Rituales para el trabajo: 5 formas de mejorar el rendimiento del equipo

Establecer vínculos con sus empleados puede ayudar a motivarlos y a animar a todo el departamento. Los rituales en el lugar de trabajo son hábitos que ayudan y recompensan a los empleados de diferentes maneras, desde darles la bienvenida como nuevos empleados hasta celebrar sus cumpleaños. Entender los rituales en el lugar de trabajo puede ayudarle a decidir cómo comprometerse con su departamento y aumentar la moral de la oficina. En este artículo, explicamos la definición de los rituales en el lugar de trabajo, repasamos sus beneficios y damos ejemplos de los tipos de rituales que puede utilizar en su departamento.

¿Qué son los rituales de trabajo?

Los rituales en el lugar de trabajo son diversos hábitos que los departamentos practican para reforzar los vínculos en el lugar de trabajo. Los rituales pueden ser diversas prácticas de todo el equipo, como dar la bienvenida a un nuevo miembro del equipo a la oficina para conocerlo mejor o una breve sesión informativa antes de que termine una reunión para ayudar a los empleados a aprender. Los rituales suelen ayudar a conformar la cultura de un lugar de trabajo para promover una interacción amistosa y transparente entre los empleados.

Por lo general, los rituales se alinean con el objetivo o la misión de la empresa. Por ejemplo, si uno de los valores de la empresa es mejorar constantemente, un ritual que podrían tener es organizar de vez en cuando almuerzos de departamento que incluyan debates empresariales en los que todos los empleados puedan aprender nuevas habilidades. Los rituales en el lugar de trabajo pueden afectar tanto a la cultura de la empresa como a la percepción que cada empleado tiene de ella.

Relacionado: Guía para la gestión de personas: Definición, consejos y habilidades

Beneficios de los rituales en el lugar de trabajo

Algunos de los beneficios de los rituales en el lugar de trabajo son

Celebrar el éxito en el trabajo

Algunos rituales en el lugar de trabajo, como el empleado del mes, las celebraciones de hitos o los rituales basados en el rendimiento, pueden ayudar a motivar el lugar de trabajo para alcanzar y celebrar los objetivos. Por ejemplo, cuando un departamento alcanza una cuota a tiempo, celebrarlo con un almuerzo o unas bebidas para todo el departamento puede ayudar a los empleados a unirse por su éxito. Los rituales en el lugar de trabajo basados en el rendimiento pueden ayudar a asignar el mérito y dar a los empleados un pequeño descanso después de trabajar por un objetivo colectivo.

Los rituales de celebración pueden ser tan detallados como una fiesta por un hito o tan simples como un correo electrónico masivo. Los rituales de celebración también pueden ser rentables. Por ejemplo, un departamento puede enviar un correo electrónico cada vez que un empleado recibe una calificación alta en un proyecto. Si un departamento alcanza colectivamente un hito antes de la fecha límite, los directivos pueden marcarlo públicamente en un calendario compartido con una nota de elogio por el trabajo bien hecho.

Relacionado: Cómo ser un buen gestor

Promover el aprendizaje de los empleados

Los directivos también pueden utilizar rituales de trabajo para promover el aprendizaje de los empleados en el lugar de trabajo. Por ejemplo, cuando se completa un hito, los directivos pueden celebrar una reunión en la que participen todos los empleados y en la que se discuta cómo afecta el proyecto a toda la organización, junto con una sesión de preguntas y respuestas. Esto puede ayudar a todos los empleados a mejorar, independientemente de su papel en el proyecto o su lugar en la empresa.

Muchas empresas quieren que el aprendizaje y la mejora constantes formen parte de su cultura. Organizar un almuerzo con un orador invitado que responda a preguntas sobre las habilidades relevantes de su departamento puede ayudar a crecer y aprender continuamente. Además, los programas de formación ofrecidos por la empresa pueden ayudar a los empleados a seguir creciendo en su experiencia y en los conocimientos que aportan al departamento.

Otro ritual eficaz para los empleados es sustituir las evaluaciones de rendimiento por actividades de coaching. Esto ayuda al directivo a aprender mediante el coaching y al empleado a aprender mediante el coaching, en lugar de limitarse a evaluar el progreso del empleado.

