5 Maneras de ser más paciente puede ayudar a su carrera (con consejos y técnicas)

La paciencia no es sólo una virtud, también es una valiosa habilidad que puede ayudarle a tener éxito en su carrera. Ser paciente puede ayudarte a establecer objetivos, colaborar más eficazmente con tus compañeros de trabajo y superar los obstáculos de tu carrera. En este artículo, veremos qué significa ser paciente, los beneficios profesionales de serlo y cómo desarrollar la paciencia en tu carrera.

¿Qué significa ser una persona paciente?

Una persona paciente puede enfrentarse a situaciones tediosas o incómodas sin perder el control de sus emociones ni rendirse en la derrota. Entienden que estas situaciones pasarán y pueden tolerar el tiempo entre la espera y el logro. Puede llevar años alcanzar sus objetivos profesionales, y una persona paciente se da cuenta de que ser proactivo y persistente le ayudará a tener éxito.

¿Cuáles son los beneficios profesionales de ser paciente?

La paciencia tiene un sinfín de beneficios, desde convertirte en un mejor jugador de equipo hasta tener más éxito en tu propia carrera. Es una habilidad muy valiosa que le reportará beneficios a lo largo de su carrera. Y la mejor noticia es que cuanto más practiques la paciencia, más fácil te resultará.

Estas son algunas de las formas en las que ser más paciente en general beneficiará a tu carrera:

  • Conseguir sus objetivos: Uno de los beneficios más importantes de la paciencia en tu carrera es que te permite alcanzar tus objetivos. Enfrentarse a los obstáculos y superarlos genera resistencia y confianza. Y la satisfacción que recibes al alcanzar cada objetivo te ayuda a mantener la motivación en tu carrera.

Relacionado: Cómo desarrollar su conjunto de habilidades para avanzar en su carrera

  • Aprender valiosas habilidades/lecciones: La paciencia te da la resistencia necesaria para aprender habilidades difíciles. El trabajo desafiante es gratificante cuando se tiene un método para abordarlo. La paciencia puede ayudarle a mantener la mentalidad positiva necesaria para mejorar.
  • Ayudar a los demás a alcanzar sus objetivos: La paciencia es un rasgo necesario para un mentor, profesor o líder. Cuando se es paciente con otras personas, se les deja espacio para aprender y crecer. El resultado es que los estudiantes, empleados y compañeros de trabajo son pacientes consigo mismos. Sus mejoras contribuyen a crear un entorno de trabajo saludable.
  • Fomentar la colaboración: Trabajar en equipo implica escuchar las ideas y sugerencias de los demás y respetar su flujo de trabajo. La paciencia hará que el trabajo con los demás sea mucho más agradable y fluido. La resolución de problemas se convierte en un proceso más eficiente cuando se trabaja bien en equipo.

Relacionado: 20 trabajos paralelos para generar ingresos adicionales

Cómo desarrollar la paciencia en su carrera

La paciencia no significa que nunca te sientas frustrado; significa que sabes cómo manejar la frustración y hacer concesiones. Evitas tomar decisiones basadas en el enfado o la frustración que sientes. Algunas personas son naturalmente más pacientes que otras, pero cualquiera puede desarrollar más paciencia.

Tenga en cuenta estos consejos para ser más paciente:

Reconozca sus desencadenantes

El primer paso para desarrollar más paciencia es reconocer cuándo algo le provoca. Cuando puedes señalar claramente un problema, es más fácil encontrar una solución. Cuando experimentas emociones fuertes, tu cuerpo reacciona a ellas. Notar estas reacciones puede ayudarte a identificar lo que te hace sentir impaciente. La familia, los amigos y los compañeros de confianza también pueden indicarte cuándo notan signos de impaciencia.

He aquí algunos signos físicos que puedes experimentar cuando se dispara tu impaciencia:

  • Ansiedad o nerviosismo
  • Respiración corta
  • Dientes o puños apretados
  • Tensión muscular
  • Apresurarse en las actividades
  • Enfado e irritabilidad
  • Tomar decisiones precipitadas

La técnica de los 5 porqués

Preguntarse a sí mismo “por qué” cinco veces puede ayudarle a llegar a la raíz de su irritación. Cuando reconozca que se está frustrando con una situación, tómese un momento para recuperarse a solas. Lleva una lista de las cosas que te desencadenan para ser más consciente de ellas y poder ser proactivo con el problema.

Para utilizar la técnica de los 5 porqués, sigue estos pasos:

  1. Identifica el problema: Determina el problema inmediato al que te enfrentas. A veces puede ser útil escribirlo.

  • Ejemplo: “Estoy frustrado con mi trabajo”

  1. Pregúntese su primer “por qué:” Pregúntate por qué te sientes así. Tu respuesta debe basarse en lo que realmente está sucediendo. Debe haber cosas concretas que pueda identificar.

