Lo que debe saber sobre los riesgos laborales

Abordar los riesgos del lugar de trabajo es el primer paso para proteger a los empleados y mantener una productividad óptima. Los directivos de las empresas deben identificar y planificar de forma proactiva para evitar cualquier riesgo asociado a las amenazas potenciales dentro de sus entornos de trabajo. Las organizaciones que dan prioridad a la identificación, el control y la eliminación de los peligros en el lugar de trabajo tienen empleados más motivados y menos distraídos. Y razonablemente—un entorno de trabajo más seguro suele significar la prevención de inconvenientes que pueden impedir la productividad, como los accidentes y las bajas por enfermedad. En este artículo, analizamos los riesgos laborales que debe conocer y cómo evitarlos.

¿Qué son los riesgos laborales?

Los riesgos laborales son situaciones en los lugares de trabajo que pueden causar lesiones o efectos adversos para la salud de las personas que se encuentran en dichos entornos.

A menudo utilizamos indistintamente los peligros y los riesgos, pero ambos términos no significan lo mismo. Un peligro se refiere a cualquier cosa que pueda dañar o perjudicar a alguien o a algo. En cambio, el riesgo es la probabilidad de que algo o alguien resulte herido, si se expone a esos factores de amenaza.

Todos los lugares de trabajo tienen riesgos. Sin embargo, algunos de ellos serán más o menos relevantes para tu organización, dependiendo de la naturaleza de tu empresa.

Relacionado: 10 consejos de seguridad en el trabajo para mantenerse productivo y protegido

Tipos de riesgos en el lugar de trabajo

Al conocer los distintos tipos de peligros en el lugar de trabajo, los directivos de las empresas están mejor preparados para eliminarlos y evitar posibles daños. Los peligros en el lugar de trabajo suelen clasificarse en las seis categorías siguientes:

  1. Peligros para la seguridad: Aunque pueden afectar a cualquier empleado, los riesgos de seguridad son más comunes entre quienes trabajan en obras de construcción o manejan maquinaria. Algunos ejemplos son las vibraciones, los riesgos eléctricos, el exceso de ruido y el manejo de maquinaria peligrosa.
  2. Riesgos biológicos: Los riesgos biológicos implican la exposición a virus o bacterias o a cualquier otra sustancia peligrosa que puede provocar complicaciones en la salud. Pueden provocar daños auditivos, problemas respiratorios, irritación de la piel y dolores musculares o articulares. Afectan principalmente a los empleados que manipulan animales, materiales vegetales infecciosos o que atienden a otras personas.
  3. Riesgos ergonómicos: Se trata de condiciones de trabajo como la mala posición del cuerpo, los movimientos repetitivos o la manipulación manual que pueden forzar el sistema musculoesquelético del empleado. Los efectos de los riesgos laborales ergonómicos suelen ser graduales.
  4. Riesgos químicos: A veces, las situaciones del lugar de trabajo pueden exponer a los empleados a sustancias peligrosas como gases inflamables, disolventes o líquidos nocivos. La exposición continuada a estas sustancias químicas puede provocar diversas complicaciones, como irritaciones cutáneas, enfermedades y problemas respiratorios.
  5. Riesgos físicos: Se trata de condiciones ambientales que pueden perjudicar a los empleados, a veces incluso sin tocarlos, por ejemplo, la altura y el exceso de presión.
  6. Riesgos psicosociales: Son situaciones que afectan a la estabilidad mental e influyen en la forma en que los empleados se relacionan entre sí. La exposición a los riesgos psicosociales puede manifestarse de diversas maneras, por ejemplo, estrés o inquietud.

Relacionado: Cómo lidiar con un ambiente de trabajo insalubre

¿Cómo pueden afectar los riesgos laborales a los empleados?

Aparte de los impactos físicos aparentes, los riesgos del lugar de trabajo pueden tener efectos sobre la salud y el bienestar de los empleados. He aquí algunas señales a las que hay que prestar atención:

  • Daños físicos: Este es el impacto más evidente. Las condiciones ambientales peligrosas, por ejemplo, las altas temperaturas, pueden causar daños corporales.
  • Complicaciones de salud: Desde problemas respiratorios hasta irritación de la piel o enfermedades, lo último que quiere cualquier empresario es un entorno de trabajo que provoque malestar en su personal.
  • Reducción de la productividad: A medida que un mayor número de empleados solicite la baja por enfermedad o se tome descansos para atender a las lesiones causadas por los peligros del lugar de trabajo, la producción puede detenerse o retrasarse.
  • Estrés y ansiedad: El estrés puede provenir de la sobrecarga de trabajo, de los temores de reducción de personal o de la preocupación por estar expuesto a peligros físicos o químicos en el entorno laboral. Independientemente de la causa, cualquier forma de estrés de los empleados hará descarrilar la productividad.
  • Bajos niveles de retención de los empleados: Además de incomodar a los empleados, los peligros en el lugar de trabajo reducen la moral y los niveles de satisfacción del personal. Los empresarios que no dan prioridad a la seguridad de sus empleados se arriesgan a perderlos a manos de la competencia.

Cómo prevenir los riesgos laborales

Aunque las organizaciones pueden contratar a expertos específicos para garantizar la seguridad de sus entornos de trabajo, la prevención de los riesgos laborales es una responsabilidad colectiva. La Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA) del Departamento de Trabajo de EE.UU. tiene una guía detallada sobre la creación de un plan adecuado de preparación para los riesgos en el lugar de trabajo.

