Consejos para ofrecer feedback a un compañero

Mejorar tu rendimiento y actualizar tus habilidades es una tarea necesaria para el desarrollo de la carrera y las oportunidades de promoción. Una forma de mejorar es buscar la opinión de supervisores y compañeros. También puedes ayudar a tus compañeros a maximizar su rendimiento ofreciéndoles comentarios constructivos, además de recibirlos. En este artículo, explicamos la importancia de ofrecer retroalimentación a los compañeros y ofrecemos consejos para hacerlo de forma respectiva y eficaz.

Guía para dar feedback a los empleados

La importancia de dar feedback a los compañeros

La retroalimentación es una de las mejores formas de identificar los puntos fuertes y débiles de la profesión. Una vez que conozca las áreas en las que destaca y aquellas en las que podría mejorar, podrá centrar su atención en desarrollar las áreas débiles y convertirse en un empleado más productivo. Históricamente, los directivos son los que más retroalimentan a sus empleados, pero hay una tendencia creciente a convertir la retroalimentación en una actividad entre iguales.

Proporcionar a tus compañeros retroalimentación sobre su rendimiento laboral es beneficioso para ambos. Te permite identificar formalmente las áreas clave de importancia dentro de tu campo y practicar la comunicación, y proporciona a tu compañero o compañeros información valiosa para que puedan mejorar su trabajo.

Relacionado: Mejores prácticas para el feedback constructivo

Consejos para dar feedback a los compañeros

Cuando te prepares para ofrecer retroalimentación a tus compañeros, considerar lo que vas a decir y cómo lo vas a decir puede hacer que la experiencia sea positiva para todos los involucrados. Ten en cuenta estos consejos para ayudarte a estructurar tu próxima sesión de feedback entre compañeros para conseguir la máxima receptividad y éxito:

Relacionado: Cómo pedir feedback

1. Proporcionar retroalimentación con buena intención

Exprese a su colega que su retroalimentación proviene de un lugar de atención y un deseo de ayudarle a mejorar su desempeño laboral. Asegúrate de que tu tono y tu lenguaje corporal lo reflejan para que tu compañero de trabajo se sienta cómodo y apoyado mientras le proporcionas tu feedback constructivo.

2. Participar en un proceso de revisión regular

Cuanto más frecuentes y normalizadas sean las revisiones por parte de los compañeros, mejor será su capacidad para compartir comentarios constructivos y mejor serán sus compañeros para recibirlos. Habla con el jefe de tu equipo o con tu gerente para establecer un proceso de revisión por pares coherente y formalizado si aún no existe uno en tu equipo o lugar de trabajo.

3. Preparar con antelación

Si eres el encargado de compartir el feedback con un compañero, prepárate con antelación para la reunión. Establezca los puntos específicos que desea abordar y redacte la forma en que los compartirá. Si es posible, proporciona ejemplos y considera la posibilidad de ofrecer sugerencias para mejorar el área de interés.

4. Conozca la forma en que su compañero acepta mejor la retroalimentación

No a todo el mundo le gusta escuchar un feedback constructivo de la misma manera. Algunos de tus compañeros pueden disfrutar del reto de aprender qué habilidades pueden mejorar a partir de una crítica directa y constructiva, mientras que otros pueden preferir un enfoque más suave con sugerencias y orientación para mejorar. Habla con tu compañero de trabajo antes de la reunión de feedback entre compañeros y pregúntale sus preferencias a la hora de recibir críticas constructivas para asegurarte de su comodidad y la tuya.

5. Dirigir con retroalimentación y seguir con fortalezas

En la reunión de retroalimentación con los compañeros, comience compartiendo su crítica constructiva antes que los puntos fuertes. Una vez que haya terminado con los comentarios, comparta las áreas positivas en las que su compañero de trabajo destaca. Si puede, intente equilibrar los comentarios con los puntos fuertes o incline la conversación hacia los puntos fuertes.

6. Abogue por una mentalidad de crecimiento

La mentalidad puede tener un gran impacto en la forma en que usted o sus compañeros procesan las críticas constructivas. Una mentalidad "fija" es aquella que se centra exclusivamente en el resultado de una acción. Si la persona fracasa en su intento, la mentalidad fija considera que todo el esfuerzo es un fracaso. Por el contrario, una mentalidad «de crecimiento» encuentra valor en el proceso más que en el resultado. Si la persona fracasa en su intento, la mentalidad de crecimiento se centra en los pequeños logros alcanzados a lo largo del proceso y considera cómo éstos podrían ser útiles en futuros esfuerzos.

Revise la importancia de una mentalidad de crecimiento para su colega antes de discutir su retroalimentación. Utilice la crítica constructiva como una oportunidad para discutir lo que pueden utilizar de la retroalimentación para mejorar futuros proyectos o tareas.

7. Utilizar la voz pasiva

La voz pasiva elimina de la frase a la persona que actúa. Puede ser una herramienta útil a la hora de hacer una crítica constructiva para que tu colega no se sienta atacado. En lugar de decir, "Te olvidaste de enviar los formularios y llegaron tarde," prueba, "Los formularios no se enviaron a tiempo y llegaron tarde." Esta estrategia es especialmente útil para los compañeros de trabajo que pueden no procesar los comentarios de forma tan positiva como otros.