Crear relaciones con los empleados

Los rituales de la empresa pueden ayudar a crear relaciones entre los empleados, especialmente si son creativos y personales. Por ejemplo, para celebrar la finalización de un proyecto importante, un directivo puede organizar un evento de bolos un viernes por la noche, invitando a todo el departamento con entrada gratuita. Al asistir a eventos fuera del lugar de trabajo, los empleados pueden verse como algo más que simples compañeros de trabajo y relacionarse a nivel personal.

Incluso una hora feliz mensual en la sala de descanso puede ayudar a los empleados a conocerse mejor o animar a los nuevos empleados a acercarse y establecer relaciones con sus compañeros. Otros ejemplos de actividades fuera de la oficina son participar en salas de escape, ir al cine o ver obras de teatro. Estas actividades permiten que los empleados se comuniquen fuera del trabajo, experimenten juntos eventos divertidos y se conozcan entre sí.

5. Liderazgo alentador

Algunos rituales de departamento promueven las habilidades de autogestión y liderazgo. Por ejemplo, un directivo puede pedir a los empleados que se asignen una cuota para un periodo determinado. A continuación, pueden evaluar si la cuota ha funcionado para el empleado y qué pueden hacer para mejorarla. Este tipo de ritual ayuda a los empleados a adquirir habilidades de liderazgo y a compartir la responsabilidad en el progreso y la carga de trabajo del departamento. Los empleados que fijan sus propios objetivos pueden encontrar más inspiración para cumplirlos.

Ayudar a centrarse en el individuo

Los rituales pueden ayudar a los empleados y a los directivos a mantenerse centrados en el individuo y a relacionarse con los asuntos personales del departamento. Esto puede significar cualquier cosa, desde el reconocimiento de la mejora del trabajo del empleado hasta el anuncio público de los logros de un empleado.

Otro ritual personal que puede tener un directivo es el reconocimiento de momentos especiales en la vida de un empleado, como el compromiso o el nacimiento de un hijo. Los rituales personales demuestran al empleado que su departamento y/o empresa se preocupan por él. Estos rituales también pueden ser relativamente baratos. Enviarle una tarta por su cumpleaños o flores por su aniversario son pequeños gestos que un directivo puede hacer para mostrar su gratitud y animarle.

Lista de rituales en el lugar de trabajo que puede probar en su empresa

Si está pensando en iniciar algunos rituales de departamento, considere algunos de los siguientes ejemplos:

Rituales relacionados con la comida

Los rituales del departamento, como los almuerzos o las actividades en la sala de descanso, pueden fomentar la conversación entre los empleados. Además, los rituales basados en la comida pueden dar a los empleados un descanso en la oficina y más oportunidades de interactuar con los compañeros y los directivos. Algunos rituales relacionados con la comida a tener en cuenta son:

  • Almuerzos en todo el departamento para celebrar un logro importante
  • Cenas de todo el departamento para celebrar el aniversario de la empresa
  • Cenas de departamento relacionadas con las vacaciones
  • Bebidas festivas en la sala de descanso ofrecidas en torno a la comida
  • Tarjetas regalo sorpresa para restaurantes o cafeterías locales

Relacionado: Las mejores formas de entrenar a un empleado en el lugar de trabajo

Rituales fuera de la oficina

Algunos rituales son más eficaces al estar fuera de la oficina. Los rituales fuera de la oficina permiten a los empleados hablar en diferentes circunstancias, sobre diferentes temas y con diferentes objetivos en mente. Estos rituales pueden tener lugar durante un fin de semana o en una tarde después del trabajo y normalmente implican un evento que todos los miembros del departamento pueden realizar. Los rituales fuera de la oficina permiten a los empleados expresarse de otras maneras y mediante otras actividades. Algunos ejemplos de rituales de celebración fuera de la oficina pueden ser

  • Eventos cinematográficos en todo el departamento, en un cine o en la casa del gerente
  • Escalada en la pared de roca interior
  • Minigolf
  • Bolera
  • Salas de escape
  • La comedia muestra
  • Juega

Rituales relacionados con los plazos

Algunos rituales de trabajo ayudan a celebrar los plazos diarios, mensuales o trimestrales. Pueden ser tan pequeños como un anuncio o tan grandes como una cena. Los rituales relacionados con los plazos ayudan a que los empleados se sientan apreciados por el trabajo que han realizado, a la vez que animan a los empleados a cumplir los plazos de forma constante en el futuro. Algunos ejemplos de rituales relacionados con los plazos son:

