15 señales de que le gustas a tu jefe

Puede ayudarte a sentirte más seguro en tu trabajo si notas señales de que le gustas a tu jefe. Las relaciones laborales suelen ser difíciles y la mayoría de los jefes no te dicen directamente si les gustas. Aquí tienes algunas señales cotidianas que te ayudarán a determinar si le gustas a tu supervisor.

En este artículo, describimos 15 señales que podrían indicar que le gustas a tu jefe y por qué eso es importante.

Por qué es importante que le gustes a tu jefe

Tu vida laboral puede ser mucho más sencilla si tienes un jefe con el que te llevas bien y te gusta. No es necesario hacer un buen trabajo o estar satisfecho con tu trabajo si no te llevas bien con tu jefe. Sin embargo, puede que te resulte más fácil oír hablar de ascensos, que te den un trabajo desafiante e interesante o que te valoren si te cae bien tu jefe.

Puede haber muchas señales de que le gustas a tu jefe, y no todas son obvias. No todos los supervisores harán todas estas cosas, por lo que es posible que tengas que observar cómo reaccionan ante ti a lo largo del tiempo.

Relacionado: 27 Cosas que debes y no debes hacer para hablar con tu jefe

15 señales de que le gustas a tu jefe

Estas son algunas de las señales más comunes de que tu jefe te cae bien:

Te desafían

Si tu supervisor te asigna regularmente tareas desafiantes o te pide que aprendas una nueva habilidad, cree que puedes manejar más de lo que estás haciendo actualmente. Esto puede ser una buena señal porque significa que creen que eres capaz de asumir una nueva responsabilidad.

Confían en usted

Si eres la persona a la que recurre tu jefe cuando necesita ayuda con algo en el trabajo, puede ser una buena señal que indica que cree que eres digno de confianza. Cuando tu supervisor sabe que puede confiar en ti después de que le hayas ayudado en diversas situaciones, lo más probable es que hayas demostrado ser fiable.

Le confían clientes y encargos clave

Si tu jefe te da nuevas responsabilidades que podrían tener un gran impacto en el negocio de tu empresa, está indicando que cree que sabes manejar situaciones importantes. Saben que puedes ser un buen representante de la empresa cuando se te da la oportunidad de hablar con otros departamentos o clientes externos.

Relacionado: 14 formas de generar confianza en el lugar de trabajo

Te sientes respetado

Por supuesto, todos los directivos deben tratar a sus empleados con respeto. De la forma más sencilla, un supervisor puede tratarte con respeto como persona y como colega, por la forma en que interactúa contigo a diario.

Ofrecen reconocimiento a tu trabajo

Si tu supervisor utiliza tu trabajo como ejemplo para los demás empleados, es una señal positiva de que cree que tu rendimiento y tus acciones están en consonancia con el objetivo de la tarea. Esto suele enviar el mensaje interno de que estás haciendo las cosas bien.

Relacionado: Relacionado: 8 maneras de predicar con el ejemplo en el trabajo

Te asignan tareas especializadas

Si trabajas a menudo en el mismo tipo de cosas y tu jefe te asigna tareas inusuales o especializadas, eso demuestra que confían en ti para hacer cosas aunque no formen parte de tus funciones habituales. También demuestra que intentan desafiarte, o quizás ampliar los tipos de cosas para los que has sido formado.

Otros compañeros de trabajo comparten los cumplidos

Si tus compañeros de trabajo se dan cuenta de que le gustas a tu supervisor, eso puede ser una buena señal. Quizá hayan observado el aumento de tus responsabilidades o hayan mantenido conversaciones con tu jefe, y hayan decidido que es una interacción positiva a tu favor.

Comparten intereses similares

Si descubre que su supervisor comparte sus prioridades profesionales y algunos intereses fuera del trabajo, es probable que tenga un vínculo común con usted. En general, las personas disfrutan de la compañía de otras cuando pueden relacionarse con ciertos temas o pasatiempos, y esto es cierto también para los directivos. Si los dos valoráis el mismo tipo de cosas, es probable que le gustes a tu supervisor.

Te piden que ayudes a otros empleados

Si tu jefe te pide que ayudes a otros empleados, eso indica que te ve como un líder. La mayoría de los jefes pedirán a un empleado en el que puedan confiar y cuyos logros sean notables cuando necesiten a alguien que forme a otros empleados. Así que si tu supervisor te pide que ayudes a un compañero de trabajo, te ven como alguien en quien pueden confiar para compartir la información correcta y colaborar bien.

Proporcionan críticas constructivas

Si tu jefe ofrece consejos constructivos, es probable que valore tu ética de trabajo y quiera ayudarte a crecer como empleado. Un supervisor que ofrece comentarios claros y eficaces está demostrando que cree en ti y quiere darte los conocimientos que necesitas para tener éxito.

Relacionado: Preguntas y respuestas: Cómo manejar las críticas en el trabajo

Se informa a los empleados

Si tu jefe te controla de vez en cuando, pero no excesivamente, es probable que le guste interactuar contigo y quiera asegurarse de que estás bien. Probablemente lo hace para dejar claro que quiere apoyarte en tu trabajo.

Valoran tu opinión

Si tu supervisor te pide tu opinión sobre asuntos de trabajo, está demostrando que te ve como un colega valioso. También te da la oportunidad de influir positivamente en tu lugar de trabajo a través de tu opinión, lo cual es una gran manera de demostrar que puedes ser un líder.

No elogian en exceso su trabajo

Si tu jefe no te elogia por todo lo que haces, es probable que confíe en que no necesitas esa reafirmación porque tiene fe en que sabes lo que haces. Muchas veces, los jefes elogian mucho a los empleados que creen que necesitan más ayuda o más confianza, así que si tu jefe no te elogia en exceso, es probable que tu supervisor crea que sabes lo que haces.

15. Te dejan tomar decisiones

Si tu jefe te permite tomar decisiones a lo largo de tu jornada laboral, es probable que sienta que eres digno de confianza. También permite a tu supervisor ver cómo manejas el poder de tomar decisiones en el trabajo como prueba de lo buen líder que puedes ser.

Relacionadas: Métodos de toma de decisiones en el trabajo

Tus responsabilidades crecen

Si ves que tus responsabilidades aumentan a medida que pasa el tiempo, es probable que tu jefe te quiera y confíe en ti. Los jefes no suelen dar responsabilidades adicionales a los empleados con bajo rendimiento, sobre todo si no están seguros de que puedan asumirlas. Al darte más responsabilidades con el tiempo, tu supervisor te está diciendo que cree que puedes asumirlas.