8. Considerar las ayudas tecnológicas

No es necesario enviar el feedback en persona. Puede ser útil enviar el feedback a través de un programa de feedback digital formalizado en lugar de compartirlo en una reunión en persona. Alternativamente, considere la posibilidad de enviar notas sobre sus comentarios a su colega antes de la reunión, de modo que esté preparado para una conversación útil y productiva sobre estrategias y tácticas para el futuro, en lugar de centrarse en la crítica constructiva en sí.

9. Centrarse en la descripción

Cuando discutas un punto específico de la retroalimentación, ofrece una descripción en lugar de un juicio. Quieres seguir siendo un mensajero imparcial y no un jurado o un juez. Por ejemplo, en lugar de decir "Cada vez que contestas al teléfono te olvidas de saludar al cliente. Tus habilidades de atención al cliente son escasas," digamos, "Me he dado cuenta de que no le has preguntado al cliente cómo estaba cuando te vi contestar al teléfono la semana pasada" En el segundo ejemplo, estás describiendo una acción en lugar de asumir que es un mal representante de servicio al cliente.

10. Comparta exclusivamente los comentarios constructivos

Es posible que notes cualidades o acciones de tus compañeros de trabajo que no coinciden con tu forma de realizar el trabajo. Si estas acciones no afectan al rendimiento de tus compañeros, o no hay nada que puedan hacer para cambiar su comportamiento, no es necesario mencionarlo. Haz que tus comentarios sean constructivos para ayudar a tu compañero a mejorar su trabajo.

11. Exponga lo que observa

Utilice el menor lenguaje emocional posible cuando ofrezca una crítica constructiva. Proporcione notas de observación con estrategias en lugar de hacer suposiciones sobre su colega. Por ejemplo, en lugar de decir "No has terminado tu tarea antes de la fecha límite, así que asumo que eres un vago"; digamos, "Pat recibió la tarea con una semana de retraso" Eliminar el lenguaje emocional puede ayudar a mantener la conversación productiva.

12. Identificar el comportamiento

Céntrese en los comportamientos que su compañero puede abordar y mejorar en lugar de en él como persona cuando hable de la crítica constructiva. Por ejemplo, tu compañero puede tener la costumbre de hablar de temas personales durante las reuniones de personal. En lugar de decir, "Nunca estás concentrado cuando deberías estarlo," decir, "Hablar de su fin de semana durante una reunión de personal no es necesario" Esto apunta a la acción—discutir—más que al individuo.

13. Limite el número de sugerencias

Proporcionar demasiadas ideas de mejora puede resultar abrumador para su colaborador. Elige entre uno y tres ejemplos de feedback para compartir, dependiendo del compañero y de las acciones necesarias para mejorar el feedback. Delimita claramente cada una de ellas para asegurarte de que tu compañero entiende tus ideas y tu orientación.

14. Sea respetuoso

Dirígete a tu colega con respeto y aprecio por sus contribuciones profesionales. Puede que no estén de acuerdo con lo que tienes que decir, pero incluso en esa situación, sigue demostrando profesionalidad y recuérdale que tus sugerencias están ahí para ayudar a tu compañero a mejorar sus habilidades y avanzar en su carrera.

15. Proporcionar pruebas

Siempre que sea posible, proporcione pruebas que ayuden a respaldar sus afirmaciones y sugerencias. Por ejemplo, si un compañero ha gestionado mal una interacción con un cliente, utilice el lenguaje del manual del empleado para orientar sus sugerencias sobre cómo gestionar un cliente molesto la próxima vez que ocurra, en lugar de basarse en sus ideas y emociones personales.

16. Mostrar empatía

Recibir comentarios puede ser incómodo. Empatiza con tu colega cuando estés en la posición de proveedor de feedback. Utiliza esa empatía para considerar cómo podrías sentirte y reaccionar ante los errores, las equivocaciones u otras críticas a tu trabajo. La empatía puede ayudaros a ti y a tu compañero a mantener una conversación productiva con un resultado positivo.

17. Elija cuidadosamente sus palabras

Piense antes de compartir verbalmente sus comentarios o de ponerlos por escrito. Preparar las notas antes de una reunión en persona puede ayudarle a asegurarse de que utiliza un lenguaje positivo y palabras no emotivas cuando comparta sus comentarios. Corregir y editar un correo electrónico o un formulario de opinión digital le garantiza que está proporcionando ideas claras y útiles a su colega.

18. Sea específico

Asegúrese de que los comentarios que ofrece a su compañero de trabajo son específicos y aplicables. Tras identificar el comportamiento o la instancia de mejora, ofrezca sugerencias o tácticas que su compañero pueda aplicar la próxima vez que se encuentre en esa situación.

Te recomendamos

5 formas de fomentar el aprendizaje organizativo

Informes de línea de puntos: Definición y consejos

¿Qué es el planteamiento de un problema? Definición y ejemplo

Cómo convertirse en un paseador de perros

Cómo convertirse en un inspector de seguridad

Los 7 mejores lenguajes de programación para aprender en 2022