Qué esperar de una revisión de 90 días

Muchas empresas establecen un periodo de prueba o de adaptación de 90 días para los nuevos empleados. Esto da tanto a la empresa como al empleado el tiempo adecuado para determinar si el trabajo es el adecuado y si el empleado tiene todas las herramientas, la formación y los recursos que necesita para tener éxito. Es habitual que los empleadores realicen una revisión de 90 días para garantizar el éxito continuado del empleado tras sus primeros meses de trabajo.

En este artículo, explicamos qué es una revisión de 90 días, destacamos el valor de la revisión de 90 días y ofrecemos consejos para una revisión de 90 días exitosa.

¿Qué es una revisión de 90 días?

Una revisión a los 90 días es una reunión de revisión del rendimiento que se celebra después de los tres primeros meses de trabajo de un nuevo empleado. En la mayoría de los casos, se trata de una reunión entre el empleado que acaba de cumplir sus primeros 90 días en el trabajo y su jefe directo. Entre los temas más comunes que se discuten en una revisión de 90 días se encuentran:

  • Rendimiento general: Es probable que usted' mire cualquier métrica o dato relevante relacionado con su desempeño con su gerente.
  • Productividad laboral: Usted' discutirá su productividad y las formas de mantenerla o aumentarla según sea necesario en los próximos meses de trabajo.
  • Ajuste organizativo: Tendrás la oportunidad de compartir cualquier desafío que hayas enfrentado en tu adaptación a tu papel en la empresa y destacar cualquier aspecto particularmente útil del proceso de incorporación.
  • Cultura de empresa: Compartirás tu visión de la cultura de la empresa y cómo crees que encajas.
  • Objetivos profesionales: Tu jefe te ayudará a establecer objetivos para el resto de tu primer año y más allá.
  • Desarrollo profesional y formación: Discutirás las posibles oportunidades de formación con tu jefe.
  • Expectativas de futuro: Es posible que recibas expectativas nuevas o adicionales después de completar tus primeros 90 días en la organización.

Relacionado: Cómo tener éxito en tu nuevo trabajo: La primera semana, el primer mes y los primeros 90 días

Por qué es valiosa su revisión de 90 días

Las revisiones de 90 días son valiosas para ti y para tu empleador. Considera estos beneficios de participar en una revisión de 90 días:

Compartir la experiencia de incorporación

Contarle a tu jefe tu reciente experiencia de incorporación y, en concreto, lo que te ha parecido útil y lo que no, puede ayudar a tu empresa a mejorar la práctica para futuras contrataciones. Cuanto más específico sea sobre lo que funcionó bien y lo que podría mejorarse, puede ayudar a la organización a optimizar sus procedimientos de contratación e incorporación.

1. Recibir retroalimentación

En esta reunión, tu jefe te dará su opinión sobre tu trabajo, tanto sobre tu productividad como sobre tu rendimiento. A algunas organizaciones les gusta aumentar las expectativas de productividad después de los primeros 90 días de un empleado si su rendimiento es bueno, así que asegúrate de preguntar a tu jefe lo que puedes esperar en el futuro en tu puesto. Preguntar por los siguientes pasos tras el proceso de incorporación también demuestra que estás preparado para contribuir más a tu equipo o departamento.

Determinar los objetivos

Es probable que después de 90 días en el trabajo, te sientas relativamente cómodo con tus responsabilidades básicas y estés preparado para establecer objetivos más exigentes. Tu jefe puede ayudarte a determinar cuáles deben ser esos objetivos y a estructurar un plan para alcanzarlos. Intenta ser lo más específico posible para crear objetivos medibles que puedas alcanzar en un tiempo razonable.

Busca orientación sobre las preocupaciones

Durante la revisión de los 90 días, podrás compartir con tu jefe cualquier preocupación que tengas sobre las cuotas de productividad, la cultura de la empresa o cualquier otro aspecto de tu trabajo. Ellos pueden aclarar cualquier incertidumbre y ayudarte a abordar otros retos a los que te hayas enfrentado en los primeros meses de trabajo.

Desarrollar la relación de dirección

Pasar tiempo individual con tu jefe puede ayudarte a desarrollar una relación sólida en la que puedas confiar. Cuanta más relación establezca con su jefe, más probable será que acuda a él en busca de apoyo y asistencia en el futuro, lo que le garantizará la ayuda que desea cuando la necesite en el trabajo.

Relacionado: ¿Qué es un formulario de revisión de empleados?

Consejos para que la revisión de los 90 días sea un éxito

Utilice estos consejos para prepararse y participar en una revisión de 90 días con su jefe:

  • Conozca las expectativas. Antes de entrar en su revisión de 90 días, repase las expectativas que recibió en su primer día. Anota las áreas en las que sabes que has destacado y prepárate para discutir las áreas en las que podrías mejorar.
  • Bienvenida la retroalimentación constructiva. El feedback constructivo es una de las mejores herramientas que puede utilizar para ayudarle a mejorar su rendimiento laboral. En lugar de ver el feedback constructivo como si tu jefe resaltara tus debilidades, mira el feedback como instrucciones para mejorar tu trabajo.
  • Pedir una revisión. No todas las empresas ofrecen una revisión sustantiva a los 90 días. Si crees que tu reunión fue demasiado breve o te das cuenta de que tienes más que compartir de lo que pensabas, pide otra reunión con tu jefe.
  • Tener objetivos en mente. Acuda a su revisión de los 90 días con unos cuantos objetivos de rendimiento potenciales en mente. Lo más probable es que su jefe le pregunte por los objetivos, y usted estará preparado para compartir algunos que le interesen.
  • Sea honesto. Si tu jefe te pide que compartas alguna experiencia negativa que hayas tenido en tus primeros meses de trabajo, no temas ser sincero. Te lo piden porque quieren mejorar la cultura de la empresa y el ambiente de trabajo para todos los miembros de la organización.
  • Documento y acción. Antes de su revisión, documente cualquier éxito, reto o pregunta que tenga. Lleva estas notas a la reunión para que recuerdes compartir todas tus ideas.
  • Busque orientación. Pida ayuda a su jefe si la necesita. Aunque es probable que esperen que tengas un mejor dominio de tus responsabilidades laborales después de 90 días en el trabajo, reconocen que todavía estás aprendiendo y mejorando y quieren ayudarte a hacerlo.
  • Agradezca a su gerente. Asegúrate de agradecer a tu jefe su apoyo, orientación y asistencia al final de la revisión para seguir fomentando una relación positiva.