La guía de la OSHA describe cinco pasos básicos:

  1. Eliminación (implica la eliminación física de los peligros)
  2. Sustitución (sustituir los factores perjudiciales por alternativas más seguras)
  3. Controles de ingeniería (mantener a las personas alejadas de las zonas peligrosas)
  4. Controles administrativos (cambiar la forma de actuar de los empleados para aislarlos del peligro)
  5. Utilizar equipos de protección personal para mantener la seguridad de los trabajadores.

Cómo eliminar los riesgos laborales

Siga estos pasos para eliminar el riesgo de los riesgos laborales:

1. Disponer de un plan de respuesta ante derrames químicos

Cualquier organización que utilice, almacene o transporte productos químicos nocivos debe prepararse de forma proactiva para gestionar derrames accidentales.

El plan debe abordar las siguientes cuestiones:

  • ¿Cómo se puede informar de una emergencia?
  • ¿Cómo activan los empleados las alarmas y avisan a sus compañeros en caso de derrame?
  • ¿Cuál es el procedimiento de evacuación?

Al igual que se prepara para hacer frente a los derrames, también es esencial planificar su prevención. Algunas de las mejores prácticas para prevenir los derrames de productos químicos son

  • No pongas los productos químicos en las estanterías por encima del nivel de los ojos.
  • Mantenga los productos químicos en zonas seguras, como bordes elevados, estantes cerrados con llave o unidades de almacenamiento cubiertas.
  • Compruebe periódicamente si los contenedores de productos químicos presentan algún signo de deterioro, como grietas, que puedan provocar fugas.

2. Elimine los peligros de tropiezo

Una de las principales causas de los accidentes laborales son los resbalones, los tropezones y las caídas debidos a una mala limpieza. Para eliminarlos, las organizaciones deben identificar primero los peligros de tropiezo en sus entornos. Puede tratarse de suelos mojados, escaleras defectuosas, mala visibilidad o materiales tirados en las superficies de paso.

Tras la identificación, el siguiente paso es bajar la lista y hacer los ajustes necesarios. La distribución del lugar de trabajo debe tener suficiente espacio para los pies con las demarcaciones adecuadas.

Este proceso no debe ser un acontecimiento único; las empresas deben supervisar continuamente sus entornos de trabajo para detectar los peligros de tropiezo y eliminarlos inmediatamente.

3. Eduque al personal sobre la seguridad en el lugar de trabajo

Cultive una cultura de la seguridad formando continuamente a los empleados y directivos sobre la necesidad de seguir las directrices de seguridad. Un ejercicio de educación en materia de seguridad correctamente realizado puede reducir significativamente las lesiones por esfuerzo, los accidentes, los resbalones, las caídas y los daños resultantes de tales percances.

4. Investigue las vulnerabilidades de seguridad de la organización

Una forma importante de identificar las vulnerabilidades de seguridad de una organización es realizar una auditoría. Las empresas sólo pueden desarrollar estrategias para eliminar los peligros que detectan.

Aunque existen muchos riesgos en el lugar de trabajo en todos los sectores, algunos son exclusivos de líneas de negocio o tipos de organizaciones específicas. Así que, además de eliminar los accidentes comunes, preste mucha atención a las vulnerabilidades de seguridad que son particulares de su negocio.

Consejos para llevar a cabo una auditoría de vulnerabilidad de los riesgos laborales:

  • Identificar las áreas a auditar. Puede que no sea posible evaluar todas las secciones de su organización a la vez. Considere la posibilidad de trazar un mapa de regiones específicas y auditarlas exhaustivamente antes de pasar a otras áreas.
  • Planifique la frecuencia de las auditorías. Esto dependerá del tipo y el tamaño de su organización, de la estabilidad del entorno de trabajo y de la normativa aplicable del sector.
  • Realiza la auditoría real. Debe ser sistemático. Una vez más, este proceso dependerá del tamaño y el alcance de su empresa y de las áreas que haya trazado para la auditoría.
  • Documentar los resultados. Son estos resultados los que te guiarán en tus próximos pasos.
  • Haz un informe con tus conclusiones. Debe ser sencillo, preciso y fácil de repasar. Utilice diagramas, gráficos y fotos siempre que sea posible; suelen ser fáciles de leer y comprender.
  • Desarrollar un plan de acción . El objetivo de cualquier ejercicio de auditoría es identificar las áreas que necesitan ajustes; lo mismo se aplica al ejercicio de evaluación de la vulnerabilidad del lugar de trabajo. Una vez que haya señalado los peligros, la siguiente etapa es la planificación para eliminarlos.

5. Dotar de personal a su organización de forma adecuada

Una dotación de personal adecuada garantiza que los empleados no tengan que esforzarse más allá de su horario de trabajo habitual. Esto les da tiempo suficiente para rejuvenecer y mantener una productividad óptima.

A veces, las empresas ni siquiera deben mantener muchos empleados fijos para conseguir una dotación de personal adecuada. En su lugar, puede contratar personal de temporada o a tiempo parcial para ayudar a sus empleados fijos cuando la demanda sea alta y prescindir de ellos más adelante.

Relacionado: Operaciones comerciales: Cómo hacer una evaluación de riesgos

Te recomendamos

Cómo Calcular la Desviación Media (Con Ejemplo y Pasos)

Cómo Escribir una Propuesta de Negocio por Correo Electrónico (Con Ejemplo)

Los 4 tipos de modelos de previsión con ejemplos

Beneficios y tipos de cuadros de mando de marketing

¿Qué es el rango E-4 en el Ejército de los Estados Unidos? (con salario)

Cómo escribir una carta de intención cuando quieres un ascenso laboral