7 Consejos para salir de la zona de confort

A lo largo de su carrera, es posible que tenga que asumir algunos riesgos y salir de su zona de confort.

Una zona de confort es una situación o un lugar poco estresante en el que te sientes a gusto y/o seguro. Permanecer en tu zona de confort es atractivo porque evita el riesgo. Abrirse a lo desconocido suele ser más difícil, pero permite vivir nuevas experiencias, mejorar las habilidades y tener oportunidades de crecimiento profesional y personal.

En este artículo, analizamos cómo puede salir con éxito de su zona de confort y lograr un mayor éxito en su vida profesional.

Por qué es importante salir de tu zona de confort

La constancia puede lograrse permaneciendo en tu zona de confort, pero también puede ayudarte a mejorar tu rendimiento laboral si te aventuras a salir de ella.

Aquí’se explica por qué salir de su zona de confort puede ser bueno:

  • Aumenta tu productividad: Cuando se decide a asumir un nuevo reto o a probar un enfoque diferente de algo conocido, se pueden crear las condiciones para mejorar la productividad. Al ampliar tus límites, puedes conocer mejor tu verdadero potencial y sentirte seguro de manejar más responsabilidades y ofrecer mejores resultados.
  • Mejora la capacidad de adaptación al cambio: A medida que te vuelves más experto en lidiar con lo desconocido, eres capaz de mantener la compostura y la concentración cuando se presenta un nuevo reto. Esto puede mejorar tu capacidad de decisión y hacerte menos propenso a cometer errores.
  • Promueve el crecimiento: Independientemente del resultado, puede ampliar su experiencia, conocimientos y habilidades cuando sale de su zona de confort. Esto puede suponer un crecimiento profesional y personal.

Relacionado: Cómo desarrollar tus habilidades para avanzar en tu carrera

Cómo salir de tu zona de confort

Puede que al principio te dé miedo salir de tu zona de confort, pero unos cuantos pasos pueden ayudarte a prepararte para lo desconocido:

1. Descubre más sobre el reto

En primer lugar, ¿qué significa salir de tu zona de confort? Cuanto más conozcas un nuevo reto o situación, menos miedo te dará. Puedes superar tu miedo a lo desconocido averiguando en qué te estás metiendo. Revisar tutoriales y artículos en línea, leer libros sobre el tema y hablar con expertos en la materia puede ayudar a reducir cualquier incertidumbre. Después de recopilar suficiente información, tendrás unas expectativas más claras y un mejor conocimiento a la hora de prepararte para afrontar la tarea.

Ejemplo: Estás pensando en solicitar un puesto de dirección en tu empresa pero te pone nervioso hacer presentaciones. En primer lugar, descubre con qué frecuencia se necesitarán las habilidades de presentación en este nuevo papel. A continuación, esfuércese por saber qué tipo de trabajo conlleva una presentación satisfactoria hablando con otros directivos de su empresa. Averigua cómo enfocan las presentaciones, el trabajo de preparación que hacen y cómo ganan confianza antes del gran día. Pon en práctica los consejos que has aprendido de ellos y crea un proceso que funcione para ti.

2. Diseña un plan

A continuación, querrá crear un plan de acción para ampliar sus límites. Empieza por identificar los principales obstáculos que encontrarás en este nuevo reto y lo que harás para superarlos. A continuación, escriba cada paso que vaya a dar para salir de su zona de confort, empezando por la tarea más sencilla. También puedes crear puntos de referencia o mini-objetivos para seguir tu progreso.

Ejemplo: ¿Tiene miedo de llamar a los clientes en frío para venderles los productos de su empresa? Cree un plan para superarlo. Presente su discurso de ventas a sus amigos y conocidos primero para practicar su técnica, y luego progrese lentamente hasta llamar a los clientes potenciales más difíciles.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar tu carrera

3. Dar pequeños pasos

Dar pequeños pasos fuera de su zona de confort le permite familiarizarse poco a poco con una nueva situación y ganar la confianza necesaria para alcanzar su objetivo. Divide tu objetivo principal en tareas más pequeñas y manejables para que no te parezca demasiado abrumador.

Ejemplo: Si quieres convertirte en director de marketing, tendrás que averiguar los requisitos del puesto y cómo se ajusta el rango salarial a tus objetivos profesionales a largo plazo. A continuación, intenta cumplir esos requisitos paso a paso. Comience con una tarea más sencilla, como la de supervisar claramente los objetivos y las actividades de marketing de la empresa, y luego vaya avanzando poco a poco hacia tareas más exigentes, como la coordinación de las estrategias de marketing con las actividades de ventas.

4. Encuentre compañeros de responsabilidad

Declarar tu intención de salir de tu zona de confort puede ayudarte a obtener el apoyo que necesitas para cumplir tu plan. Cuente a sus familiares y amigos su objetivo. Si está relacionado con el trabajo y es apropiado, dígaselo a su jefe o a un mentor profesional. Esto le hará responsable ante los demás y será más probable que se atenga a él.

Ejemplo: Si tienes miedo de pedir un aumento a tu jefe, puedes decir a tus familiares y amigos que lo harás antes de que acabe el año. Puede que te ofrezcan ánimos y luego te pregunten por el resultado de tu petición de aumento de sueldo cuando acabe el año.

5. Manténgase positivo

Al intentar salir de su zona de confort, tiene que ignorar — o mejor aún, superar — los sentimientos negativos que pueden impedirle alcanzar su objetivo. Aunque debe prepararse para afrontar situaciones desfavorables, intente mantenerse positivo y convencerse de que puede manejar cualquier resultado negativo. Vea las situaciones negativas como oportunidades para aprender a salir de su zona de confort.

Ejemplo: Es posible que tenga que interactuar con clientes difíciles en su trabajo como representante de atención al cliente. En lugar de frustrarte, intenta averiguar el motivo de su comportamiento negativo y céntrate en ayudarles a resolver sus problemas. Sea profesional y tome estas situaciones como oportunidades para aprender a ser un representante de servicio al cliente más eficaz.

Relacionado: Cómo motivarse en el trabajo

6. Sigue ampliando tu zona de confort

Es importante desafiarse continuamente para superar más miedos. Identifica otras situaciones o tareas que te pongan nervioso y sigue nuestros consejos anteriores para intentar superarlas también. Afrontar tus inseguridades de una en una puede mejorar tu capacidad para sentirte cómodo en situaciones más difíciles.

Ejemplo: Si has adquirido con éxito una nueva habilidad que antes temías aprender pero también tienes miedo a la tutoría, desafíate a ti mismo a impartir la habilidad a uno de tus colegas. Empieza enseñándoles lo más básico y luego pasa a conceptos más complejos a medida que te sientas más cómodo con la tutoría.

Relacionado: ¿Qué es la motivación por miedo? Y 4 Técnicas de Motivación Positiva para usar en su lugar