El sector bancario: Definición, tendencias y términos clave

Quienes buscan ayuda para gestionar y organizar su dinero suelen acudir a los profesionales de las finanzas en busca de ayuda. Por ello, trabajar en finanzas puede ser un excelente método para encontrar salarios competitivos y seguridad laboral. Los bancos, uno de los sectores más populares de las finanzas, prestan servicios fundamentales como el almacenamiento de fondos, la gestión del crédito y la facilitación de las transacciones financieras.

En este artículo, exploramos cómo es el sector bancario y conocemos algunas de sus características definitorias, incluidas las tendencias actuales y los términos clave.

12 carreras que puedes seguir en la banca

¿Qué es el sector bancario?

Los bancos, incluidas las instituciones financieras, forman parte de la industria bancaria, que proporciona a los particulares y a las empresas el almacenamiento y el uso del dinero. Los bancos pueden utilizarse de diversas maneras, entre ellas para ahorrar o invertir dinero. El sector bancario también contribuye a la economía proporcionando recursos a individuos, familias y organizaciones para que los utilicen en transacciones e inversiones. El sector bancario ofrece préstamos a los solicitantes que pueden utilizarse para comprar una propiedad, iniciar un negocio o financiar una educación universitaria, entre otras cosas.

¿Qué hacen los profesionales del sector bancario?

Hay muchos tipos diferentes de profesionales en el sector bancario, todos los cuales cumplen una función específica en la gestión del dinero de las personas. Por ejemplo, los cajeros de los bancos pueden ayudar a los clientes a abrir y cerrar cuentas, hacer depósitos y retiradas y programar pagos recurrentes para otros servicios. Otro tipo de profesional de la banca es un asesor hipotecario que puede ayudar a personas y familias a solicitar hipotecas que les permitan adquirir propiedades. Del mismo modo, un analista de crédito de un banco puede analizar el crédito de un cliente para hacer recomendaciones sobre si puede ser un buen candidato para recibir un préstamo.

Relacionado: Tipos de empleos en la banca

Tipos de bancos

He aquí algunos tipos comunes de bancos:

Banco comercial

Un banco comercial es una institución que ofrece servicios financieros a particulares y empresas del público en general. Los bancos comerciales suelen tener sucursales físicas que emplean cajeros y asesores que pueden ayudar a realizar tareas bancarias para los clientes. Esto puede incluir la realización de depósitos o retiradas, la organización de préstamos y la creación de protección para los activos personales. Un banco comercial también puede ayudar a los clientes empresariales a obtener préstamos comerciales que puedan utilizar para financiar sus operaciones.

Banco de inversión

Un banco de inversión sirve principalmente a grandes organizaciones, corporaciones e instituciones que necesitan ayuda con las inversiones. Los bancos de inversión pueden ayudar en tareas como la organización y confirmación de fusiones y adquisiciones, la emisión de valores y la ayuda a las empresas para financiar proyectos que requieren grandes cantidades de fondos. Muchos bancos de inversión emplean a analistas financieros muy experimentados que pueden ofrecer orientación y recomendaciones sobre las inversiones que los clientes podrían realizar.

Banco minorista

Un banco minorista funciona de forma similar a un banco comercial, prestando servicios financieros a clientes del público en general. Sin embargo, un banco minorista normalmente sólo atiende a clientes individuales ayudándoles con sus necesidades bancarias y no acepta empresas como clientes. Los bancos minoristas pueden ayudar a los clientes individuales a cuidar su dinero, acceder a opciones de crédito y realizar depósitos seguros. Un banco minorista también puede abrir nuevas cuentas corrientes y de ahorro para los clientes, facilitar sus préstamos personales y establecer hipotecas que puedan ayudarles a adquirir propiedades.

Banco comunitario

Los bancos comunitarios suelen existir para atender a los clientes de la zona general en la que operan. Esto significa que la mayoría de los bancos comunitarios sólo aceptan clientes que proceden de sus comunidades, lo que a menudo hace que los bancos comunitarios sean más pequeños que otros tipos de bancos. Al centrar sus servicios en los miembros de la comunidad, los bancos comunitarios pueden personalizar los servicios que ofrecen y suelen establecer relaciones duraderas con los clientes que adquieren.

