6 Técnicas de PNL para reuniones y entrevistas

En un mercado laboral competitivo, es importante que te promociones bien. Su currículum y sus referencias pueden ser buenos, pero es su actuación frente a otras personas lo que a menudo marca la diferencia. Los psicólogos han desarrollado varios conjuntos de habilidades para ayudar a las personas a tener éxito en situaciones individuales, como entrevistas o reuniones, y la PNL es uno de esos conjuntos de habilidades.

En este artículo, exploraremos qué son las técnicas de PNL, discutiremos por qué deberías usarlas y describiremos seis de las técnicas más efectivas.

Cómo organizar y dirigir una reunión de trabajo eficaz

¿Qué son las técnicas de PNL?

Las técnicas de programación neurolingüística (PNL) son herramientas psicológicas diseñadas para ayudar a las personas a cambiar sus patrones de pensamiento de forma constructiva. Se basan en la idea de que su experiencia de la realidad está filtrada por sus experiencias, valores, sentimientos y creencias. Al entender cómo interpretas la realidad, puedes tomar el control de tus percepciones y cambiar tu forma de ver y responder a las personas y situaciones.

¿Por qué debería utilizar las técnicas de PNL?

Las técnicas de PNL pueden darte confianza y ayudarte a proyectar una impresión positiva de ti mismo. Puede utilizar estas técnicas para crear una sensación de conexión con la persona a la que se dirige y mejorar su capacidad de persuasión. Estas habilidades son importantes en situaciones como las entrevistas de trabajo o la discusión de su rendimiento laboral con su jefe.

También pueden ayudarte a cambiar tu actitud hacia el trabajo, dándote una visión más positiva o más confianza en tus capacidades. También puedes utilizar las técnicas de PNL para mejorar tu forma de relacionarte con tus compañeros de trabajo, creando un entorno laboral más productivo y agradable.

6 técnicas de PNL

Estas son seis técnicas de PNL que puede utilizar para ayudarle a gestionar las entrevistas y otras situaciones interpersonales:

1. Anclaje

El anclaje es una técnica mediante la cual asocias un sentimiento o una emoción con un acto físico. Una vez creada esa asociación, siempre que necesites reproducir esos sentimientos o esa emoción, realizas la acción asociada. Puedes utilizar el anclaje en situaciones en las que, por ejemplo, necesites sustituir los sentimientos de estrés o ansiedad por un estado de ánimo tranquilo y relajado. Otro uso posible es aligerar tu estado de ánimo si te sientes triste o deprimido.

Crear la asociación entre un sentimiento o emoción y una acción física:

  • Decida qué sensación quiere poder reproducir.
  • Elija una acción que desee utilizar para desencadenar ese sentimiento. Tiene que ser algo que se haga a sí mismo, como tirar del lóbulo de la oreja, apretar un dedo o tocarse los nudillos.
  • Piensa en un momento en el que tuviste la sensación que quieres reproducir. Debe ser un momento en el que hayas sentido esa emoción con mucha fuerza. El recuerdo debe ser vívido para que el anclaje funcione.
  • Realice la acción sobre sí mismo cuando empiece a sentir la emoción y deténgase cuando el sentimiento empiece a remitir.
  • Repite esto cinco veces para anclar la acción con la emoción. Puede aumentar la intensidad del sentimiento utilizando diferentes recuerdos que sean igual de fuertes o más fuertes cada vez.

2. Disociación

La técnica de disociación puede ayudarte a gestionar los sentimientos negativos que surgen en determinadas situaciones. Le permite analizar esos sentimientos de forma objetiva y ver la situación desde un punto de vista analítico y no emocional. Por ejemplo, si las entrevistas le producen ansiedad, puede utilizar la disociación para ayudarle a separar sus sentimientos de ansiedad del entorno de la entrevista, lo que le permitirá sentirse más relajado.

Practicar la disociación:

  • Elija una situación que le provoque un sentimiento negativo.
  • Recuerde un momento en el que haya estado en esa situación.
  • Imagínate a ti mismo flotando fuera de tu cuerpo y viendo ese recuerdo desde la distancia, quizás en una pantalla de televisión o de cine.
  • Para intensificar el efecto, puede imaginarse a sí mismo flotando fuera de su cuerpo desprendido observando toda la escena. Repita esta operación para que la escena original se reduzca gradualmente.

3. Reencuadre

El reencuadre consiste en tomar una situación negativa y cambiar la forma de verla para poder ver los aspectos positivos de esa situación. Hay dos formas de reencuadre: reencuadre de contenido y reencuadre de contexto. El replanteamiento del contenido consiste en observar el fondo de la situación y tratar de verla desde una perspectiva diferente. Por ejemplo, si tu jefe te reduce las horas de trabajo, en lugar de centrarte en la pérdida de tiempo y dinero puedes considerar la cantidad de tiempo que ahora tienes para pasar con la familia o para buscar un trabajo mejor.