  • Notificaciones creativas de alcance de cuotas diarias, como hacer sonar una pequeña campana
  • Concursos amistosos de empleados para cumplir con las cuotas
  • Anuncios o correos electrónicos personalizados enviados a todos los miembros del departamento para anunciar un trabajo bien hecho

Relacionado: 5 Aspectos de la buena gestión de los empleados

Rituales de los oradores invitados

Los rituales con oradores invitados pueden ayudar a los empleados a adquirir continuamente conocimientos y experiencia en sus campos de trabajo. Algunos ejemplos de rituales con oradores invitados son:

  • Cenas con oradores invitados
  • Actos de oradores invitados cubiertos por el departamento fuera del lugar de trabajo
  • Los oradores invitados que asisten a las reuniones relativas a la seguridad en el trabajo o a otras reuniones obligatorias

Rituales de buena voluntad

Hay muchos rituales que un directivo puede organizar para que sus empleados se sientan apreciados. Algunos pueden ser pequeños gestos, otros pueden ser tan grandes como eventos completamente organizados. En cualquier caso, los empleados pueden recordar incluso los más pequeños gestos de buena voluntad, y organizarlos puede ayudar a que los empleados se sientan apreciados. Algunos ejemplos de gestos de buena voluntad son

  • Organizar una pequeña fiesta de bienvenida para un empleado en la sala de descanso durante su primer día
  • Envío de regalos a casa de un empleado para celebrar un acontecimiento personal
  • Dar regalos a los empleados que dejan la empresa

Consejos para utilizar los rituales del lugar de trabajo

Cuando planifique los rituales de trabajo de su departamento, tenga en cuenta los siguientes consejos:

Planificar los rituales pensando en el empleado

Los directivos crean algunos de los mejores rituales de departamento pensando en el empleado. Por ejemplo, los rituales que dan la bienvenida a los nuevos empleados a la oficina pueden hacer que se sientan apreciados y pueden ayudar a que su primera semana sea más fluida.

El coaching de empleados, por ejemplo, hace hincapié en la mejora más que en el cumplimiento de un plazo. Optar por centrar sus rituales en el beneficio de los empleados más que en el beneficio inmediato del departamento puede ayudar a éste a alcanzar más objetivos con mayor eficacia. Los empleados que se sienten apreciados y acogidos en su departamento pueden ser más productivos en un departamento que los aprecia.

Planifique los rituales con moderación

Un aspecto importante de la planificación de rituales es la idea de que los rituales son acontecimientos especiales, no cotidianos. Por ejemplo, si su departamento organiza una fiesta en la sala de descanso al final de cada jornada laboral, puede que se normalicen demasiado para que sigan siendo eficaces.

Los rituales poco frecuentes pueden afectar a los empleados de forma más personal que los eventos comunes. Por ejemplo, celebrar una cena de departamento en respuesta al cumplimiento de un plazo importante puede ser más eficaz que celebrar la misma cena después de un plazo semanal. Considere la posibilidad de aislar ciertos rituales a acontecimientos específicos. Por ejemplo, si hace un regalo a un empleado en su aniversario de boda, considere la posibilidad de organizar una pequeña fiesta para un empleado por su aniversario laboral.

Presupuestar sus actividades rituales.

Las actividades rituales varían en precio, y a veces pueden ser caras. Sin embargo, los buenos rituales pueden ser rentables. Por ejemplo, suponga que tiene un pequeño departamento de control de calidad que acaba de cumplir un plazo importante para su trimestre, lo que supone la finalización de un nuevo edificio de la empresa.

Usted decide celebrarlo con el ritual de invitar a todos a una cena cubierta por el departamento esa noche. En cambio, otra opción que podría considerar es invitar a todos los miembros del departamento a la gran inauguración de esa adición al edificio, a la que todos pueden asistir gratuitamente. Ten en cuenta el presupuesto que puedes destinar a la hora de planificar tus rituales y el impacto que cada uno de ellos puede tener en tus empleados.

Te recomendamos

Investigación UX: Qué es y cómo llevarla a cabo

Cómo obtener una licencia de conducir comercial en 7 pasos

Cómo convertirse en un asistente de investigación (con consejos)

Mentalidad fija y mentalidad de crecimiento: Diferencias y consejos para cambiar de mentalidad

Cómo ser locutor de radio en 5 pasos

Cómo elegir entre una licenciatura y una diplomatura