Técnicas de coaching: Qué son y cómo utilizarlas en el trabajo

El coaching se utiliza con frecuencia en diversas profesiones y ocupaciones, desde los directivos que educan a sus empleados hasta los coaches de vida que ayudan a sus clientes. En el lugar de trabajo, el coaching puede ayudar a otras personas a adquirir los conocimientos necesarios para realizar nuevos trabajos, mejorar sus capacidades y alcanzar objetivos personales o profesionales. Entender cómo utilizar los distintos métodos de coaching puede ayudarle a orientar, educar y motivar mejor a los demás.

En este artículo, explicamos qué son las técnicas de coaching, repasamos las aplicaciones de las técnicas de coaching y describimos cómo utilizar las técnicas de coaching en el lugar de trabajo.

¿Qué es una técnica de coaching?

Un coach enseña a sus clientes, a los miembros de su equipo y a sus alumnos a adquirir nuevas habilidades y a alcanzar objetivos utilizando una serie de estrategias y técnicas de aprendizaje. Las técnicas de coaching que motivan a los alumnos a aprender y crecer tienen éxito porque generan confianza, fomentan la comunicación abierta y animan a los alumnos a aprender. Puedes ofrecer a los demás una perspectiva externa, para ayudarles a mejorar sus vidas, utilizando técnicas de coaching en tu campo. Las estrategias de coaching que utilices pueden depender de tu trabajo y de los estilos de aprendizaje de tus alumnos.

Relacionado: Las mejores formas de entrenar a un empleado en el lugar de trabajo

¿Qué carreras utilizan técnicas de coaching?

Las personas suelen utilizar las técnicas de coaching en los siguientes campos profesionales:

Coaching de carrera

Los coaches de carrera ayudan a las personas a identificar sus objetivos profesionales y a tomar las mejores decisiones de carrera para su estilo de vida. Un coach de carrera puede ayudar a los clientes a determinar qué trayectoria profesional elegir, desarrollar un plan para avanzar en su campo, aplicar sus habilidades a un nuevo campo o hacer crecer sus competencias profesionales. Como preparador profesional, también puede ayudar a sus clientes a aprender más sobre su sector, a desarrollar su confianza personal y a encontrar oportunidades de establecer contactos.

Coaching personal o de vida

Los coaches de vida o entrenadores personales ayudan a las personas a aclarar sus prioridades y objetivos personales, a desarrollar su autoconciencia y a mejorar sus habilidades vitales, como la comunicación, la gestión del estrés y la inteligencia emocional. Las personas trabajan con los coaches de vida para conocer su estilo de vida ideal y adquirir la capacidad de tomar las mejores decisiones para una vida plena. Los coaches de vida pueden ayudar en casi cualquier tema, como las finanzas personales, las relaciones, la atención plena y las aficiones.

Coaching empresarial

Un coach empresarial asiste y orienta a los empresarios en la gestión de una empresa ayudándoles a aclarar la misión y la visión de su empresa y cómo encaja con sus objetivos personales. Los coaches empresariales pueden centrarse en el rendimiento de una empresa, la estructura de la organización y el comportamiento de los líderes empresariales. Como coach empresarial, puede trabajar para conectar a los clientes con recursos de desarrollo profesional y analizar la información empresarial para identificar tendencias y patrones.

El coaching de rendimiento

Un coach de rendimiento ayuda a los empleados a comprender mejor los requisitos de sus puestos de trabajo, las competencias que necesitan para cumplir esos requisitos, los problemas en su rendimiento laboral actual y las oportunidades para mejorar el rendimiento. Trabajan estrechamente con los empleados, sus supervisores y otras personas en el lugar de trabajo para ayudarles a mejorar el rendimiento laboral y desarrollar con planes de desarrollo profesional. Los coaches de rendimiento pueden trabajar con los empleados en planes de mejora del rendimiento o con empleados con éxito que quieren desarrollarse en nuevas oportunidades.