El reencuadre del contexto consiste en ver una situación potencialmente negativa en un contexto diferente que muestra sus beneficios. Esto le ayuda a ver cómo algo que parece negativo puede ser positivo en otras circunstancias. Por ejemplo, puedes tener la tendencia a ver sólo los posibles problemas de las cosas. En tus relaciones personales eso puede no ser positivo. Sin embargo, en el contexto de la resolución de un problema o de la prueba de productos e ideas, esa característica puede ser muy beneficiosa para una empresa.

4. Rapport

El rapport es una forma de crear una conexión entre usted y la persona con la que está hablando. Utilizada sutilmente y con habilidad, esta técnica puede ayudarte a generar sentimientos positivos hacia ti en otra persona. Puedes utilizar el rapport en una entrevista de trabajo o cuando tengas una conversación difícil con tu jefe o un compañero de trabajo.

La idea que subyace a la compenetración, o mirroring, es que las personas tienden naturalmente a querer a las personas que son similares a ellas. Para utilizar el rapport, primero hay que prestar mucha atención a la forma de hablar de la otra persona. Observa la forma en que mueve la cabeza, el lenguaje corporal o los gestos que utiliza y las frases que parece preferir. A continuación, emplea estos mismos movimientos, gestos y frases durante la conversación. Si eres discreto con tu reflejo, puedes crear un vínculo entre tú y la otra persona que puede ayudarla a sentirse más relajada contigo.

Relacionado: Cómo superar una entrevista de trabajo

5. Interrupción de patrones

La interrupción de patrones puede utilizarse en una variedad de situaciones, como romper hábitos poco saludables, desescalar situaciones tensas o captar la atención de alguien en una llamada de ventas. La técnica se basa en la idea de que todo lo que haces habitualmente lo inicia tu mente consciente, pero luego tu mente inconsciente toma el relevo para completar las acciones. Si usted interrumpe su inconsciente, éste pierde el control dejándole abierto a la sugestión. Este es el punto en el que puedes alterar el patrón. El resultado puede ser tan simple como obligar a alguien a prestarte atención o tan dramático como cambiar tu comportamiento.

Utilizar la interrupción del patrón:

  • Observe un patrón, ya sea la forma en que los clientes responden a su argumento de venta o un hábito suyo que le gustaría cambiar.
  • En algún momento de la acción habitual, realice un cambio drástico. Por ejemplo, podría hacer una pregunta inesperada a su cliente, o realizar alguna acción que no esté relacionada con el comportamiento que está tratando de alterar.
  • Repite esto cada vez que notes el patrón.

Relacionadas: 5. Los mejores momentos para hacer llamadas en frío: Cómo aumentar su tasa de éxito en las ventas

6. Cambio de creencias

Puedes utilizar la técnica de cambio de creencias para ayudarte a cambiar una creencia negativa y limitante por una creencia positiva y potenciadora. Las creencias limitantes son aquellas que le impiden hacer algo que le gustaría hacer. Por ejemplo, puede creer que nunca tendrá éxito en su trabajo. Esta creencia puede impedirle pedir ascensos o presentarse como voluntario para proyectos que podrían hacer avanzar su carrera.

Hay un par de maneras de intentar cambiar una creencia limitante. Una de ellas es cuestionar las presuposiciones, o suposiciones subyacentes, que hace sobre esa creencia. Utilizando el ejemplo anterior, una de las suposiciones que estás haciendo es que conoces el futuro, por lo que puedes estar seguro de que nunca tendrás éxito. Como sabe que esto no es cierto, puede utilizar ese hecho para socavar su confianza en su creencia limitante.

Otro método consiste en utilizar la visualización para disminuir el poder de su creencia limitante y aumentar el poder de una creencia positiva que preferiría mantener:

  • En primer lugar, piensa en una creencia que todavía no tengas pero que te gustaría tener, como por ejemplo: «Puedo tener éxito en mi trabajo»;
  • A continuación, piense en una creencia que sepa con certeza que es cierta, como «Mi café está mojado»
  • A continuación, piense en una creencia que no le importe si es verdadera o falsa, quizás algo que haya leído o escuchado en las noticias.
  • Medita sobre cada creencia e imagina una imagen, un sonido o un sentimiento que vaya con cada una de ellas. Presta atención al tamaño de la imagen, al volumen del ruido o a la intensidad del sentimiento.
  • Asocia la creencia que quieres mantener con la imagen, el sonido o la sensación que acompaña a una creencia que no te importa.
  • Traslade rápidamente esa creencia a la imagen, el sonido o la sensación que va con la creencia que sabe que es verdadera. Esto puede reforzar tu convicción sobre esa creencia que quieres mantener.