7 tareas y deberes de contabilidad

Los contables suelen tener las mismas funciones generales, pero sus tareas específicas varían en función de su cargo. Saber qué hacen estas personas puede ayudarte a decidir si ser contable es la carrera adecuada para ti.

En este artículo, definimos el papel de un contable, enumeramos los distintos tipos de contable, explicamos las tareas y deberes de un contable y su entorno de trabajo y te proporcionamos los pasos para conseguir un trabajo en contabilidad.

¿Qué es un contable?

Un contable presta servicios de contabilidad, como llevar los libros de los clientes y gestionar sus registros financieros. Algunos trabajan para empresas de contabilidad o departamentos internos, mientras que otros tienen sus propias empresas.

Relacionado: Relacionado: Aprenda a ser contable

Tipos de contables

El campo de la contabilidad ofrece muchas trayectorias profesionales entre las que elegir. Conocer tus opciones en esta industria puede ayudarte a reducir tu búsqueda de empleo y a cumplir con las calificaciones específicas del trabajo. Estos son los distintos tipos de contables:

Auditor

Los auditores se aseguran de que las organizaciones tienen una cuenta exacta de su información financiera. Para asegurarse de que la empresa cumple la normativa financiera, revisan los estados financieros, los sistemas de contabilidad, los libros y los distintos registros fiscales. Utilizando sus conocimientos financieros, asesoran a las empresas que se enfrentan a problemas financieros para ayudarles a resolverlos o evitar que se repitan en el futuro.

Relacionado con lo anterior: Aprender a ser auditor

Asesor financiero

Los asesores financieros prestan servicios de planificación financiera e inversión al público en general y a diversas organizaciones. Se reúnen con los clientes para hablar de sus finanzas, crear planes que les ayuden a mejorar sus objetivos financieros y hacer las modificaciones necesarias en sus planes.

Contable de inversiones

A diferencia de la mayoría de los contables, los contables de inversiones trabajan fuera del ámbito fiscal. Los contables de inversiones suelen trabajar con una empresa de corretaje de inversiones o una empresa de gestión de activos. Aunque conocen los fundamentos de la contabilidad, también conocen las oportunidades de inversión de la organización. Los contables de inversiones también se aseguran de que su organización cumpla con la normativa estatal y federal. Además, trabajan con sus organizaciones para ayudarlas a mejorar su estrategia financiera.

Contable público

Los contables públicos pueden trabajar para el público en general, las empresas o los gobiernos. Desempeñan una amplia gama de responsabilidades contables, entre las que se incluyen tareas de fiscalización, auditoría y consultoría.

Contabilidad por proyectos

Los contables de proyectos son contratados para trabajar en proyectos contables específicos. Trabajando a largo plazo o por contrato, supervisan todo lo que tiene que ver con el proyecto de su cliente. Por ejemplo, pueden preparar facturas, aprobar gastos y planificar el presupuesto del proyecto.

Contable de costes

Al igual que los contables de proyectos, los contables de costes ayudan a cumplir con la eficiencia de costes. Los contables de costes suelen ser contratados por organizaciones que buscan gestionar la rentabilidad de sus suministros y sus distintos presupuestos. Algunas de sus funciones son analizar el coste de la mano de obra, los materiales y la producción. Su análisis les permite identificar las áreas que necesitan una mayor eficiencia.

Contable gubernamental

Los contables gubernamentales trabajan para instituciones gubernamentales como el Servicio de Impuestos Internos. Mantienen y analizan los registros gubernamentales y auditan a las empresas privadas y a los particulares cuyas actividades pueden no cumplir la normativa gubernamental o los impuestos.

Contable forense

Los contables forenses revisan los registros financieros para identificar errores, fraudes u omisiones. Los contables forenses también se aseguran de que estos registros cumplan las leyes estatales y federales. Pueden trabajar para sí mismos, para una empresa especializada en contabilidad forense, para la administración pública o en el ámbito jurídico. Gracias a sus conocimientos financieros, los contables forenses suelen actuar como testigos en los litigios.

Contable de gestión

Los contables de gestión analizan la salud financiera de una empresa y determinan cómo puede afectar a la organización en su conjunto. Sobre la base de su análisis, pueden asesorar a los empleados de nivel ejecutivo de una empresa sobre cómo mejorar la situación financiera de la organización. Algunos contables de gestión se encargan de otras tareas financieras, como la elaboración de presupuestos, la gestión de riesgos y el análisis de beneficios. Normalmente, los contables de gestión comienzan como contables de costes o auditores internos junior.