Relacionado: Plan de mejora continua en el lugar de trabajo: Definiciones, técnicas y ejemplos

Coaching de sucesión

Los coaches de sucesión ayudan a las empresas a evaluar a los posibles candidatos a puestos de alta dirección y a preparar a esos candidatos para la transición a nuevas funciones. Como coach de sucesión, puede trabajar con la persona que actualmente desempeña un puesto de alta dirección para conocer sus estrategias y mejores prácticas, y luego colaborar con su sucesor para ayudarle en la transición de conocimientos. Los coaches de sucesión identifican las competencias que un candidato necesita mejorar para cumplir las expectativas en un nuevo papel, y luego crean un plan para desarrollar esas habilidades.

Cómo utilizar las técnicas de coaching

Utilice estos pasos como guía para aplicar las técnicas de coaching en su función y entrenar eficazmente a los clientes o miembros del equipo:

1. Establezca objetivos SMART

Utiliza la técnica de fijación de objetivos SMART para establecer directrices claras sobre cómo quieres que se desarrollen tus relaciones de coaching. Cuando se entrena a otras personas en un entorno profesional, escribir los objetivos SMART puede ayudarle tanto a usted como a la persona a la que entrena a determinar la mejor manera de progresar. SMART es un acrónimo que significa específico, medible, alcanzable, relevante y basado en el tiempo. Los pasos del marco SMART contribuyen a la consecución de objetivos de coaching claros que puedes seguir y evaluar fácilmente. Para establecer metas SMART, escriba objetivos que cumplan estas especificaciones:

  • Específicas: Las metas de coaching sólidas son específicas y tienen un alcance limitado, proporcionando un objetivo claro que alcanzar. Haga una lluvia de ideas con el miembro de su equipo o cliente para determinar sus principales prioridades de mejora personal, y luego considere los pasos para alcanzar cada objetivo.

  • Medible: Considere cómo medir el progreso de cada objetivo. Disponer de una forma sencilla de seguir la evolución del coachee puede facilitarle la tarea de dar un feedback de calidad y ajustar sus técnicas de coaching a sus necesidades.

  • Alcanzable: Establezca expectativas razonables con su coachee para asegurarse de que puede alcanzar el resultado deseado. Considere la posibilidad de dividir los objetivos grandes en pasos más pequeños, y luego concéntrese en lograr cada paso antes de pasar al siguiente.

  • Relevante: Elija objetivos de coaching que estén directamente relacionados con las necesidades del cliente o del empleado. Es importante que el coachee entienda cómo estas acciones pueden ayudarle a resolver problemas y cómo el éxito puede ayudarle a desarrollarse o mejorar.

  • Conducir en el tiempo: Colabore con su coachee para elegir un plazo razonable para alcanzar cada objetivo de coaching. Tener un objetivo con un plazo determinado puede motivarles a trabajar en sus habilidades de forma independiente.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

2. Haga preguntas orientativas

Conozca el tipo de técnicas de coaching que debe utilizar y anime a su coachee a reflexionar sobre sí mismo haciéndole preguntas orientativas abiertas. Las preguntas reflexivas y específicas pueden ayudarle a obtener respuestas detalladas del cliente o del miembro del equipo, lo que puede fomentar conversaciones de coaching productivas. Hacer preguntas y dar al coachee la oportunidad de llegar a sus propias conclusiones también puede capacitarlo para ser más independiente y exitoso. Piensa en lo que necesitas saber sobre el coachee para proporcionarle una orientación y un consejo personalizados, y luego hazle preguntas que le animen a reflexionar sobre las áreas de mejora o las barreras al éxito.

3. Adopta un enfoque positivo

Mantenga una actitud positiva cuando interactúe con su cliente o miembro del equipo y sea optimista sobre su capacidad para superar los retos. Independientemente de las técnicas de coaching que utilices, tener una perspectiva positiva puede ayudarte a ser una fuente de ánimo y motivación. Si tu coachee tiene dificultades con uno de sus objetivos de coaching, pídele que identifique las oportunidades de crecimiento y céntrate en el crecimiento personal que supone superar una situación difícil. Proporciona afirmaciones positivas cuando hagan progresos y apoyo emocional durante los contratiempos.

