Tengo una idea de negocio»: Cómo empezar

Tener una idea de negocio puede ser emocionante para muchas personas que quieren compartir sus conceptos con un público más amplio. Tanto si trabajas para una empresa y quieres ayudarla a ampliar los productos o servicios que ofrece como si esperas crear tu propia empresa, es importante tener una idea de negocio clara. Entender cómo pasar a la acción tras darte cuenta de que tienes un concepto de negocio puede ayudarte a llevar tus ideas a buen puerto.

En este artículo, explicamos qué es una idea de negocio, compartimos una lista de pasos a seguir una vez que hayas desarrollado una idea de negocio y describimos algunas habilidades que puedes necesitar como nuevo empresario.

¿Qué es una idea de negocio?

Una idea de negocio es un concepto que se te ocurre para proporcionar ofertas, como productos o servicios, a una base de clientes. El objetivo de la mayoría de las ideas de negocio es formar una empresa que obtenga beneficios, conecte con un público objetivo y pueda ofrecer una solución única a las necesidades de un cliente. Una idea de negocio es el primer paso hacia la formación de un negocio oficial que siga creciendo en éxito.

Cómo empezar con su idea de negocio

Si tiene una idea de negocio, considere los siguientes pasos:

1. Escribe tu idea de negocio

Piensa en todos los detalles posibles y escríbelos para poder seguir formulando tu idea. Es imprescindible que organices tus pensamientos para que puedas pensar en las implicaciones y otros factores que tendrás que considerar. Además, cuantos más detalles tenga, más preparado estará para cuando tenga que ponerse en contacto con los inversores, conseguir un socio o pedir un préstamo a un prestamista.

Un resumen del negocio puede ser todo lo que necesite para empezar, y puede incluir lo que va a vender, los problemas que va a resolver para los clientes, los objetivos del negocio y otros detalles operativos que le resultarán útiles para consultarlos cuando los necesite.

Lee más: 40 grandes ideas de negocio que puedes empezar hoy mismo

2. Analiza a la competencia

Es crucial que analices la competencia de tu sector y los productos y servicios que ofreces a los clientes. Vea cómo comercializan sus ofertas los competidores, lea las reseñas para comprobar el grado de satisfacción de los clientes, comprenda las ventajas de sus productos y, tal vez, considere la posibilidad de ponerse en contacto con un competidor al que admire para ver si quiere colaborar en su idea de negocio. Al conocer mejor a sus competidores, debería estar en mejor posición para crear estrategias de crecimiento que funcionen.

Lee más: ¿Qué es un análisis de la competencia?

Encuentra tu propuesta de valor única

Tu propuesta de valor única (UVP) es lo que te diferencia de la competencia. Es probable que haya empresas competidoras que ofrezcan productos o servicios similares, o que al menos parezcan similares al público objetivo que usted comparte. Sin embargo, considere todos los detalles para encontrar lo que usted ofrece que nadie más hace. Podría tratarse de un servicio de atención al cliente superior, una característica del producto o un determinado nivel de asistencia en horarios no tradicionales. Es importante que sea capaz de explicar a su base de clientes potenciales su propuesta de valor único para convencerles de que le compren a usted en lugar de a otras empresas.

Lea más: 10 maneras de encontrar una propuesta de valor único

4. Forme buyer personas

Un buyer persona es un cliente ficticio que usted crea para representar a alguien que puede formar parte de su público objetivo. Los compradores persona te ayudarán a sentirte más conectado con tu base de clientes o consumidores para que puedas tomar decisiones de negocio que les afecten positivamente y les atraigan a comprar y permanecer fieles a tu negocio. Una persona compradora también puede ser útil cuando describa su negocio a otras personas, incluidos los inversores, los agentes de crédito, los socios o los mejores talentos que desee contratar.

Lea más: 4 pasos para construir su persona compradora

5. Obtenga opiniones

Una vez que haya realizado los pasos anteriores, considere la posibilidad de obtener opiniones de su base de clientes para asegurarse de que está en el camino correcto con su negocio. Pregúnteles qué piensan sobre sus productos, el lenguaje de marketing, los anuncios, las ofertas, los logotipos, la voz de la marca y mucho más, de modo que pueda recabar opiniones sobre varias partes de su negocio antes de comprometerse con su idea y pasar al siguiente paso.

6. Construya un sitio web

Una forma muy popular de atraer a los clientes hacia usted es mediante la construcción de una presencia en línea. Con las palabras clave adecuadas dentro del contenido de su sitio web y un plan para compartir su sitio web en otros anuncios que cree, es probable que pueda poner su negocio en un lugar donde sus clientes objetivo se fijen en usted. Su sitio web también puede proporcionar información pertinente para su público ideal, como sus datos de contacto, descripciones de productos, testimonios de su grupo de pruebas beta y la historia de su empresa.

7. Elija cómo va a comercializar

En lugar de ampliar demasiado sus esfuerzos de marketing, céntrese en una forma específica de comercializar a sus clientes en función de las plataformas que más utilizan y de cómo absorben el contenido y la información útil. Por ejemplo, en lugar de aplicar su presupuesto y esfuerzo a la construcción de una campaña de marketing en las redes sociales, dentro de los motores de búsqueda o a través del marketing de boca en boca, considere dónde puede hacer el mayor impacto que producirá un mayor retorno de la inversión.

Lea más: 10 estrategias de marketing para hacer crecer su negocio

8. Establece objetivos y reevalúa

Después de que hayas formado completamente tu idea de negocio, descubierto a tus clientes ideales, averiguado más sobre la competencia y entendido cómo vas a comercializar efectivamente tu negocio, es el momento de establecer los objetivos que te guiarán hacia el éxito en tu nueva empresa. Establezca objetivos SMART que sean claros y fáciles de evaluar su producción. Debido a que los objetivos iniciales que establezca pueden necesitar algunos ajustes después de que su negocio gane un poco de tracción, esté abierto a reajustar según sea necesario para asegurarse de que usted está formando objetivos que coinciden con sus necesidades, habilidades y atributos de negocio.

Lea más: Cómo escribir un objetivo SMART (y cómo funcionan)

9. Construye un equipo

Uno de los pasos más importantes para poder ver su idea de negocio a buen término es construir un equipo que pueda apoyar su visión. Tu equipo puede incluir un socio comercial, empleados, inversores, mentores o clientes que estén dispuestos y sean capaces de proporcionar información imparcial. Asegúrate de que tus socios tienen los mismos objetivos empresariales, que tus empleados tienen habilidades únicas que sólo ayudarán a mejorar tu negocio y que los inversores conocen bien tu idea, tus objetivos empresariales y los pasos que planeas dar para que tu negocio encuentre el éxito.

Habilidades para formar un negocio

Hay varias habilidades y atributos que puede ser útil poseer y desarrollar para formar un negocio exitoso, incluyendo:

  • Perseverancia
  • Organización
  • Compromiso
  • Negociación
  • Ventas
  • Comunicación
  • Gestión del tiempo
  • Solución de problemas
  • Atención al detalle

Estas habilidades y características pueden ayudarle a centrarse en su idea de negocio y sus objetivos, explicar tu concepto a los demás, convencer a tus clientes para que te compren y darte la confianza que necesitas para seguir trabajando en tu negocio incluso si experimentas contratiempos.