El deslizamiento de salida: Qué es y cómo utilizarlo

¿Los alumnos comprenden y absorben la información que se les enseña? Si un alumno no comprende bien el material, puede que no esté preparado para el siguiente curso o asignatura. Muchos educadores buscan métodos para ayudar a sus alumnos a demostrar lo que han aprendido.

En este artículo, hablaremos de las notas de salida, incluyendo qué son, cómo ayudan y cómo aplicar esta estrategia en el aula.

¿Qué es una salida?

Las hojas de salida, también conocidas como entradas de salida o preguntas de salida, son preguntas que se plantean al final de una clase o lección. Las hojas de salida se utilizan con frecuencia como una forma sencilla y eficaz de determinar la comprensión de los alumnos. Las hojas de salida, en particular, son un método adecuado para evaluar la comprensión en determinados entornos en los que no se recomienda la realización de pruebas formales. Las hojas de salida se utilizan con frecuencia al final de las clases críticas para asegurarse de que los alumnos han dominado la materia y están preparados para pasar al siguiente material.

Relacionado: Aprende a ser profesor

Tipos de indicaciones de salida

Cuando se utilizan fichas de salida, los profesores deben crear indicaciones que permitan a los alumnos responder y describir lo que han aprendido en la clase. Estas indicaciones pueden dividirse en varias categorías, cada una de las cuales tiene su propio resultado y propósito. La primera categoría incluye las preguntas que ofrecen datos de evaluación formativa o una idea de la comprensión de los alumnos de lo que se ha enseñado. También pueden estimular el autoanálisis de los alumnos, pidiéndoles que consideren su esfuerzo de aprendizaje o las estrategias que utilizaron para absorber la información.

Otra categoría es una indicación que se centra en los métodos de instrucción y en la eficacia con la que aprenden de cada método utilizado durante una lección concreta. Los profesores también pueden optar por pedir una comunicación abierta a sus alumnos. Un estímulo que encaja en esta categoría puede fomentar la retroalimentación o incluso la crítica de los estudiantes.

Ejemplos de indicaciones de salida son:

  • Escribe una cosa que hayas aprendido en la lección de hoy
  • Destacar una aplicación en el mundo real de los cursos actuales
  • Escriba una pregunta que tenga sobre lo que ha aprendido hoy
  • Escriba algo que le haya sorprendido sobre el tema de hoy
  • 2. Escriba una cosa sobre la que le gustaría aprender más en relación con el tema de hoy

Relacionado: ¿Qué hacen los profesores? Guía completa

¿Por qué utilizar las hojas de salida?

Los profesores pueden utilizar las hojas de salida por varias razones, y cada aplicación tiene sus propias ventajas. El uso de papeletas de salida puede animar a los alumnos a pensar de forma más crítica, especialmente cuando tienen que responder a preguntas abiertas en lugar de hacer un examen con respuestas de opción múltiple. Responder a una pregunta en una hoja de salida también permite a los alumnos expresar su opinión sobre la información que se les ha presentado. Las hojas de salida requieren una reflexión, que es otra forma de fomentar el pensamiento crítico.

Cuando un profesor utiliza una hoja de salida, puede hacerse una idea de hasta qué punto los alumnos de la clase comprenden un tema o curso específico. Si alguna de las áreas parece ser poco clara o confusa para los estudiantes, el profesor puede centrarse en esas áreas para proporcionar educación y formación adicional. Las respuestas a las hojas de salida también pueden ayudar a los profesores a ajustar su instrucción para adaptarse a las necesidades de los estudiantes. Cuando un alumno responde con una hoja de salida, también mejora sus habilidades de escritura. Los educadores pueden incorporar la escritura en los cursos en los que los estudiantes pueden no escribir mucho.

Relacionado: Las 6 mejores habilidades docentes que buscan los empleadores

Cómo utilizar las hojas de salida en el aula

Con tantos beneficios, está claro por qué cada vez más educadores incorporan las hojas de salida en sus planes de enseñanza. Si quieres añadir hojas de salida a tus propias lecciones, sigue estos pasos:

1. Identifique la información que desea obtener

Al utilizar las hojas de salida, es importante determinar la información que desea obtener al pedir la opinión y las respuestas de los estudiantes. Al revisar las categorías clave de las hojas de salida, puede identificar un área particular que le beneficiaría como educador. Determinar la información que desea obtener de sus alumnos le ayudará a formular indicaciones que fomenten respuestas útiles.

Relacionado: Relacionado: 8 cualidades de un buen profesor (y consejos para desarrollarlas)

2. Diseñe sus indicaciones de salida

Una vez que hayas decidido qué información quieres obtener de tus alumnos, puedes diseñar tus indicaciones de salida. Algunos profesores entregan la pregunta escrita o mecanografiada a cada alumno, mientras que otros escriben la pregunta en la pizarra para que todos los alumnos la vean. La pregunta puede incluir una o varias preguntas de una o varias categorías. Incluso puedes enviar una hoja de salida por correo electrónico a tus alumnos con una encuesta digital.

Cuando diseñes las indicaciones para tus fichas de salida, asegúrate de que su cumplimentación sólo te llevará unos minutos. Los estudiantes pueden sentirse abrumados si tienen que responder a varias preguntas con respuestas largas y complejas. Si lo hace de forma sencilla, aumentará la probabilidad de que sus alumnos respondan a las preguntas que les plantea.

3. Determine la frecuencia de las renuncias

También es importante decidir la frecuencia con la que desea aplicar esta estrategia de retroalimentación en su aula. Algunos profesores utilizan las hojas de salida todos los días, mientras que otros las utilizan al final de una unidad. Si tiene una lección especialmente crítica que requiere una comprensión firme antes de pasar al siguiente tema, puede utilizar una hoja de salida para asegurarse de que todos están preparados para pasar a algo nuevo.

4. Revise los datos

Después de recibir las respuestas de su ficha de salida, tómese un tiempo para revisar la información. Se trata de una valiosa retroalimentación que puede ayudar a moldear la forma en que enseña ciertos temas o presenta la información. Al revisar los datos, considere algunas preguntas:

  • ¿Cuántos de los estudiantes parecen comprender plenamente el tema?
  • ¿Cómo respondieron en general sus alumnos?

5. Ajustar en consecuencia

Revisar la información de las hojas de salida le permite modificar sus lecciones para que se ajusten mejor a las necesidades de los que toman sus cursos. Si un grupo de estudiantes tiene dificultades con un tema, considere la posibilidad de dividirlos y proporcionarles una instrucción más directa, mientras permite que el grupo de estudiantes que tiene una mejor comprensión trabaje de forma independiente. También puede utilizar la información que obtenga de las respuestas para aplicar diferentes estilos de enseñanza o para dar a los estudiantes más oportunidades prácticas en el aula.