  • Ejemplo:Estoy frustrado con mi trabajo porque al usuario final no le ha gustado el diseño

  1. Sigue con otros cuatro “porqués:” Es posible que tengas muchas razones por las que te sientas enfadado o ansioso. Para cada una de esas razones, pregúntese «por qué». Al final de una serie de «porqués», debería llegar a la raíz de su frustración. En ese momento podrá aplicar una solución productiva al problema.

  • Ejemplo: “Al usuario final no le gustaron los diseños y ahora’me preocupa perder la promoción que esperaba recibir”

Relacionado: Habilidades de resolución de problemas: Definiciones y ejemplos

Actúa con calma para sentirte tranquilo

Una de las formas en que su cuerpo responde a la ira, la ansiedad o la frustración es con tensión física. La tensión que sientes puede aumentar estos sentimientos en tu cuerpo, lo que resulta en un aumento de las emociones. Para revertir los efectos físicos de la frustración, libere la tensión en su cuerpo.

Prueba estos métodos para calmarte cuando te sientas tenso:

  • Respire hondo: Cuando su respiración se acorte, haga un esfuerzo consciente para inhalar y exhalar lenta y profundamente durante cuatro segundos cada vez. Esto reducirá su ritmo cardíaco y le permitirá volver a un estado de calma.
  • Acepta que estás frustrado: Cuando aceptes que estás frustrado, podrás trabajar en la gestión de tu frustración.
  • Mantén el nivel de voz: Una voz tranquila puede calmar a los demás en momentos de gran ansiedad, desescalando el problema.
  • Mantén tus pensamientos positivos: El pensamiento positivo le ayudará a mantener la paciencia y a centrarse en su objetivo.
  • Separarse: Si sientes que la ira aumenta, sepárate de la causa de la frustración y vuelve cuando te sientas más tranquilo.

Evaluar la situación

Determine si el asunto que pone a prueba su paciencia merece la pena por la emoción que provoca. En otras palabras, no hay que preocuparse por las cosas pequeñas. Ten en cuenta tus objetivos profesionales a largo plazo.

Cuando surgen obstáculos, buscan posibles soluciones. Los momentos de ansiedad pueden ser una señal de que su proyecto necesita más investigación, tiempo o recursos.

Cuando otra persona sea el detonante de su impaciencia, practique la escucha activa y la empatía. Escuchar sus preocupaciones mientras hablan y responder adecuadamente puede ayudar a aliviar las situaciones de tensión. Escuchar también puede ayudarte a ser más empático. Recordar tus objetivos y trabajar sistemáticamente para conseguirlos te ayudará a soportar cualquier presión externa.

Relacionado: ¿Por qué es importante la empatía en el trabajo?

Atender las necesidades básicas

Es difícil centrarse en nuestros objetivos más elevados cuando no se satisfacen nuestras necesidades básicas de seguridad y supervivencia. Cosas como alimentarse y dormir lo suficiente son necesarias para el funcionamiento óptimo del cerebro. Cuando tienes hambre o estás cansado, tu juicio se nubla. Así que si se siente inquieto o irritable en situaciones en las que normalmente se desenvuelve bien, pregúntese si ha cubierto sus necesidades básicas.

El estrés de perseguir objetivos a largo plazo puede impedirte realizar actividades agradables fuera del trabajo. Manténgase en el camino de sus objetivos consiguiendo un pasatiempo y apartándose del trabajo. Los intereses externos pueden revitalizar su pasión por alcanzar sus objetivos.

Desarrollar una mentalidad positiva de crecimiento

Una mentalidad de crecimiento es aquella en la que crees que tus habilidades pueden mejorar mediante el trabajo constante. A veces descubrirá que la solución a su problema requiere una nueva forma de pensar en lugar de algo que pueda tocar y ver. Una mentalidad de crecimiento da un impulso positivo a tu carrera porque reconoces que las habilidades, las relaciones y los conocimientos pueden mejorarse.

Estos son algunos consejos para desarrollar una mentalidad positiva de crecimiento:

  • Crear un plan estratégico y una declaración de visión personal que le ayude a mantenerse centrado en sus objetivos.
  • Repita afirmaciones positivas para animar a su subconsciente a generar más pensamientos positivos.
  • Aprenda a centrarse y a recompensarse por el trabajo duro, en lugar de por los resultados finales.
  • Considere todos los retos como oportunidades para aprender.
  • Reconocer que las imperfecciones no son indicaciones de capacidades.

Te recomendamos

Título de Especialista en Educación vs. Máster: ¿Cuál es la diferencia?

Crecimiento vs. Valor: Definiciones y diferencias

¿Qué es la consultoría de innovación? (Definición y habilidades)

5 tipos de clases de activos

¿Qué son los servicios de carrera y cómo pueden utilizarlos los estudiantes universitarios y los profesionales?

Guía para la observación cuantitativa (con ejemplos)