Relacionado: La importancia del feedback positivo y cómo darlo a los demás

4. Apoyar la confianza personal

Como coach, una de tus funciones es ayudar a los demás a ganar confianza para trabajar y desarrollarse de forma independiente. Para que tus técnicas de coaching sean eficaces, deben capacitar y animar a los demás. Para crear una relación de coaching sólida, demuestre su interés por sus ideas y objetivos. Motívelos a compartir con usted sus ideas, preocupaciones o perspectivas, a ser proactivos en su propio papel y a buscar oportunidades de crecimiento que supongan un reto para sus habilidades.

5. Mostrar empatía

Cuando se hace coaching a otras personas para mejorar el compromiso y el rendimiento, empatizar con su punto de vista puede ayudar a seleccionar las técnicas de coaching más efectivas a utilizar. Cada persona tiene personalidades, preferencias y motivaciones diferentes, así que considera su posición única para obtener información sobre cómo ayudarles a avanzar en sus capacidades. Utilizando la empatía, puedes personalizar tu enfoque de coaching para alinearlo con el estilo de trabajo del coachee y encontrar objetivos compartidos. También puede crear un fuerte vínculo profesional mostrando su inversión personal en su felicidad y éxito.

6. Establezca las expectativas para cada sesión de coaching

Para asegurarse de que las conversaciones de coaching produzcan cambios y resultados positivos, identifique y esboce los siguientes pasos para cada sesión. Describa las mejoras que desea ver y comparta sugerencias sobre las acciones que pueden llevar a cabo para lograr esos resultados. Colabore para desarrollar expectativas razonables que tengan en cuenta su carga de trabajo y la complejidad de las mejoras o cambios que deben realizar. Considere la posibilidad de enviar un correo electrónico de resumen después de la sesión para que tengan un documento al que referirse cuando necesiten orientación o recordatorios adicionales.

7. Buscar momentos de enseñanza

Observa el comportamiento de tu coachee y analiza las interacciones para encontrar momentos de enseñanza e identificar nuevas áreas de mejora. Prestando atención a cómo se comporta la otra persona, podrá aportar ideas y sugerencias relevantes Si un empleado le hace una pregunta sobre un protocolo o proceso, aproveche esta oportunidad para enseñarle cosas nuevas. Si está ocupado en ese momento, programe un tiempo con ellos para discutirlo. También puede programar una reunión semanal individual con cada empleado para poder responder a sus preguntas o inquietudes con regularidad. Si quieres mejorar el rendimiento de los empleados a través del coaching, dales prioridad cada semana.

8. Seguimiento de los planes

Hacer un seguimiento periódico te permite discutir lo que ha ido bien, lo que ha funcionado y lo que no, y lo que deberían mejorar. Puedes fijar una fecha para hacer el seguimiento cuando se cumplan los plazos de los objetivos SMART y se elabore el plan de acción. Si un empleado necesita mejorar, haz un seguimiento periódico de sus progresos antes de la fecha límite y de la reunión de seguimiento. Esto puede ayudarte a determinar cualquier problema que estén experimentando y a abordarlo inmediatamente. También puede aprovechar ese momento para reconocer las mejoras o los progresos que ya han realizado.

9. Invierta en su propio desarrollo

Trabaje para mejorar sus propias competencias y habilidades para asesorar mejor a sus clientes o a los miembros de su equipo. Desarrollar una experiencia en el área que entrena puede ayudarle a mejorar sus estrategias de coaching y a proporcionar orientación relevante a los demás. Considere la posibilidad de buscar su propio mentor profesional para experimentar el otro lado de una relación de coaching y obtener consejos prácticos sobre cómo ser un mejor coach. Pida opiniones a las personas a las que entrena para conocer los cambios que les gustaría ver en su relación de coaching e identifique formas de servirles mejor.