Banco central

El banco central es la principal fuente de recursos líquidos que utilizan todos los bancos de un sistema bancario. La mayoría de los países tienen algún tipo de banco central que apoya el resto de las operaciones bancarias de la nación. En Estados Unidos, el banco central se llama Reserva Federal. La Reserva Federal desempeña varias funciones, como la compra y venta de valores, la determinación de la cantidad de dinero que un banco puede emitir en forma de préstamos, la fijación de los tipos de interés y la ayuda a los bancos para que tomen fondos prestados.

Relacionado: La banca minorista frente a la comercial: ¿Cuál es la diferencia?

Tendencias actuales en el sector bancario

Aunque el sector bancario sigue siendo una constante en la sociedad, experimenta cambios cuando surgen nuevas tendencias. Una de las tendencias actuales más populares en el sector bancario es el uso de la banca en línea, que permite a los titulares de cuentas acceder a sus cuentas y gestionar sus fondos desde casa a través del ordenador. Una tendencia estrechamente relacionada es el aumento de la banca móvil, que ofrece a los usuarios una forma de acceder a sus cuentas bancarias mediante dispositivos móviles. Ambas tendencias están relacionadas con los avances tecnológicos que ayudan al sector bancario a mejorar sus procesos.

Otra tendencia generalizada en el sector bancario es el aumento de la banca de inversión. La banca de inversión es un servicio que consiste en que los profesionales de la banca ofrezcan asesoramiento a sus clientes sobre dónde pueden querer invertir su dinero. Debido a los desarrollos en inteligencia artificial y a los procesos bancarios automatizados, la banca de inversión está aumentando su popularidad debido a lo fácil que puede ser participar en ella. Muchas personas utilizan la banca de inversión para fundamentar sus decisiones de inversión, a la vez que reducen el coste de consultar a un profesional, ya que muchas de las tareas de la banca de inversión pueden completarse automáticamente.

Relacionado: Guía completa de la banca de inversión

Términos comunes del sector bancario

Estos son algunos términos clave que hay que conocer en el sector bancario:

  • Cuenta corriente: Se trata de una cuenta que los clientes pueden utilizar para retirar dinero para hacer compras y depositarlo en ella. Muchas personas utilizan una cuenta corriente para pagar sus facturas y servicios y para recibir sus cheques de pago, a menudo mediante depósito directo.

  • Cuenta de ahorro: Una cuenta de ahorro es una cuenta que los clientes pueden utilizar para almacenar dinero durante períodos de tiempo. Las cuentas de ahorro suelen acumular intereses, lo que puede ayudar a los clientes a aumentar su patrimonio, y suelen limitar el número de retiros que un cliente puede hacer de ellas cada mes.

  • Tasa de sobregiro: Un cargo por sobregiro se produce cuando una cuenta corriente no tiene fondos suficientes para cubrir una transacción después de haberla confirmado. Esto suele implicar que la cuenta pase a tener un saldo negativo, que el banco puede cubrir y luego cobrar a los clientes en una fecha posterior.

  • Interés compuesto: Se trata del interés que un banco añade a un depósito con el tiempo, lo que puede ayudar a los clientes a hacer crecer sus fondos. El interés compuesto suele aplicarse a las cuentas de ahorro.

  • Tasa de porcentaje anual (TAE): La tasa anual equivalente es la cantidad de intereses que un cliente puede ganar por mantener una determinada cantidad de dinero en una cuenta a lo largo de un año. Sin embargo, la TAE no incluye el interés compuesto.

  • Número de ruta: Un número de ruta es un valor de nueve dígitos que conecta a un cliente con su banco. Los números de ruta se utilizan con mayor frecuencia en transacciones como las transferencias de dinero, las transferencias bancarias y los pagos que utilizan directamente una cuenta bancaria en lugar de una tarjeta o dinero en efectivo.