Relacionado: 16 trabajos de contabilidad bien pagados

Tareas y funciones contables

Los contables realizan una gran variedad de tareas en función de su empleador, de las necesidades de sus clientes y de la época del año. Entender sus funciones habituales puede ayudarte a determinar si quieres seguir una carrera contable o no. Estas son algunas de las principales tareas que realiza un contable:

Documentar las transacciones financieras

Los contables controlan y documentan las transacciones financieras de sus clientes o empresas durante un periodo determinado. Recopilan información para preparar los asientos en el libro mayor de la empresa.

Resolver discrepancias

Cuando los contables revisan los documentos financieros de su cliente o empresa, también resuelven las discrepancias o irregularidades que encuentran. Esto implica conciliar informes, extractos o diversas transacciones que se han documentado.

Controlar la eficacia de los procedimientos y programas contables

Además de analizar los documentos financieros, los contables también revisan los programas informáticos de contabilidad y los procedimientos de control contable para garantizar su eficacia continua. También se aseguran de que estos programas y procedimientos cumplen la normativa estatal y federal vigente.

Asesorar a las empresas sobre problemas financieros

Los contables suelen hacer recomendaciones a las empresas sobre sus recursos, procedimientos y problemas financieros. Sus recomendaciones aportan soluciones a estos problemas financieros para hacer frente a las costosas preocupaciones o problemas financieros.

Preparar y revisar facturas

Algunos contables preparan y revisan las facturas de sus clientes o proveedores. Esto suele implicar la conciliación de las nóminas, la verificación de los pedidos y los contratos y el cobro de las cuentas por cobrar. Los contables de nivel superior también pueden elaborar presupuestos de la empresa y crear modelos financieros que les ayuden a tomar decisiones financieras estratégicas.

Preparar el estado financiero de fin de año de una empresa

Si una empresa sigue un año contable natural, los contables pueden preparar y analizar sus estados financieros de fin de año, como el balance, el estado de flujo de caja y la cuenta de resultados. Esto les permite conocer mejor la salud financiera de la empresa. Por ejemplo, mientras que el estado de flujo de caja permite a los contables revisar el dinero que entra y sale de una empresa, la cuenta de resultados les permite determinar cuánto ha ganado una empresa en un año determinado.

Presentar la declaración de la renta anual de la empresa

Dependiendo del negocio, un contable puede tener que presentar su declaración de impuestos en marzo o abril. Dado que la empresa suele pagar los impuestos del negocio cada trimestre, su declaración de impuestos anual tiene fines informativos y cubre cualquier impuesto que la empresa no haya pagado a lo largo del año.

Entorno de trabajo de los contables

Los contables trabajan en una variedad de entornos dependiendo de su empleador. Mientras que algunos trabajan en oficinas, otros lo hacen desde sus propios hogares. Además, pueden trabajar para una gran empresa o para una pequeña. Los contables también pueden desplazarse al lugar de trabajo de su cliente para mantener reuniones.

Cómo conseguir un trabajo en contabilidad

Si está interesado en convertirse en contable, necesita las cualificaciones adecuadas. Desde tu formación académica hasta tu experiencia profesional, cumplir los requisitos para un trabajo de contable aumenta tus posibilidades de ser contratado. Sigue estos pasos para conseguir un trabajo en contabilidad:

1. 2. Obtener un título

Obtén un título que te ayude a prepararte para una carrera en contabilidad. Mientras que un Grado Asociado en Contabilidad te prepara para un puesto de nivel inicial, un Grado en Contabilidad te proporciona una base mayor y te ayuda a prepararte para obtener un grado avanzado, como un máster, si así lo decides.

2. Conseguir la certificación

Obtenga su certificación para aumentar sus perspectivas. Los contables públicos certificados, en particular, obtienen la licencia de la junta de contabilidad de su estado. La junta administra un examen nacional y establece sus requisitos para la certificación de contable. Para obtener la certificación, asegúrate de que cumples los requisitos de tu estado. Tenga en cuenta que la mayoría de los estados le exigen que realice cursos de formación continua para mantener su certificación.

3. Considerar la posibilidad de obtener un título superior

Para avanzar en su carrera, considere la posibilidad de obtener un título avanzado, como un máster. Obtener un título avanzado a menudo te ayuda a cumplir con los requisitos de trabajo para los puestos de supervisión o dirección en el campo de la contabilidad. También tienes la opción de abrir tu propia empresa