial: ¿Cuál es la diferencia?

¿Qué es el overclocking? (Con consejos y pasos)

8 Habilidades clave de consultoría valoradas por empleadores y clientes

Cómo Calcular Porcentajes en 3 Sencillos Pasos (Con Ejemplos)