Sistemas de alta disponibilidad: Definición, importancia y principios

Un profesional de las tecnologías de la información (TI) configura, prueba y perfecciona los sistemas de alta disponibilidad para asegurarse de que la comunicación y la información siguen funcionando correctamente en situaciones importantes. Estos sistemas están operativos durante largos periodos de tiempo, por lo que si te interesa una carrera en TI o trabajar con una gran red informática, aprender más sobre estos sistemas podría ser beneficioso.

En este artículo, explicamos qué son los sistemas de alta disponibilidad, por qué son importantes, cómo funcionan y cómo se comparan con otros sistemas y métodos tecnológicos.

Cómo elegir una carrera de TI

¿Qué son los sistemas de alta disponibilidad?

Los profesionales de TI crean sistemas de alta disponibilidad para garantizar el funcionamiento continuo de la tecnología. Estos sistemas son sistemas tecnológicos fiables que no fallan durante un periodo de tiempo prolongado. El sistema informático tradicional, por ejemplo, puede sufrir cortes de energía o cambios repentinos en el tráfico del sitio web, que pueden provocar fallos. Un sistema de alta disponibilidad es un tipo de sistema especializado que trabaja para minimizar estos riesgos potenciales para que la red pueda funcionar sin problemas.

Relacionado: 15 empleos en sistemas de información

¿Por qué son importantes los sistemas de alta disponibilidad?

Los sistemas de alta disponibilidad son importantes en muchos sectores porque ayudan a garantizar el correcto funcionamiento de los sistemas durante un periodo continuado. La tecnología y las redes fallan de vez en cuando, por ejemplo, cuando hay un corte de luz o un error en el servidor. En algunos sectores, es esencial que la red siga funcionando en todo momento. Por ejemplo, en un entorno sanitario o en un coche de conducción autónoma, el sistema debe funcionar en todo momento para mantener la seguridad de las personas.

En otros sectores, un sistema de alta disponibilidad puede ayudar a mantener la información segura y protegida. Estos sistemas pueden ayudar a minimizar la posibilidad de que se produzca un error, y si ocurre un evento inesperado, como un corte de energía, pueden ayudar a minimizar el efecto que tiene. Por ejemplo, las empresas y los centros financieros pueden utilizar sistemas de alta disponibilidad para garantizar que los datos confidenciales permanezcan seguros en caso de que se produzca un error o un apagón en la red.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre las redes informáticas

¿Cómo funciona un sistema de alta disponibilidad?

Un sistema de alta disponibilidad funciona identificando los errores potenciales y trabajando para minimizar esos riesgos. Siempre hay algún riesgo de que un imprevisto haga que un sistema falle, pero los profesionales de la tecnología intentan minimizarlo al máximo cuando diseñan un sistema de alta disponibilidad. Su objetivo es alcanzar una precisión del 99,99%, también llamada cuatro nueves. Algunos estándares prefieren una precisión de cinco nueves, lo que significa que el sistema funciona correctamente el 99,999% de las veces.

Estos son los principios fundamentales de un sistema de alta disponibilidad:

Identificación de puntos únicos de fallo

Un punto único de fallo es un componente dentro de un sistema que es esencial para el funcionamiento. Si este componente deja de funcionar o tiene un error, todo el sistema fallaría. Al construir un sistema de alta disponibilidad, los profesionales de TI deben tener en cuenta estos componentes. Así, pueden considerar formas de prevenir fallos en este componente, y pueden preparar formas de reaccionar rápidamente en caso de que el sistema falle.

Construir cruces de confianza

En el campo de la informática, un cruce es algo que añade redundancia a un sistema, lo cual es una ventaja importante en un sistema de alta disponibilidad. Redundancia significa que hay un componente que puede realizar el mismo trabajo si otro componente tiene un error o se desconecta. Al incorporar cruces, las empresas pueden ayudar a minimizar los riesgos y garantizar la seguridad de la información y de las personas.

Por ejemplo, si la red de comunicaciones, las máquinas y los ordenadores de un hospital funcionan con una red eléctrica, la conexión eléctrica es un único punto de fallo. Si se produjera una gran tormenta, podría producirse un apagón que afectaría a todo el edificio. Para prepararse para esta posibilidad, la empresa puede añadir un generador de energía para garantizar que los componentes más esenciales sigan funcionando. Este generador puede realizar algunas de las mismas funciones que la red eléctrica original, lo que lo convierte en un cruce beneficioso y fiable.

Hacer que los errores y los fallos sean perceptibles

Cuando un componente de un sistema de alta disponibilidad experimenta un error, este fallo debe ser fácil de notar. Por ejemplo, cuando un servidor se cae, un sistema de alta disponibilidad debe identificarlo inmediatamente. Los profesionales de TI pueden diseñar sistemas para que la red identifique y corrija automáticamente los fallos de los componentes individuales. Esto puede ayudar a garantizar que los sistemas sigan funcionando durante un periodo de tiempo continuado.

Utilizar una estructura de grupos

Una estructura de clústeres es una parte importante de un sistema de alta disponibilidad. Todos los componentes esenciales deben tener clústeres, que es cuando varios ordenadores o servidores realizan la misma función. También utilizan un equilibrador de carga, que puede ayudar a mantener el funcionamiento de los componentes. De este modo, si hay grandes aumentos de datos o tráfico de clientes, el sistema puede equilibrar las cantidades entre los servidores. Para ello, los profesionales suelen construir sistemas que se apoyan en estructuras físicas de hardware y software. Esta combinación puede ayudar a mejorar la precisión y reducir los posibles fallos.

Relacionado: Ingeniería de hardware frente a ingeniería de software

Alta disponibilidad frente a recuperación de desastres

A la hora de planificar un sistema tecnológico, existen diferentes tipos de estrategias que se pueden utilizar. Es importante conocerlas y saber en qué se diferencian para asegurarse de que elige el sistema adecuado para sus necesidades o los objetivos de sus clientes.

La recuperación de desastres es un plan que las empresas pueden crear para prepararse para eventos extremos, como una pérdida de energía regional. Un plan de recuperación de desastres suele centrarse en los grandes acontecimientos que provocan fallos totales del sistema. Un sistema de alta disponibilidad también planifica los fallos, pero a un nivel más pequeño. La alta disponibilidad incluye también medidas preventivas, diseñadas para minimizar los fallos, mientras que una recuperación de desastres se centra principalmente en cómo proceder después de que se produzca un evento. Dependiendo de las necesidades de su cliente o empresa, puede utilizar un sistema de alta disponibilidad a diario y planificar la recuperación de desastres en caso de que se produzca un imprevisto extremo.

Alta disponibilidad frente a tolerancia a fallos

La planificación de la alta disponibilidad es similar a la tolerancia a fallos en muchos aspectos, pero requieren herramientas diferentes. Los profesionales de TI diseñan estos sistemas para aumentar la redundancia y minimizar los fallos en un sistema. La tolerancia a fallos funciona únicamente a través del hardware, mientras que la alta disponibilidad utiliza una combinación de hardware y software.

Para implementar la tolerancia a fallos en un sistema, los profesionales de TI utilizan equipos especializados que copian cada paso del sistema actual. Por ejemplo, duplican todos los servidores, aplicaciones y datos para ayudar a reducir los fallos. Este sistema facilita el almacenamiento de los datos de forma segura, pero si hay un error en una parte específica del servidor, también podría duplicar el error, lo que podría causar un fallo. Los sistemas de alta disponibilidad utilizan una serie de estrategias y clusters para intentar minimizar aún más este riesgo.